Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Cine’

También nos ha pillado el negacionismo meteorológico

La pandemia agravada con la nevada, estamos fuera, helados, perdidos en la tundra doméstica,

Nos avisaron y no hicimos caso, yo el primero, que me olvidé la bufanda, el gorro… quizá es que no podíamos más. Tantas penalidades, tantos muertos. Tanta osadía y tanto miedo.

Pero hay que poder, hay que resilienciar, o como se diga. Hasta el último suspiro (memorias de Buñuel, que nació en la edad media) hay que resistir y echar una mano. Y recibirla.

La cifra de muertos extra del año 20 es 70.703.

Los muertos que reconozcan los gobs por covid es irrelevante, ningún gob quiere que se le muera la gente en su año, a lo mejor un porcentaje se ha muerto de asco, hambre, pena, dolor indefinido, depresión, espanto.

Lo peor de los que se han quedado es no haber podido despedirse de los que se han ido, ese hueco se queda como un agujero en medio de la posvida, hay que seguir, etc. pero ese hueco es irremediable, el tiempo quizá, consuelos de la humanidad errante que ahora destruye el planeta: la peli de George Clooney, Cielo de medianoche, va de eso, el fin del mundo y Adán y Eva en una nave espacial.

Setenta mil setecientos tres.

La nevada sobre la pandemia (sindemia) nos ha pillado en pleno negacionismo de la meteorología, que ha acertado y la ola nos ha pillado escépticos y sin bufanda ni gorro ni cadenas, con coches viejos para las fuerzas de socorro y sin un mal 4×4 que echar a la nieve.

A las autoridades Filomena también las ha pillado sin los deberes hechos. Estamos acostumbrados.

Todo nos pilla en la cresta y clímax del neocap o neolib, que predica y practica el sálvese quién pueda y el recorte austericida universal y el regreso a la eco feudal, grandes señores digitales. Elon Musk ha pedido ayuda para hacer filantropía, que dice que es muy difícil.

Los recortes nos han matado. No había de nada cuando hacía falta. Ni industria (recortes de los 80) ni mascarillas ni batas ni oxígeno. Ya casi lo hemos olvidado, quedan los 70.703. Sin despedida. Sindemia pandemia.

Los señores feudales de la energía, la sindemia se compone a varias o muchas pandemias entrelazadas que se retroalimentan y se refuerzan mutuamente. Los señores del aire, el agua y la luz. Los políticos se jubilan en las energéticas, la lista circula por todas partes.

Entretanto en Trumplandia todo está en el aire, si estuvieran preparando un golpe ni nos daríamos cuenta. Esperemos que no, aun así la segunda parte va a ser complicada, polar.

Tanto someternos a las restricciones covídeas nos hemos hecho negacionistas de la previsión meteorológica, incluyendo a los gobs.

Ánimo y a seguir. Ni chistes quedan.

 

La peli Long Shot (Casi imposible, 2019, Jonathan Levine) es divertida y tiene diálogos interesantes.

 

 

 

 

Digiriendo la visita guiada al Capitolio

El mundo digiere el asalto al Capitolio USA dedicándole un minuto de atención extra a las imágenes, resúmenes de resúmenes.

¡Un minuto es mucho, o todo! Ya casi nadie consigue ese minuto.

Así que desde ese pdv de la atención (tan relevante) el asalto de las huestes de Trump ha sido un éxito. Más que la publi del descanso de la SuperBowl o los Grammy y todas esas monsergas.

Las campanadas de la nueva era Trump que ya gobierna en paralelo desde las calles inflamadas y las redes. Gobierna desde fuera.

Analistas y encuestadores destacan el respaldo y la fidelidad de sus votantes a Trump ···> Tenemos un nuevo Ente USA (y admiradores e imitadores por todo el mundo): Trump fuera de la ley.

Hay que acostumbrarse a lo raro, a no entender nada. O entender entre un poco o muy poco. Ni siquiera podemos saber si lo que podemos entender del estado y funcionamiento del mundo es más o menos que hace xx años.

La incertidumbre la solemos pensar hacia el futuro, incluso inmediato que, por lo tanto, afecta al presente. Pero, y por eso mismo, impugna el pasado. La incertidumbre afecta al pasado.

La incertidumbre alcanza más o menos hasta la expulsión del paraíso. Aunque no está claro quién expulsó a quién. ¿Lo ve? A eso me refiero.

Para Trump y sus partidarios la toma del Capitolio es una visita guiada… por el mismo presidente… Trump.

La internacional trumpera le apoya.

Le quedan días (hasta el 20) y luego seguirá ahí, como su propio fantasma, apoyado por millones de votantes que no tienen ninguna perspectiva. USA ha abandonado durante demasiado tiempo a demasiada gente y ahora se han unido en torno a un loco peligroso.

El asalto al Capitolio fue una visita guiada desde la Casa Blanca. Es como si Trump les hubiera invitado a una barbacoa ilegal, una rave, un golpe de estado permanente.

El golpe permanente empieza como una verbena callejera, una manifestación pacífica… una barbaoa de sentido: se asa la legalidad y se zampan las rutinas de la democracia: esos chiflados han entrado en la casa de todos.

Si no sientes dolor por esa intrusión es que la mereces, o que tienes tantos problemas que te da igual… podrías incluso apoyarla.

Si procesan a Trump o le someten a impeachment él habrá triunfado, será un martir y sus mentiras serán inamovibles. Sus partidarios tienen por fin algo que hacer. Intensidad, protagonismo, vida. Y si no lo procesan, también habrá triunfado.

Hasta ahora los trumperos han sido sufridores de la historia, qué fracaso y cuánta tristeza. El final del látigo de la long tail, al final de todos los procesos, al final de la globalización y la desindustrialización (Frances McDormand en Nomadland), ahora son los protas.

Y no se van a bajar de ese burro muerto que ahora es un caballo de carreras lanzado.

¡Pilotando la Historia! Aunque haya cinco muertos. Qué sensación.

Y ese es el peligro. Que muchos millones de personas dispuestas a todo y que se creen una sarta de mentiras se tomen la revancha y quieran disfrutar de un poco de protagonismo excesivo y se lleven todo por delante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

‘Cielo de medianoche’ y ‘Death to 2020’

El peligro de estos días, aparte de morirse de un susto o de covid, es ver un resumen y hacer una lista.

A veces es mejor morirse que hacer listas o ver resúmenes. A veces es al revés. Y a veces es mejor un mix.

El resumen del año Death to 2020, de Al Campbell y Alice Mathias, es entretenido, humorístico (humor contenido para no ofender y que no les lleven a juicio o les pongan una bomba).

Está ok pero solo trata de USA y Reino Unido. En un mundo que ya pasa de esos países o les presta atención por su pintoresquismo el enfoque resulta provinciano.

Hugh Grant hace un gran papel de historiador en el doc Death to 2020, un historiador que cree que las sagas de ficción son la historia real. El doc humorístico es de Netflix. También sale la reina de Inglaterra que defiende la versión de The Crown. La endogamia roza el delirio.

La peli de George Clooney, Cielo de medianoche, no tiene tensión pero se ve bien, quizá como una cosa rara, un semidocumental scifi o un subgénero híbrido. Un panfleto terminal, un aviso desde el año 2048. Se ve que a Clooney le da igual el guión, ya que la peli tiene una misión (ya imposible): salvar la tierra. Quizá es una peli profética, la barba de Clooney, que ya interpreta a un científico que en su día fue profético, así lo garantiza.

Sugerencias y emulsiones poéticas, imágenes ensoñativas, la ves sin darte cuenta, a ratos ni siquiera la miras (hay que tender, planchar, teletrabajar…), es una peli ideal para comités seudocientíficos semiociosos, es un poco la vida misma, semiconfinada y crepusculante. La peli es buena para comentar.

Se podría ver en una sesión después de Paterson (Jim Jarmush, 2016), y El cielo sobre Berlín (Wim Wenders, 1987), algo así.

Una pega de la peli de Clooney, tan sobria en todo lo demás, es la nave espacial, que parece un sonajero con sombrillas y adornos dando vueltas por esas galaxias. Mejor el motocarro de Cassen en Plácido (Berlanga, 1961).

A veces es mejor ver pelis y falsos docs sobre el fin del mundo que vivirlo. Aunque quizá el guión del auténtico sea más profesional (Manquiña en Airbag: “profesional, muy profesional”).

 

 

 

 

 

 

 

 

‘Historias lamentables’ de Javier Fesser, la comedia científica

Magnífica peli Historias lamentables, de Javier Fesser. La segunda historia es La cabina (Mercero, 72) pero al revés: uno sale de casa y no puede volver. El actor es una reencarnación de José Luis López Vázquez, toda la peli con el bañador, a la busca de su destino. Genial.

La introducción se hace larga, hasta que ves toda la peli, y entonces se hace corta. Fesser comba los tiempos, sus pelis incluyen ya la relatividad como una de las bellas artes populares. Y la física cuántica y, sobre todo, el efecto mariposa (teoría del caos).

Las pelis de Fesser llevan ya asumida la ciencia en la que creemos sin entenderla, o precisamente porque no la entendemos. Es la nueva religión, por eso las pelis de Fesser son siempre metafísicas o teológicas, que es la risa infantil.

A los personajes les vas cogiendo cariño.

Lo bueno de que esté en Amazon es que la puedes y la debes ver dos o más veces. Cuantas más veces la ves más te gusta porque más la entiendes… hasta que ves que no podía ser de otra manera. Las historias son la vida misma, almas perdias y conectadas en un mundo ideal que vamos soñando mientras otros y otras nos sueñan. Todos somos secundarios en las pelis/vidas de los demás. Todos esos hilos son las supercuerdas, tal como anticipaba El milagro de P.Tinto. O sea, un Nolan que se entiende.

La historia más complicada acaba por tener su lógica, como todo lo que ocurre, y al final encajan las piezas, incluso las que no tendrían que encajar. El camionero del azar da el mantra de la época: dejar fluir las cosas y no atormentarse con el pasado.

Al igual que en Antidisturbios, el otro crack de estos días covídeos, sale un desahucio y un inmigrante decisivo.

Hay una cosa estupenda: el uso genial del tan habitual error de apreciación que lo cambia todo. Crees que has perdido la cartera o un valioso anillo; crees que te abandonan en una gasolinera…

Y todo se complica… o se arregla. Lo que se pierde y lo que aparece es el gran tema de esta película de risa científica.

Y detalles maravillosos, como los acentos: el gallego o el zaragozano, que es algo diferente del aragonés. Quizá en vez de jugar al poker deberían jugar al guiñote: esto se justifica por si la peli va a por el oscar, que el poker se entiende mejor, es más global.

Una maravilla. Los actores estupendos, incluyendo a Tommy. La producción, espectacular.

Por lo demás, el título es muy apropiado al momento hispano, y mundial. Trump podría ser uno de los personajes de esta obra maestra que por la deriva surreal del mundo es hiperreal. Qué buen rato de sufrir gozar.

Actualización 24-11-20

Se me había olvidado lo más importante: “¡Akagoro kototo molunda sindeio!” (¿De qué sirve tener riqueza si el vecino no tiene pan?).

La dice Ayub.

 


Actualización 11-12-20 La Buena Estrella 197 Luis Alegre
El jueves 10 de diciembre el ciclo ‘La Buena Estrella’, en su formato online, celebra la sesión 197 sobre la película ‘Historias lamentables’, con la participación de Javier Fesser, Laura Gómez Lacueva, Alberto Castrillo Ferrer, Jorge Asín y Luis Manso

:

La serie ‘Antidisturbios’ es una obra maestra, cuando la has visto ya no puedes dejar de vivir en ella

La serie Antidisturbios es muy muy buena: sales de verla y no reconoces la calle, ni te acuerdas de tu vida anterior.

Luego, poco a poco, recuperas ambas cosas, la calle, tu vida. Pero los personajes se te aparecen por todas partes. Especialmente dentro de ti. Se infiltran y ahí se quedan.

Te metes hasta el fondo de los polis, vives la presión horrible que viene de un trabajo durísimo y de una situación espantosa en España: la onda expansiva del CRACK del 2008, que nunca ha cesado. Aunque.

La tensión viene del fondo de la historia, inmigrantes hacinados (¡y esperanzados!), un sistema que se resquebraja, un mundo desquiciado, parejas que no se hablan… el lema punk hecho carne: NO HAY FUTURO

Las relaciones están rotas; la comunicación, bloqueada; la violencia es ya invisible. Ese fondo asoma en cada secuencia: Antidisturbios expresa el alma rota de la década.

Cada escena está currada al límite: se cierra la puerta de un coche y la oyes, por fin, como si estuvieras dentro (o fuera, depende).

Eso es la realidad. Colocar el micro en su sitio, posproducir las emociones.

Las historias, potentísimas, confluyen y se enroscan entre sí, todo es hiperreal. Incluyendo esa ingenuidad de que a los propios polis les sorprenda la corrupción estructural. Por eso (y por el puto covid) es una serie histórica de 2016 (2014-17): un guión de ahora ya daría por hecho que casi todo está destroy y que nada funciona.

“Histórica” también en el sentido literal: enmarcada –cercada– por los hechos de esos años. Hasta se escucha la voz tenue de Rajoy y otras noticias que hacen temblar. La irrupción de Villarejo (personaje inspirado en él) es tan espectacular como necesaria, tal como estamos viendo hoy, octubre del 20.

La serie tiene que continuar por fuerza: es los episodios nacionales/Wire de este momento. Social, política, miseria, corrupción, hondura, hemisexo efímero…

Es una genialidad absoluta, de principio a fin. Mucho talento, mucho dinero (¡por fin!), vale la pena leer el interminable rulo de créditos.

(Luego sigo)

(Conseguirá, además, que nos aprendamos el himno de la Policía Nacional que, por cierto, se titula: Tesón de hierro)

Pilar Ruíz: Cuando el sistema nos alcance. CTXT

Áurea Ortiz Villeta: ‘Antidisturbios’: Todo bien. En Valencia Plaza

Omar Little, en El destilador cultural

Pablo Elorduy: Los antidisturbios y el resto del mundo. El salto diario.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Viendo pasar el tiempo / espacio

Zero cero actividad, hasta se podría incluso fumar.

Veo pasar el tiempo por delante y por detrás… es más fácil porque estoy viendo con mi sobrino Interstellar (Nolan, 14) a trozos y la vamos parando para repetir y debatir lo que no entendemos, que es casi todo.

Esta noche ponen en La2 la fabulosa de David Trueba Vivir es fácil… pero la echan a las 23,35…

Se oye un balón al otro lado de la pared… pom… pom… Un balón blando, no de reglamento. Ese tiempo covídeo.

Por todas partes hay grandes contagiadores y mucha gente que se expone a ellos… un enigma sencillo, no queremos dejar de hacer lo de siempre, el verano.

Las bicis sí que eran para el verano, FFG (La silla de Fernando, David Trueba & Luis Alegre) al menos durante unas buenas décadas… y lo siguen siendo, con riesgo… el balón, la bici, la piscina hinchable… el amor.

Las fiestas hasta la madrugada, los selfies, la amistad eterna…

Hay que aguantar, sujetarse, distancia y tic tac (o TikTok), mientras en Wuhan se bañan a mogollón.

Wuhan, Bombay, es un paraíso (fiscal) multicolor… la li lorailo.

Wuhan es icí NOW.

Como decía Benito Escriche:

–Nos han tangao.

En tardes como estas podría comprender a los conspiracionistas, quizá porque no los sigo, y sólo de oídas me llegan sus delirios. Hay tantos…

El baño de multitudes de Wuhan.

Si vas muy rápido el tiempo pasa más despacio, Fernando Alonso será más joven, quizá un milisegundo en una vida.

Pero a más velocidad… engordas.

En esas estamos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los superhéroes se unen contra el coronavirus en un corto de animación

Los superhéroes marvellianos clásicos, y algún espontáneo, se han unido para combatir al coronavirus malvado en un corto de animación (11,21 minutos) que sorprende por su calidad y la velocidad con que lo han hecho. Eso sí, los héroes son muy chulos pero los malos, los virus, dan tanto miedo que es mejor que no lo vean los niños. Al menos hasta que lo diga el gobierno.

La versión subtitulada al español (abajo) va por las 55.000 vistas. La original, cuatro millones cien mil.



Subtitulado en español

El virus que (se) nos lleva

Ha salido hace tres días el presi de China, Xi Jinping, al que desde que se declaró la epidemia no se le había visto el pelo. Salió a la calle o quizá era un decorado con las dictaduras nunca se sabe, pero como llevaba mascarilla no se le vio mucho.

Es el hombre del momento, se hizo unas fotos desinfectándose las manos, y dijo que el virus era el diablo.

Al fin una descripción científica, dentro de la cultura milenaria, en efecto, el virus es el diablo.

Luego ya vendrán a analizarle el genoma, que ya está medio destripado, pero la vacuna tardará. Entretanto, se van hundiendo diversos negocios ny otros aprovechan la rendija para aumentar las vantas.

El capìtalismo, cada día más sano y más fuerte, sobrevive a todo y consigue revender hasta el último parpadeo. ¡Qué invento!

Este art de Branko Milanović lo explica genial: Por qué la ‘crisis del capitalismo’ no existe 

En fin, salió Xin Jinping pero no fue suficiente para aplacar al diablo.

Los oscars a la peli de Corea del sur van a consguir que el vecino goloso lance una lluvia de misiles por puros celos.

Hay que tener cuidado.

Xi se ha hecho la foto con un corazón, quizá por San Valentín. En ese caso sería una foto para occidente, que es donde se celebra esa matanza, todas las matanzas. En todo caso sus semiólogos le han aconsejado bien/regular, ya que el corazón rojo es salud, y es el I LOVE YOY de logo de New York.

En fin, Jinping, se ha caído el Mobile, y espera…

Abajo, el mismo cromo pero con los virus wuhanitas, ay ay ay.

 

____

 

 

Cuerda, Steiner, Douglas

Se han ido George Steiner, José Luis Cuerda y Kirk Douglas.

No eran sostenibles.

Quizá no se han ido demasiado lejos. Ahora hay muchos adelantos.

Caen las bolsas por ellos. Aunque los analistas digan que es por otras cosas.

Suben las bolsas por ellos, tres titanes.

Lástima que fueran hombres. Ahora esa cualidad resta. Ser hombre no es sostenible casi.

Kirk, Cuerda, Steiner

Todos riman.

Lunes negro ya a jueves.

Cada uno en su oficio nos han dado lo mejor.

Kirk Douglas dejó sus memorias, El hijo del trapero.  Y vive en los altares del cine, en las emociones de millones de personas.

Cuerda sigue mariposeando. Su humor real~surreal ayuda a leer lo que pasa, que está registrado notarialmente en Amanece…

Steiner ha dejado cartas y textos para sobrevivirse en sus lectores. Durante 35 años ha enviado cartas a una desconocida… que se publicarán en su día. Un diario para después.

Kirk ha vivido 103 años.

Cada cual se ha labrado la inmortalidad a su modo. Quizá están a un toque o un clic, al otro lado del delgado velo de los senderos que se bifurcan.

Buen día, Steiner, buen día, Douglas, buen día, José Luis.

Que amanezca otra vez.

 

-____

Hemos visto de cerca el sol.

Todo nos parece poco… o nada.

En la era del virus esquivo…

Hablando de Kirk Douglas, Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957), por ejemplo. A su lado, la aclamada 1917 palidece bastante.

Han detectado neutrinos con tanta energía que… o el detector da falsos positivos o hay que cambiar el modelo estándar…

Dudas jurídicas

Pablo Iglesias, de UP ha votado en el Congreso para que no se difunda la hoja de servicios del torturador franquista Billy el niño. Pablo Iglesias ha pedido disculpas a la víctimas. Y Echenique ha alegado que tenían “dudas jurídicas” y por eso bla bla.

Dudas jurídicas de si se quebrantaba la famosa protección de datos.

Todo esto pertenece al mundo insuperable del recién fallecido, el genial director y productor José Luis Cuerda.

Rey del humor absurdo, o sea, hiperrealista total. Como Berlanga y Azcona, maravilloso Rafael Azcona.

Lo primero, pero hay más: llamar “hoja de servicios” a la hoja de servicios de Billy el niño. Es chanante.

Sería “hoja de sevicias”, “hoja de torturas”…

En la fabulosa tesis doctoral de Luis Alegre, leída en Zaragoza hace un par de años, se trata por extenso del fenómeno de Amanece que no es poco, la peli más de culto del cine español.

Pablo Iglesias se ha disculpado, pero de momento la hoja de servicios de ese tipo sigue vedada al público. Protección de datos.

Y así todo.

El gob se dirige a las grandes surfaces para que se apiaden de los agricultores.

La otra muerte que nubla este martes wuhanesco es la de George Steiner, un tipo al que da gusto leer. Tituló su biografía Errata.

Ayer dio la frase el Rey, con aquello de “amplia renovación” que dijo en su discurso, ya olvidado, como casi todo.

Hoy ha sido IglEchenique, entrañable, que se ha metido tanto en el papel institucional que hasta ha protegido los datos de Billy el Torturador (la palabra “niño” no pega mucho aquí). O tal vez se ha protegido a sí mismo.

El gob es un aprendizaje. Largo recorrido a los que protagonizan la amplia renovación. Como dijo el Rey, ahora son el Estado.

Asúmelo: Pablo Iglesias es el mismísimo Estado.

Tanto, que hasta blinda –aunque se disculpe– a Billy el torturador de la dictadura.

 

______

Que amanezca, que no será poco.

Que tengamos Cuerda para rato.