Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Cambio Climático’

Soy un token

El mundo está ya muy tokenizado, todo es datable y vendible por fin, el neocap o neolib se ha devorado a sí mismo y le ha salido un competidor de su propio vientre.

Lo cual está muy bien porque la mera financiarización era ya, como su nombre indica, aburrida y pesada. Y de poca utilidad.

Las criptomonedas y el blockchain en general ya se han ganado el prestigio de lo que funciona. Hay fraudes, robos, volatilidad… ¡¡¡como en el mundo real!!!

Y consumo desaforado de recurso, y lntitud en las trnsacciones… es un émulo privilegado, un embrión del madmax que nos lleva. ¡Pero es nuevo!

Y nadie lo controla, ni gobs ni bancos ni el heteropatriarcado sinodal…

Está en pruebas pero ya no quedan inversores que se precien que no tengan un tesorito de criptos bajo el colchón. Los bancos, antes de desaparecer o de comprarse un nuevo porvenir y mutar, ya ofrecen criptos a sus mejores/peores clientes.

Esa matraca del metaverso de la infumable Fb es puro mercadeo blockchain camuflado, aquella criptomoneda que iba a lanzar y que le dijeron que lo dejara estar… maquillada y remixeada como metaverso, un poematrix.

Estas fruslerías que renuevan el mundo infernal inmejorable (pero las tiendas de lujo blindan sus escaparates con chapa de hierro bien gorda por si hay motines, o sea que los va a haber) traen algo de alegría y vibración al neolib póstumo sistémico.

Los primeros que lo han visto so los antiguos magnates, que ya están todos en la filantropía, la inmortalidad y el blockchain.

La próxima hipsteria será la imortalidad: prolongar un poco los telómeros propios con nutrientes de esclavos de terceros y cuartos mundos, colágeno interior, etc.

 

 

Mientras se deshacen los polos

El puente se acercando a grandes voces. Ya viene. La España vacíollena se dispone a circular con sus cacharros de MadMax bajo la ventisca habitual. La ciercera muta más que el virus y azota desde el alto noroeste.

Las cifras no encajan con las previsiones, esto pasa siempre pero este año se nota más, o duele más, o da igual más, según en qué lado de la gráfica se encuentre el observador sufriente o disfrutante. La gráfica que nos lleva, según la cara A o B y el color de las rayas, tal como refleja la imagen superior. Todo baila mientras tanto. El crecimiento, mínimo, decepcionante, es inusual. Y todo así.

La gráfica aplasta y mata y a veces deja un resquicio para asomarse al filo de bisturí que separa abajo de arriba. Desde arriba se ve a ratos el sol entre los nubarros tremebundos y las palabras opresoras: ciclogénesis explosiva. La meteorología, como antes la cocina, y como todo en general, tira de la Biblia.

Abajo el infierno de Dante y el purgatorio lleno de sierpes, etc.

Baja el paro albricias nadie entiende nada, las previsiones se hunden cada día pero baja el paro sube todo lo demás llega el puente de diciembre, que ya es el núcleo duro de la postnavidad, con el virus mutado y bautizado del que no se sabe bien nada, como la economía esp, eco bio, y la danza macabra de los containers de los que depende el trasiego del mundo.

Containers y chips, lo grande y lo diminuto, pulgarcito y sansón, vagando por esos oceános desorientados todos en la brava pandemia.

Los pibs no cuadran, la prima aguanta (de riesgo), la esp normal (llena) va loca, la otra aún más. El conflicto es mundial y polar. Hoy mismo USA le dice a Rusia que retire sus tropas de Ucrania, que ya la invadió en el 14 en parte, Crimea, qué fecha.

La polar es la guerra diaria en cada casa y cada baldosa, empresa, pyme, macro, horror darwiniano y fervor de pastillas, la fe se ha trasladado: de la religión a las ideologías, al Estado, a la farmacia, la ciencia, el bendito marcapasos, el móvil insomne… la peli de Ridley Scott, El último duelo, estupenda, brutal y pensada para encajar en este tiempo en que se deshacen los polos…

y llenamos el depósito de fuel sospechando que va a ser el penúltimo…

 

 

Cero info del agente Ómicron

Ómicron con puente a la vista. Al gob se le caen las previsiones cada día, la inflación va por dentro y los pge salen mojados de la máquina de pactar. Los socios altruístamente piden más cosas y todo cabe en las cuentas que ya no valen antes de llegar al boe donde se pudrirán como todos los años.

Puente con variante y subiendo los contagios, certificados, burocracias, frenos y acelerones todo a la vez. Actos como si fuera el fin del mundo, más actos, ansias de vida social, roce enmascarado, besos anónimos, sexo de lejanías, el puente más largo, ya con las navidades encendidas y los villancicos a tope.

La noticia de hoy ha sido Inditex y el relevo, el enigmático Pablo Isla, la heredera, la caída en bolsa para subir mañana. Los alcismos. El famoso ibex ha caído otra vez, el ómicron podría ser un supermeme contagiante, un viralazo del que nadie sabe nada… Lo están mirando. Hoy todo se decide a nivel genoma.

Dorsey deja Twitter, los fundadores de los unicornios quieren salirse de la rueda y dedicarse al altruismo y la inmortalidad, que es lo mismo.

Pasó el friday y las lluvias, arrecia la nada de siempre, agitada por toda clase de seísmos y huracanes, chips, cohetes, satélites, drones, misiles hipersónicos, editores de genoma (las gemelas editadas chinas hace tres años)… de lo que no se dice nada es de la computación cuántica… Tenemos tantos juguetes mortíferos sin instrucciones que no sabemos cuál romperá todo…

Quizá la cuántica sea más lista y lo arregle todo en un puente.

La idea es que con tanta tecnología tan repartida unas catástrofes compensen a otras… a ver.

Que el ómicron no sea nada. Ya ha hecho bastante daño sin ser nada.

Agente confidencial, Herman Shumlin, 1945: Charles Boyer, Lauren Bacall…

https://tubesb.com/mwnpvyqrzbe8.html

La inflación va por dentro

5,6% de inflación y 274 € la luz. Las bolsas rebotan algo. El virus mutado acecha. El gob sanchero sesteará en dos consejos de ministros por semana. Sx apura las horas en vano. La realidad es omicroniana: 5,6% y 274.

Sx fuerza la productividad, al menos en efigie.

La promesa de la luz, etc. Mucho barullo con las eléctricas y queda en nada. Bueno, en 274 €. Aquí algunas inversiones de los euromillones. En general todo queda en nada, pero da que hablar.

Sx fuerza a sus ministr@s a doble sesión semanal. A ver qué sale, qué sacan. Sx está raro, en las fotos. La inflación va por dentro.

La Información explica la comida de McDonalds, que abre su local 550 en España:

“el 53% de la carne de pollo que se utiliza para las hamburguesas es pollo, mientras que los nuggets solo tienen un 46% pollo. El resto de los componentes, según detalla la compañía, son ‘rebozados y otros ingredientes’.”

53 y 46 es muchísimo pollo por ciento, tal como están las cosas. Intente leer los porcentajes que contiene cada producto de un producto cualquiera. Lleve una lupa. Nominalismo eco bio integral al xx%…

Tanto pollo puede ser casi hasta inconstitucional.

Aparte de indigesto. Nadie podría asimilar un pollo con ese porcentaje tan alto de pollo. ¡Y sin plástico!

5,6% de inflación… récord en 29 años. Los años opíparos y el crack, este repechón inflamatorio de los precios señala el fin de otra época. La que sea, la que fuimos.

Los grandes grupúsculos, mayoristas de carne picada de pollo humano, sobreviven de milagro.

El mayor gasto de un gob cualquiera en esta doble o triple debacle es para sí mismo/a: agitprop, disimulo y dinero adjudicado para no gastarlo excepto en los íntimos y allegados. Hay corps a las que no se les puede negar el rescate porque ya son carne de mi carne, etc.

Colócame al chico vitaliciamente otra vez.

Los partidos más o menos sobrevivientes, que no se sabe cuáles serán, luchan contra el nuevo 15m de la esp vacía, que es casi toda, al menos en extensión, y populosa en votos de provincias perdidas a las que no llega ni el verano.

Por eso el sanchazgo adolorido, ya con muy mala cara, celebra dos plenos de sí mismo cada semana, para salir en los tds a hacer anuncios y releer sus edictos ilegibles que intentan no decir nada para contentar al neolib (UE) y a los socios móviles.

Pero la luz no se paga con anuncios, ni el gas, ni el pan, ni el visón, etc.

El gob se hace un black friday de sí mismo, echa horas extras de relleno. A lo mejor Sx muta en directo, o ya está a medio mutar. Sx sale tumefacto, hinchado como si le hubiera cogido la inflación.

Y solo es lunes. Pronto habrá puente… si eso.

 

 

Capitalismo de aventura: virus muta bolsas caen

The Economist titula en portada “Capitalismo de aventura”: con la que está cayendo este viernes parece periodismo de anticipación.)

El nuevo virus (3o mutaciones, ya es otro) propicia recogida de ingresos en las bolsas. A ver si aguantan o cunde el pánico. Ese es el cap de aventura. La mejor definición de capitalismo de aventura es neoliberalismo, o neolib.

Siempre al borde del caos, del crack (como el del año 8, que aún perdura, a pesar de que los rescatados lo dan por out). Siempre al borde del enriquecimiento rápido, casi un unicornio por día…

Las bolsas bajan y lo inmediato es culpar al virus mutante pero… vete a saber, a veces es al revés, las bolsas, tan manipuladas como todo lo demás, pueden caer por sus propias veleidades, ciclos, blackfridays, monsergas… conjiras, conspiraciones de trillonarios, etc.

Las bolsas caen en viernes negro y la gente compra sin límite o con límite infinito, si no compras hasta te pueden detener por insolidario o poco circular.

Oiga, no será usted decrececentista… o decreacionista…

La pululación apocalíptica es total, todo el que tiene un dólar en el bolsillo tiene crédito instantáneo por mil (al 70%), el público quiere losm felices veinte como sea, las fiestas locas, besos a ciegas (con mascarilla) y orgías con robots. Y gastar en bisutería de lujo, todo devolvible y reembolsable para que Amazn y sus émulos puedan destruir millones de COSAS en sus naves ad hoc, reciclar y cobrar por el destroy. El neolib es la aventura perpetua, de crash en crack surfeando sobre el cash.

El pandemonium revive al virus, todo muta y la metamorfosis de Kafka es una premonición ya cumplida, incluso un atraso.

 

Y estos de qué viven

El viernes las furias se remansan, los repartidores se tensan, comida, objetos, locuras. El anuncio de frío y lluvia saca la gente a las calles, ya en trance navideño acelerando todo siempre, luces, adornos, belenarios…

Hay barrios oscuros que las siete de la tarde de un domingo han sido borrados de los mapas, hasta de google, hay barrios que no han salido de la pandemia, de sus secuelas eco-bio, tiendas cerradas, bares tabicados… sombras y un vecino que quizá se ha extraviado. Hay barrios próximos a los centros que son agujeros negros del neolib que nos lleva y nos zarandea.

Ni delitos hay porque no hay nada que delinquir ni nadie que ose salir a deshoras, los buses pasan como carrozas fantasmales con dos o tres viajerosagachados en sus cajitas de luz.

El viernes neolib del veranillo de San Martín el gentío pasea por los centros, callejea y se mira a ver de qué viven los demás, es la pregunta unánime, la cuestión del asombro, de qué viven los demás… cuánto durarán.

El neolib que nos lleva y nos zarandea va con retraso en España, la de la marca esp del crack anterior. Las instituciones tratan de disimular sus carencias con ayuda de los fondos buitre que les echan alpiste para ir tirando. También ellas se preguntan unas de otras: y está de qué vive, cómo paga la luz, etc.

Hay barrios oscuros y sin tiendas ni bares, barrios en los que parece que no vive nadie que son la auténtica y terrible España vacía, esp, esp esp.

Entretanto los líderes pelean su voto baldosa a baldosa y trabajan los findes, que es cuando la escasa audiencia que les atiende algo se deja caer somnífera a ver que maná llega y si entre anuncios llega el finde… el mundo.

 

“a veces a mí mismo me cuesta entender lo que voy a hacer” Jonás Trueba, en CTXT

“Para llegar a ser individuo no hay más remedio que hablar con los muertos: con Baudelaire, Cervantes, Hölderlin con Faulkner, o con Rilke…” Félix de Azúa en ABC

Futurismo en España: el estupendo artículo de Eduardo Manchón sobre jefes y empleados en El Confidencial.

Peng Suai, tenista china desaparecida desde hace dos semanas tras acusar al vice chino de abuso sexual

Ayuso arrasa y Europa está en peligro

Ayuso arrasó en El hormiguero, el colofón a las semanas de punch en el pp. El factor Ayuso ha desbancado a su ex jefe Casado y disputa la Champions donce impera todavía Sx (el famoso presi Sánchez quinta versión, veloz ex de sí mismo, pero si alcanzar de momento nunca su ansiada Sanchería).

Casado es el ex presi del pp, ha sido desahuciado por ciclón Ayuso, que lo desafía con la misma táctica híbrida (Borrell) que Rusia y sus satélites usan con la ex UE.

Todo es un poco ex de sí.

La precariedad universal talibaniza lo que roza, como la nada en Fantasia, y convierte en ex a cualquiera que haya sido algo. Hasta el autócrata dictador Xi se sucede a xí mismo al mando de China, se desinventa para sucederse pero bajo otro formato. Para hacerse vitalicios los dictadores han de mutar un poco el peinado, ser otros selfis.

Ayuso arrasa por motivos elementales, que son los decisivos: es supersexy cual girl Almodóvar, si Almodóvar se hubiera reiniciado. Y desafía a sus ex jefes ex compis. Los muertos covídeos le dan igual al electrizado electorado, nadie asume los suyos y todos van al infierno estadístico común.

Ayuso ha pasado de provocar pánico interior en su partido (aunque ahora su partido es ella de facto) a insuflar pánico genérico en el resto de los partidos, dentro de la endogamia giratorial sistémica esp (élites destroy), que malvive de privatizar la muy deshuesada la patria. Bajar impuestos es también eso. Todo es eso en el neolib agónico y único.

Presi Sx ata unos pges pagados con el “impuesto presupuestario” y sigue mutando hacia su futuro, pero más despacio de lo que él querría.

Ayuso etc.

 

Luego, en las provincias de la Unión, está Borrell (el hombre de paja del trasvase del Ebro, luego fue Jaume Matas, etc) diciendo que Europa está en peligro. Por una vez acierta en algo. Ay mama.

Ayuso arrasa y Europa en peligro, quizá es lo mismo.

 

Pagar por suspirar

Es todo tan especial que

En fin

Tras el pago extra por autovía y la subida de todo xxx el próximo i puesto serápor suspirar, pues el suspiro trae o lleva la (innombrable) muerte en forma de co2 simbólico.

El pago es siemrpe simbólico y semiótico, aparte del dinero en sí.

Musk consulta a sus followers de tuiter si vende el 10% de acciones de Tesla. Es un anuncio y una encuesta. Podría Biden, por ejemplo, preguntar a la patria tuitera, o de otra red, o de todas, si hace esto o lo otro. Es una forma de publi.

A lo mejor ya lo está haciendo. Gobernar según el sentir del gentío.

O sea, según el algoritmo que interprete ese sentir. El difuso pensar de la lógica borrosa universal.

Xi Jinping preside el congreso mundial sobre él, que parece que se va a inmortalizar o eternizar en vida, en China comunista de mando único y capitaglista mix.

Los dos sistemas han confluido en uno como quien coincide en el ascensor.

Y han creado un monstruo. Uno más.

Que desemboca en la clásica monarquía hereditaria mundi, el mejor sistema hasta la edad media o más. Xi se va a coronar emperador de todas las chinas y usted y yo lo veremos flotar en sedas y nenúfares infinitos cuando llegue la tercera guerra mundi, que ya ha empezado poco a poco.

Los sistemas se confunden con sus efectos pero la conclusión es que los desiertos se llenan de ropa nueva sin usar igual que los mares y las sangres se llenan de microplásticos.

Ya hemos mutado tantas veces que por eso no nos afecta el CC, excepto que nos cobren por suspirar.

Suspirar es lo que más CO2 vierte a la galaxia. Así que quietos en la quejumbre.

Cobrar por el suspiro es lo que va a salr de la cumbre CC, más o menos. El co2 individualizado en la era del Yo perdido en el cosmos.

El pago por suspiro satisface a la UE, pues el suspiro es un invento (del diablo) catótico.

Además, las multas y los impuestos de la Unión son irrevocables, no hay autoridad superior a la que recurrir (excepto al Papa, que está mal visto, y la ONU, peor). Las multas y tributos eco bio se abonan ya directamente a la Unión, pues en esp el TC las anula por sorteo y hay que devolverlas, así que.

 

De los memes de la época solo queda el perro

Va cayendo la semana en pleno lunes, partido en mil pedazos, sesgos, intereses, peleas. La pelea mayor es por el sentido, la realidad y los hechos.

The Washington Post publica que las promesas climáticas de los países se basan en datos defectuosos.

Los datos suelen venir ya molturados de serie, ni siquiera habría que cocinarlos. La cuántica nos dice que el hecho de mirar altera lo mirado. Esta obviedad no se admite en lo macro, solo en el nivel que opera la física cuántica. Pero habría que darle una oportunidad. Los cuerpos y las cosas y los containers, por muy mostrencos que sean, mutan bajo la mirada. Luego viene el WP a estudiar cómo, si es que se puede estudiar o analizar sin alterar el mismísimo cómo.

Va cayendo la semana en pleno lunes, las ciudades ofertan mil actos, los pueblos ven pasar las hojas y, con suerte, las furgonas del pan y los víveres… los bancos han cerrado en todas partes, ya no existen y nadie quiere saber nada de las personas. La sanidad está petada, los aplausos se han vuelto gritos, malas caras, presión mundi.

Los gobs apuran sus medios, todos, para colocar memes en feroz disputa de las conciencias ya muy saturadas de cada cual en sus cosas, que son las del mundo, quizá más presente que nunca, o con más inmediatez. Pero cada cual puede huír, al menos en apariencia, refugiarse en sus redes, siempre alteradas o mediatizadas por las propias plataformas, que están entre los afectos/intereses y nunca son inocuas ni transparentes.

Cae la semana en pleno lunes con el dolor de facturas, el ipc desbocado, recibos del sinvivir, y el país esp que no despega y los datos que se contradicen. Los úncos datos rentables son los robados con permiso a ciegas… por su bien.

El agente decisivo ha dejado de ser la empresa, en USA el abandono de trabajos es mayor que nunca, algo inédito en la era del trabajo basura y la precariedad universal, que parecía intocable.

Aunque no se puede decir y quizá es falso el clímax neolib ha pasado y va quedando un semivacío en ruinas, una decadencia sin alternativa, pues las ficciones de la época se han apoderado de todo y han arraigado: el invidualismo, ya utópico o impracticable, el coche, la microfamilia como grupo fosil de whatsapp… solo queda en pie el perro, último refugio de la empatía residual y los afectos.

El perro sustituyó al hijo.

 

 

La existencia intermitente de la UE

 

La sociedad del reparto… a domicilio

Íbamos a la sociedad del conocimiento… pero estamos en la sociedad del reparto… a domicilio.

El conocimiento es FP acelerado para software expres, instalar placas solares por los campos… y logística: almacén y trasiego. Y granjas de cerdos.

Y algo de turismo agitado hostelero. Y vender por teléfono, abrasar a la gente. Y el buzoneo, que no cesa. El papel aguanta.

El conocimiento está en el móvil, copiapega y fakea y juega y enreda. Y el metaverso que se cierne. Y blockchain.

El conocimiento es aplicado al instante para sobrevivir, como en Atapuerca pero a lo bestia. Hacer lo que sea.

Aunque cada vez hay más empleos, con el 5,5 de inflación, que no sirven para comer más que esa comida basura cuya publi trata el gob de prohibir.

El conocimiento es cuatro cosas para ir tirando, y ya es mucho.

El conocimiento es que el móvil te va diciendo las calles para llevar este paquete y lo que cargas a la espalda.

Y forrarse de ropa en casa para no encender nada, ni una bombilla, al precio que está el oligopolio.

Y los coches, que también hicieron su cártel para deliquir y fijar precios. Quien no hace cártel no vive, quien no va de offshore no gana suficiente, lo legal es la ruina, esos son los preceptos y Forbes da la lista top evasores filantrópicos.

El conocimiento son series basura hinchadas a marketing para vender moñacos y disfraces. El conocimiento es Halloween, una fiesta de monstruos y sangre y vísceras muy animada y chuches de azúcar de esas que el gob quiere prohibir la publi.

Íbamos a las sociedad del conocimiento pero eso queda para la élite que va y viene en jets privados (o públicos) y el resto al reparto a domicilio, a esperar el paquete o a llevarlo, que no es lo mismo.

Y luego el CC que está por todo.

 

La salida de la luna, John Ford, 1957, vose. Maravilla.