Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

El callejón de las células perdidas

“Un equipo científico liderado por la Universidad de Illinois Urbana-Champaign (EE UU) ha construido una minicélula viva con un genoma reducido a lo más esencial, y un modelo informático de la célula que refleja su comportamiento.”

Los científicos han desarrollado un modelo informático de la célula sintética que predice con precisión el crecimiento y estructura molecular de su análoga de la vida real. Es la simulación más completa hasta la fecha.

La noticia en AgenciaSinc. Y en Craig Venter Institute. La célula.

Syntetic Genomics (Wikipedia)

La fantasía derivada de esta noticia para una tarde viernes (se aplaza la invasión) es que se puede crear una célula en 3d dentro del ordenador y por lo tanto, se podrá exportar al mundo real, exterior, analógico, con piezas de lego mini, o lego nano.

Se podrá jugar a crear una célula cada vez más compleja, ya que esta es la más simple, y luego se podrá imprimir en 3d, en carn, o sea, proteínas madres, materia básica animada, la mera vida. Tan mitificada.

Se podrá crear una persona de cero, de la nada. Bueno, de la base de datos de estas empresas que investigan y reproducen la primera célula predictora.

Se podrá mandar un ser humano en formato binario (o más complejo cuando los ordenadores cuánticos sean triviales) a un planeta lejanísimo sin necesidad de dormir a la tripulación: se manda la información, el código, y se ensambla en destino cuando llegue la nave, la base, los robots…

A esto lo llamo el calejón de las células perdidas, por la peli que se estrena hoy de Guillermo del Toro, y más por la novela, que estoy leyendo, y por la primera peli, la de Charles Boyer en 1947. Geeks significó monstruos antes que adictos a la informática.

Un humano nuevo a estrenar en otros mundos remotos. La costilla de Adán es una metáfora que revive esta historia mítica una y otra vez.

Buen finde.

Enlacitos ¡dos pelis!

Eduardo Bravo: Epe-es: El rescate de ‘Manuel’, el cómic maldito que en 1983 normalizó la homosexualidad: “Fue un bofetón a la sociedad”

La visita del rencor (The visit), Bernhard Wicky, 1964, Ingrid Bergman, Anthony Quinn (basada en obra de teatro de Friedrich Dürrenmatt). Enlace: https://v2.zplayer.live/embed/ovg7pv7gke8u

Filmaffinity.

Guillem Martínez, en CTXT: “La Ley Mordaza es, hoy, el hecho más determinante en la cultura esp. En sus primeros cinco años de vida ha supuesto más de un millón de multas, por un importe superior a los 400 millones de euros.”

 

Se estrena El callejón de las almas perdidas. Aquí esta en Youtube la peli de 1947:

 

Guerras tan ambiguas que parecen paces

Estas cosas pasan. Lo ha dicho alguien del entorno. Así es la vida, las cosas que pasan. Todos tranquilos. ¿De qué vive esta gente?

Biden ha dicho que teme un ataque de Rusia a Ucrania, pero que quizá sea un ataque pequeño, una incursión en vez de una invasión… y que en todo caso bla bla pillará a USA y sus aliados –OTAN– unidos.

Unidos por el pánico.

Son cosas que pasan, etc. Biden ha dicho que si hace algo Putin las sanciones serán enormes. No quiere guerra, nadie quiere guerra tradicional, aunque el contexto se va calentando como en las anteriores… al menos China de momento no dice nada… Quizá sería mejor que dijera algo…

USA misma no sabe si está en preguerra civil o qué, y en qué fase. Las guerras de hoy, 2022, son tan ambiguas que rozan lo cuántico (leer la novela de Benjamin Labatut, Un verdor terrible), tanto las civiles como las otras: guerras ambiguas, zonas grises, lógica borrosa.

Trump intenta que no se aclare su intervención en la toma del Capitolio hace un año, cuando él estaba perdiendo las elecciones que aún niega haber perdido.

Guerras difusas, así entre países como en las familias, guerrillas mixtas, ciberataques, comandos vestidos de cualquier cosa, guerras clandestinas, secretas… en el interior de cada persona: uno no sabe qué sanciones aplicarse a sí mismo/a, o con qué sanciones autoamenazarse.

La CIA de nuestros amores infantiles y terrores adultos hizo muchas guerras clandestinas, y la pillaron tantas veces, y luego salen pelis y series con esas chapuzas. Nada nuevo, son cosas que pasan. Lo hablaremos tranquilamente.

Pero tenemos –la humanidad– un telescopio espacial a punto de llegar a L2 de Lagrange, allá lejos, con todo desplegado, espejos, antenas, paraguas… Pronto veremos el origen provisional del universo. El preverso.

Y a un hombre le han trasplantado el corazón de un cerdo modificado genéticamente. Es colosal.

¡Y hoy, riñones! (como en el Ulises de Joyce): trasplante de riñones de cerdo a humano. La quimera, casi a punto.

Se trataría de calmar a los tiranos del mundo, incluyendo a los íntimos insondables de cada cual. A Trump, que pugna por destruir la democracia para su propio egotrip.

Pero acaso ha desaparecido aquel terrorismo islámico que hace poco masacraba por doquier… o es una tregua… o es que los programas de espionaje son fenomenales…

En fin, haya pax, baje la inflación y la infatuación.

 

 

 

Kiko Llaneras ha estudiado la Web 3.0, el blockchain y la presunta descentralización, en El País.

Tras la compra de Microsoft Snoy ha caído en bolsa.

 

Lóbulo frontal saturado y Microsoft dominará aún más el universo multijugador

Microsoft se ha comprado un mundo con 400 millones de personas dentro, 400 M de jugones. Y ha muerto Paco Gento. Más crack que Messi y Maradona juntos, por resultados.

Microsoft se ha comprado un mundo de juegos, un universo para producir tiqui-taca… El juego sin fin.

La idea es el nuevo modelo de humo, el metaverso, recordar Second Life, pero a veces el humo se concreta en fabulosos negocios, miles de millones de jugones. Avatares. Terrenitos virtuales. Lo que sea, pero algo nuevo, lo siguiente y más allá.

Y este es el postmundo de enero donde nunca pasa nada aparte de que Microsoft ha comprado a 400 M de personas (incluidas en el lote) y ha muerto Paco Gento, el ciclón del Cantábrico. Gento ha sido mejor en números que Messi y Maradona, pero de otro siglo tan remoto. Que es nuevo. Microsoft podría revivir las seis copas de Gento, que hizo el Madrid.

España esp, su gob, obligado por la UE, Eurostat, se ha hecho con el control de aquella infame Sareb, banco malo, de Guindos… era de Rajoy, los pufos a espuertas. Le sale humo de los sobacos a toda esa gente de entonces… esa tufarra podría salvar al actual minigob, pero nadie se acuerda de nada, para qué. El lóbulo frontal está saturado de conexiones, le metemos cinco y seis G a saco y el l,óbulo peta, es demasiado nuevo, reciente en la pizarreta de Darwin, y se recalienta, se gripa el server.

Nada salva al actual minigob, ni sus mismos sociminis, que están a salvarse ellos sin saber cómo ni dónde, el mundo desquiciado no deja pensar, los lóbulos frontales colgando, la sesera al aire, y los equipos de Rajoy perdiendo relés por esos juzgados malos, bancos malos, qué redondeo.

Microsoft ha dado una señal para comprar el mundo a fuerza de games, los 400 millones de jugones dominarán el planeta por el dedo rápido, pues todo se decide por IA loca y gestores de pandemoniums acelerados con biodraminas del noveno círculo de Dante, o de novena generación.

Los jugones manejarán los drones y los misiles, como si fuera una broma… o un juego.

Los jugones que compra Microsoft serán el próximo ejército ludificante para domar a los últimos díscolos.Esto lo contará enseguida Netflix. Ta verás qué bien.

 

Rusia a las puertas, y si Putin se vuelve loco (su lóbulo, ya huidizo, podría petar antes del miércoles de ceniza, por decir una fecha) y ataca con todo ese gentío. A fuerza de pastillas un millón de soldados pueden atacar donde sea.

Lo de la Sareb… y una valoración

Interconexiones energéticas entre Francia, España, Portugal

No hay obleas para hacer chips

 

 

 

Microsoft se compra juegos por 68.700 millones $

Microsoft comprará Activisión Blizzard por 68.700 millones de dólares (La Información), (60.200 M€).

El artículo de Enrique Dans es muy completo.

Lo demás palidece. ¿Qué puede hacer el mundo modesto fuera de las grandes corps? Todo es una broma infinita.

Microsoft se ha comprado el mundo.

Apple, tres billones en bolsa. Tesla. Google. Meta (antes Fb). Tencent. Alibabá… Sony…

Microsoft se ha quedado con los juegos de moda. 400 millones de gamers…

Jugones Jugolines

Ahora  jugarán en Microsoft.

A ‘Warcraft’, ‘Diablo’, ‘Overwatch’, ‘Call of Duty’ y ‘Candy Crush’… etc.

Todo enfocado al inminente metaverso, lo que anunciaba Meta, exFacebook. Ya es un lugar (virtual) donde invertir.

Un burbujismo, algo donde invertir algo en que pensar, en que jugar…

Moñacos trillonarios, bobespongiforme…

A lo mejor jugando se puede llegar a solucionar los problemillas de la humanidad planetaria terrícola

Hay juegos para ayudar a la pobre IA a descifrar el cerebro… cárnico.

Esta entrada de Wikipedia eng sobre desarrolladores de videojuegos da muchas pistas de ese supramundi tan billonario clancletero. Leguleyo / informal. Es soft y es entretenimiento. La mezcla ideal.

Microsoft se ha comprado un megagame total mundial.

Por cuatro perras.

Aparte del negocio y los 400 M de users gamers esta compra de enero le da a Microsoft una nueva prestancia, una vida extra… y desde luego que podrá ganar a todos los videojuegos… ¡al menos los suyos!

Además, la fiebre compradora es más contagiosa que el ómicron, a ver qué van a hacer los otros megagamers globales con tanto dinero… ¡comprarse el mundo también!

Estas megacorps puede volatilizarse y ser irrelevantes en un pestañeo… Nokia y tantas otras… la única fórmula segura es estar atentas al mundo… y comprar lo que se mueva… Y aún así, todo se perderá como lágrimas en la lluvia, lalala!

 

Raúl Carlos Maícas y Daniel Gascón escriben sobre las revistas culturales:

Bagehot hablaba de pasar con ligereza de un tema a otro y sugerir cosas profundas en broma.”

El entorno de Zaragoza, foco de inversiones (mapa)

La privatización del agua en Vizcaya, documental.

 

 

 

La retroutopía de Putin no tiene futuro

USA se ha ido de Oriente Medio (Afg) y Rusia ha visto la jugada. Ante la dejación del imperio y hasta que emerja del todo el siguiente, que será China o una nueva USA reiniciada (renacida), Rusia se ha tirado con todo a aprovechar la ocasión.

Putin quiere volver a un mundo que ya no existe, el de 1997, por ejemplo: que la OTAN (que tampoco existe) retroceda hasta entonces, que Europa (que casi no existe en la práctica pero es el modelo ideal) se recluya y otras retroutopías por el estilo, melancolía de Putin y su generación, nostalgia del vinilo.

Qué harías tú en un ataque preventivo de la URSS (vídeo), Polansky o el ardor.

Pero no se puede retroutopizar nada porque el mundo ha cambiado, y esta tarde cambiará otra vez, y así n veces, a toda leche, ya indefinidamente. No hay botón PAUSE y nunca lo habrá.

Los imperios dejan huecos interrégnicos y eso es lo que hay. Una apariencia de oportunidad.

El neocap rampante aprovecha la pandemia SHOCK (Naomi Klein) para imponer otras no-reglas que él mismo se inventa sobre la marcha al hilo de sus megacorps: Musk, Facebook (Meta), Google, Apple, Amazon… (y las homólogas chinas a las que Xi trata de doblegar antes de que lo dobleguen elas a él: con el capitalismo no se puede jugar porque se te come, Xi).

El doble sistema CapCom no puede existir. Su propio neocap se comerá al partido único. No podrá matar a todos. Ni mandarlos a Siberia.

El necap lleva mucha velociraptor y Rusia, como casi todos, está fuera de ese megamundi salvaje e incomprensible. El podería de USA y C hina viene de su locura homicida neocap: que mata a casi todos los repartidores pero encumbra el sistema en general y a unos cuantos magnates y sus matemáticos de élite.

La policía no será necesaria si hay suficientes matemáticos sin escrúpulos.

Los países con los que Putin intenta acolchar a su Rusia tienen poblaciones más o menos sometidas pero que en sus remotas intimidades, como los chinos, ay, saben lo que quieren… ahora no se puede engañar a nadie de los casio 8000 millones de personas, otra cosa es que se las someta a tiros, tanques, bombas o terrores varios… el mejor las matemáticas.

Un microsueldo, por ejemplo, ya da para dominar a un país. Pero ojo, siempre estará cada persona al acecho, porque la globalización es para todos.

Todos en un Guantánamo global neocap, esa orwellanía precaria.

La precariedad llega hasta lo más alto.

De ahí el inmenso prestigio de Europa, que no necesita tanques… de momento…

El Gran Forges, aniversario. Hasta Google se autoreferencia aprovechando a Forges.

He vuelto a ver Matrix, ¡ha mejorado! (spoiler): No recordaba que Neo resucita con un beso… ¡a distancia y sin conexión! La inconsistencia, ya que siempre necesitan una línea telefónica, hace que el milagro sea doble. O triple.

 

Servicios finales a domicilio por la privada

Y así pasó otra semana de la muerte amén. Los asuntos quedan aplazados; las vidas siguen en suspensión armónica. El cerebro frontal, el más nuevo, está sobrecargado, según los expertos.

Vidas colgadas de las gomas de una mascarilla, como un trapecio de circo. Pero sin más público que cada cual de sí mismo/a. Cada cual con su egotrip trap y a ver qué va saliendo. La incertidumbria y la infectividad (vid ayer) mueven el terreno de juego, gatitos de Schrödinger en sus cajitas cuánticas, vivos y muertos y vivos ó muertos, todo a la vez.

Y esperando el finde, el puente, que dejen volar, los cielos están llenos de aviones vacíos, que Amazon u otras majors ofrezcan ya la eutanasia en casa sin más trámites, te la trae un repartidor que nunca ha visto tu ciudad, se guía por el móvil, nunca sabe dónde está ni qué pasó, es un google man, un bot del futuro con la lengua fuera, el angel de la muerte a domicilio, y el testamento por blockchain, inamovible, inconsultable sin las claves. Así todo.

La euranasia, eutanasia europea, sin pasar por el gob de turno, que exige mucha bureauCrazy.

Si la sanidad ya es casi privada, si la pública está en avanzado estado de destroy programada, ¿por qué habría de pasar el último trámite por los gobs? Ah, ya, para pagar, el último suspiro es el más caro. También por la privada. El mismo reloj que te monitoriza te podría matar, aunque sería caro, y seguramente deberías darle permisos para gestionar tus restos, revenderte, tus cosas si las hubo, etc.

El siguiente enlace es muy bueno, el pensamiento acelerado y tecnológico de Dominic Cummings, esplicado en The Guardian. El futuro en marcha.

Aquí hay un largo informe sobre Dominic Cummings y su blog de suscripción de 10 euros al mes. Cummings fue el artífice del triunfo del Brexitt y del triunfo electoral de Boris Johnson, y es el que viene contando las fiestas en pandemia y todo lo demás. (En la peli Brexit él es protagonista). El artículo, largo e imprescindible, es de David Runciman. Este párrafo cuenta las lecturas de DC:

“En una publicación de blog de julio, Cummings ofreció una guía de la no ficción más interesante que pudo encontrar (su gusto por la ficción es más convencional, aunque también muy masculino: le gusta citar a Tolstoi y la ciencia ficción clásica). La lista incluye a Michael Nielsen sobre computación cuántica, Steve Hsu sobre el futuro de la guerra, Peter Scholze sobre matemáticas, Scott Aaronson sobre supremacía cuántica, Scott Alexander sobre puntajes poligénicos, Balaji Srinivasan sobre criptomonedas, Alvaro De Menard sobre sistemas de pensiones, Tyler Cowen sobre universidad . educación, Andrew Sullivansobre la “izquierda liberal” (Sullivan es casi el único comentarista político para el que Cummings tiene tiempo), Matt Yglesias sobre los currículos de historia, Alex Tabarrok sobre el covid y Dominic Cummings sobre el nacimiento de la informática y las paradojas matemáticas. La única mujer que figura en la lista es su esposa, Mary Wakefield , que escribe en el Spectator sobre cómo las mujeres deben endurecerse.”

Y otra cita más:

“Muchos de los pensadores alternativos que a Cummings le gusta citar son explícitos en su desprecio por la democracia, que consideran casi obsoleta. El mundo ha avanzado; preguntar si algo sería “antidemocrático” es solo un apego sentimental a una fase pasajera de la historia humana. A medida que la experiencia técnica de élite, tanto mecánica como humana, se vuelve primordial, la idea de tener que esperar a la opinión pública para decidir qué hacer comienza a parecer absurda.”

 

 

La infectividad

Una nueva palabra que no está en el DRAE pero mola mucho: infectividad. Por el contexto se deduce que es capacidad de infectar.

La infectividad sirve para todo. Y más, al ser una palabra no reconocida, apócrifa o como se diga.

Todos nos infectamos unos a otras, unas a otros, a lo largo del insufrible day. Nos contagiamos la mala sombra, el simple odio, las enfermedades mentales, tan populares y extendidas, el síndrome del colapso frontal, la incertidumbria (que es peor que su prima hermana, la incertidumbre estándar. La incertidumbria, también fuera de la ley del DRAE, es digna del Ulises o del Trilce de Vallejo, o de Tres tristes tigres

Espectacular la novela o lo que sea (aunque “novela” acoge todo) de Benjamín Labatut, Un verdor salvaje. Al menos el arranque es resplandor total, zotal, Bhopal, booom, crack, slurp. El irresistible tirón de los nazis y sus locuras. El pijama de rayas bla bla. Sembraron tanto horror que no hay forma de olvidarlo o de dejar de nombrarlo un sólo día.

Cada cosa que se descubre primero sirve para hacer una masacre, luego ya se verá. Más o menos, no hay que generalizar. No hay que sargentizar.

Todo ha ido a mejor poco a poco, incluso dentro de esta espícula que nos aguijonea, seduce a las células y les clava su pincho biosostenible. Nuevos estudios sin verificar sobre lo que aguanta el virus en el aire putrafacto de una habitación.

Al rato, baja la infectividad.

Lo mejor refugiarnos en las iglesias que tengan paz y sopa a leer en los móviles y tabletas los clásicos y, si eso, ver Emiliy in Paris, la serie superflua que se ha hecho ultranacesaria para entender el mundanal. El lujo basura, la ropa imposible que nadie lleva y –por eso– tanto arrasa el cerebro. La desnudez vibrátil, la prisa tuiteante.

Por cierto, maravilloso nombre del burócrata del castillo: Klamm. Todo Kafka resucita cada mañana en Krackolandia, Uvracia, Crimea, Nepal, Butan (donde hacen el butano), Taiwán y Kazajistán. ¡Y Tibet!

Podrían hacer el Mundial de Fútbol en el Tibet, que fue anexionado por China. Al que se le cayera el balón, a buscarlo. Donde no se podrá celebrar es en Qatar, o Catar.

¿C´omo puede llamarse un sitio Catar y no admitir el vino?

Todo esto es la infectividad. Prodigiosa palabra global. ¡Ya viene un meteorito! La NASA lo reconoce como potencialmente peligroso. Lo que hay que hacer para publicitar una peli.

La inflación es un caso de infectividad eco-bio, la inflación es lo único sostenible. Recordar que para que algo sea sostenible otra cosa ha de ser lo contrario, según el principio de Arquímedes (que ahora divulgan los mensajitos de El Economista en los ascensores, a saber qué oscuros intereses y conjuras están detrás de este revival de Arquímedes, aparte del azar).

Por leer el Ulises el mundo es diferente. Cada vez que alguien lee el Ulises de Joyce (y el original, más aún) el mundo cambia.

Tiene menos (o más) infectividad.

Ah, qué suerte que la mayoría de las palabras no estén en el DRAE… ni en ninguna otra parte. ¡No han nacido!

 

“Emily in Paris”, serie mágica que te vacía la cabeza

La serie de Netflix Emily in Paris es lo que es, no hay más. Es la superficie veloz y llena de colores que te vacía la cabeza de TODO y te permite, quizá, ir a dormir. Es una serie infalible, y por esas virtudes, m-a-r-a-v-i-l-l-o-s-a.

Te montas en la pantalla y te dejas llevar, no hay uni un roce, ni una fricción, ni un pensamiento. Es casi imposible establecer por descuido una asociación, despistarse, recaer en tu… ex vida.

Vista así, como producto farmacéutico ¡y sin receta! es un prodigio. Ni prozac, ni somníferos, ni homeopatías…

Ni ciencia ni superstición… es una serie. Lo ha conseguido. Va sola, entra sola y sale sola, te deja levemente destroy, cerebro lixiviado, vacío, con cero co2 y cero metano. Los pensamientos, a ciertas horas, son puro metano.

Tu cerebro es una macrogranja, una macroganga, un vertedero tóxico ilegal de residuos nucleares… Hay que centrifugarlo con algo, algo que no te impida dormir, ni seguir rulando al día o al rato siguiente… la vida sigue después de EiP como si nada. Mejor que nada.

La superficie, los colores, los vestidos, las vistas de París (a veces Saint Tropez), no hay nada absolutamente nada que recordar o que comentar, la apología de Instagram se desliza por tu confuso epigenoma y te deja en cero cero cero cero.

Qué maravilla. Como decía Andrés Montes: La vida puede ser maravillosa.

Por lo demás la actriz tiene las cejas como Frida Khalo, así que es una reencarnación de la mayor musa y máximo icono mundial de este año 22 pC pandemónico. Sólo por eso, por resucitar un poco a Frida Khalo, ya merece todo. Aparte que es una serie etérea, ethereum, livianísima… mero espíritu vacío y colores.

Notas mentales inservibles

Un microError antiquísimo produce un desastre años después. Una vida. Un genoma revirado, un clavo, mi reino por una herradura, Shakespeare. Las junta de las losetas del Challenger… BUM!

Y así todo.

Macrogranjas de cerdos modificados para crear corazones para humanos

En Kazajistán, igual que en Cuba, las armas imponen la calma. Para el resumen del año, si es que existen, queda la frase: Disparen a matar. He dado orden de disparar a matar a los manifestantes. Napoleón lo hizo el principio de su carrera.

Contrapunto a EiP (y enlace para la entrada de ayer, sobre Guantánamo y Kafka) ····>

Michael Haneke, El Castillo, 1997

La prisión de Guantánamo es ‘El castillo’ y ‘El proceso’ de Kafka todo junto

La prisión de Guantánamo es el castillo de Kafka. Tres presis USA prometieron cerrarla, pero es el penal el que los mantiene encerrados a ellos. Los presis usa están encerrados en el penal de Guantánamo, donde quedan 39 presos en un limbo fuera de la ley. USA es un estado fallido en Guantánamo, donde no rige ninguna ley, ni siquiera la del más fuerte.

En el castillo de Kafka (pdf) no se puede entrar, de Guantánamo no se puede salir. Quizá la sitación de los presos de Guantánamo sea más parecida a El proceso.

El penal es la demostración matemático jurídica de que USA/usa no funciona. Hay otros indicios (la toma del Capitolio por los golpistas alentados por el entonces presi, Trump, y la división celular o celulítica del país) pero este, el de la prisión, es el más persistente. Es el teiunfo de Bin Laden y de todos los populistas terroristas, islámicos o simplemente tarados.

Guantánamo es el triunfo mas claro de Bin Laden y Al Qaeda, que tiró las WTC y medio Pentágono para conseguir que USA/usa quebrantara (una vez más, e indefinidamente), las leyes, y mintiera al mundo (armas de destrucción masiva en Irak) e perdiera el juicio. Un éxito islámico fanático que sigue derrotando cada mañana a la gran nación imperio lánguido que no sabe cerrar el penal ilegal y poner allí unas placas fotovoltaicas que son como lápidas sin nombre.

Sólo falta que lleven a Assange a Guantánamo.

Nota: En No mires arriba al detener a los científicos el FBI les pone una capucha negra. El hijo de la presidenta se jacta de que ha sido él quien ha ordenado usar la capucha, y dice que el FBI no la ustiliza, que es una práctica e la CIA. Estas secuencias recuerdan a los presos de Guantánamo, los vuelos de la muerte, las torturas de Abu Graib, etc.

El proceso, Orson Welles, 1962 (Enlace): Anthony Perkins, Romy Schneider, Jeanne Moreau, Orson Welles, Elsa Martinelli, Akim Tamiroff…

Primer transplante de corazón de cerdo modificado a humano.

Llevamos los siete años más cálidos desde que hay datos

… según los datos de Copernicus, el Servicio de Cambio Climático de la Unión Europea.

 

 

 

 

 

Dos enlaces sobre Peter Bogdanovich y el asesinato de Dorothy Stratten

No lo he podido evitar, me he zambullido en algunas pelis e historias de Peter Bogdanovich (PB), fallecido la semana pasada. Aquí se puede ver La última película (1971), maravilla en b/n. En el rodaje PB se enamoró de Cybill Shepherd y rompió su matrimonio con Polly Platt, decisiva en esta película y en muchas otras.

En 1980, ya separado de Shepherd, PB se enamoró de la playmate y actriz Dorothy Stratten (foto), a la que dio un papel en Todos se rieron. Su marido, un chulo indecente, la mató ese mismo año: un documental.

Hay dos películas sobre Dorothy Stratten, una para TV, 1981, con Jamie Lee Curtis: Death Of A Centerfold The Dorothy Stratten Story (completa en Youtube),  y Star 80, de Bob Fosse, con Mariel Hemingway. Y aquí está el reportaje Muerte de una playmate, de Teresa Carpenter, de 1980, que ganaría un Pulitzer.

El asesinato de Dorothy Straten a sus veinte años es una tragedia y todo en general desprende un machismo arraigado que se expresa con toda naturalidad y enturbia toda la época… hasta el día de hoy.

Todos rieron.

El héroe anda suelto.

 

Links aparte:

Eliot: La tierra baldía. pdf

Benjamín Labatut, entrevista.

La artista digital Anna Carreras, millonaria vendiendo NFT.