Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Afganistan’

El asesinato de Mahsa Amini subleva a Irán

Mahsa Amini, 22 años, muerta por la Policía de la Moral de Irán por “llevar mal puesto el velo”.

Irán ha saltado en pedazos. La gente toma las calles y las mujeres se quitan el velo. Cualquier día una chispa, un crimen, puede reventar una dictadura, una teocracia, un estado criminal.

Aunque esto es un poco redundante, porque todo estado es un poco criminal, pero si un estado respeta la ley, antes de matar a alguien, la modifica. Más o menos.

Irán y Rusia y los innúmeros arábigos emiratos forrados que hasta celebran mundiales de fútbol y tantas dictaduras incluyendo la incipiente Hungría –democracia basura ya señalada por la UE, algo es algo–, son estados criminales que te matan por llevar el velo mal puesto.

En USA vemos que la poli mata gente por ser de otro color, pero los polis a veces acaban juzgados y condenados y llevan cámaras en el uniforme para sofrenar esos impulsos racistas asesinos, etc. No es lo mismo.

La democracia intenta no asesinar por chorradas a sus vecinos, a los que suele denominar ciudadanos y ciudadanas. Y deja llevar el pelo como sea.

Irán es una verguenza.

La gente huye de Rusia porque no quiere que la alisten en una guerra que ni siquiera se reconoce como tal, en una invasión clandestina, y no quiere que la maten en Ucrania. De una dictadura no hay forma de salir, si no se quedarían vacías.

Ahora revienta Irán, todo juventud sometida a los curones y santones, ya sabemos lo que es eso, hemos oído hablar de las edades medias y la caza de brujas y las guerras santas. Y hasta hemos visto algunos flecos.

Ahora salen en Irán, y los curones tendrán que ordenar a sus tropas y policías que maten a todos, como China hizo en Tianammen, matar a todas y todos para que dejen de protestar. Pero podría ocurrir que los polis y tropas dejen de obedecer a esos tarados teologales medievales malvados y la cosa, la revolución, vaya avanzando.

El velo es voluntario, el tatuaje es voluntario, la identidad es voluntaria, la creencia es voluntaria, todo es voluntario. Y si no, no hay vida.

 

 

 

Occidente tiene más prisa que Rusia, aunque ninguno sabe por qué

Es una cosa cultural, o sea, de negocios: EEUU y su Occidente cautivo o satelital no pueden permitirse una guerra estancada; Rusia sí.

USA y Europa están en la velocidad que solo atiende a sí misma, el puro no pensar. Si piensan se paran. Occidente ha cambiado de método:

cuando hay que pensar algo –pensar equivale a «calcular» (el coste, el tiempo, el beneficio…)– se llama a un técnico, mejor un algoritmo, o a un equipo mixto humano/máquina, para que arroje o vomite un número, como mucho, dos números. Un sí o un no. Una probabilidad.

La acción velocísima es la cultura de occidente, que ha sustituido el antiguo pensamiento teológico (redundancia) por la mera acción.

A Rusia le da igual que la guerra se alargue porque es un continente a todo lo ancho del medio mundo y no tiene usos horarios ni meridianos ni tiempo, o tiene demasiados. A Rusia le da igual el tiempo.

Matiz: a Putin, seguramente, no le da igual el tiempo, pero él no manda tanto como querría, ni él ni nadie, claro. Putin es un instrumento loco de su no-tiempo, una surgencia de su país, del caos del mundo, del horóscopo, de la física cuántica… no lo sabemos bien, lo dejamos abierto, pero confiamos en que pronto lo sabremos.

Occidente confía en la ciencia para poder seguir confiando en el futuro. Es lo mismo. Rusia, en esto, es más medieval, que no es mejor ni peor, solo diferente y por eso hay esta pugna colosal de sentido o de sinsentido.

El caso es que Rusia tiene menos prisa por acabar esta invasión genocida. Por razonas culturales, o sea, por negocios, epigenoma, fauna intestinal colectiva, historia, mentalidades… todo eso embarullado en una bola de pelo indescifrable de momento.

USA sí que tiene prisa, nervios, por mil cosas: sabe que su población no aguantará otro Vietnam (aunque sea sin soldados propios, solo con dinero propio, que quizá ahora se lleva peor el déficit que los muertos), no aguantará otro Afganistán, etc. Por eso, quizá, Biden ofrece ahora cohetes de 300 kms de alcance a Ucrania. A ver si puede acelerar algo este aburrimiento, este no pasar nada nunca. El tedium vitae es como el horror vacui, algo intolerable en la era de las apps, lo más sofisticado, el invento que se apodera de tu cerebro y el mío y fabrica dinero extraño, como siempre es el dinero, por otra parte.

La guerra está empantanada, como todas y como siempre: además, en este caso caso, el que gana también pierde, etc. Es una guerra cultural a tope.

Así que USA va ofreciendo cohetes pequeños, 40.000 M$, inteligencia, satélites… todo lo que pueda hacer daño a Rusia sin llegar a obligar a Putin a darle al botón rojo (que está desenchufado por si acaso de todas formas).

Occidente, USA más que nadie, necesita correr como el conejo de Alicia, el tiempo le persigue: la economía financierizante y las apps exigen esos tempus fugit, o quizá solo es por puros nervios (es lo mismo, nadie sabe explicarlo). Rusia está en mundos anteriores, en su feliz pleistoceno, aunque tenga armas y cacharros más o menos modernos, siempre un poco anticuados, pero su concepto es de otros siglos, o de ninguno.

Los dos conceptos mundos son igualmente estrafalarios y disparatados antropoidalmente. Pero algo hay que hacer para justificar el gasto, pasado y futuro.

La tregua, por esas divergencias culturales, metafísicas, antropoidales, vendrá si ambos reconocen que no tienen ni idea de nada y que las estrategias son bobadas anacrónicas.

A ña espera del algoritmo conciliador –la famosa síntesis– confiemos en que todo vaya bien y haya un apaño para, como siempre ha sido, seguir tirando.

 

 

El 20MINUTOS (sin contar estas bobadas que meto en este blog) es ya un medio de referencia de la máxima calidad/realidad. Tiene mucha hiperrealidad explicada, entrevistada, cada día, cada rato.

Magnífica entrevista a José Manuel Otero Novas sobre la entrada esp en la OTAN hace 40 años.

Eduardo Bayona, pensiones mundi (Público.es)

 

 

 

Fe comprimida en mp2 o mp4

Extraño día. Jesucristo ha muerto a las tres de la tarde (hora española) y no está en ninguna parte, está con el Padre, Dios, aunque los teólogos debatieron mucho sobre eso, pero la vida, misteriosamente, sigue.

Pasan tres días hasta que resucita pero el mundo, tan ocupado, los reduce a uno, 24 horas, comprimimos tres días en uno. Y luego nos quejamos de la velocidad que cogen nuestras no-vidas.

Todo el ciclo de su vida se comprime en un año, año litúrgico, adaptación a nuestro tiempo breve humano, aunque ahora 33 años darían para casi tres ciclos de una vida humana. ¿Qué es la intensidad?

Comprar. Lo fascinante de esos comisionistas de mascarillas y guantes de pandemia es que nada más cobrar ya se compraron los ferraris, yate, inversiones… Dinero/Tiempo. Lo cobran y no les da tiempo a disfrutarlo en abstracto, simple dinero en la cuenta, porque hay que convertirlo en otra cosa. El dinero es la convertibilidad de las cosas, la transmutación de la cábala y la alquimia. Por eso a Putin la sanción es impedir que transforme el dinero.

Tres días en uno. Es una reducción proporcional a 33 años en un año. Pero qué proporción.

Del mismo modo la fe de un año se puede o se podría comprimir en el tiempo de una procesión, en un viacrucis, un rato o unos días. Intensidad, transformación, intercambio.

Tal vez en el atribulado sinvivir de los días ordinarios —el tiempo ordinario, lo llama la Iglesia– no haya lugar espacio/tiempo para la fe o su ausencia, o la simple duda, y haya que condensarla, comprimirla, en unos días o en un minuto.

 

 

 

 

Juntos a bombazos

Juntos a bombazos. La campaña suicida de Putin une a los países aterrorizados de Europa y a su antigua metrópoli, USA, que hasta ha mandado a Biden, que es un viajante de misiles obsoletos. USA no tiene de esos hipersónicos, se le han adelantado, pero tiene de todo lo demás. ¡Grandes novedades secretas! Y tiene que consumir el stock viejo antes de que caduque.

Lo bueno del postimperio USA es que el país está destroy y dividido pero la industria de las armas va muy por delante del resto, que ni se imagina lo que esconden las corps en sus armarios (donde se guardan las almas que nos preceden en el pandemonium).

Pero… antes hay que gastar o consumir las armas de esta temporada, no se pueden saltar etapas. Poder se podría, pero hay que amortizar todo, como tan caro.

Ahora la OTAN, o sea, usted y yo, hemos de apoquinar para comprar y consumir lo penúltimo, pues, como dijo Trump, apenas hemos hecho gasto ni hemos puesto nuestra cuota. Pensábamos que la paz era eterna, ¡y que era gratis! Alemania misma. ¿Y Japón?

Ya nos defenderá el imperio. ¿Gratis?

Por eso la movida escalofriante de Putin, mal aconsejado por sus oligomillonetis y martirizado durante décadas por la metrópoli decadente USA, le viene bien, le viene Biden, a la industria para ir vaciando los almacenes, aligerando stocks.

Unidos a tiros, unidos por bombas de fósforo blanco, UAU, por las amenazas nucleares, por una tropa que solo piensa en irse a casa cuanto antes. ¿A qué fin? Nadie les dijo a dónde iban a meterse.

La guerra hay que gastarla, hay que consumir todo el almacén y reponer los misiles. Todas las almas/armas.

El paripé de esta tarde –¡jueves OTAN gran estreno!– no es para Putin, que está amortizado y si se empecina le caerá de todo: es para Xi, el emperador de China comunista capitalista, de nuevo invadida y semiparalizada por el coronavirus. ¡Su propio coronavirus!

El paripé de la OTAN y sus nítidas advertencias / amenazas borrosas es para China, y por eso Biden ha ido con todo el muestrario a enseñarlo a los socios aliados súbditos protegidos. Cada misil con su precio. Eso sí, inteligentes.

Elon Musk te pone el 5g encima para que puedas luchar con ventaja. Y todo así. Apple, Facebook, Microsoft, Amazon… ¡Imperium! ¡Y Google!

Biden lleva a la OTAN el desplegable de armas de próxima temporada. Algo inimaginable. Fastuoso. Y limpio. En un pendrive.Cada cual que compre lo que le digan.

Concluido el ciclo de abrasamiento de Oriente Medio con la salida de Afg y el señuelo de Libia y Siria (si es que no son lo mismo), el ciclo de terror en Unión Europea (más Reino Unido, zombi total), pacificado el islam y sus monsergas tras la época del 11S –¿alguien ha oído algo de ese lado en los últimos tiempos, acaso se ha acabado allí la historia?–… ¡vuelve el Este!

Vuelve Europa.

Siempre algo es el lema.

La incógnita es si China habrá previsto imaginado esta locura cinéfila de la metrópoli menguante y enhiesta. De momento, Europa está en la antecámara de las pruebas del horror.

Todo puede ocurrir, pero nosotros, en la remotísima España sanchera, tranquilos… que a fin de mes no llegamos seguro.

Una certeza hay que tener.

Y ahora a comprar todas esas armas.

 

 

 

 

La retroutopía de Putin no tiene futuro

USA se ha ido de Oriente Medio (Afg) y Rusia ha visto la jugada. Ante la dejación del imperio y hasta que emerja del todo el siguiente, que será China o una nueva USA reiniciada (renacida), Rusia se ha tirado con todo a aprovechar la ocasión.

Putin quiere volver a un mundo que ya no existe, el de 1997, por ejemplo: que la OTAN (que tampoco existe) retroceda hasta entonces, que Europa (que casi no existe en la práctica pero es el modelo ideal) se recluya y otras retroutopías por el estilo, melancolía de Putin y su generación, nostalgia del vinilo.

Qué harías tú en un ataque preventivo de la URSS (vídeo), Polansky o el ardor.

Pero no se puede retroutopizar nada porque el mundo ha cambiado, y esta tarde cambiará otra vez, y así n veces, a toda leche, ya indefinidamente. No hay botón PAUSE y nunca lo habrá.

Los imperios dejan huecos interrégnicos y eso es lo que hay. Una apariencia de oportunidad.

El neocap rampante aprovecha la pandemia SHOCK (Naomi Klein) para imponer otras no-reglas que él mismo se inventa sobre la marcha al hilo de sus megacorps: Musk, Facebook (Meta), Google, Apple, Amazon… (y las homólogas chinas a las que Xi trata de doblegar antes de que lo dobleguen elas a él: con el capitalismo no se puede jugar porque se te come, Xi).

El doble sistema CapCom no puede existir. Su propio neocap se comerá al partido único. No podrá matar a todos. Ni mandarlos a Siberia.

El necap lleva mucha velociraptor y Rusia, como casi todos, está fuera de ese megamundi salvaje e incomprensible. El podería de USA y C hina viene de su locura homicida neocap: que mata a casi todos los repartidores pero encumbra el sistema en general y a unos cuantos magnates y sus matemáticos de élite.

La policía no será necesaria si hay suficientes matemáticos sin escrúpulos.

Los países con los que Putin intenta acolchar a su Rusia tienen poblaciones más o menos sometidas pero que en sus remotas intimidades, como los chinos, ay, saben lo que quieren… ahora no se puede engañar a nadie de los casio 8000 millones de personas, otra cosa es que se las someta a tiros, tanques, bombas o terrores varios… el mejor las matemáticas.

Un microsueldo, por ejemplo, ya da para dominar a un país. Pero ojo, siempre estará cada persona al acecho, porque la globalización es para todos.

Todos en un Guantánamo global neocap, esa orwellanía precaria.

La precariedad llega hasta lo más alto.

De ahí el inmenso prestigio de Europa, que no necesita tanques… de momento…

El Gran Forges, aniversario. Hasta Google se autoreferencia aprovechando a Forges.

He vuelto a ver Matrix, ¡ha mejorado! (spoiler): No recordaba que Neo resucita con un beso… ¡a distancia y sin conexión! La inconsistencia, ya que siempre necesitan una línea telefónica, hace que el milagro sea doble. O triple.

 

Poderío chino y rebote de Rusia

Parece que Rusia Putin se enfrenta con cierta virulencia con USA en zona UE / OTAN, todo ese frente olvidado y de actualidad. Parece que Rusia Putin tiene unos misiles hipersónicos muy rápidos que desafían algo al languideciente postimperio USA, ya volcado en lo virtual, metaverso de sí mismo/a. El ciclo América primero y la retirada de Saigón Afganistán ha sido demasiado. Rusia sanciones gasoductos fricciones permanentes. Crimea 14.

Parece que este marco encaja con la novela de Ken Follet, Nunca, que se remite a la 1ªGM en la que nadie quería incurrir y cayeron todos como sin querer, por errores, fallos, desidias. Follet sugiere que podría ocurrir algo parecido.

Y parece que lo de Rusia es una distracción del auténtico rival/enemigo que es China Xi, que sí que tiene misiles hipersónicos mucho más avanzados que USA. Biden Putin van a reunirse a ver si pueden reducir la tensión y quizá a ver qué pueden hacer con China, que se come a ambos y a todo el mundanal ruido.

China oculta sus datos, sus barcos, lo que pasa en su insondable continente, que ya abarca medio mundo. Nadie sabe nada. Y cada vez menos. Los datos se han secado. El régimen de Xi, dictadura absoluta de datos personales, tiranía sin fisuras, opacidad modélica.

Parece que la movida rusa es por existir en un mundo que ya ha encumbrado un nuevo imperio, aunque nadie, ni él mismo, quiere reconocerlo.

Queriendo o sin querer en dos años China ha reventado el mundo. Con un virus letal que sigue en marcha y mutando. Misiles, presión sobre su zona de influencia, opacidad progresiva. Quizá es sin querer, mera casualidad, coincidencia. Pedro Baños en Vozpopuli sobre el poderío chino.

En la película de Joseph Sargent Colossus, de 1970, (retro-spoiler) USA entrega su poder militar y estratégico a un sistema informático, una especie de IA, y en cuanto lo enciende el sistema se reconoce con uno similar que acaba de estrenar la URSS: ambos colosos se unen y se apoderan de todo e impiden que los humanos, perplejos por el monstruo simétrico que acaban de empoderar, los desconecten. Al revés que le ocurre al pobre HAL 9000, que lo apagan (2001 Una odisea en el espacio es de 1968), aquí gana el superordenador. Eso sí, reina en un mundo en paz porque él es quien controla los misiles.

USA emite su primer pasaporte de género X

USA emite su primer pasaporte con el género X (AP) y Tesla vale en bolsa un billonazo. Herz le comprará cien mil coches eléctricos para alquilar. Es una idea, son varias ideas en dos.

El género X es un avance estupendo, la identidad varía por minutos, los sesgos mutan y se devoran entre sí, la identidad pelea darwinescamente consigo misma.

Una vez que hay comida y la brasa de Netflix el aburrimiento se enrosca en el genoma y la identidad, empezando por la sexual, se amodorra en sus natas.

El pasaporte X es un avance USA, arrancado a los tribunales, un avance más guay que el misil hipersónico chino, que da la vuelta al mundo pero no va a ninguna parte. Con el pasaporte X USA se adelanta a sus rivales mostrencos que todavía pelean contra las homosexualidades y contra cualquier disidencia en general.

USA, foco del neolib, ha visto que la individualidad es sagrada siempre que consuma y pague. Por eso Chicago va a dar 500 dólares (el euro de allí) al mes a cinco mil ciudadanos, para que los gasten en Amazon y otros insumos patrióticos.

Las identidades vuelan, y esa pesantez de ser siempre uno misma, elevada a siete mil millones de cuerpos, es lo que atasca los contenedores en los puertos y la logística mundi. El que no haya horizontes ni futuro visible tiene que ver con la deuda mundial personal y con la ausencia de la X en la oferta de géneros.

Que USA se haya librado de la brasa de Afganistán (Afg) con la excusa de virar a China y esos mares es más que nada por la novedad, lo que se dice un cambio de aires y de enemigos, ahora solo rivales.

El haberse librado del pudridero talibeo le permite, con sus rémoras y ranciedumbres, afrontar el futuro del pasaporte X. Cualquier ciudadano podrá ponerse la X en los docs oficiales y asistir a su propia resurrección o a ninguna. Lo siguiente será el signo de interrogación -?-, que cuestiona hasta la duda o ambivalencia de la X.

Esto solo puede mejorar.

Se anuncia tanta escasez (pero Amazon no acierta a destruir el potrerío sobrante) que ampliar la gama de géneros es una riqueza bioecológica y social que además es gratis. Bueno, lo que cueste el papeleo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AUKUS: La larga marcha del imperio en lento declinar

Aunque haya abandonado Afg USA no se retira de controlar el mundo. Sólo cambia el foco, o el foco la cambia a ella.

Esta semana se ha hecho oficial el cambio de escenario tan anunciado: Asia y China en el centro.

Y una alianza fraguada en secreto: Australia, Reino Unido y USA anuncian un nuevo objeto metafísico (o sea, militar): AUKUS.

Australia tendrá 9 submarinos nucleares de USA para patrullar la zona caliente. China se ha cabreado. Francia, indignada. El mundo está muy sorprendido y diciendo: ya lo decía yo. Velocidad de los socios.

Obama-Trump-Biden, hay una línea geoestratégica que atraviesa a estos fantoches, cada cual a su estilo disimulativo. La industria de defensa es la que decide los enfoques.

Trump anunció a Europa/OTAN que estaba fuera de juego, que no pagaba su parte y que no pintaba nada. Biden ha rematado la carambola. Todavía incompleta, hay más.

Ahora se ve el origen del Brexit, la larga mano del imperio en lentísimo declive. Se van entendiendo cosas sueltas: en efecto, ahí al fondo hay alguien que piensa a largo plazo. Sin Snowden ni Assange ni la soldado Chelsea Manning no hay forma de saber nada.

Desclasifican flecos antiguos de informes recién redactados. El fakeado es prerrogativa del imperio, quizá la mayor. El imperio se reconoce por su capacidad de fakearlo todo, de crear un sentido envolvente a la realidad, la historia, el futuro: la hiperrealidad viene ya interpretada de fábrica. Así no hay que pensar.

La respuesta de Europa está incluida en el kit. Ya para mañana…

 

 

 

 

 

El gob sanchero hace algo para que baje la luz

El gob sanchero ha hecho algo cuando ya las rampas le subían por el cuello. El gob se ha resistido hasta que se veía el mismo en su silla eléctrica.

Al fin, tras unos meses de tormento y récord KW/h diario, el gob sanchero ha actuado.

Se trata de aplazar los pagos: en vez de pagar todos pagaremos entre todos pero más tarde, ya veremos.

El pool y el pack son intocables, el gas y toda esa jerga metafísica siguen igual, pero se aplaza algo el hachazo diario, mensual.

Ya veremos en qué queda. Los gobs no pueden hacer nada, o poco, o nada. Dependen de el restgo del universo pool.

No es que el gob sanchero sea muy sensible al kilowatio/letal, es que se ha visto en las encuestas sacudido por la corriente del 10.000 voltios. Y cayendo.

Ahora a ver la respuesta del hipersector energético y del hipersector de votantes encuestables.

Lo demás puede esperar, calmar a los sociminis para que voten ok al presupuesto, etc. Echar dinero que algunos hasta lo rechazan. Otros no.

La rentrée no ha sucedido porque no ha habido verano pues toda Esp es un Kabúl, todo va a media asta o menos, empezando por la infracultura y el superocio & turismo.

Y la industria con sus fábricas paradas sin suministros… quizá sea una oportunidad (como dicen siempre ante la ruina de los otros).

El segundo verano covídeo Esp (esp) se arrastra. La vía lánguida.

A ver si publican en tiempo real a dónde van los 10.000 millones del netx generation, o sea, los primeros euromillones. Lo lógico sería que se lo dieran a las pobres energéticas, que de momento ganarán un poco menos. Y todos en paz como siempre.

 

Por lo visto han demostrado el Breit-Wheeler, que se puede crear materia con luz, tal como indica la fórmula de Einstein.

Claro que con estos precios igual no compensa.

Dame un día

Una señora mayor, con acento rumano, friega un patio y la acera de la calle y le dice a un hombre:

–Dame un día

El hombre no responde. Ella añade:

–En tres meses no me has dado ni un día de fiesta.

Luego pasan mil años en un suspiro. La idea de la semana/milenio es que la precariedad ya ha sido superada por abajo y es objeto de sana nostalgia y añoranza residual…

Pero siempre hay cosas nuevas y alicientes septembrinos.

Lo difícil es hablar con alguien, ya que todos son rivales/enemigos en potencia. Hay peleas por conseguir el último chip.

Y todo así.

La dura vida de occidente tras la caída de Kabul. USA se ha ido del mundo… de momento sigue sin haber nada que hacer.

La precariedad volverá, afirma Boris Johnson con un mandil mientras impone nuevos impuestos para salvar la sanidad.

Los países coloniales ni siquiera pueden enfadarse con los que les colonizaron. Se tienen que enfadar por otras cosas.

No es fácil enfadarse, es un gasto extra de energía… hay que calcular bien los beneficios… y los riesgos.

El resquemor está de moda pero es caro.

Sube la compraventa de pisos al mismo ritmo que los embargos & desahucios. Quizá son los mismos pisos.

Empieza el curso, el momento más temido por Silicon Valley: sus aplicaciones van a estar tantas hora sin niños. Excepto que los maestros abandonen su presencialidad.

Sillicon Valley se hará cargo poco a poco de la educación… y de la sanidad.

Dame un día.

Podría ser una canción para Rosalía.

 

The Economist se pregunta por qué la gente está tan triste sobre el mundo del trabajo, y añade que los críticos del capitalismo siempre han dicho que la vida laboral está en decadencia. Es de pago, claro.