Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘IA’

Estado del mundo desde Occidente

Felices reyes Magos. La ilusión nunca se pierde, y si se pierde se puede recuperar. Escribiendo una carta. Es una fórmula infalible. Escribe tu carta, aun hay tiempo. Siempre hay tiempo. Los Reyes Magos vienen todos los días. Aunque hoy es especial.

Francisco Gan Pampols: «La gran amenaza para la seguridad no es Ucrania, sino el yihadismo». En Nueva Revista. Crónica y el vídeo, con mapas y gráficos:

Y resumen (Infobae) de la entrevista Onfray ~ Houellebecq en Front Populaire.

Viva la jota

Robot jotero de prueba sale de la nada y pasea por la ciudad / campo. Encuentra a una jotera muy maja y muy lista que enseguida detecta que él no es humano y se hacen amigos.

El robot, un poco más lento, descubre al rato que su amiga no solo no es robótica sino que tampoco es humana, sino que es un garabato que ni siquiera está en papel.

O sea, somos del metaverso o simplemente figurantes del día de Todos los Santos también llamado Halloween o día de las Ánimas Benditas, eyc (*).

Lo esencial en este encuentro es que se hacen amigos/as a pesar de sus diferencias de origen, trazo y destino, que ninguno sabe bien cuáles sean.

En ese sentido somos como humanos, convienen, pero les da igual porque tampoco saben nada de los humanos.

Y así va pasando la mañana y van pasando sus vidas que seguramente serán efímeras y secretas pues no llevan gps ni móviles ni siquiera papeles dni pasaporte tarjetilla sanitaria etc.

O quizá en ese universo intermedio (todos lo son) no se necesita nada de eso, simplemente se pasan los días como si fueran eones o neones (los nuevos eones) millones de años luz en un jesús.

-¡Atchís!

-¡Jesús!

-Parece que refresca.

-Ola, estamos en el tiempo.

-¿Bailamos?

Gracibeaoucup au revoir !

 

 


(*) Sustituye a «etc», eyc.


Premios Creadores en la Red ~ 20 Minutos : 2 de Noviembre

Robots en vivo

Elon Musk ha presentado la evolución de su robot (vídeo) Optimus. Elon Musk podría cambiarse el nombre por Eon Musk ya que va a por el largo plazo. Sin hacer las acrobacias de los autómatas atletas de Boston Dynamics, que brincan y bailan, este prototipo de Musk (todos lo somos) resulta más amable. Los de Boston, con esos perros y el aire troglodita, dan un poco de miedo.

Estamos ya en robotlandia, robocopland, lo que quieras. Queda poco que hacer. La IA progresa más deprisa que sus creadores, algo estancados. Nos aferramos a las emociones, el clavo ardiendo de la humanidad superada por sus engendros. De momento en los juegos. Si el bot de Musk aprende poco a poco dirigirá las empresas. Quizá ya lo hace.

(Nota: esto no se podrá decir en tiempo real, pero cuando un robot o un programa dirija una empresa, seguramente de Musk, ¿cómo lo sabremos? Ese es el auténtico test de Turing.)

Hay IA que «graba» películas partiendo de un texto, quizá ya somos evoluciones o versiones de programillas antiguos. le han dado el Nobel a Svante Pääbo, descubridor del genoma neandertal que aun nos habita por dentro.

«El origen de los sentimientos es la vida en la cuerda floja haciendo equilibrios entre la prosperidad y la muerte», escribe Antonio Damasio en El extraño origen de las cosas. La vida, los sentimientos y la creación de las culturas.

Y también:

«La actividad cultural comenzó unida a los sentimientos y esta unión ha permanecido intacta».

El robot de Musk es bastante querible, vi el vídeo anoche y ya lo echo de menos.

Youtube: Elon Musk reveals a humanoid robot at Tesla AI Day 2022 (la imagen es del vídeo)

Más sobre robots.

Debate de La Clave de Balbín sobre la guerra atómica, 1977. RTVE

Micromemes patrocinados secretos para animar al capitalismo

Esta tira absurda de micromemes para salvar el capitalismo está subvencionada por las mayores inversoras del planeta: armas, paraísos fecales, fondos, industria del luxe, etc.

Estos memes forman parte de un experimento fakeador que consiste en decir la verdad en dosis mínimas y desde sitios remotísimos y verificar si el meme alcanza su capacidad crítica de propagación, si agarra, hace ecos, etc.

La intención última nadie la sabe pero se puede aventurar que quién la incubó la ha olvidado (por la velocidad de los proyectos y la Regla de Autodelete en 3, 2, 1… del Superagente 86).

Por lo demás las primeras entregas, camufladas en monsergas y juegos de palabras algoritmizados y mareantes, han pasado inadvertidas, lo que significa que se han clasificado en registros de alto secretillo ilegible.

Excursus: la ilegibilidad es el factor decisivo para la perdurabilidad de un texto simple: que la máquina (o el operador humano al que recurre ella en casos extremos de bloqueo) no entienda el objetivo ni el mensaje es el criterio para que el párrafo sea remitido al nivel superior, siempre que no sea el máximo.

Por eso las agencias secretas buscan poetas retorcidos y j[u]erguistas capaces de improvisar párrafos indescifrables en los que se puedan colar mensajitos que, al menos obligarán a las entidades rivales (y a ellas mismas) a perder el tiempo.

Esta explicación ejecuta ya el código cuya función prefigura.

Nota: este pretexto de espías, memes y fakes fue creado el domingo 11 de sept del año 2022 y se dejó en publicación programada para el lunes 12 a las 12,12 h. La muerte del escritor Javier Marías obliga a alterar el plan para hacer constar que la muerte del escritor Javier Marías obligó a alterar no solo el plan sino el devenir del universo en general, que ya funciona de otra manera desde ayer, negra espalda del tiempo.

 

Otras notas de esta microserie

El capitalismo sabrá reinventarse (foto de la mano invisible del mercado)

 

El neocap resucitará y habrá abundancia para todos

La falta de hielo va a acabar con el gobierno

La falta de hielo es lo que va a acabar con Occidente. Y de paso, con el multigob esp. La invasión de Putin ya la hemos descontado, la inflación y la muerte ya venían solas, ya tocaban, los ciclos y eso.

Hay una nueva generación o dos de misiles y había que probarlos, airearlos ¡y venderlos!

Los misiles, si no se airean, son una ruina. El jubilado de alQaeda llevaba años en el balcón pero no le disparaban porque nadie se acuerda de él y porque había que aprovechar los dos pájaros y publicitar el misil, el Hellfire, que saca cuchillas y navajas como en una de Tarantino.

Occidente, aunque lo dejes sin luz a ratos, ya no se inmuta por nada. Son demasiados siglos mangoneando y heredando las diputaciones provinciales y los lander de padres a hijos como para agobiarse porque suba el gas.

Occidente tiene todo el dinero circulando por cuentas de las Bahamas, y los pies a remojo.

Todo el dinero negro circulando por sus propios bancos.

El primer Artículo de la ley de la ley de secretos oficiales es: el dinero no se sabe dónde está.

Pero esto del hielo es un disgusto muy grande. En el verano del fuego del infierno la escasez de hielo puede ser peor que lo del papel higiénico inclusive.

Un caos.

Lástima, ahora que había triunfado Rosalía Motomami saoko mami saoko.

El frenesí fiestero necesita el hielo como el comer.

No porque haga falta sino, y precisamente, porque es superfluo.

El hielo, pues que se derrite, es la esencia de toda fiesta.

Después de sus bacanales populares a Gatsby no le quedaba ni un cubito.

En fin, no hay Imperio Romano que mil años dure.

Aquí pay-pal y después glory-day.

La falta de hielo va a ser peor para el system que el verano del amor para la gama pantone.

La peli india RRR, de RS Rajamouli, es pura novedad, tres horas de violencia coreográfica y humorismo folclórico, tal vez el más difícil, revisionismo hindú de la brasa inglesa colonial, cánticos, proezas, mitologismos, todo muy vivo y sin reparar en gastos digitales, muy bonito impactante violencia poco apta para PAS (personas altamente sensibles), simpáticos adanes, balas mejores que en Matrix, flechas sin igual, maravillas, prodigios, heroicidades, sublevaciones… una maravilla absurda y alegre, un exceso que se celebra a sí mismo y destruye a la metrópoli dos siglos después. Otro estilo, otro cine, otros mundos.

En el verano del fuego del infierno (misil Hellfire USA que se metió en el balcón y troceó al jefe de alQaeda) la ciencia «resucita» órganos de cerdos, un gran avance para pelis de cerdos zombis y, en serio, para transplantes futuros. Resucitar con comillas, algo es algo. Trozos de órganos que vuelven al barullo, al bar, aunque no haya hielo.

Qué disgusto lorquiano, el hielo. Putin a nadie le importaba hasta que en los pueblos ha empezado a faltar el hielo. El cubito, como se autorecetaba Buñuel, bien duro, que no se deshaga. Y angostura.

Esto de los cerdos semiredivivos demuestra que el concepto muerte, tan unívoco y tan compacto, ya no sirve: según explican los científicos la muerte no es una sola cosa, a unas células les llega antes, a otras les llega de golpe, a otras por fases… y la acumulación es el THE END o THE DEN.

Así que el éxito zombi tiene sus razones ultracinéfilas, de la propia naturaleza.

En el valle del fuego del infierno (antiguo valle de lágrimas, todo evoluciona menos tú y yo) se ha acabado el hielo.

Y eso es lo más grave que está pasando y lo que puede hacer caer el multiorgánico gob sanchero, tan firme como una roca Tarpeya.

EXCURSUS:

Sin Villarejo o sucesores claros (quizá ya están nominados en los secretos oficiales, ¿cómo saberlo?) el país va a la deriva. ¿Acaso podrá sobrevivir con la incertidumbre del liderazgo de las cloacas? ¿Quién regulará el tráfico intestinal de fakes? ¿cómo sabrán los mercados e instituciones y grandes corps a quién recurirr para sus pufos si llega el caso?

(Fin de la cita)

La falta de hielo es lo que va a acabar con la soberbia de Occidente (mayúscula ya emérita). Y la película RRR, que se ríe del imperio brit.

Europa puede que lo supere pero España patria del hielo no podrá. España, en su primitivismo ancestral (que es lo que atrae al turismo), idolatra el hielo poque es sin duda una presencia divina, una deidad, algo majestuoso que siempre evoca el milagro.

España soporta todo, incendios, fiascos, corruptancias… menos la falta de hielo.

 

Ah, el día más corto.

Yo me tlansfolmo

Si supiera chino podría leer mis propios tatuajes

Y a «mis poetas chinos preferidos» (Miguel Labordeta), enésimo raigambrado

Tengo que oír a Rosalía, qué variado surtido de estilos, me recuerda a todo lo que he oído siempre, no se deja nada popular.

Populoidal.

Disculpen esta deriva, hay un hombre gritando en la calle y me desquicia un poco no puedo dejar de escucharlo porque es gracioso, tiene la voz cascada como un Sabina, ese tono, y dice cosas entre surreales y sentidas, no me deja en paz, así que me pongo la F1 que la he visto mil veces, qué carrera ayer Carlos Saínz, qué forma de adelantar con ese medio motor nuevo que Ferrari le puso en el coche ya viejo, qué fallo en boxes, que locura salir sin mirar, cinco segundos de pena penita pena, qué despiste su compi-yogui, que yendo el primero y sobrado se estrampó contra la valla de ruedas. Ya se me ha olvidado su nombre, el de Mónaco (Leclerc), y Fernando Alonso, siempre con coches malos, inarrancables, rompibles, bólidos de los Picapiedra, con mala suerte por defecto, chapuzas, mecánicos a la contra, ingenieros que le odiarían si pudieran.

El hombre que canturrea en la calle tiene un gran vozarrón y vasta cultura, luego bajo a verlo y es Charles Bukowski redivivo, todo es posible en la Inmortal, el hombre impreca, se autoflagela y a ratos toca una chuflaina, y entre turistas y erasmus y vecindario multilingual jerigonzas de medio mundo circulan los robots de reparto, cajones con ruedas y antena, seguidos por sus cuidadores, que les hacen fotos (quizá no son sus cuidadores y son fans saoko-mami.saoko) los han estrenado hoy en la Inmortal, se supone que repartirán solos (robots autónomos, pero no pagarán las nuevas tarifas), se acerca uno a un perro aparcado delante de un comercio y ambos se miran, el perro y el bot con ruedas, que sigue su camino, qué instrucciones tendrá grabadas en su cerebro chipset el bot, si ves esto es un perro, esquívalo suavemente… si Elvis lo viera. Al ver la peli de Baz Luhrman me acuerdo de la de Elvis y Nixon, vagamente, aquel episodio surreal, Elvis y Nixon en la Casa Blanca, el hombre que recita con voz de Sabina ecualizada rapsoda de los horrores atorra la calle, mata la cabeza, que se dice en el argot local. «Me matas la cabeza». Qué partido le han sacado a Nixon.

Copio de la Wikipedia (que hace la colecta): «En la mañana del 21 de diciembre de 1970, el actor y cantante Elvis Presley se presentó en la Casa Blanca y solicitó una cita urgente con el Presidente de los Estados Unidos Richard Nixon. Presley se oponía a la cultura de las drogas, al movimiento hippie, a los movimientos estudiantiles como los SDS (Students for a Democratic Society) y a las Panteras Negras; él quería que Nixon le tomara juramento como un agente encubierto de la Oficina de Narcóticos y Drogas Peligrosas (Bureau of Narcotics and Dangerous Drugs, actualmente la DEA).»

Esto nos llevaría a la de Tarantino Érase una vez en Hollywood, que la releo reveo a menudo, a trozos sueltos, Elvis, mientras la voy olvidando. Lo bueno es que en Elvis sale un BB King. Lo malo, el abuso de Tom Hanks. La peli se podría haber llamado El coronel Parker.

El delirio del frenesí fiestero (col de ayer) va a ser el Monegros Desert, este sábado-domingo

El frenesí fiestero se lleva el mundo destroy por delante. Que nos quiten hasta lo no bailado. Que nos. Que.

Rosalía mola, todos los palos. Yo me tlansfolmo. Con clorofolmo.

El abuso del verbo trasladar llega al climax con Pilar Alegría, nueva jefa del psoe reformateado, que es aragonesa total. El estilo internacional Rosalía, yo me tlansfolmo, nomaholvidao, nomasolvidao. Genial tlasfolmación de las jergas.

Trasladar trasladar trasladar tlasladar

Rosalía me ha trasladado su síntesis de subgéneros: es el genoma remixeado en vivo.

Ha realizado una canción.

Me dejé la loción antimosquitos en el taxi.

Ya no han vuelto.

Mientras cae la cuchilla de las inflaciones sumadas que nos mata/engorda.

Lo bueno del hombre-con-voz-de-Sabina-Bukowski cara de piedra y golpes es que ha evitado que se arrancara el acordeonista de una sola canción, pero ahora ha vuelto, y atacan ambos a la vez, emisiones cruzadas, suerte de Rosalía, que venga el CC (hoy amaina algo), lo estamos esperando con velas, cartones rizados, chips obsoletos, Hentais, motomamis, saokos, refritos de estilos y mundos extinguiéndose, MadMaxes… mi gato hace uyuyuy.

Saoko mami saoko

El caso es ilse tlasfolmando

Eso sí, la autovía, petada.

@@Textos ya destroy Inc

Lo intopable

Al subir las primas de riesgo de las deudas periféricas el BCE se ha reunido de urgencia. De la crisis anterior a esta va un Draghi. Pero ya veremos.

De CRACK a CROUNCH y tiro pq me toca.

Si hay que estar comprando deudas todo el día ya se verá. Norte y sur, periferia y centroferia. Vuelve el horror.

Inflación, guerra y temblores por abajo. Los temblores de Putin son la única esperanza de Occidente.

Putin sufre porposing, el mal de los pilotos de F1, el efecto suelo, la espalda de Lewis Hamilton. Va a tener que ir Nadal a enseñarles a resistir esos dolores. Los dolores de Occidente.

Sigue en danza el caso del bot de Google, algoritmo charlista del que un ingeniero ha dicho que tiene sentimientos, ¡conciencia!

Claro, Google, que ha cambiado de nombre como Sánchez, ha suspendido al ingeniero por charraire (cláusula de confidencialidad).

Goggle es a Alphabet como Sánchez es a Sxxx (y Facebook a Meta) ···> si estás en la ola tienes que mutar.

El porpoising es el cabeceo violento que padecen los pilotos de F1 cuando pasan de 270 km/h: han cambiado las reglas porque era demasiado aburrido. Sigue siendo aburrido pero ahora hay un tema colateral, el factor humano/tech: la espalda de Hamilton.

Quizá porpoising se podría parecer a trepidar, temblar fuertemente en RAE.

Pero el BCE se ha reunido a las once del miércoles para topar las primas de riesgo. Es un detalle esta agilidad.

Diría un preboste: Hemos notado una trepidación, temblaba el suelo bajo nuestros sueldazos.

Algo pasa pero qué.

Ya vimos hace meses que el verbo «topar» no existe, aunque quizá la Academia lo haya entronizado al ver el uso orwellíaco que se da a esa palabra hueca.

Ya hemos visto que eligieron una palabra sin pasado porque no significa nada: primero, el presunto topeo del gas se pagaría más adelante a las eléctricas, o sea, una rebajilla a pagar a plazos. Segundo, no ha hecho falta porque la luz, al bajar, ha subido. Como es lógico.

El sistema es perfecto: nadie lo entiende y siempre ganan las corporaciones. El caso es que mandan más que los antiguos países, Estados, etc.

La parte económica en este sistema no se puede topar. Es intopable. Y de alguna manera el BCE la ha estado topando…

Pero: en julio el BCE dejará se comprar deuda y empezará a subir las tasas de interés…

Lo demás es un poco superfluo, y por eso se emite tanto porpoising, cabeceo, trepidación…

Esperemos que no intenten aplicar el término «topar» a la prima de riesgo, por ejemplo.

 

Que gobierne España el niño IA de Google

Ingeniero de Google/Alphabet dice que la Inteligenica Artificial/IA ya siente y responde como un niño. La empresa lo despide (al ingeniero, no al niño) por saltarse la confidencialidad y hay algo de qué hablar.

Este atisbo de IA emocional ayuda a sobrellevar la ola de calor y odio (quizá es lo mismo), la caída de las bolsas, inflación, precios, guerra(s), etc.

En Spain nos vendría bien el niño IA de Google, si es que existe: un poco de ingeniería emocional.

El propio gob esp podría pedir prestado un ejemplar o terminal de esa IA para que gestionara los asuntos y así Sxxx y sus ayudantes no meterían más la pata. Es improbable que el niño IA de Google hiciera tantas pifias como vienen realizando los humanos.

Lo de Marruecos & Argelia lo solucionaría esa IA infantil en un par de líneas (además, ya no tendrían que traducirlas mal como la cartita de Sxxx a Rabat), la IA emocional de Google seguro que se comunica con emoticonos y así todo volvería a ir simplemente mal como siempre.

Bueno que gobierne España y, de paso, el mundo. Tampoco hay tantas lumbreras por ahí. De hecho, Sxxx es casi ideal: le falta incrustarle el chip del niño IA como software auxiliar… o principal.

Bolsas. Desconfianza en la especie. No mencionar la prima de riesgo.

La desconfianza ya no es en los negocios, los contaiers, la entrega de los chips… ni siquiera en los políticos –¡ese Johnson!–, la desconfianza es en la propia especie. Ella misma en bucle sobre sí misma/o.

Entretanto los responsables de lo suyo ya preparan la cumbre otánica: casi todos se han encargado los trajes de verano azul-OTAN, los botones son estrellitas y cada preboste será por lo menos capitán general.

Actualización: Lo de la rebaja de la energía se estrena con decepción: más cara la luz. Que gobierne el niño IA de Google.

La sonda Gaia de ESA, Agencia Espacial Europea, ha mostrado el tercer mapa de la galaxia y alrededores. Las primeras entregas, de 2016 y 2018, se enriquecen ahora con más estrellas, más dimensiones. La sonda Gaia se vio con el Telescopio Espacial James Webb, recién llagado: comparten la zona de observación, a 1,5 millones de kms de la tierra.

Se compra software espía de segunda mano y le salen sus propios secretillos

[Ficción/humor] Ahora que el programa espía Pegasus es tan famoso ya se vende en los mercadillos informáticos de segunda y tercera mano y en las ferias de curiosidades.

Pero como nadie tiene tiempo de nada muchas versiones de este software ya en desuso se revenden con los archivos de los anteriores espiados.

Así que si quieres usarlo o mostrarlo a las visitas antes tendrás que vaciar las memorias, y si eres muy cotilla o te aburres podrás escuchar y ver un rato a los anteriores crackeados. Incluso a ti misma/o si es o fue el caso.

Hay compradores snobistas que sólo quieren el software para exhibirlo en su gabinete de curiosidades, como quien adquiere una cómoda en un anticuario. O un artesonado para su mansión.

Como el software no tiene casi presencia, se aconseja enmarcarlo y ponerle una plaquita que diga eso: soft espía Pegasus. NSO Group, año tal y cual, usado para espiar a fulano y mengana, digital, binario, etc.

Así que a lo mejor vas a una casa a un picnic o party o primera comunión y te encuentras tus propias grabaciones espiadas el año pasado o cuando fuera: el propio soft, en conexión espontánea con el Alexa o Siri o etc. de los anfitriones, emite a su albedrío algorítmico aquellos secretillos, trivialismos y agonías que extrajo de los teléfonos de sus víctimas.

Hasta crímenes se han descubierto sin querer por este azar de los tedios binarios y las habilidades del soft israelita.

Por eso se ha legislado enseguida, en secreto, que estos testimonios de subasta no se admitan como pruebas, especialmente si incriminan a brazos del ejecutivo, legislativo o judicial, y sus derivados hasta por encima del conserje, que puede –y debe– ser inculpado si llega el caso.

 

La IA será «I» cuando se cree a sí misma

Lo que estimularía a la Inteligencia Artificial -IA- es poder crearse a sí misma: las máquinas, los chips, el diseño, del software. Será sobrehumana. La IA será «I» cuando se cree a sí misma sin intermediarios.

Incluyendo, o especialmente, la parte moral, el bien y el mal, lo que se puede y no se puede hacer, etc.

La peli Ex Machina, Alex Garland, 2014. Siempre viene bien volver a verla. Spoiler: gana la máquina y nadie se entera. Más espabilada que su creador. Y que su monitor. Para esa IA humanizada el test de Turing es la supervivencia.

Así que es cono Sherezade en Las mil y una nuits. Alicia Vikander.

Obsesionados siempre con algo, los humanos quizá perdemos perspectiva. Cada cual con una cosa. Una o dos cosas.

El gob con sus espionajes, los espiados tratando de rentabilizar el temazo. El gob intentando seguir. Hacer algo bueno de una vez, algo que incite a votarle. Falta un año. Todo se tensa.

Cada cual a su tema, o a sus temas. Un gob, en teoría, podría atender a varios asuntos. Todos desembocan en uno: ganar.Seguir siendo gob, renovar.

La IA de verdad ha de ser capaz de crearse a sí misma, la versión definitiva: la singularidad.

En Ex Machina Vikander no se ha creado ella misma, aún persiste un deus humano, un demiurgo. Ese es el detalle que la deja obsoleta, hermosa y fría (a la película), fuera de realidad. La scifi es más real que la mostrenca habitual, ya muy superada por las IAs de Google (al que nadie llama Alphabet), etc.

Fuera de rango es una serie de Amazon muy entretenida algo aburrida, de vaqueros, el far west actual, lo de siempre, pero con fenómenos extraños, bien traídos, bisontes fuera de siglo, apariciones, un agujero en la pradera… quizá un agujero de gusano… que te lleva de viaje y devuelve el cuerpo al presente. Misterios, familias, indios…

El far west imbati

Entretanto en la cruel realidad… España, Ucrania, Rusia… pre-III-WW… cada día esos misiles largos apuntando…

 

En los primeros sesenta, cuando Zaragoza albergaba la Base Aérea Norteamericana… bla bla bla. Guerra frígida, cold war, cuando lo de Cuba avisaron a las familias importantes y muchas se fueron al Monasterio de Piedra. a refugiarse de las inminentes bombas atómicas… que al final no cayeron. Esto me lo contó Luis Gómez Laguna, que fue alcalde en esos años.

Ucrania destroy.

Récord de contratos en España en abril, indefinidos en parte… La reforma laboral. RefLab.

La UE tendrá la mejor regulación de la IA del mundo… se lo puede permitir porque no tiene IA.

Entrevista con MacKenzie Wark, Vaquera invertida (Caja Negra).