Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Brexit’

Kristalina Georgieva, del FMI, ha lastrado a toda otra generación

Kristalina Georgieva, nueva jefa del FMI, haciendo honor a su nombre, nos ha pegado un susto de muerte. Otro más.

La mujer de rojo nos ha partido la semana veraniega, creemos que seguimos en verano. Crisis mundial. Cifras de espanto, desaceleración, otra generación anulada… Lo de siempre.

El FMI no acierta casi nunca en sus predicciones, como es lógico, dado que sus ejecutivos no viven de acertar, sus sueldos no dependen del acierto o el error.

Este alarmismo brutal y la chaqueta roja es la mejor forma de llamar la atención y darse a conocer en el 90% de los países que se van a hundir en la desaceleración. Una mujer de rompe y rasga. Lagarde se ha ido sin decir nada. ¡¡¡Al BCE!!!

Este susto de muerte recuerda La doctrina del shock de Naomi Klein. Un buen SHOCK en pleno martes. A ver.

Kristalina Georgieva no le ha dado oportunidad ni tiempo a la inminente presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que de pura austeridad y sentido práctico (ahorrarse el tráfico de Bruselas) se ha instalado a vivir en la oficina. Nueva tendencia: vivir en la oficina. Qué remedio.

Kristalina ha entrado a tope en nuestras pobres vidas disipadas y hedonizadas por la precariedad (cualquier excusa es buena). Mientras se eleva el nuevo modelo de nihilista atrofiado y desesperado, tipo Joker, la economista húngara echa fuego al polvorín.

Este aviso terrible (y el de la OCDE) de Kristalina puede hacer virar aun más la campaña electoral del 10N. Todo invita a algo. ¿Más recortes? ¿Recortes anticipados? ¿Cobrar IVA a los mendigos? Poner blockchain en los colegios? ¿Reforzar la ley Mordaza?

El panorama se complica: en Ecuador el presi ha abandonado la capital, a la gente no le gusta que le suban los precios básicos, qué cosas. Hong Kong, uf. China ya ha encarcelado y sometido a cientos de miles de personas. IA para el control masivo. Más IVA. Más terror de Estado.

Y lo de Turquía / Trump: Trumpía. Cómo trata este hombre a los aliados. Tiembla la OTAN. Israel, Siria, Irak en llamas, Irán. El sabotaje o bombardeo de la refinería, ya no se nombra. Todo va desapareciendo. Putin también amenaza.

Bueno, ya sale esta señora, Kristalina, con la maza de Taurus (el del Jabato). Esto no se arregla con mindfulness.

A Kristalina no se le podrá achacar el avestrucismo de ZP. A ver qué dice Sánchez ante esta SuperAlerta Roja de la nueva seño del FMI.

Claro que si recordamos que Rodrigo Rato presidió ese orgánulo predictor…

 

______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Billetes falsos de pega

La policía alerta de una ola de billetes falsos. Al parecer son burdas imitaciones, los que distribuyen este subproducto ni siquiera se han esforzado en falsificar billetes, una labor de artesanía que el cine ha mitificado.

Habrán pensado que nadie tiene tiempo de mirar los billetes, o que casi nadie los usa. En todo caso apenas han invertido en la operación: hasta llevan inscripciones en inglés (como todo) avisando de que son falsos. Eso es lo mejor: el propio billete ya avisa del timo. Quizá aumente su valor y se revenda en las casas de subastas.

Este billete que anuncia que es falso sale a la venta por mil millones de dólares.

De nuevo la saga Pujol no sabe dónde esconder noventa millones. Ahora los buscan en Holanda. Tras el golpe del fiasco Thomas Cook al turismo, llega Trump con la rebaja de los aranceles. Brexit. Ay.

La España vacía llena el carasol y los apretujados urbanitas forzosos miran con envidia esos huecos. No hay de nada, ni wifi ni maestra ni médico, pero hay sitio, solo sitio, señor me puede sacar el codo de los riñones por favor.

Ecuador se ha echado a la calle por el subidón de los combustibles. Otro punto de fricción ardiente: Hong Kong, grano de China. París.

Del complejo iraquí saboteado nadie dice nada. ¿?

Las autoridades españolas van reconociendo cual ZPs la gravedad de los avisos, pero enseguida los matizan, cual ZPs en su agujero avestrucesco.

España reacciona ante los embates del mundo desquiciado y de sí misma emitiendo billetes que ni siquiera son falsos, sino de pega, de broma, y si cuelan cuelan.

El caso es innovar.

 

________

Mañana (y ayer): Vivir en la oficina

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La presi de la Comisión Europea va a vivir en la oficina

La futura presi de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, vivirá en un apartamento de 25 metros cuadrados en el mismo edificio donde trabaja.

Se ahorrará los atascos de Bruselas, y los casi 4.000 euros que su predecesor gastaba en un hotel.

La presi de la Comisión Europea siempre ha exhibido esta austeridad prusiana, o ascetismo protestante. Si fuera católica ya habría alquilado un Vaticano o similar para tener sitio.

La austeridad empieza por su propio cuchitril presidencial. Es todo un ejemplo. Y ahorra también en seguridad, que ya está de serie en el edificio.

Los presis de la Comisión Europea, que nadie sabe a qué se dedican o quién los ha nombrado, tienen 25.000 euros de sueldo al mes, y dietas para los gastos, ya que están fuera de casa y en un lugar inhóspito (que no es España), obligados a guarecerse de la lluvia, el frío climático y el aburrimiento.

Dentro de estas penurias burocráticas y metafísicas esta mujer, esta nueva presi de una Europa autodestroy, Ursula von der Leyen ha dado una pista de ecología y sencillez (quizá es lo mismo): se ahorra eso tan pesado de salir a la calle y esquivar patinetes, bicis y coches atufarrantes.

Quizá esta nueva presidenta sin mando ni capacidad ejecutiva ni gobierno pueda mejorar algo la Unión simplemente con sus propias auteridades.

A nosotros, en la zona PIGS, ya nos austerizaron hace años.

 

_______

 

 

 

 

Las plataformas son el modelo a copiar

Las plataformas siguen de moda en general. Una moda vintageada, como todo, pero que engancha a nuevos adeptos. Los partidos políticos, por ejemplo, se quieren volver plataformas. Lo ha dicho Mónica Oltra: “vamos a una plataforma”.

Esa superestructura ambigua aglutina entes variados y les insufla nueva vidilla. La plataforma también sigue vigentísima en las suelas de la deportivas recrecidas o sobreelevadas, sandaliones y otros elevator pitchs del callejeo.

El BdE, que sigue sin cambiar ni el logo ni el nombre, rebaja cuatro décimas el presunto pib (ya con minúsculas) y zzz.

Por lo demás el Barça tiene desgana (malaganismo postvacacional) y esa desidia al correr la banda (y lesionarse Messi) refleja la atonía del país depre & eufórico a la vez, a ratos, según la plataforma que mires.

Las plataformas se basan en despedir gente rápido y casi gratis mientras contratan algoritmos baratos hechos a martillazos. Diga uno, pulse dos, reviente a la voz de ¡tres!

Las plataformas se inspiran (muy remotamente) en las cuatro petardas de GAFA Google Amazon Facebook (y su moneda) y Apple, aunque GAFA es un acróstico que olvida a las plataformas chinas y asiáticas, de esa zona que ya emite sus imperialismos (de momento) blandos. Las omisiones en las siglas y acrósticos siempre son deliberadas. Aquello de los PIGS, eso sí que fue leyenda negra sobre la marcha, y sobre la Mancha.

Ahora estamos en Magaluf, que podría perder clientes. A Trump le van a impeachear como un pollo embreado, le asarán la tufa, si pueden. A su primo Boris le han doblado los jueces la cerviz, una jueza le ha leído la constitución no escrita (qué ahorro) por disolver (prorrogar, por sus siglas en inglés) el parlamento y encima despertar a la Reina. Si lo pilla a Boris Johnson el juez Llarena ya estaría en Estraburgo con el prófugo nuestro.

En fin, las plataformas, sean locales o de esos imperios proxy, te sacan las perras (ahora ya sabe Pla quién pagaba todo eso: él y usted) a cambio de un trozo de wifi aguachinada y cuatro partidillos con cracks agotados.

 

El agotamiento va sustituyendo al aburrimiento en Occidente a medida que se derrumba la era victoriana. Mira que dura.

 

____

Los partidos, para sobrevivir a sus propias desidias (y a las de la época), mutan en plataformas. Pero lo que define esas superestructuras es tener nube propia.

 

______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo está previsto y comprado por China… excepto este detalle

Todo lo que ocurre está ordenado por China. Este hipótesis o hipófisis es lo único que explica el barullo mundial de un martes cualquiera cuando septiembre se empina. La cuesta de septiembre. Como estará la cosa que hasta vuelven los ovnis.

La larga marcha de China ha sembrado ya sus tentáculos y sus millonetis por los nueve horizontes y, por ejemplo, ya ha tendido un tren que abraza África de lado a lado, un transiberiano africano.

China se ha comprado África a precio de todo a cien, qué cosas. La idea para un martes sin ideas es que todo lo que ocurre o deja de ocurrir obedece al discreto designio del imperio chino, que ya ha trazado casi todas las rutas ha comprado los puertos más ventilados y solo le falta pulir los detalles.

Lo único que no había previsto es que se le subleven en Hong Kong, qué cosas, por un detalle insospechado: democracia. Los puñeteros hongkoneses o honkgkoníes resulta que quieren ser libres (es un decir), o sea, votar, reunirse, protestar de vez en cuando… y vivir la dolce vita europea.

China ha decretado el destino del vasto mundo, país por país, con paciencia milenaria, dinero caliente y copiando a saco, pero no ha reparado en que una parte de ese mundo, además de comer basura y comprar chucherías copiadas, quiere votar, protestar y esas cuatro cosas que se llaman democracia. Qué manía, qué afición.

Y ese detalle jongkonés, ese imprevisto, es lo que da variedad y vivacidad al vasto mundo uniformado al estilo Mao, o Xi, o el que toque (la larga marcheta). Lo bueno de Zara es que nada más entrar ya flipas con algo. Y así hasta el fondo de la tienda.

A Europa, tan troceada y tan apocadica, que no tiene ni un microchip ni sabe hacer funcionar el gps, solo la salva ese resto mínimo de democracia, un ápice o una minuncia, siempre en peligro, siempre en precario, pero que dentro de todo, aguanta. Ese detalle es vital.

Luego, ya, que nos invadan y nos anulen, pero siempre quedará ese anhelo, esa melancolía que amaragará la vida de la tiranía mundial.

 

 

_____

Hasta el Brexit, dentro de su locura absurda, es parte de la democracia. Hasta Trump… que ya es decir.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La siesta del tory

El diputado conservador Jacob Rees-Mogg se ha echado una siesta en pleno debate del Brexit en el Parlamento Británico, la oposición le ha afeado su receso y ha sido meme mundial.

La verdad es que en semejante caos absurdo una siesta es lo más apropiado, una cabezada. Además, el pobre hombre (millonario y ultraconservador), sabe dormir muy british, sin perder la compostura. No ha puesto los pies en el asiento y pese al griterío ha tenido un dulce despertar.

El hermano de Boris Johnson ha dejado el gobierno (como aquí, los gobiernos son cosa de familias) cuando su hermano ha perdido toda opción. En esta locura mundial que tan bien representan los ingleses (que lo único que quieren es llamar la atención, como hicieron a su manera la mitad de los catalanes), echarse una siesta en el plenario no parece una extravagancia sino una necesidad.

La siesta honra a España, y este gentlemen (palabra ya en desuso, y con razón, como todo en general) ha rescatado una esquina del imperio ya perdido sin remedio, el inglés, el español y todos. Hasta el imperio chino se pierde antes de arrancar, porque en Hong Kong los díscolos se enfrentan al partido con bluetooth, sin pasar por la red.

Este tipo merece ser el primer ministro: también es pro-brexit pero al menos sabe echarse una siesta. Todo sirve para atraer al turista: esta cabezada vindica el verde de los escaños corridos.

La siesta de este tory recién ascendido por Boris (ya perdida toda opción) equivale a la sobremesa de Rajoy el día que lo sacaron del gobierno: comida de cuatro horas y salida tambaleante.

Cuando todo se derrumba hay que mantener la pachorra.

 

______

 

 

 

 

 

 

 

 

Si no tienes mayoría cierras el parlamento y te quedas tan ancho, Boris

Boris J ha cerrado el Parlamento Británico. Los parlamentos molestan cada día más: no dejan mandar como mandaban los dictadores en tiempos remotos… y actuales. Hay más dictadores que plásticos. Qué afición.

El parlamento, las cortes, un congreso… son estorbos para los populistas. Es la esencia de esa perturbación: cerrar cuanto antes el parlamento. Que no moleste. Que nadie diga nada. Ya le mandamos el sueldo a casa.

Una forma de cerrarlos es declarar vacaciones, o prolongarlas. Ya suelen ser bastante largas sin necesidad de que haya un golpe de estado.De hecho, la causa de que haya menos golpes de estado es porque los parlamentos suelen estar casi siempre de vacaciones.

Por definición ningún parlamento debería cerrar por vacaciones jamás. Eso de la diputación permanente es un truco, una engañifa al contribuyente.

Es como si los bomberos o los hospitales cerraran dos o tres meses. Debería haber diputados suplentes para cuando los titulares están de fiesta laboral, la que les corresponda según la legislación que ellos mismos aprueban… para los demás.

El salario mínimo debería ser igual al sueldo de un diputado. Y las dietas, etc.

Debería haber un presidente suplente, aunque fuera de su misma familia, un primo o un cuñado. Y diputados becarios.

Al cerrar durante tanto tiempo parece que el país está abandonado a las multinacionales, que nunca cierran.

Al cerrar en verano los diputados se olvidan de los temas y cuando regresan tienen que hablar de cosas superfluas.

Boris J ha cerrado el parlamento y ha creado una crisis estupenda. Ahora el parlamento es la calle, que tiene otras normas. El speaker es cualquiera con un megáfono. Y la reina se ha llenado el bolso de galletas, por si estalla una revuelta –o una revolución– y tiene que salir corriendo.

La monarquía está muy asentada pero los reyes y reinas siempre tienen el neceser a mano. Un neceser bis.

Lo más sólido se desvanece en el aire.

Las potencias conspiran unas contra otras de mil maneras.

Los parlamentos son la parte más delicada, hay que mimarlos, y evitar que caigan en el adocenamiento y la molicie del iPad, el iPhone, el chalé y las prebendas.

La mayoría de las nuevas admins se han subido los sueldos por unanimidad. Lo demás ya depende de algún informe…

 

 

______

Lo del omeprazol con crecepelo es brutal

Verano de listeria

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vigencia de la monarquía y el vídeo

La monarquía y el vídeo se consagran como fórmulas de éxito. La foto o vídeo/foto de Boris Johnson y la reina de Inglaterra, que ya la hemos visto otras veces, muestra la vigencia de estos dos arcanos del milenio: el vídeo y la monarquía.

El vídeo se anuncia con el triángulo (el ojo de Dios) mirando a la derecha. El triángulo siempre ofrece más (incluyendo los anuncios). Una foto vista sin triángulo encima es como que le falta algo, o todo.

La reina de Inglaterra es el éxito absoluto de la longevidad y el bolso (que sustituye a la corona, el cetro, la espada, el yate y otras ordinarieces, incluyendo la horca). La monarquía solo es guay (palabra ya maldita, por eso la pongo) en las democracias: las satrapías absolutas moras que obligan a las mujeres a llevar velo y, cuando pueden, a huír, no molan nada. Ya se ve: el petróleo mancha lo que toca. Venezuela inclusive.

Ese tarugo que va a dinamitar Europa, o lo va a intentar con ayuda de su simétrico trumpero, se inclina ante la reina Isabel, a la que usted guarde muchos años, y con esa reverencia que parece que se va a crujir el lúmbeo ya se homologa ante la tradición, aunque esté dando un petit coup de Estado.

Pero lo que da verosimilitud a la estampita es el triángulo que anuncia el vídeo, o sea, el futuro divino.

 

_____

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El G7 y la crisis de memes

El G7 ha descansado a final de agosto en Biarritz a mayor gloria de Macron. No ha habido comunicado conjunto ni disujunto, solo memes: unos millones para el Amazonas que Bolsonaro no acepta, unos insultos en redes, unas sorpresas sin recorrido. Rusia, Putin, Irán… Macron ha invitado a la cena de gala a unos cuantos periféricos (todo es periférico de usted), entre ellos España/Sánchez.

El G7 o G15 es puro meme. Merkel, mujer seria en retirada, no se ha visto. Alemania carga con su culpa doble o triple, por la austeridad protestante extrema, por lo de siempre y por facturar poco (y quizá por el pufo de Volkswagen). Y por Trump y China. La nueva jefa de la UE no asoma.

Macron ha urdido una gran campaña napoleónica de imagen a base de memes y hasta ha conseguido que el de Brasil le potencie la movida con un estilo que le retrata. El peor incendio es el que se va a tuitear.

Con los problemas que tiene el mundo, que ahora no recuerdo cuáles son, y estos mandatarios monologuistas hacen un poco de show para ganar unos puntos de encuesta. Quizá es una forma de afrontar la impotencia.

Las corporaciones entonan el halago vacío a sus clientes-esclavos y mudan la piel para seguir rapiñando lo que se pueda. Lo que va quedando, que no es gran cosa.

Hasta las anticumbres han sido para mayor gloria de Macron y su proyector de memes variados. Qué sería de una de estas cumbres sin unas buenas manifestaciones en los alrededores para dar color local?

A pesar de los esfuerzos de Macron por animar el ambiente y reflotarse el finde del G7 deja la evidencia de una crisis de memes creativos y viralizables. La crisis no es solo económica, financiera, amazónica, oceánica…

Al G7 no se le puede pedir nada en el terreno de lo real, pues encarna el reino de la fantasía y la fabulación. Pero en ese ámbito, que se corresponde con la emisión (ya que no de dinero) de memes, hay que exigirle todo. Y en eso también ha fallado. Al menos Macron se ha esforzado, aunque con un exceso de egotrip (lo que invalida el meme).

 

 

_______

Robots manejados por humanos que cobran dos euros.

El asunto del cementerio de Manacor corre enparalelo con la carne listerínica.

Nouriel Roubini analiza la recesión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El G7 veranea en Biarritz

El G7 se reúne este finde en Biarritz, en Francia, a veinte kilómetros de la frontera de Irún. Hay una contracumbre y España, que no pertenece (por poco, casi, ay) a ese selecto grupo de potencias, ha sido invitada a una sesión de cortesía, por el esfuerzo logístico de seguridad bla bla.

A finales de agosto, ay, se celebran varias cumbres sistémicas, en plena semitormenta. La de Jackson Hole de los banqueros de la FED USA es de las mejores. Y luego esta, la del G7. Lo de Davos es en invierno más o menos.

El caso es que hay movida por Hendaya Irún en finde, y el gentío acude a estas cosas para protestar y para tener algo que contar en sus redes, medios personales tan perseguidos en Hong Kong y en medio mundo. Qué abundancia española, europea (que ya se debería llamar abundancia auropea, ya se sabe que la “a” niega o distancia, y ahora estamos en esa fase o antifase de repudiar la felicidad o la falicidad).

Google ya remite la mitad de las búsquedas a sí mismo, lo cuenta Microsiervos, de manera que la red ya es suya, autoreferencia y egotrip, o sea, dinero. Con lo bien que empezó Google, etc. Cuando algo se apodera de todo, aburre.

El G7 se reúne en Biarritz, que está en Francia pero es casi España, así que nos toca de cerca ese cónclave y esa monserga, contenido estival de relleno, y llega Trump con el disgusto de no haber podido comprar Groenlandia a Dinamarca.

El mejor autoTuit ha sido del presi del parlamento neozelandés dando el bibe al bebé de un diputado.

Cat no consigue un titular ni en sus propios medios oficiales, se ha pasado un poco la florada, el 17 ya está en fase TS, Tribunal Suspense. Vuelve Amedo amenazando con desvelar los papeles del GAL si no los publica el CNI: Amedo en modo Villarejo. Conservas Litoral.

Y la Junta And con el marrón de la carne mechada, que nos devuelve a El Lute y la Colza, ay. Menos mal que llega el G7 a Biarritz, cumbre chic con toques etarras, ya rehabilitados, homenajeados y con pensión.

El dato para abrir la lata de septiembre es si Casado persevera en la barba o ha sido flor de un day.

A lo mejor el G7 trae instrucciones o algo.

 

____