Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Cinco metros

El virus está vivo a cinco metros del emisor infectado. Ya lo sospechaba usted, pues aquí está la prueba: [·]

Hasta los más escépticos se avienen a alargar los plazos, los metros, todo se aplaza… cada vez más lejos…

Las distancias de seguridad que habíamos fijado optimistamente en metro y medio reflejan el poco respeto que nos causaba el virus.

Los cinco metros es en local cerrado. Pero.

Podría ser que el virus mutando matando… consiguiera alas, o un alerón. Darwin nos está machacando. Y nosotros a él.

Ahora, en cerrado, a cinco metros. Y pensábamos que había demasiados polideportivos.

Las news se atocinan: se disparan los casos. Aragón solo era la avanzadilla. Del turismo ya ni se habla.

Se prohíbe fumar en la calle y terrazas al aire libre en varias autonomías.

El problema va a ser la distancia de seguridad, que ahora habrá que ampliarla a ¡cinco metros!

Y la irascibilidad del fumador apestado: ahora es cómplice del virus. Presunto.

Se va a probar enseguida que el virus, con el humo, llega más lejos.

Las CCAAs no disponen de suficientes competencias para prohibir, los jueces impiden el cierre de bares.

Las CCAAs, para prohibir, tienen que recurrir al tabaco. Se les agota la realidad prohibible. A ver si los jueces les dejan.

Seguramente el lobi tabaquero intervendrá de oficio…

Esto es la Ley Seca, pronto abrirán fumaderos clandestinos a cinco metros…

Los cinco metros es la nueva medida de todas las cosas. En el cuerpo a cuerpo es un año luz.

El virus del mosquito del Nilo llega a España, nuevo pánico.

Y las asociaciones médicas advierten del peligro de la nueva ola o fase o crecida del virus.

Aquella auditoría que pedían los científicos sobre la gestión de la pandemia ya sabemos que jamás se hará. Quizá la haga el comité fantasma.

Alarmas por todos lados, y el gob de vacaciones.

La real familia sigue currando pueblo a pueblo, van pidiendo el voto, como aquel verano que Sánchez recorría España para ganar las primarias. Hay que currarse todo mucho, el próximo minuto siempre está temblando.

Todo se aleja un poco más. Tensión, calma fiera…

Y guardar los cinco metros.

 

Sigue el culebrón…

 

__

Más satélites, menos cielo…

“La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos acaba de aprobar la petición de Amazon de lanzar 3.236 satélites para acceso a Internet. Al estilo de las constelaciones Starlink de SpaceX o de la de OneWeb.” (Microsiervos).

 

Los comentarios están cerrados.