Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Spain’

Sánchez hace las Américas

Pedro Sánchez ha sido entrevistado en la MSNBC (vídeo: el pantallazo es del mismo vídeo) y, dicen los expertos, que se defiende bien en inglés. Es un éxito evolutivo de los presis hispanos.

En la web de Moncloa hay un vídeo informal que parece hecho con un móvil viejo donde se ve a Sánchez por las calles de NY, blindado de seguratas. Recuerda el paseíto de Rajoy, aunque sin puro y con mascarilla.

Sánchez está triunfando en USA porque ha ido a vender a puerta fría ante los que mandan de verdad. Inversores y eso. Entre ellos Larry Fink, jefe de Blackrock (lea su carta-biblia reciente). Con eso está dicho todo.

La entrevista con Biden puede posponerse indefinidamente porque Biden está haciendo lo que le mandan estos tipos glaseados a los que visita Sánchez a puerta fría. España, paraíso del inversor. El mensaje es nítido y los templos USA del money agradecen la tournée.

Si no mete la pata Sánchez va a arrasar en su gira americana. Especialmente triunfará en España, donde sus comparecencias servirán para estimular a la población a estudiar inglés.

De hecho, Sánchez triunfaría si en vez de volver a España se quedara todo el verano en Estados Unidos, y el otoño.  A fin de cuentas, para lo que hace en España (esp) y lo poco que le luce, mucho mejor haciendo de comercial, que tiene buena planta… ¡y habla inglés!

Los investors enseguida comprenderán que el psoe en lo esencial es de derechas, y que las guerras culturales son para la galería. Lo que demuestra que es de derechas es que cogobierna con UP-IU y que la Unión Europea dicta lo que se ha de hacer.

Si Sánchez cae bien a estos tipos amos del mundo la derecha pepera y aledaños no tendrá nada que hacer. Pero han de llegar los euromillones y los investors USA han de invertir cuanto antes.

Solo con hablar inglés y hacerse videoselfis en Manhattan Sánchez no se saca la sanchería plena.

En USA les va a gustar este selfmademen pionero de sí mismo.

 

El eterno ralentí

Sobran oficinas y esa es la razón de que el gob tenga tantos asesores, ministros, etc.

Por lo demás la luz sigue a tope, y eso es un indicio de que el gob no sirve para nada útil, excepto para las compañías eléctricas o energéticas y otros colosos.

El sistema es así, etc.

España (esp) está muerta y no lo sabemos, pero lo sospechamos. Se reinicia cada pocos segundos… y muere zombimente. Estamos en el ralentí eterno.

No se ve un alma. Las terrazas (un loco ha atropellado una en Marbella) están llenas de almas errantes pidiendo, vendiendo chucherías, las terrazas son todo lo que queda, con sus almas en pena.

Rusia presenta su misil que vuela a nueve veces la velocidad del sonido, once mil kms/hora. Un atraso. No es eléctrico. No le dejarán sobrevolar Europa, USA y otras zonas-Greta.

Y estamos en el desvelamiento del programa espía Pegasus, que graba todo. Snowden pide que prohíban la venta de ese ingenio. Pero esta filtración de espiados viene a ser un anuncio comercial. Hasta las diputaciones provinciales querrán adquirirlo.

Tiene lógica que sea un programa israelí el que emplea para espiar a todo el mundo, viene a ser el ojo bíblico de Dios que todo lo ve, quizá el logo es un triángulo.

Periodistas y opositores a Orban fueron espiados con Pegasus, según esto.

Joaquín Urías hace un análisis demoledor del TC y, por extensión, de los partidos que lo han deteriorado a su imagen y semejanza.

El sanchazgo, que no acaba de implantarse como sanchería, caerá por la luz y el agua, que también vale lo suyo y va a subir. España despega como un cohete ruso a gasoil pero vuela a un palmo del suelo, a pleno ralentí.

Todo sube y nada baja, excepto la moral resiliente y empática, que se consume a sí misma como último yogur en la nevera. Las empresas piden dinero al gob y a sus propios empleados antes de despedirlos. Hoy se fusionan dos bancos.

La luz se mide en kilowatio/crimen y el gob se hunde en sus vastas impotencias. Cuando lleguen esos nueve mil M€ de Bruselas habrá que echarlos a intereses de las deudas. Nos los hemos comido varias veces.

Todo se estira hasta lo inverosíml: las horas, que tampoco sirven para nada, el futuro. Los asesores gob.

Lo que hace el Estado y sus periferias en verano es esconderse y cerrar, vacaciones online. Precariedades SA.

El disimulo se sustancia cada vez de una forma diferente. Ahora vete a saber. Esconderse y esperar. Y que suba la luz en total oscuridad. Lo de Buero Vallejo.

Esp al ralentí y gracias: de donde venimos el ralentí es casi un éxito.

 

El gráfico usado en la ilustración corresponde a la noticia “España es el país donde más se encarece la electricidad…” y el original es interactivo.

Sobre el programa espía Pegasus viene bien recordar las reflexiones de Harari hace unos días en el Mobile de Bcn.

Velocidad de los memes

El TC, que ha invalidado en la tanda de penaltis el estado de alarma, y la quinta o sexta ola de la pandemia obligan al pobre Sánchez a retrasar el estado sanchería, especie de finca para la que ya ha contratado a cientos de asesores, aparte de los infinitos ministros.

Ahora toda esa gente no tiene nada que hacer. Se aburren sin Iván.

La sanchería era el estado pleno del sanchismo, la culminación indefinida, casi eterna, para remozar esp y colocar en lo más alto a una remesa de allegados, más los cesantes, que solo pueden subir de nivel. Ser ministro es el primer peldaño.

La condición de la sanchería son los euromillones, que están adjudicados pero no acaban de llegar.

Hasta que alguien por Bruselas da el click definitivo a la primera remesa hay que aguantar, tap tap tap…

Quizá el ok y el dinero han de pasar por todos esos controles para certificar que no son dinero negro, serie B o evasiones pujolescas: que no viene de paraísos fiscales, etc. Ha de ser dinero limpio y fresco. Lo cual es imposible.

Es un apunte contable, ¿por qué tardan tanto?

Pero la sanchería, finca sanchera en el solar esp (cat-vasc), no depende solo de los billonazos UE, aunque son lo esencial. Requiere una cierta pax interior, que pasa por las vacaciones sanas, porque el virus no se apodere otra vez de las noticias y porque no se publiquen cosas inconvenientes.

Pero la pandemia arrecia, las encuestas insisten en datos malos, pesimismo, miseria, desafección, horror.

Y encima el TC impugna el estado de alarma. ¿Será posible?

La renovación de los ministros, paso previo a la sanchería, solo ha dado juego cinco días. La misma velocidad sanchera en dar el cambiazo se aplica al propio cambiazo. Es cosa de los tiempos.

Aunque Sánchez se cesara a sí mismo sin darse cuenta, cosa cada día más probable según el thinktank de Casado, el notición no aguantaría ni una semana.

Lo bueno de la democracia, aunque sea en su fase distópica pre MadMaxista, es la variedad de agentes que meten el cucharón en la sopa del día.

Nunca sabes qué va a decir Villarejo, Florentino, el TC o el tiktoker.

Así, el TC, olvidado por méritos propios, ha anulado un año y sus multas en la tanda de penaltis (5-6). Cualquiera día vuelve el Banco de España (sic) a emitir soflama doctrinal, etc.

Eso en la intimidad esp (cat-vasc), si añadimos los SuperMemes de la Unión Europea (sobre las cláusulas suelo de las hipotecas, por ejemplo) que son tan frecuentes como ignorados, tenemos una variedad y una animación incomparables. Y en paz. La envidia del mundo.

Así que los vaivenes de la sanchería, que no acaba de implantarse, aportan su cuota de suspense y emoción.

Lástima que con eso no se come ni se paga la luz.

Fiat lux.

 

 

 

Retroactividad de lo bailado

Seguimos medio vivos casi viernesmente

pasando del virus, como si no existiera (o quizá no existe y los muertos son mentiras del gobierno)

el gentío se hace pcrs en masa y la mayoría salen positivas y no tienen síntomas

aunque alguno va a la uci

exponencialmente nada

quizá el virus no existe como decía  Miguel Bosé

y todo son inventos y conjuras para dominar el mundo

que ya se escapa

 

Pero un hombre ha muerto en el tranvía en Suiza y su móvil ha sonado 40 veces y nadie se ha dado cuenta

ha hecho cuatro trayectos muerto en su asiento y el iphone a tope sonando

y nadie se ha preguntado por qué no respondía

si estaba dormido

era sastre

en Suiza

Este poema de Miguel Labordeta, que mañana cumple 100 años dondequiera que estemos:

Cada lunes cada lunes dolorido bajo la lluvia sola
mil años al menos o mil siglos
vuelve a nacer mi sed a todo trance
y sombras silenciosas de personas que aúllan y que amaron
cruzan los gabinetes solitarios
hacia el próximo aniversario de su total fallecimiento.

 

(Abajo, el enlace de la antología).

Casi vivos llegando al viernes

las calles llenas el virus suelto pero ya solo le hacen caso

los 6 a 5 del TC, que han impugnado todo el año

retrospectivo existente

retroacciones del sinvivir

 

Salen los datos del hambre y el asco, desde la gran recesión, como si hubiera terminado alguna vez

La gran recesión empezó y ha empalmado con esta pandemia

pero es mejor no leer esas noticias

que se pierden enseguida en el averno

Llegando arrastras al viernes de los dolores los amargorios y el tomo de Kant en el móvil

Nuevas Ilusiones SA Inc Corp

saltar a la piscina desde un tercer piso, escalar torres más altas han caído,

eyacular sin mirar a quién como famosos tiktokers y afamados youtubers

vuelva la fiesta antes de que el invierno nuclear nos sepulte y todo sea como Cuba Somalia Nicaragua Corea la mala y cien nositios más

vuelva la fiesta retroactiva

que nos han quitado tantas veces lo bailado

que ya no hay tiempo ni de ponernos malos

las multas incobrables del año de las residencias fantasma zombis genéricos

hagamos como que no pasa nada

como hemos hecho siempre

y haremos

para seguir tirando

amén

 

 

El 73% cree que los hijos vivirán peor que los padres (pero no peor que los abuelos)

Antología de poemas de Miguel Labordeta de Alfredo Saldaña y Antonio Pérez Lasheras en Archive.org.

Miguel Labordeta cumpliría mañana viernes 100 años.

#100añosMiguelLabordeta

SALUTACIÓN AL PUEBLO EN PRIMAVERA


En tu luto descalzo en tu soledad de pan
quiero hablarte pueblo mío mi pueblo
de hombres feos con temple de horizonte
y un oculto bramido desgarrado de corazón de toro
y desparramada fiebre carcomida
bajo tanta bufanda rota gastada pana
tanto lecho con chinches tanto sudor esclavo
entre los días grises camino de la fábrica o del campo
más allá de la muerte herido encadenado fustigado
barrido por los soles los hielos el viento inmenso del oeste
galopando por llanuras golpeando las fosas de adobes para siglos
y entre minuto y tarde de un viejo can en sueños
los implacables plazos al explotador de turno
la graciosa novia que espera en los portales la anciana tía loca
un padre embriagado los partos y las muertes
que traen a los umbrales un sabor madrugado a cloroformo y rosas
la vida es eso: lo que acaso dicen los hijos pues que vienen
los que se van algún hermano tísico primaveras que pasan por aceras y campos.
dejando en los pasillos un triste olor a hermoso a bolsillo vacío a tibia mañanada con un reloj parado.
y las lunas se extienden se derrochan ahorros tan pequeños
y una posible tarde de sábado de agosto
te abandonas cansadamente y sucio al margen de tus ríos.

Pero tu espesa pena no la lloras
no la gimes la escondes con cólera y vergüenza
como tu amor tan bueno allá en el fondo
y tu mendrugo negro cotidiano
y tu vieja chaqueta del oficio y el rostro de tu mujer enferma
y los años que huyen por cinemas de barrio
donde tiemblas de miedo y de deseo
y la tasca con humo donde el rato te mata sin saberlo.

Quiero en los ojos pues mirarte
contemplar tu alma sepultada como un león dormido
apretar en la mía tu antigua mano ibérica
señalar en mi sangre el fuego de tu origen
unir a mi esperanza tu infortunio
y escuchar la alegre valentía de tu gesto
a ternura cruel de tus canciones.

Ahora quiero hablarte pues mi pueblo pueblo mío
desde el balcón de mi locura hablarte
con mi espada en la mano
con mis ojos de sacerdote y tigre
hablarte en el saludo.

Ahora que estoy de pie
y miro el porvenir tempestuoso de los hombres
ahora que me siento atrozmente avergonzado
de que tú que amasaste gota a gota de sangre
con un sudor de llanto y gloriosa fatiga apasionada
el vientre de la tierra y la entrega del mundo
hacia un remoto cielo todo azul entre espigas
alimentos recosidos pingajos migajas de penuria
desnutridos villorrios quimeras para nadie

olvidada muchedumbre de peones mortales
recibe así mi humilde salutación de hombre
al estallar la primavera
por las amargas lenguas de la patria.

Abril 1951

 

Cambio Climático (CC), crecimiento indefinido, bla bla

El MIT predijo en 1972 que la sociedad colapsaría este siglo y que el crecimiento no podría sostenerse. Una nueva investigación confirma que el colapso es uno de los escenarios posibles (Climaterra) ···> Límites del crecimiento, por Gaya Herrington (KPGM).

El IPCC efecto invernadero es inquietante (Europa Press).

Entonces estamos en el filo de varias navajas. El cambio climático (CC) es más rápido y evidente de lo que anunciaban.

Ya vemos que el crecimiento cuesta cada vez más, o no se consigue. Las propuestas de la Unión Europea son chulas, pero se quedan cortas. Y aun así nos parecen largas, exageradas. Cuesta hacerse a la idea. Quizá necesitamos más series, documentales, lo que sea.

Por cierto el Pacto Verde Europeo, que es como se llama el plan presentado ayer, está en español enel sitio oficial de la UE.

O que nos llegue a la puerta de casa la evidencia, aunque entonces será tarde. Ya llega en pequeñas dosis. SOlo hay que ver el cubo de basura, la locura de los contenedores. Los plásticos se exportan a África para que los tiren al mar, a su mar, que es el único.

 

El TC anula el estado de alarma en los penaltis (6-5)

El TC ha copado un rato la actualidad, siempre tan ella, con sus manejos del remoto pasado, pero esos flecos no empeñan lo esencial: que estamos a punto de estrenar el sanchazgo, nuevo estado (y Estado) de España (esp) sobre cuyas peladas lomeras están puestos los ojos y satélites de medio mundo.

Pues aquí es donde se innova más rápido en la política efímera, la que no deja rastro. Échale un TC a Sánchez.

Cuando llegan los dictámenes el sujeto ya ha volado, mutado, incluso ha mudado el pellejo de medio gob. ¿A quién apelan las tres sentencias TeCeras cuando llegan? Bueno, a Iván, por poco, aun le pilló la del CNI. Pero Iglesias ya había desaparecido. Iglesias ha sido un preclaro, un alumni avispado: ha aprendido que su exjefe-socimini, Sánchez, es más rápido que el rayo. Y salió disparado antes que implosionara el parqué.

Cualquier día de estos va el TC y publica una sentencia en una semana.

Aunque semejante velocidad (sanchera) seguramente sería anticonstitucional.

El caso es que el TC ha decretado que el estado de alarma no valió. Ha sido 6-5, o sea, por los penaltis.

Por lo demás Europa ha avisado que los coches a tufarra se prohibirán hasta el 2035, cuando el cambio climático (CC) ya habrá casi acabado (con todos).

Además de los 140.000 euroMillones, que ya se van acercando (lo que da cuerpo y entidad a la sanchería), la Unión Europea está prometiendo muchos millones para paliar los estragos del CC –y de combatirlo–. Tanto dinero, viniendo de donde venimos y vienen, es casi sospechosísimo.

Lo que definirá a la siempre inminentísima sanchería es la Unión Europea. El dinero, las leyes, las órdenes (que se ignorarán como hasta ahora), el estilo.

A su vez, la UE, que algo se fija en la mutante esp sanchera, alucina con las velocísimas inmolaciones del velociraptor moncloví. Es un modelo para dirigentes y spinofistas del mundo y eso explica que el obsoletísimo Biden, que aun quiere enmendar un neocap que ya no existe, ni siquiera lo viera aquel día en el pasillo.

Un ejemplo ya arqueológico de esta velocidad sancherística es el invento de delegar y esparcir la gestión de la pandemia entre las ccaa’s, que ahí siguen, lidiando con sus audiencias provinciales, miniTCs de barrio, bares y vacunas. La cogobernanza dedazo sanchera, tan denostada en su día y siempre (y yo el primero), ya se estudia en Yale y Harvard.

Ahora están pidiendo a gritos las ccaa’s de la Quinta Ola que el gob proclame un toque de queda o similar.

Con el decreto TC anulando el estado de alarma hay que borrar todo aquello de los balcones y los aplausos y devolver el papel higiénico. Sin duda es una sentencia justa.

 

Dado en Bizancio a tantos de tantos de bla bla

 

 

 

 

Queda inaugurada esta Sanchería

Un cambio de ministros causa conmoción en un país… que no tiene ilusiones. Ni gran cosa que hacer.Al menos hasta el mediodía, que han dicho que empiezan a llegar los euromillones.

Si tienes algún proyecto o incluso un libro o una persona, si tienes algo, por ejemplo un trabajo bueno (¿?) el gob no te ocupa ni un minuto del año. No digamos si el trabajo es malo, con lo que distrae.

Sánchez actúa conforme a su tiempo, y quizá ya va un poco retrasado: la interoperabilidad de las personas; cada objeto o persona ha de servir para dos cosas por lo menos. Consumismo humano, fugacidad, sumisión. Adaptación, resistencia.

En estos momentos Sánchez es un modelo (inconfesable) para el mundo porque actúa conforme a sus cánones, que nadie sabe cuáles son (esa es la gracia) pero que todos intuímos cuando los vemos pasar a nuestro lado o, lo más común, cuando nos pasan por encima como apisonadora rompiendo cristales.

Sánchez es el hombre del año o del verano, que el año ya se queda largo para la velocidad de pantalla media por usuario. Tiempo/bits/cerebro.

Todo ha de servirpara dos o tres cosas ¡a la vez!

Francia multa a Google porque Francia no ha ganado la Eurocopa. Gran Bretaña se deshace por lo mismo. Naciones residuales imperios fallidos. Europa necesita a África como el comer y viceversa. Rápido.

Los monopolios giga sirven para echarles todas las culpas. Es un servicio que va incluido en el colosal tamaño. Francia 500 millones de multa a Google, los pagará carísimos Francia.

La otra virtud de Sánchez es el aburrimiento infinito del censo que espera noticias del gob, precisamente porque ya sabe que no significan nada, excepto ellas mismas: su propio uso y disfrute. Selfimente.

Lo bueno de un gob es que puede agitar el mundo entero (en su minúsculo ámbito de influencia) sin modificar nada.

Francia puede multar a Google para demostrar que existe y que conserva soberanía, pero Google ni siquiera se entera de ese aguijonazo que le hace subir en bolsa. Google ha prolongado la vigencia de sus cookies/negocio. Somos carne de Google. Granjas humanas de terabits procesados por algoritmos hechos a zapotazos.

Biden (presi USA) publica (el viernes pasado) una orden ejecutiva contra el neolib, pero el neolib ya no existe porque ya ha mutado más mecanismos de negocios rarísimos que el gob USA ni siquiera aspira a comprender (y tampoco podría vivir sin ellos). Es tarde para todo eso, como para el impuesto global del 15%. La letra pequeña, cuando llegue, será Bizancio. Cuando algunos gobs, como el de USA, dicen que van a reaccionar es que la ola ya ha pasado.

¿Dónde estamos? En esta distop Sánchez corre más que nadie. Tira a la guardia de corps, que se le subía a las barbas.

Por eso Sánchez es admirado en secreto. Porque opera ya en el futuro efímero, para él todos somos derivados y periferias interoperables, intercambiables.

Por eso su única rival posible, temible, de momento, es Ayuso, que viene con el mismo adn sanchero modificado, quizá un poco más moderno que el de Sánchez: modificado por los tiempos, los asesores, el trumpismo y, en definitiva, la propia mundanal urgencia de los negocios/país y la presión del postneolib, que nadie entiende.

Se anuncian los primeros euromillones. A ver.

 

Cuba

Hay testimonios de que la algarada de desesperación trae una ola de represión salvaje del régimen, que morirá matando.

El gentío, si come y tiene algo para entretenerse, aguanta las monsergas y las dictaduras que le echen. Con un alambre en el carburador tieas diez años y la épica te resbala.

Pero llega un momento, una pandemia, lo que sea, en que no hay ni para desayunar, y además, sarna ingobernable: ¡sarna!

Ni las medicinas más básicas. Ni un plato de sopa aguada.

Y aunque la maten la gente salta y se enfrenta a todo, quizá llega un momento en que prefieren que los maten antes que esa muerte lenta cocinada con sarna.

El régimen tirano va a encarcelar a todo el que guiñe un ojo. La represión es brutal.

 

 

Sánchez hace un giro de 960 grados

Sánchez nos ha sorprendido a toas toas toas (Sabrina).

Solo le falta hacerse un TRANS. Aplicarse su propia ley.

Todo le viene del subidón de Ayuso en Mad, que ha conectado con el populacho. Mad MAR ha vencido a Iván RED.

Le ha salido una rival temible.

Pero Sánchez se ha revuelto cual tigre en spa. Y nos ha sorprendido a tope, por todos lados. Se ha quedado solo por fin.

Lo que más impacta de este giro de 960º (varias vueltas sobre su eje) es la libertad.

Por eso ha descolocado a todos. La analística posmoderna deberá rehacerse y buscar nuevos desenfoques. Basta de Maquiavelo.

Qué envidia despierta el giro de 960º sancheril. Sobre todo en los líderes empresariales y políticos. Cómo les gustaría hacer un Sánchez y renovar las cúpulas, quedarse solos unas horas y luego, zas, dar el cambiazo.

La purga balcánica sanchera ha sacudido el ibex por donde más duele: el recambio de los equipos directivos. Quién pudiera.

En la última temporada de la empresa española ya se ha instilado el meme pandémico de que todos somos intercambiables.

Todos menos los jefes, claro. Todos podemos hacer todo, es otra versión de ese meme que implica que nadie vale nada.

Excepto los jefes, que valen todo. Este supermeme empresarial y universal español lo aplican las empresas y entes que ya están out, que se saben sin futuro ni ideas ni producto ni servicio. O sea, el 99%. Solo aguantar y sobrevivir. Ir tirando lastre, empleados.

Pero tiene un fallo: que el segundo nivel de mando (los ministros, en la analogía del gob) no es fácil de renovar.

Los jefes están atados a sus equipos directivos, dependen de ellos para resistir y despedir en la debacle, para prolongar la decadencia. Comparten esa incultura brutal del pánico. El no entender nada, a esos niveles, obliga al sano nihilismo.

Por eso Sánchez ha causado tanto impacto: lo ha hecho. Ha despedido al núcleo duro, a los más cercanos. ¡Qué tío!

Solo le falta hacerse un TRANS.

O cesarse a sí mismo.

Todo llegará.

 

 

 

 

 

Sánchez sigue de presidente y cambia medio gobierno

Sánchez es él y una multitud intercambiable. En sábado de diáspora –en las ciudades solo queda el virus– Sánchez ha dado el cambiazo.

Mientras, Casado forja su gob en la sombra con el pp clásico no imputado. Casado lucha contra Ayuso, que esta semana ha visto a Sánchez y ha dicho que hunde España.

El presi, al no poder inaugurar oficialmente la sanchería, el pleno sanchazgo, porque no llegan los euromillones, ha decidido hacer algo, cambiar medio gob.

Los ministros, siendo casi innumerables (como los asesores) tienen la ventaja de que se sabe quiénes son, y poco más. Se entiende que el Estado, aparte zonas deep muy enquistadas en sí mismas, apenas existe. Las ccaa’s y la Unión Europea, y en definitiva el mundo con sus containers y sus megacorps, manejan los hilillos de las alfombras.

Aunque nadie maneja nada y todo va un poco a la buena de Dios y de los hackers rusos, chinos, etc.

Desde lo de Assange, Snowden y Falciani no se ha vuelto a saber nada sobre la realidad. Y antes, los papeles del Pentágono (buena peli) y Watergate.

Un gob esp apenas puede hacer sus apaños familiares, leyes que se amontonan en una superproducción implosiva, parches para ir aplazando las deudas monstruosas que ya nadie revisa, desidias milenarias que son la entraña de la burocracia ovejera que tan bien encarnó Rajoy.

Sánchez es el hombre del momento, su liviandad lo hace veloz como los tiempos, su ausencia de todo (especialmente de sí mismo) y su intangibilidad etérea son el paradigma de los ceos y los aprendices del mundo entero. Igual niega el indulto que lo otorga.

A Sánchez el destino le ha encomendado desmontar un estado milenario y repartir sus trozos por arriba y por abajo, a los lados.

Un estado que ya venía recosido y reempalmado de origen. Ya tiene mérito.

Por eso el recambio masivo del consejo no significa nada más que la manifestación de quién manda y quién va más rápido: los nuevos cargos tampoco podrán seguirle porque el liderazgo hoy es la velocidad del cambio, sorprender en vano.

Los ministros, quietos. Se espera de ellos que no metan la pata, que no interfieran en el curso impredecible de la inminente sanchería, tierra promisoria de la nada veloz… Y los euromillones, que no acaban de llegar.

Esto lo vio Iglesias. Desde fuera se intuye la imposibilidad de intervenir en la realidad, desde dentro se sufre nada más empuñar el carterón.

Entonces, aparte de relevar a los más quemados, Calvo, Ábalos, Celáa, el objetivo del cambio es mostrar lo que permanece: él.

El simple gesto ya encumbra al presi sancheril pues ejerce su potestad de mover a los extras y deja claro lo más importante: que él no se cesa a sí mismo.

 

Aquí están las tres fases del ciclo sanchero.

 

 

Zona de riesgo

España, declarada zona de riesgo por Alemania. Ale etiqueta a Esp como ZdR. Se refiere solo a la pandemia, o eso parece.

Nada que ver con el crack del 2008 y aquellos hombres de negro. Las llamadas a Zp para que modificara la Consti, como así hizo de acuerdo con Rajoy.

Ale nos etiqueta en tiktok, en instagram y eso. Mal asunto. Suben los casos de virus en jóvenes. Los del babyboom siguen igual, con la mascarilla bien prieta.

China recopila adn de mujeres del mundo mediante una megacorp. Todos somos comunistas malgré nous. El ministro comunista esp estaba mejor callado, demasiados ministros dando la monserga vana. Incluyendo al presi. Cuanto más desaparecidos estén, mejor. Incluyendo a las oposiciones. Dejen respirar el virus.

Alemania nos pone en zona de riesgo ZdN.

Estoy pensando todo el día en Samuel, el chico asesinado a golpes en un viacrucis espantoso. Ha salido el vídeo. Se ve muy mal. Mejor.

Zona de riesgo gay, zona de riesgo lgtb, zona de riesgo de género, zona de riesgo también sin siglas. Matar por matar. Ensañamiento de multitudes.

Entre tanta locura homicida y tanta locura política conforta algo la entrevista de Enrique Krauze en El Mundo. Dice sobre España:

“Valoren el respeto a la vida humana que han alcanzado.”

“Este país ha alcanzado niveles de civilidad envidiados por casi todos los países del mundo.”

Claro que no consuela, precisamente porque habíamos o hemos alcanzado ese respeto nos deshacen las jaurías.

Y sufrimos México, y toda hispanoamérica, como familia que somos.

La quinta ola

La quinta ola, vaya plan.

Volvemos poco a poco a la pandémica hiperrealidad. Sin Carrà. Aquí hay un artículo de Barbara Celis sobre Carrá y la vergüenza de donde venimos.

Y en la que estamos. En la nueva postnormalidad coronavírica ya no se habla del virus, lo hemos interiorizado tanto: se habla de la variante delta.

Que se contagia en cuatro segundos. Estamos temblando. Casi más que el primer año, año largo, de pandemia.

Las mascarillas, una vez liberadas por el gob, no caen. La quinta ola ataca por la juventud. Llueven escrivás sobre el baby boom, aun a medio vacunar. Nuestra directora, Encarna Samitier, escribe sobre los seiscientos mil baby boomers y el susto de las pensiones.

Todo dentro de la quinta ola que se nos lleva. Las nuevas anormalidades vienen por olas, mutaciones, presagios, epitafios.

Antón Castro tiene un título sensacional para uno de sus libros de poemas inconmensurables: Vivir del aire (Olifante). Aquí, crónica de la presentación.

Lo miro y es de 2010, pero yo lo tengo siempre presente, cada vez que hago cuentas o veo a los ministros hacerlas.

Es el mejor título de la década, de la docena de años, los felices diez y los felices veinte: la quinta ola.

La Gene, el gov cat, va a destinar diez millones de euros para un fondo de rescate a los encausados por el Tribunal de Cuentas (al que habría que abreviar TCu para no confundirlo con el TC), que exige 5,4 M€ por los gastos del procés.

Estos manejos pertenecen también a la quinta ola, que se caracteriza porque todo, igual que el virus, muta a gran velocidad y se contagia más rápido.

El odio vuela.

El odio es peor que la variante delta.

La quinta ola se nos lleva, y el gob, como todo, cambia cada día de ministros, aunque ell@s no lo sepan.