Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Spain’

Aclarado el enigma: Rivera es un dandy

La regeneración de Ciudadanos era esto: apoyar a la ultraderecha y el PP gratis. ¿Gratis? Algo siempre se cobra por las gestiones. Este debe de ser el fallo de los diagnósticos y críticas que le llueven a Rivera.

Algo debe de obtener, aunque de momento no se vea claro qué es. Los fundadores de C’s, el presidente de Francia, el propio Valls (ahora expulsado por evitar que BCN sea indep ERC), de todas partes, incluyendo a Vox, le llueven chuzos y venablos a Rivera.

Quizá es un dandy, o un esnob camuflado de normalidad. Sea lo que sea Rivera es un misterio de estos días post y quizá preelectorales. España siempre está en elecciones, le hemos cogido la marcha. Hasta contratamos empresas que hacen un barato por recontar mal los votos a bulto, en plena postprecariedad.

A Rivera no se le ven motivos para actuar tan erráticamente como lo hace. Arrimadas le apoya y le saca la cara ante la ferocidad de Ana Pastor, que al contrario que Pablo Motos no deja hablar. La última locura de Rivera es echar a Manuel Valls (o “romper” con él) por haber dado sus tres concejales a Colau y evitar que BCN tenga un alcalde indep. ¿? ¿No nació para eso Ciudadanos? Es verdad que Colau, como suele, ha repuesto el lazo en la suite nupcial, y que va siempre por el alambre, pero no es lo mismo que ERC.

La única solución, de momento, al enigma Rivera, es que es un dandy, que busca epatar, disrumpir o disromper… Y lo está consiguiendo.

Lo único que puede aplacar temporalmente a un dandy oculto es la presidencia.

Lo que más disrumpiría es que le diera el sí a Sánchez en el último minuto.

 

_____

 

 

 

 

 

 

 

El poder no es lo que era

El poder se ha fracturado, se ha roto en trozos y mandar es más precario. Usted llega a alcalde con un voto, según lo que pacte. Alcaldesa por medio año, o media legislatura. El mando es más normal, como la vida paupérrima a crédito basura, como el repartidor que se desloma con un macuto a la espalda. El mando, siendo lo mejor, lo más aseado (aparte la lista Forbes), se trocea en tiempo y en espacio, y esa fragmentación se asemeja al mundo, que crece y crece al tiempo que mengua y se atomiza.

EE.UU. crece más que nunca, diez años sin parar, desde el crack del 2008, y tiene más pobres que nunca. Los récords tiran en sentido opuesto hasta que se rompe la goma. España crece tanto que el propio BdE alerta de burbuja de pobres. Sube la deuda con gran alegría.

El poder en España se ha partido en cinco trozos más los nacionalismos y los micropowers locales: hay que echar mano del bigdata y la caja de algoritmos para manejar esa exuberancia, y es una situación bastante nueva en pleno antiguo régimen del 78, cuyos éxitos aún colean. El juicio al procés ha sido en justa defensa propia.

El poder se reparte. Los alcaldes y presidentes de los millones de instituciones y orgánulos oficiales de todo tipo (¿de qué viviría la gente si no?) tocan a medio año de mando, el bastón va loco, se lo pasan de mano en mano va, y ninguno se lo queda.

Esto va a obligar a innovar en la corrupción, que es la constante transversal, porque corromper con tanta gente es un lío y obliga a una gran vida social.

En fin, ahora quedan algunas autonomías, ya medio pactadas, y el premio gordo que está en el aire espeso de CO2 de la corte.

El sanchazgo pende de varios hilillos, ay.

Pero Sánchez ya ha demostrado que sabe desgobernar sin apoyos, rociando decretos con su espray social.

Habrá que ver si esta dispersión de poderes forja un cantonalismo interior en cada organización y en general o propicia una recentralización piramidal, eso también tiene algo de suspense.

 

____

 

Caras nuevas, deuda vieja

Llega el día de los ayuntamientos, las horas se cierran. Los pactos de derechas topan con Vox, al que Ciudadanos menosprecia o ignora. Y eso duele. Vox apura sus órdagos más o menos, pero acaba cediendo por un plato de sopa. En Andalucía ha arañado cien mil euros simbólicos (excepto para el que se los lleve o los gestione, que viene a ser lo mismo).

Caras nuevas variables, baile de gestos, ilusiones y pactos bajo la mesa. Hay variedad y hay precariedad. Varietés de las españas catalanas y vascuences con el sandwich de Madrid enmedio y densos páramos desiertos. Arco mediterráneo. Hasta en Hong Kong protestan contra los imperios. Los imperios, sean emergentes o declinantes, son una monserga. Imponen sus productos y sus memes y sus apps hasta el último confín del G3, que es el más habitual en la hispania profunda.

Vox manda simbólicamente por todas partes. Caras novísimas de despistados barbudos que enseguida reciben la tableta de luxe y los emblemas y bandas del poder eterno con derecho a jubileo santo y pensión indefinida. La precariedad y la variedad, caras nuevas y burbuja de los pobres del Banco de España, que ahora tendrán que financiar a crédito el ibuprofeno y el paracetamol, drogas ya a medio ilegalizar por la exigencia de la receta. ¿Se parará el país, se atascará el PIB por falta de dopaje? A un ciclista le han quitado la Vuelta a España de 2011 por doparse. El juicio del procés aquel ya es historia, pronto pasará a al cómic y a las recetas de cocina.

España se abona a El hormiguero, el programa de Pablo Motos, el único que intenta y muchas veces consigue algo ameno entre anuncios y anuncios. Sacó anteanoche al hijo de Bárcenas, entrevista surreal espectacular. Lo bueno de Motos es que casi no habla, deja hablar al invitado y él desaparece. El hijo de Bárcenas contó el ataque del falso cura que encañonó a la familia con una pistola, las chapuzas de siempre. Las latas de conservas que le daban a Segundo Marey aquellos del GAL.

Ahora no sabemos si ha habido recambio en las cloacas de interior o están en funciones los mismos, los que no están en la cárcel. No hay un Wikileaks. La última exclusiva ya nadie la recuerda.

La deuda pública española vuelve a subir, ¡alegría y despilfarro! Ya avisa el Bancospaña que hay burbuja de pobres, que se endeudan en cuanto ven un abalorio. El primer pobre es el Estado mismo (con su banco dentro), que gasta el PIB y aun saca pecho en esas subastas de deuda. Entre el desfile de caras nuevas, barbas puntiagudas de Lope de Vega y ayuntamientos que antes de formarse ya anuncian la moción de censura para el día siguiente, alegría y desenfreno. Rueden las paellas.

A Rivera no hay quién lo convenza de apoyar al SPOE (el PSOE va a cambiar las siglas a ver si cuela), ni los fundadores del partido, ni el mismísimo Macron. Rivera solo atiende a Vox, aunque finge ignorarlo.

Llegan caras nuevas, variedad y precariedad, pero la deuda es vieja. Y crece (aunque por motivos técnicos, nada grave, sigan gastando).

 

________

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por favor, pacten una coalición de gobierno de emergencia nacional

La tragedia se cierne sobre España, etc. El trío de inútiles irresponsables Sánchez Rivera Casado son incapaces de pactar un gobierno constitucional, reformista, para mejorar la democracia, cortar la corrupción mediante la vigilancia mutua y afrontar los nacionalismos con firmeza y cordura.

Nada, se enfrentan y se enzarzan, se ignoran y todos nos hundimos. Si no saben llegar a un programa, pactar una hoja de ruta de estabilidad y moderación, de justicia, sanidad y educación, aumentar el presupuesto de ciencia… cuatro cosas, nos hunden a todos.

Un gobierno de emergencia nacional, una coalición de cuatro años, un programa mínimo transparente, con cuentas y fechas, con sentido común, por el bien del país, que no está tan enfrentado ni tan arruinado como sus líderes de pacotilla.

Si no son capaces de entender esta sencilla receta de cesiones y reparaciones, nos hunden a todos en la mugre de sus egos.

Y eso es lo que viene pasando desde hace años.

____

Sánchez/Iglesias: fingiendo el mal menor

Sánchez e Iglesias han salido de su reunión fingiendo que aceptan el mal menor de juntarse sin rozarse. Y eso les daba unos brillos nacarados raros.

Sánchez e Iglesias aparecen en la foto compungidos, como si hubieran hecho algo reprobable, inconfesable. O sea, nada. Habla Iglesias de un gobierno de cooperación, y Sánchez se limita a tuitear lo inevitable:

“Satisfacción tras el encuentro con . Hay voluntad de acuerdo en la izquierda. Trabajaremos por lograr un gobierno progresista cuanto antes. Un gobierno de cooperación, plural, abierto e integrador, para cumplir el mandato de la mayoría social de nuestro país.”

A estas bajuras Iglesias parece algo amansado, el problema es el independentismo, en la investidura y en general.

PP & C’s insisten en su triple Vox.

Pactan, sin foto, la Mesa de la Comunidad de Madrid. Quedan las reuniones rituales de Sánchez con Casado y Rivera, esta tarde corre el tiempo y la tragedia se va cerrando shakespearianamente sobre el país. Tragedia comedia. Pero con el ibuprofeno y el paracetamol bajo receta, todo se vuelve más espeso. El endeudamiento al consumo crece bla bla, etc.

Sánchez amenazó un poco con la repetición electoral, que nadie quiere. ¿Qué le queda? ¿Qué le puede ofrecer a Rivera & Casado para que eviten el desastre anunciado? ¿Sorpresas? ¿Gobierno o abstención Sánchez Rivera? ¿Gobierno o abstención Sánchez Casado?

Sánchez juega con esa posibilidad: se le nota en la foto. Es algo remoto, improbable, una audacia propia de… Sanchez.

La cara de Sánchez, en la foto con Iglesias, evidencia que no hay gobierno de cooperación, algún fleco. Iglesias solo trata de ganar tiempo mientras, espera… que los otros digan que no.

Y Sánchez espera que alguno diga que sí.

_____

Reparemos en el tuit de Sánchez. Esta frase:

Hay voluntad de acuerdo en la izquierda.

O sea, se refiere a Unidas Podemos. El PSOE es el centro.

Trabajaremos por lograr un gobierno progresista cuanto antes

Tiempo verbal futuro. “Cuanto antes” dentro del futuro. ¿Qué cabe en “progresista”?

Un gobierno de cooperación, plural, abierto e integrador

Quiere decir que podría incluir a Ciudadanos, siempre que no estuviera expresamente Podemos, pero sí alguien de su agrado, o designado por ellos.

Sánchez hila fino. O lo intenta.

 

_____

_____

El debate de la movilidad está por todas partes : Crónica de ‘Soluciones de movilidad al servicio de los ciudadanos’. “Organizada por El Confidencial Caser Seguros, contó con la presencia de David Barrientos, mánager de Comunicación de Nissan Iberia; Pascal Vitantonio, subdirector general de Comercial y Marketing de ALD Automotive; Germán Bautista, director de Clientes y Negocio de Grandes Cuentas de Caser; Mar García, socia de Grant Thornton; Javier Serra, director de Productos y Alianzas del grupo MásMóvil, y Jaime Armengol, coordinador del proyecto Mobility City de la Fundación Ibercaja.” El Confidencial.

___

El efecto osborne en la industria automovilística

Tantos años sin cremas

Malú & Rivera comprando cremas, pulitzer hispano.

Sánchez ha deslizado su argumento botón rojo: si nadie apoya gratis podría haber elecciones. Pero ni él se lo cree. Algo más tiene que haber. A nadie le interesa otro interregno. La interinidad bis, el dejá vu.

Sánchez desliza abaloriamente esa amenaza meme mientras se cierran los pactos o ocho o doce bandas, los tiempos de la democracia, la rutina, el reglamento, van disipando las dudas, los días se vuelven minutos y hay que pasar de la potencia al acto, del veto al pacto.

La promiscuidad de instituciones en juego cruzadas con los partidos puede quebrar la disciplina vertical, ya hay avisos, forcejeos íntimos de cada grupo. Iglesias ha culpado a las periferias de dispersión, variedad infinita, atomización de la vida española, cada voto es un mundo, cada cual culpa al esto en general, pero los minutos han corrido y hay que ajuntarse, sumarse y dar cuerpo a los números como sea. Los números del poder en la España fragmentada y variopinta, que no se deja homologar en los dos bloques ya aquejados por la aluminosis de la precariedad universal, ferocidad del 5G que en cada casa produce un Huawei.

Se agota el ibuprofeno, el paracetamol se acaba, ay la receta, es una forma de revalorizar al médico, darle poder, el poder de prescribir lo restringido. O sea, el poder.

Sánchez, ya distante y blindado en la cúpula de cristal del calendario internacional, desliza abaloriamente el meme amenaza de ir a elecciones si nadie se le abstiene.

¡Absténganseme!

La foto de Malú & Rivera comprando cosméticos que le ha traído la becaria a Ana Rosa son el país, que está volcado en las cremas (confert Cifuentes) y el cuidado de la piel: ya avisa el Banco de España de que los pobres, que ya han votado a los viernes sociales de Sánchez, se gastan todo en cremas y no ahorran.

Tantos años sin cremas.

Por fin.

 

______

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ciudanos se quita el velo y habla con Vox

Ciudadanos abre el campo de juego y con ese gesto cambia todo. Con la duodécima victoria de Nadal en Roland Garros y en con la tele en blanco y negro por el apagón de Chicho Ibáñez Serrador el país del paracetamol & ibuprofeno presenta al final de domingo un cambio que va a cambiar todo el tablero: Ciudadanos habla con Vox en la Comunidad de Madrid.

C’s habla con Vox. Se ha roto un tabú en un ámbito local, regional, y esa apertura súbita lo cambia todo. Ya no son unos apestados y Ciudadanos ya se reúne con ellos, o ellas: la ultraderecha, huy, intocable hasta hace dos días.

Esta versatilidad, cintura, giro juncal del partido novísimo (tanto que aun no sabe qué es, lo que constituye un aliciente añadido, macroniano, en estos tiempos en los que la precariedad es el fondo de armario, o almario).

La extrapolatividad de esta caída del velo, caída del caballo, caída del veto, es obvia: si se avienen a hablar con Vox, ¿acaso no podrían hablar con Sánchez? ¿O la caída del velo/veto es solo en una dirección?

Lo veremos pronto.

Si la caída de los velos/vetos o apertura pragmática fuera en dos direcciones (Vox<–>Psoe) querría decir que Ciudadanos habría alcanzado la anhelada centralidad, panacea universal que todos invocan.

________

La Unión Europea hace caso a Mateo Valero y va a fabricar su microchip, algo esencial si Europa quiere sobrevivir unos años más.

European Processor Initiative: consortium to develop Europe’s microprocessors for future supercomputers

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué le tiene que ofrecer Sánchez a Rivera?

Todo el mundo le pide a Rivera Ciudadanos que apoye a Sánchez para que haya un gobierno que no dependa de Iglesias-Nacionalistas. La cuestión es: ¿qué le ofrece Sánchez a Rivera?

Sánchez no ofrece nada a nadie. Y eso no puede ser. Pero ¿qué oferta será irresistible para Rivera?

Todo el mundo le pide a Rivera Ciudadanos que apoye a Sánchez para que haya un gobierno que o dependa de Iglesias-Nacionalistas (hay que dar ya la mayúscula a los Nacionalistas). El primero Macron. Para que no apoye a Vox: Francia no tiene Nacionalistas periféricos, sino que tiene el Nacionalismo central de ultraderecha.

En la España precaria y atomizada, que ya refleja el mundo hiperreal en el que hasta Google se cae durante horas el valor primero es la estabilidad: no estar cada día defendiendo el Estado (pobre) de sus Nacionalismos. Es una pelea agotadora y pesada. Que no deja hablar de las cosas importantes, como la comida, el alquiler, el 5G y el ibuprofeno.

El país se queda sin reservas de ibuprofeno y paracetamol, que es el combustible que reinicia la maquinaria humana cada mañana.Y se cae Google en el mundo Huawey. Cuatro horas sin Google.

Sánchez le puede ofrecer a Rivera mil cosas, pero a Rivera no le vale ninguna. Él quiere limitar el gasto social y poner un 155 en prevengan.

El Banco de España reitera su visión de que la subida del sueldo mínimo que trajo el IgleSánchez es un desastre (burbuja de pobres). Por no hablar de la ley de horas extras, de la que no se ha vuelto a tener noticia.

Entretanto Revilla, de Cantabria, arrasa en audiencia en El hormiguero. Lloramos a Chicho Ibáñez Serrador pero la tele es para el que no tiene otra alternativa. La innovación se fue con él.

¿Qué le tiene que ofrecer Sánchez a Rivera para que le aleje de la pérfida influencia de Iglesias-Nacionalistas?

Yo no lo sé (se me ha acabado el Ibuprofeno, la droga de los pobres, ahora ilegalizada bajo la receta). Pero algo habrá. Voy a pensarlo mientras tiendo la colada.

El Ibex va solo gracias a los pobres del Banco de España y a los novecientos euros mínimos. El propio Banco de España ha aumentado dos puntos el crecimiento previsto para el año. Europa ha llamado a su último hombre de negro. Sánchez lo tiene todo, casi todo. Menos los votos. A nadie le vendría bien repetir elecciones en octubre.

Lo mejor es que le ofrezca a Rivera la presidencia honorífica y el ducado de Paracetamol.

 

 

_______
Mateo Valero se ha salido con la suya y Barcelona tendrá uno de los tres supercomputadores europeos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El silencio del poder

Sánchez guarda silencio. Como el Ebro al pasar por el Pilar.

La cosa se anima, el desfile regio va cogiendo color. Y cada cual larga lo suyo, blabla bli blu. Lo que sea. Momentos de gloria. Casado, ni abstención. Rivera, lo mismo. Iglesias, a la espera, confirma que no han hablado (aunque él mismo avisó que las negociaciones deberían ser discretaz, cuando las primeras elecciones, ya remotas). Sánchez, nada. (…)

Iglesias dice que no imagina a un candidato presentándose a la investidura sin tener pactados los votos. Pero Sánchez no respira. Y ese silencio es el atributo del poder, que es en funciones pero es también en votos. El poder del más votado (apoyo matizado en las segundas elecciones, segunda vuelta fractal).

Rivera evidencia sus nervios: urge a Sánchez a que pacte con Podemos y los varios indeps. Su postura es simétrica a la de Iglesias, y la simetría siempre quiere decir algo. Iglesias ha dicho tras su visita al Rey que Sánchez quizá no mueve ficha porque está esperando a Rivera. En vano. De momento. Todos cambian, y es normal: el mismo Sánchez, versatilidad en estado puro, pasó de rebelión a sedición en horas 24.

Abascal, pecho henchidísimo, algo decimonónico en su apostura, dice que se abstendría ante Sánchez si aplicara el 155. Hacía días que nadie nombraba ese número.

Los dipus presos mantendrán sus escaños y ese cupo favorece a Sánchez en su estrategia de esperar y ver.

El silencio es atributo del poder, la espera callada de Sánchez va aumentando el suspense y los otros, cuanto más largan más se enfoscan.

La espera de Sánchez, de momento le sale bien: se beneficia de la marcha del hombre de negro, que levanta la vigilancia excesiva y aunque exige contención en el gasto da alas al despilfarro típico de los pobres. En cuanto no te controlan el gasto emerge la alegría burbujeante. Qué corra la garnacha.

Los pobres del Banco de España por su parte, han seguido machacando sus tarjetas y gastando a crédito a tope, lo que sostiene las cuentas locas del país. Igual que se informa de las bolsas y mercados, de los índices industriales y de las expectativas empresariales habría que dar cada día el parte minucioso del gasto de los pobres del Banco de España, un índice como el Ibex inverso, el gasto total de los pobres de España.

La espera callada del poder se beneficia del aviso de Draghi: el Banco Central Europeo no subirá los tipos hasta mediados de 2020. Jopeta. Los bancos rugen, la prórroga es malísima para ellos, y por lo tanto para todos, pues los bancos son como gobiernos ocultos y sus cuitas repercuten en todo, como se ha visto y sufrido y se ve y se sufre. Pero de momento, mira. Todo incita a gastar.

El silencio de Sánchez tiene límites, fechas, y eso es lo bueno de la democracia, que está un poco regulada.

Luego está Navarra, que hace temblar el trozo norte de España. Y el PSOE de allí podría escindirse y desobedecer a Ferraz. Es todo un poco mucho shakespeariano, cada día un poco más.

Disfrutemos estos días de suspense y confiemos en que los electos sabrán negociar con más inteligencia que hasta ahora, en estos años.

Amén.

 

________

Sánchez ha hablado prolongando el silencio.

 

 

 

 

El último hombre de negro deja España

La UE va a sacar a España del déficit excesivo, un mecanismo de control y recortes que funciona desde febrero de 2009. Podrá gastar alegremente siempre que disimule lo justo. El último hombre de negro que vive en los sótanos de la Moncloa va a dejar a Sánchez libre de ese control de las cuentas.

El último hombre de negro, inspector rezagado de la troika, auditor de las cuentas del Reino, deja a Sánchez solo ante el peligro del déficit y las exigencias de Podemos. Si es que Sánchez llega a repetir, que parece que sí pero hay que verlo.

La inercia y la fatiga nos llevan a pensar que habrá un gobierno, el que sea, que aguantará cuatro años sin grandes bamboleos, que no volverán las primas de riesgo a aletear sobre nuestras atribuladas cabezas, ay. La inercia y el deseo.

Europa nos saca del déficit excesivo, no vayamos a relajarnos tanto como los pobres del Banco de España, que advierte que los pobres malgastamos sin ahorrar.

El Banco de España ni siquiera ha retocado su logotipo.

Al menos Correos ha pulido la corona real del suyo. Le ha quitado los bolicos a la corona y el arte ha costado un dineral.

Menos mal que ya vamos a estar fuera del déficit excesivo.

La Airef alerta de subvenciones sin control por miles de millones, en fin. Y esto que estábamos bajo la lupa.

Claro que a lo mejor el último hombre de negro se ha relajado un poco en los últimos tiempos.

Opípara miseria. Nueva burbuja de pobres. Cambio de logos. Damos por hecho que Sánchez conseguirá la investidura y que habrá un gobierno o dos (puede haber alguno en la sombra, aunque esto solo se sabe años después).

Aun están recontando los votos perdidos en los sistemas informáticos.

Lo mejor es esa normalidad institucional de las visitas al Rey. Eso da una sensación de paz excesiva, rutina de los días organizados, lapsus, ceses, interinidades. Hay gente que depende de los pactos, millones de personas que viven de las innúmeras instituciones.

Ahora, una vez que cae el control de déficit excesivo, los pobres se van a gastar a crédito la burbuja mundial.

Europa va a llamar a su último hombre de negro. Ya está haciendo las maletas.

Va a quedar un cuarto libre en la Moncloa. A lo mejor lo ocupa Iglesias.

¡A gastar!

 

_______