Veinte Segundos Veinte Segundos

El big data del alma

Archivo de la categoría ‘Libros’

Cohetes con bata y bolso

La carrera espacial va y viene, Musk y sus rivales, cada país tiene sus ambiciones estratosféricas, hacia el infinito y más allá.

La carrera espacial trae cohetes cada vez más potentes, eco bio, sin gluten… ¡sin azúcar!

El aceite de palma ya no se nombra. Las etiquetas de los alimentos consumen mucha poesía.

También los coches, que a falta de semiconductores funcionan con metáforas.

Casi todo en el mundo moderno funciona con metáforas. La realidad ha sido desbordada por la poesía.

Esto siempre ha sido así, pero ahora lo vemos en directo, qué emocionante.

Las campañas electorales versan sobre cuestiones bizantinas, que son vitales si has desayunado.

Platón es el rey del mambo, el idealismo es el realismo, y viceversa.

El poder emite sus metáforas sin cesar, y cuando alguien consigue descifrar las falacias han pasado 40 años.

El poder se reconoce, aparte de porque cobra impuestos, por las fábricas de metáforas.

Los cohetes espaciales llevan bata y bolso para subir más alto y conquistar el cielo… y la tierra.

Los cohetes pueden ser misiles.

¡Suerte!

 

Nota: El título Cohetes con bata y bolso se puede leer tarareando “Capote de grana y oro”: https://youtu.be/SHUX5P4VyIk

Bill y Melinda Gates se divorcian, esto puede alterar el equilibrio geoestratégico del planeta.

¿Por qué usar Novichok? Breve historia de las armas químicas.

San Jorge está leyendo un libro sobre San Jorge y el dragón se aburre

San Jorge está leyendo un libro

y no le hace caso al dragón

que sufre esta indiferencia

y en vano lanza llamas

sulfuro ceodós gasoil

uranio empobrecido

eco bio TM

 

San Jorge está leyendo un libro

de caballerías

y no atiende a la realidad

de su oficio

de santo rider

que por cuatro perras

de Weimar

ha de luchar con la fiera

 

El caballo no es de verdad

es un extra de Hollywood

que sobró de una peli de romanos vaqueros bizantinos marcianos

Es un caballo humano

como es de ley

¡más listo que un pulpo!

y por eso aguanta el perfil

mientras todo Occidente como siempre se derrumba

 

San Jorge lee un libro

que le cuenta la vida de sí mismo en Capadocia

y le autoayuda

a ser feliz

sin esperar nada a cambio

 

Y de paso es un manual

técnico

que explica cómo matar al dragón

sin incurrir en delito

ni gastar batería

 

El dragón es un despilfarro y si lo ve la poli

le va a cerrar el grifo

del gasóleo agrícola

 

Casi FIN

 

Todo esto es cortesía de mis poetas chinos preferidos (Miguel Labordeta)

que también usaban muchos dragones

para casi todo

verbenas, saraos, jolgorios

 

Feliz día del dragón San Jorge Aragón y reinos asociados

in illo tempore

San Jorge está leyendo este libro

en una tableta de pergamino

y luego van los tres a una fiesta

en francés

los trois roys royces

y José Oto canta La fiera

 

 

El día infinito ha durado un segundo

Semipánico de lunes, atónito alunizaje, triplicada irrealidad, días sin huella, o días con demasiada huella, tardes errantes, bajan suben los bitcoins

Cabeza borradora borra lo que va pensando

Date permisos de reescribir / reeditar

El anímico bitcoin

Los sentimientos en un excel ···>

El chip craneal de Elon Musk sobre cerdos, aquí hay un buen análisis, el enlace ya quita de pensar, te viene todo repensado

Se disuelve Daft Punk, (el día infinito ha durado un segundo).

La frase principal ha de ir confinada entre paréntesis, no vaya a ser que se lo crea…. Y que luego no sea ella la frase principal.

Disfrutando por la calle deconstruyendo a Landero tuvo razón Pascal el problema del humano es no saberse quedar en casa

¡Ahora vuelvo!

(…=) esto ha sido un poco de tiempo, un coche de policía despacio en dirección prohibida peatonal reparto grandes espaldas sudando en la mañana ya esquinada

Alba Rico ha sacado un libro “España” y le entrevistan en Nius Diario, pereza de enlazar,

Fragor de cookies

Encuesta Pascal, ¿cree usted que el ser humano no puede alcanzar la felicidad porque no sabe quedarse quieto en casa?

Si tiene casa.

La navaja de Ockham en el amor diario

Todo a medio leer / todo abierto, cien pestañas / unos ojos / biónicos / Blade Runner / escamas de otra vida / incrustadas en el genoma me rasco el código neandertal

Encuentran un carro de hierro en Pompeya, aun quedan veinte hectáreas por abrir / entre las cenizas

Aquí está Metrópolis, de Fritz Lang: youtu.be/PFE-dBHbUp8

Alba Rico y Luis Landero, entrevistas interesantes.

Jonás Trueba entrevistado en El Mundo (de pago), este párrafo:

“Y Cavell me lleva a Ralph Waldo Emerson y en este encuentro desarrollada la idea de la «confianza en uno mismo». La idea fuerte en Emerson es animarte a tomar la iniciativa del pensamiento. Él mantiene que vivimos demasiado acomplejados, que no valoramos nuestras propias ideas e intuiciones. Dice que sólo nos enseñan a adoptar con vergüenza nuestra propia opinión en el otro. Él habla de dejar de pensar por los otros, que es lo que hacemos casi todos.”

(las negritas son suyas de usted).

Este Emerson es el que da título al libro de Landero, Luis Landero. El huerto de Emerson. Emerson fue amigo de Carlyle, los dos inspiraron tanto a Borges. Ya estoy leyendo Confianza en uno mismo. Gracias Jonás, Landero, Borges, Carlyle.

Los premios César de la Academia francesa han nominado la última película de Jonás Trueba, La virgen de agosto, para “mejor producción internacional”.

La virgen de agosto. El año 19.

Emerson Lake and Palmer

Emerson tomaba notas de todo lo que le gustaba, copiaba párrafos sin parar.

En España estamos todavía en Haseland. Quemando furgonas de la policía en bcn.

Los datos como dinero (en el primer enlace)

Confiar en el propio pensamiento: Emerson, Jonás, Landero.

El día infinito ha durado un segundo

También otra entrevista ayer (día infinito) a Antonio López, el pintor.

El cuaderno de Bento, de John Berger (gracias, Juan Fernando), Spinoza.

Gracias, buen día (infinito, si breve, dos veces bueno).

Crecemos exponencialmente y esto podría ser un reset

Sí, se acelera el tiempo. No es una sensación, es lo que ocurre.

En los últimos 200 años hemos crecido exponencialmente, la curva se pone vertical en el último tramo, y estamos a punto de tocar el techo, que se acerca cada día más deprisa.

Quizá esto explica tantos nervios y tanto agobio universal. Desde 1970 las poblaciones de animales han caído un 68%.The Guardian llama a este momento La era de la extinción.

Parece que no podemos innovar a esta velocidad de crecimiento y agotamiento del planeta. Estamos en la singularidad, el techo se nos viene encima cada día más rápido.

Esto lo resume Joni Baboci de un libro que le ha parecido revelador: Scale: The Universal Laws of Growth, Innovation, Sustainability, and the Pace of Life in Organisms, Cities, Economies, and Companies, de Geoffrey West. Juan Ignacio Pérez Iglesias hace aquí una reseña crítica.

A ver si podemos innovar más deprisa antes de que el invento colapse.

El libro es del año 17 (hay que aplicarle esa velocidad del tiempo), pero quizá se le podrían aplicar algunas de las cosas que estamos viendo en este espeluznante 2020.

 

 

 

“La muerte es el principio”, nuevos poemas esenciales de María Dubón

Aquí se enlazan algunos de los blogs que actualiza la escritora y poeta María Dubón, que acaba de publicar el libro de poemas La muerte es el principio (vídeo en Facebook). Antón Castro ha escrito del libro y de su autora en Heraldo de Aragón:

“tras esta suerte de vía crucis existencial y obsesivo, de reconquista de la alegría de sentir y de sentirse, la poeta adquiere conciencia de que la literatura es la mejor terapia.”

El libro es devastador, pero la propia escritura y su tiempo (el tiempo de escribirse, que a veces puede ser infinito) termina por empezar. La muerte es el principio es la crónica poética de una resurrección.

He copiado alguos poemas para tenerlos a mano (a máquina), porque los cuadernos de garabatos se los lleva el cierzo y el container.

Son poemas esenciales y por eso, quizá, son también ayuda, que no autoayuda. La muerte es el principio es un servicio público. Este verso es el que más me gusta:

Hasta las estrellas están mojadas

Coloco el filtro entre yo y yo misma
Y me preparo una infusión de alquitrán

..

Conservo las huellas
de heridas que ya no me duelen.
Sanaron las llagas
y crecieron violetas.
Ahora me ven hermosa.
Es primavera en mi vida.

Tumbada en la cama
escucho el roer de las termitas.
Se mueven por mi corazón
causando derrumbes.
Se calientan con mi sangre,
respiran por mis poros.
Intento descansar y no puedo
porque el rumor no cesa,
hablan de las ocasiones perdidas.

Llegó el amor para habitarme,
y recuperé las cosas perdidas,
y prendió la luz en mi cueva oscura.
Soñé. Brillé.

Solo hay un viaje posible
y es al centro de uno mismo,
donde no hay nada.

He dudado aun sabiendo qué debía hacer
y he encontrado la felicidad
cuando no sabía por dónde tirar.

 

 

 

Mapa de los afectos de la novela “El mapa de los afectos”, de Ana Merino: la gran novela americana

Valeria                 Samuel                           Rita        Diana        Aurora

Tom                             David                          Greg                                  Gina

Maggie Curtis                                    Lilian (+)                             Emily        Alfredo

Sra Dolan                                                 Adam

Marcela

Claire     Irene

 

(Antón Castro lo explica mejor en este artículo de Heraldo de Aragón: “Ana Merino narra la turbulenta apetencia de la felicidad”).

Esta novela es una llamada a la bondad, que se manifiesta en forma de amabilidad. La última frase contiene esta sentencia:

“y en parte gracias a esas personas y a la constancia de sus gestos amables la humanidad todavía no se ha extinguido”.

Y la última frase de los Agradecimientos:

“A las buenas personas, a los que hacen la vida agradable a los demás y nos acompañan con ese gesto amable”.

El mapa de los afectos de Ana Merino (minientrevista) te lleva de vida en vida y cuando quieres darte cuenta los personajes ya forman parte de la tuya. Escritura de precisión, pulcritud, eficacia narrativa, maestría poética en la elipsis.

La he leído cuatro veces y todavía no he encontrado el misterio que la hace tan leve y tan esencial. En la primera lectura, apresurada, me pareció que la novela no justificaba la sobredosis de personajes. Pero algo había. La segunda lectura ya me di cuenta de que era algo especial.

Por eso he hecho este mapa de los afectos. Primero hice una lista de los personajes (más de treinta para 217 páginas de letra grande). La lista no me decía nada, pero impedía que me perdiera. Entonces vi que lo que pide El mapa de los afectos es un mapa.

El mapa completo se ofuscaba con tanta gente. Por eso lo he reducido a las personas que me parecen esenciales.

He puesto a Lilian en el centro porque su desaparición es el motor de la novela: es un agujero negro a cuyo alrededor orbitan todos los demás.

Los personajes ignoran qué le ha pasado a Lilian, pero el lector lo sabe desde el principio. El suspense primario recae sobre los personajes, y el lector debe cargar con el privilegio del conocimiento.

La novela es un estilete matemático, funciona con ecuaciones de quinto grado. Cada adverbio importa. No hay fricciones. El mapa de los afectos, en ese sentido, es un poema. un poema perfecto. Tiene destellos de realismo mágico, que roza la metafísica, pues los afectos trascienden la muerte.

Luego están las vidas, lo que les ocurre a las personas en un pueblo de Iowa, en Estados Unidos, un imperio en guerra permanente. Lo que les pasa y lo que sienten: el mapa de los afectos y su antimateria: el mapa de las maldades.

Ahora que caigo, Ana Merino ha escrito la gran novela americana, ese animal mitológico difícil de fotografiar.

Y lo ha hecho con la condensación y la intensidad propias de la poesía, otro enigma indescifrable.

 

Si me animo publicaré el mapa expandido.