Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘julia roberts’

Primeras imágenes de Julia Roberts como la espectacular madrastra en ‘Blancanieves’

Era cuestión de tiempo que se fueran filtrando imágenes de la segunda de las películas que actualmente preparan los grandes estudios sobre Blancanieves.

Si hace poco conocíamos como quedaban caracterizadas Kristen Stewart (Blancanieves) y Charlize Theron (la madrastra) para la película que rueda Rupert Sanders (Snow White and the Huntsman).

Ahora Entertainment Weekly  ofrece el espectacular aspecto que luce Julia Roberts, como la malvada madrastra del filme, todavía sin título, que dirige  Tarsem Singh. Enfundada en una creación de la diseñadora Eiko Ishioka (galardonada con un Oscar por el vestuario del Drácula, de Francis F. Coppola), Roberts aparece majestuosa, impresionante y acompaña el sofisticado vestido con una mirada algo oblícua, inquietante, llena de malignidad.

 

La dulce Blancanieves, interpretada por Lily Collins, también luce un vestido que recuerda a los diseños de Colleen Atwood para Tim Burton (Alicia en el país de las maravillas, Big Fish...).

Todavía no he visto ninguna foto de Sean Bean como el Rey (aparte de las recreaciones inventadas por algunos de sus fans). ¿Y vosotros?

La maldición del Oscar, Sandra Bullock es la última víctima

Durante años en nuestro país se ha hablado del gafe del Goya a la mejor actriz revelación. Era recibir un Goya y la actriz en cuestión se tiraba una buena temporada en el dique seco, esperando que alguien recordara su nombre para completar un nuevo casting cinematográfico (Ruth Gabriel, Marieta Orozco, Manuela Velasco…). Ahora, viendo lo que le ha sucedido a ‘the Blind’ Sandra (como ya se la empieza a conocer en EEUU), se está empezando a fraguar otra leyenda: la de la maldición de los Oscar. Una maldición que podría resumirse así:

“Aquella estrella guapa y poderosa que, en la cima de su carrera, ganara un Oscar como mejor actriz, se verá inmediatamente condenada a ver fracasar su matrimonio o relación de pareja”.

La lista de ejemplos no es corta: Sandra Bullock, Charlize Theron, Nicole Kidman, Hilary Swank, Halle Berry, Julia Roberts, Kate Winslet, Reese Witherspoon… Todas ellas han sufrido sonadas rupturas amorosas poco tiempo después de haber sido glamurosamente retratadas con el tío Oscar en una mano, y el susodicho ex en la otra.

Como la maldición parece, de momento, reservada sola para las ganadoras en la categoría de mejor actriz, es de esperar que nuestra Pe no se vea afectada y cumpla con los rumores que desde hace meses ‘gritan a voces’ que se casará en secreto con nuestro Javier.

Julia Roberts tiene mala memoria

Hace unos días la diva reconvertida en ejemplar madre de familia (no, no hablo de Madonna, sino de Julia Roberts) decía en una entrevista que se alegraba de no tener ahora 20 años y comenzar en el cine. Roberts que acababa de ingresar en el honorable club de las cuarentonas potentonas, se queja de que el cine actual es muy superficial.

Ya no se habla de actuar, solo de cosas vacías. El cine de ahora no parece divertido, da miedo, es una locura y es caótico,

le decía Roberts a la BBC.

Me parece genial la reflexión, sino fuera porque esa misma descripción encajaría perfectamente en el cine de principios de los años 90, cuando Julia Roberts saltó a la fama encarnando a una edulcorada prostituta de lujo en ‘Pretty Woman’.

Y también me parecería genial si no las estuviera pronunciando una actriz que, en sus años jóvenes, tenía fama de frívola, caprichosa y de ser aficionada a repasar los diálogos en los camerinos de sus compañeros de reparto (nada que objetar sobre ese punto, faltaría más, que la Roberts ha trabajado con Richard Gere, Campbell Scott, Denzel Washington…) Que se lo pregunten a Steven Spielberg al que causó más de un dolor de estómago mientras rodaban ‘Hook’. Ay, Julia, esa memoria.

Ah, en la entrevista Julia también hablaba de lo difícil que es conciliar la vida laboral y familiar. Sin comentarios: ser una estrella y madre debe de ser durísimo. Menos mal que reconocía que le echaban una mano. Me quedo más tranquila: Hazel (¡¡¡avellana!!!), Phinnaeus y Henry no necesitarán la supervisión de los servicios sociales.

Julia Roberts ha dado esta entrevista porque está promocionando la película Charlie Wilson’s War, con Tom Hanks.