Los estrambóticos (y desconocidos) comienzos de ‘Star Wars’, la mayor saga de todos los tiempos

Puede que os toque compartir la mesa de Nochebuena con personas cuya conversación no sea de vuestro absoluto interés. Puede que, por voluntad propia o confinamiento obligatorio, la compartáis con la gente a la que ya veis todos los días.

En cualquier caso, aquí vengo yo al rescate, y me he propuesto traeros un par de post para la ocasión llenos de curiosidades sobre las que parlotear en torno a un plato de gambones (o de espaguetis, al gusto) que os ayudarán a crear conversación si es que necesitáis acallar un incómodo silencio o, la suerte no lo quiera, una conversación cuñadista sin sentido.

Hoy, concretamente, os voy a contar la curiosísima historia de cómo surgió y arrancó la película que acabaría convertida en la semilla de la saga cinematográfica más grande de todos los tiempos:

STAR WARS, EPISODIO IV: UNA NUEVA ESPERANZA.

Acaban de cumplirse 44 años desde que se estrenara la por entonces conocida como La guerra de las galaxias, conocida después como el episodio IV de Star WarsUna nueva esperanza.

Supongo que lo primero que hay que contar es que Lucas, que comenzó en los años ’60 haciendo cortos y documentales, quería, incluso antes de THX1138, hacer una space opera (un subgénero de la ciencia ficción en el que se presentan historias futuristas plagadas de tecnología, que habitualmente se desarrollan en el espacio). Su primer intento fue el de comprar los derechos de Flash Gordon para hacer una adaptación a cine, pero no se los consiguió.

Portada Flash Gordon años 30

Portada Flash Gordon años 30

Tras estrenarse THX1138 en el 71, e influenciado por Francis Ford Copolla, Lucas empezó a trabajar también en un coming of age (algo así como “el devenir de la edad”), que es el tipo de película que se centra en la evolución madurativa del protagonista. De ahí nació American Graffiti y Lucas firmó con United Artist la producción de sus dos películas: la space opera y la coming of age. Pero United Artist se echó atrás y, finalmente, fue Universal Studios quien ofreció a Lucas producir ambas. En el 73, cuando se estrenó American Graffiti, Lucas empezó a trabajar en su idea de Star Wars.​

Y aquí viene la que, tal vez, sea la parte más curiosa de todas, y es que, incapaz de dar coherencia o sentido alguno al batiburrillo de ideas que le comían la cabeza, y con intención de darles a los de Universal algo con lo que trabajar intentó, primero, comprar los derechos de La fortaleza escondida de Kurosawa (que tampoco consiguió) y, después, directamente copió la sinopsis de La fortaleza escondida y cambió los nombres y los escenarios principales por los suyos.

póster-la-fortaleza-escondida-kurosawa

Y así se lo presentó a los estudios. Universal rechazó el proyecto, aduciendo para ello que era una inversión económica muy fuerte y arriesgada y que no terminaban de verle la rentabilidad al proyecto. Como suele decirse: “Espero que despidieran a ese tipo”.

Por suerte, Lucas se reunió con Alan Ladd Jr, productor ejecutivo de 20th Century Fox, que dio luz verde al proyecto porque “confiaba en el talento” de Lucas. En mayo del 74, el director tenía listo el primer guion. La película se estrenó en noviembre del 77.

Hay tres curiosidades fantásticas en torno al estreno de la película:

1.- Antes del estreno y, de hecho, antes de que el montaje final estuviera terminado (por lo que la cinta de la que hablamos contenía muchos “recortes” de otras películas de guerra que no encajaban demasiado bien) Lucas quiso hacer una especie de pase VIP y enseñarle su obra a sus amigos directores. Todos le dijeron algo así como “Bueno, George… Lo importante es que te guste a ti”. Se cuenta que Brian De Palma dijo que era “la peor película de la historia”, y que el único que no coincidió con los demás fue Steven Spielberg, que dijo entusiasmado que iba a ser “la película más grande de todos los tiempos” y que iba a generar millones de dólares. También se cuenta que todos en la sala se giraron a mirar a Spielberg como si se le hubiera ido del todo la olla. De Palma, por cierto, también recibió feedback por parte de Lucas para Misión Imposible, en la que llegó a cambiar el comienzo de la película para que se entendiera mejor. Fun fact: La primera de Misión Imposible está más cerca de la primera de Star Wars que de nosotros (19 y y 25 años, respectivamente -1977 y 1996).

 

2.- Lucas y Spielberg hicieron una apuesta. En realidad, no sé si se puede llamar apuesta: fue más bien un “pacto entre caballeros”. La cuestión es que, antes de estrenarse La guerra de las galaxias, Lucas visitó el set de rodaje de Encuentros en la tercera fase y le pareció sencillamente espectacular. Estaba tan convencido de que Encuentros iba a ser un taquillazo que desbancaría a su película como lo estaba Spielberg de que ninguna película tendría el éxito que alcanzaría Star Wars. De modo que, a modo de apuesta, se intercambiaron comisiones: cada uno de ellos cobra, desde que ambas se estrenaron, el 2,5% de los beneficios de la película del otro.

lucas-spielberg-727

Spielberg y Lucas en la década de los ’80 (GTRES)

 

3.- George Lucas tenía por costumbre irse de viaje cada vez que se estrenaba una de sus películas, y cuando se estrenó ‘Star Wars’ se fue de vacaciones a Hawaii, donde coincidió con Steven Spielberg. Ambos estaban haciendo un castillo de arena (o eso contaron ellos después) cuando Spielberg le comentó a Lucas que siempre había querido dirigir una película de James Bond. Lucas le contó entonces que tenía una idea “incluso mejor” que le podía encajar: ‘Riders of the Lost Ark’. A Spielberg le entusiasmó, y cuando volvieron de las vacaciones se pusieron a trabajar en ello.

indiana-jones-arca-perdida

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.