Glenn Close: Renuncias de una vida

Hace dos semanas de la ceremonia de los Globos de Oro y parece que fuera hace seis meses. Porque es lo que tienen estas cosas: que son conversación de un par de días y luego a otra cosa mariposa, que ha pasado no sé qué en GH Dúo.

La cuestión es que, a pesar de estas dos semanas de distancia, hay una cosa que a mí aun no se me ha quitado de la cabeza, y es el discurso que dio una de mis mujeres favoritas del mundo, Glenn Close, al recoger su premio a mejor actriz por La buena esposa.

glenn-close-globo-de-oro

Glenn, cásate conmigo. #GlennMarryMe

Después de haber sido nominada otras cuatro veces para este galardón (dos en la categoría de comedia por Maxie 101 dálmatas, dos en drama por Atracción Fatal Albert Nobbs9, casi se diría que la buena Glenn ya daba por sentado que se iría nuevamente con las manos vacías (y el estómago lleno de vino blanco). Tal vez de ahí su enorme sorpresa al escuchar su nombre como ganadora absoluta:

Pero no quedó ahí el gran regalo que nos hizo a todos, ese de ver a una ENORME en plena explosión de humildad y gratitud, sino que su discurso al sostener por primera vez su globo dorado fue uno de los momentos más comentados de la noche, que sin duda quedará para el recuerdo:

Estoy pensando en mi madre, que toda su vida dependió de mi padre y a los ochenta años me dijo que pensaba que no había conseguido nada. Eso no está bien, y lo que siento que he aprendido con esta película es que las mujeres somos las que cuidamos y criamos y eso es lo que se espera de nosotras. Tenemos a nuestros hijos, tenemos a nuestro marido si somos lo suficientemente afortunadas, tenemos a nuestras parejas, lo que sea… pero necesitamos sentirnos realizadas. Tenemos que seguir nuestros sueños. Tenemos que decir “yo puedo hacer eso y debería estarme permitido hacer eso”.

Con las orejas, Glenn. Te aplaudo con las orejas.

Pero este discurso, digno no solo del premio al que acompañaba sino también de la increíble mujer que lo pronunciaba, me ha llevado a pensar: ¿cuáles han sido las renuncias de Glenn Close?

La vida de Glenn tiene más miga detrás de la que se le intuye. O, tal vez y pensándolo bien, tiene exactamente la miga que se le puede intuir a una grande como es ella.

Close comenzó su carrera artística no bajo los focos de un plató de rodaje ni ante una cámara de super 8, sino sobre las tablas de un teatro, no sin muchas idas y venidas previas.

No mucha gente está al corriente de los antecedentes familiares de Glenn Close: su padre, el Dr. William Taliaferro Close, importante investigador del virus del SIDA, era médico personal y amigo cercano del dictador zaireño Mobutu Sese Seko, y fue nombrado médico jefe del ejército nacional, además de ayudar a controlar la epidemia de ébola que afectó al país en 1976.

El Dr. Close abrió, cuando Glenn tenía 13 años, una clínica privada en Zaire que administró varios años, tiempo durante el cual tanto Glenn como sus hermanos vivieron en alternancia entre África y varios internados en Suiza.

En los años ’70 del siglo XX, de vuelta en su USA natal y a sus veintipocos años, Glenn brilló en los escenarios de Broadway y en el Off-Broadway y fue, de hecho, su trabajo en teatro lo que la llevó, además de a llevarse a su casa tres merecidos premios Tony, a su primera aparición en pantalla en la antología Great Performances, en 1975, en la que ella era “la vecina rubia” en Las reglas del juego.

glenn-close-great-performances

Sin embargo, fue cuatro años después, en el ’79, cuando dio el salto e interpretó su primer papel para un largometraje como Jessica en El tren de los huérfanos.

glenn-close-el-tren-de-los-huerfanos

A partir de aquí la vida artística de Glenn se vio dividida durante algunos años, en los que aún compaginaba su trabajo en pantalla con sus obras en Broadway, hasta que su papel de Jenny Fields en El mundo según Garp, en 1982, junto a Robin Williams la llevó directamente al podio de los nominados al Oscar, seguida por una segunda nominación al año siguiente por Reencuentro. Desde entonces, Glenn, aparte de algunas ocasiones especiales, cambió definitivamente las tablas por los focos.

Su iniciación profesional en cine puede considerarse tardía para los estándares, ya que, cuando llegó a El mundo según Garp, Glenn “ya” tenía 35 años, y los años siguientes se cargaron de grandes oportunidades para su carrera que no pudo, ni quiso, dejar escapar. Grandes títulos, icónicos y decisivos en su carrera, como Maxie o la eterna Atracción fatal

glenn-close-y-michael-douglas-atraccion-fatal

Close y Michael Douglas en ‘Atracción fatal’

En 1988, Glenn tuvo a su primera hija, Annie Starke, a los 41 años, algo que ahora vemos poco frecuente pero normalizado, pero que en los años ’80 era prácticamente impensable. De hecho se supo, años más tarde, que estaba embarazada durante el rodaje de Atracción fatal. Dio a luz en abril y, solo dos meses después, relegó los cuidados de su bebé para reincorporarse al trabajo y grabar la que se convertiría en otro de sus clásicos: Las amistades peligrosas, porque era lo que tocaba (y todavía sigue tocando demasiadas veces): madre o profesional, las dos cosas no.

las-amistades-peligrosas-glenn-close

Tal vez por eso resulte tan especial -e irónico- que haya sido su papel de Joan Castleman en La buena esposa el que la haya llevado a hacerse con el Globo de Oro, ya que la cinta no solo cuestiona los roles que pertenecen típicamente a “las buenas esposas”, sino que la versión joven de Glenn/Joan la interpreta su propia hija, Anne.

Glenn Close y Annie Stark la buena esposa

Glenn Close y su hija Annie Starke en el photocall de ‘La buena esposa’, en el festival de San Sebastián de 2017 (GTRES)

Ahora, el discurso de Glenn cobra más fuerza aún.

Como curiosidad, os cuento también que Glenn nunca ha ocultado sus otras pasiones, como el activismo LGTB o en defensa de los animales. Es declarada animalista y amante de los perros y en 2007 empezó a escribir, para fetchdog.com, un blog llamado Lively Licks.

Ha tenido tiempo para, en 2013, obtener un doctorado en leyes, que suma a sus títulos en interpretación y antropología.

Fanática de los N.Y. Mets, en 2006 cantó el himno nacional en el vigésimo aniversario de su triunfo en la Serie Mundial del ’86.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.