Cuando Kathy Bates era BOBO Bates

Vosotros sabéis quién es Kathy Bates, ¿a que sí?

Kathy es una de estas actrices maravillosas que lo mismo no recuerdas su nombre con facilidad, pero que sabes quién es y la has visto mil veces en mil sitios. De esas personas que las ves aparecer en una peli o serie y saltas “¡Anda, mira! ¡”Esta”!”.

¿Y quién es “Esta”? Pues “Esta”, muy probablemente para muchos de los presentes, es “la de American Horror Story, en la que la hemos visto interpretar todos y cada uno de los más que diferentes papeles que le han ido tocando, desde mujer barbuda o malvada anfitriona hasta la Carnicera de Roanoke, y los borda todos.

kathy-bates-ahs

Aunque también es posible que muchos la situéis automáticamente en el vestido de la sempiterna Molly Brown, la nueva rica del Titanic de James Cameron 🙂

kathy-bates-titanic

Y eso es lo curioso y por lo que la traigo hoy aquí: porque la mayoría de los presentes la ubicamos perfectamente en sus relativamente recientes papeles, y desconocemos que detrás de la sangrienta Carnicera está una de las actrices con más historia y reconocimiento que nos ofrece la pequeña y gran pantalla, a día de hoy.

Kathy, empecemos por aquí, ha estado tres veces nominada al Oscar. La última de ellas en 2003, a mejor actriz secundaria por su papel en A propósito de Schmidt, y la primera en 1991 (hace casi 30 años, quizá de ahí que a muchos se nos escape el dato) por su papel protagonista en la adaptación al cine de la novela de Stephen King Misery.

kathy-bates-misery

Esta mujer, es innegable, sabe llevar un cuchillo.

Por este mismo papel ganó un Globo de Oro, premios a los que ha estado nominada hasta en siete ocasiones, la última en el cercano 2015 por AHS. De las siete nominaciones, se llevó dos: el otro Globo que fue por su papel de Helen Kushnick en Los reyes de la noche, en el ’97, una dramatización de la rivalidad que había entre los dos anfitriones de los más importantes late show de la época: Jay Leno y David Letterman.

kathy-bates-los-reyes-de-la-noche

Y, como digo, aunque la tengamos en mente por sus más actuales papeles, Kathy ha pasado por multitud de series de éxito, desde la más moderna Big Bang Theory hasta A dos metros bajo tierra, pasando por The Office, Dos hombres y medio Alice, en la que era la Reina de Corazones.

kathy-bates-reina-de-coraoznes

Kathy, cásate conmigo. #KathyMarryMe

Y fue precisamente en este ámbito, en las series de televisión, donde Bates se inició en esto del pantalleo.

Aunque es cierto que su época de esplendor empezó a partir, justamente, de su papelón en Misey, en 1990 (tal vez en Dick Tracy, ese mismo año y, por supuestísimo, la magistral Tomates verdes fritos, al año siguiente), durante la década de los ’80 y finales de los ’70 Kathy fue, lentamente, haciéndose un huequecito en la pequeña pantalla. Pasó por varias películas para televisión, como En el nombre del Señor (1987) o Johny Bull (1986).

kathy-bates-en-el-nombre-del-señor

Y también con episódicos por varias series de renombre, tales como La ley de los Ángeles, Hospital Vacaciones en el mar. Y mucho cuidado, porque aquí ya nos hemos plantado, a lo tonto, en 1978. Así se veía Bates hace 40 años:

kathy-bates-vacaciones-en-el-mar

El cuento de la pequeña Kathy y el surfero pijotero

Con esa cara de buena no parece ni ella.

Pero podríamos irnos un poco más atrás, incluso, a su very first role en 1971, en la película Juventud sin esperanza (Taking off), en la que, acreditada como Bobo Bates, la veíamos de esta guisa:

kathy-bates-juventud-sin-esperanza

Vamos a centrarnos un poquitín. Hace casi 50 años -50, Mari- de esta imagen. Y ESTÁ IGUAL. Tú ves lo que le han hecho los últimos 50 años a Kathy Bates y luego ves, por ejemplo, lo que le han hecho los últimos 10 años a McGyver, y solo te sale pensar que han envejecido en planetas diferentes, porque la oxidación es evidente que no es la misma.

Igual aquí, la Carnicera, ha vendido su alma. No todos podemos ser Jordi Hurtado, pero está claro que algunos sí.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.