Entradas etiquetadas como ‘crianza’

La revolución de las “madres normales”

Por Lorena Moncholí

Son días difíciles para las madres feministas. Mujeres que son ninguneadas, invisibilizadas y apartadas, incluso por su propio movimiento de “liberación”.

Hace días Pedro Sánchez pactaba con Pablo Iglesias un primer acuerdo para los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que contempla, entre otras medidas, la equiparación progresiva de los permisos de paternidad y maternidad (que, por lo visto, serán intransferibles) y la universalización de la educación de cero a tres años.

Cada año se convierten en madres (o son madres de nuevo) casi 400.000 mujeres (391.930 en 2017).

Todas ellas vivirán un embarazo, que podrá ser más o menos fácil y llevadero, dependiendo de sus circunstancias personales o sociales, pero que en cualquier caso, cambiará y alterará su cuerpo para siempre. Todas darán a luz y de ellas un 26% aproximadamente (según los datos del INE) lo hará mediante cesárea. Todas experimentarán el proceso hormonal de subida de la leche cuando la placenta se desprenda de su cuerpo y cada una decidirá, en ese momento, si quiere amamantar o no a su bebé. Sólo un 30% de madres lo seguirá haciendo a los 4 meses de vida de su hijo, o su hija.

Todas pasarán por la necesidad de recuperarse de su parto. Para algunas será coser y cantar. Para otras (y más si han sufrido intervenciones necesarias, innecesarias o violencia obstétrica, según los casos) será un suplicio, que puede durar años.

Grabado que representa a las mujeres marchando sobre Versalles, el 5 de octubre de 1789. Autor o autora desconocida.

Todas, sean de la clase que sean y tengan la ideología que tengan, pasarán por la exterogestación (que también vivirá su bebé sí o sí) y el puerperio, aunque le pese al feminismo hegemónico de la igualdad que impera en este país. Algunas lo vivirán bien, otras “como se pueda” y otras caerán en una depresión postparto.

Y a pesar de todo ello, el padre o la otra madre -que no ha gestado y parido- va a tener los mismos permisos que ella. Algo falla en la comprensión de lo que es la igualdad formal y material.

Lee el resto de la entrada »

Iguales e intransferibles: los permisos por nacimiento o adopción

Por Isabel Izquierdo y Ángeles Briñón 

Isabel IzquierdoIsabel: La maternidad ha sido un concepto controvertido durante mi desarrollo. Aprendí a cuidar utilizando muñecos e interpretando sus necesidades con imaginación; y digo aprender, porque no nací sabiendo cuidar. Con el tiempo he podido ver que ser madre o padre implica estar inserto en un complejo entramado de contextos (empresa, Estado y familia) que pueden o no facilitar el proceso.

Me aterra la idea de poder ser discriminada laboralmente no sólo porque sea mujer y algún día puede que intente ser madre, sino porque el ordenamiento jurídico del Estado Español configura una estructura legislativa perversa que da lugar a que las empresas consideren que soy mano de obra de alto riesgo por implicar la posibilidad de ser madre con un permiso de dieciséis semanas, mientras que si fuera padre serían dos.

El día que decida ser madre, quiero contar con la posibilidad de que la persona con la que inicio ese proyecto común también pueda realizar la transición al cuidado conmigo en las mismas condiciones y poder crear familia desde la corresponsabilidad.

Ángeles BriñónÁngeles: Fui madre en una época en que la obligación de cuidar recaía, salvo escasas excepciones, en las mujeres. No importaba si trabajábamos fuera de casa o no: cuidar de la familia era cosa nuestra. Fuimos muchas las que dejamos nuestro trabajo “por un tiempo” para dedicarnos a cuidar de nuestras criaturas, o que trabajamos fuera y dentro de casa desarrollando una doble jornada laboral. Los hombres que cuidaban eran una excepción que se ponía de ejemplo. ¿Qué sucede ahora? La esperanza de vida ha aumentado considerablemente y las mujeres que cuidamos de nuestras criaturas seguimos cuidando, ahora a nuestras madres y padres.

Al igual que a Isabel me horroriza pensar que las jóvenes hoy se encuentren en la misma encrucijada: ser mujer sigue siendo un hándicap para desarrollar una carrera profesional: están sobradamente preparadas, pero las empresas siguen penalizándolas por el mero hecho de que un día puedan ser madres.

Pertenecemos a dos generaciones distintas, pero tanto Ángeles como Isabel pensamos que la incorporación de la mujer al mercado laboral ha producido cambios importantes en la organización y gestión de las familias. Las dos creemos que, a pesar de la aparente igualdad de oportunidades, la transición a la maternidad y paternidad no es equivalente porque los permisos no son iguales.

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento o Adopción, PPiiNA, a la que ambas pertenecemos, ha elaborado una Proposición de Ley de Reforma de los Permisos. Esta proposición permite el abordaje de esta diferenciación sistemática entre padres y madres reivindicando los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%. Registrada hace un año en el Congreso, y aprobada por unanimidad, sigue sin ser debatida.

Junto al resto de compañeras y compañeros de la PPiiNA, las dos participamos el pasado 1 de junio en un flashmob en la Puerta del Sol para reivindicar una maternidad /paternidad corresponsable. El acto coincidió con la celebración, por primera vez, del Día Internacional de las Madres y Los Padres“, aprobado el pasado octubre por la ONU. Pero el contexto actual en España no facilita que éste día sea una celebración, sino un día de reivindicación por los derechos iguales de padres y madres.

 

Ángeles Briñón es socióloga. Experta en igualdad y conciliación. Como emprendedora crea Brizas Audigen, S.L., empresa que elabora materiales e imparte cursos sobre igualdad de oportunidades adaptados a las necesidades de cada entidad. Asesora a empresas en la elaboración de Planes de Igualdad.
Isabel Izquierdo es Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente cursa el Master en metodología de las ciencias del comportamiento y de la salud (UAM) y el Master en Salud Sexual y Sexología Clínica (UNED). Ha colaborado como investigadora en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y en la Universidad Autónoma de Madrid.