Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘taylor swift’

Kanye West la lía en los premios MTV

Seré sincero: no me tragaría una gala de los premios MTV ni jarto de birra. Este tipo de espectáculos me generan una mezcla de aburrimiento y vergüenza ajena sólo comparable a los peores momentos de Carlos Baute en el vomitivo “Elígeme”. Pese a todo, de haber sabido lo que iba a pasar en los primeros compases de los premios, igual hasta hubiese aguantado el insulso chaparrón durante un rato.

Situémonos: la gala se acerca. Por la alfombra roja del Radio City Music Hall de Nueva York van desfilando, con sus mejores modelitos, todas las estrellas del mainstream musical planetario. Madonna, Beyoncé, Green Day, Pink, Lady Gaga… y el rapero Kanye West, agarrado a una botella de ron que ya no soltaría en toda la noche.

Arranca el asunto. Uno de los primeros premios es el de Mejor Vídeo Femenino. El galardón recae en la jovencísima cantante de country Taylor Swift, de 19 años, por el clip You belong with me. Mientras la joven pronuncia ilusionada su discurso de agradecimiento, un cocido Kanye aparece súbitamente en el escenario y le arrebata el micro de las manos. “Me alegro por tí” le espeta a Swift, “¡pero Beyonce ha hecho uno de los mejores vídeos de todos los tiempos!”. Tras expresar su rotundo desacuerdo a voces, y ante la estupefacción de Swift (que se queda con una cara que es un cuadro), el rapero abandona el escenario entre algunos abucheos. Minutos después, la propia Beyoncé se llevaría el premio al Mejor Vídeo del Año por Single ladies, (también conocido en España como Paco Paco).

Al día siguiente, los blog arden. Kate Perry y Lady Gaga ponen a parir a West por su numerito. Este, por su parte, se disculpa en su web. Y yo me pregunto, ¿es su actitud una parte más de este estúpido espectáculo que yo no acierto a comprender? ¿Es una manera de que se hable de él y engordar un poco más su ya de por sí inmenso ego? ¿O acaso se trata de un venazo fruto del alcohol? En fin. Lo que queda claro es que la anácdota rompió la monotonía de una gala que, a buen seguro, resultó tan coñazo como todas las de su estilo, salvando las siempre pirotécnicas actuaciones de los artistas superventas. Bendito Youtube, que me ahorró verla entera y me permite ofreceros el momento chorra de la noche.