Entrada gratuita Entrada gratuita

"Sin música, la vida sería un error". (Friedrich Nietzsche).

Entradas etiquetadas como ‘mississippi john hurt’

Joyas de otro tiempo (V): Mississippi John Hurt

De entre todos los géneros capaces de hacer viajar al oyente a un pasado remoto, pocos lo hacen como el blues. No el electrificado, aquel que floreció en el Chicago de los años 50 de manos de los emigrantes del sur de EE UU, sino el que se facturó en la época de la Gran Depresión en el aún más deprimido delta del Mississippi. Hombres que, dedicados en cuerpo y alma a cultivar los campos de algodón, encontraron en sus viejas guitarras un medio de expresión con el que narrar con extrema crudeza sus historias de segregación y miseria.

La historia de John Smith Hurt, más conocido como Mississippi John Hurt (1893-1966) podría ser la de tantos y tantos músicos de aquella época. Nació, vivió y murió en el estado cuyo nombre se acabaría convirtiendo en parte de su apodo. Y sin embargo, durante un breve periodo de tiempo, la posibilidad de obtener un reconocimiento mayor llamó a su puerta. Hurt alternaba su trabajo en el campo con actuaciones puntuales en los clubes de su localidad, Avalon, hasta que el responsable de la discográfica Okeh Records, Tommy Rockwell, le dio la oportunidad de grabar ocho de sus canciones en Memphis. Sólo dos de ellas, Frankie y Nobody Dirty Business, vieron finalmente la luz, lo que le abrió las puertas para grabar un LP en Nueva York. Sin embargo, el disco no vendió lo esperado. Okeh entró en bancarrota y Hurt se vio obligado a volver a su tierra para seguir trabajando el algodón.

Es muy posibile que hoy no estuviéramos hablando de Mississippi John Hurt si no hubiera sido por la labor de Tom Hoskins, un joven entusiasta del blues primigenio que jugó un papel fundamental en el revival del género a mediados de los 60. Hoskins se afanó en recuperar el legado de Hurt, y siguó su rastro hasta el propio Mississippi. Cuando finalmente lo encontró en su casa de Avalon, en 1962, Hurt tenía 72 años y no entendió el entusiasmo de Hoskins por dar con él. “Llevamos años buscándote”, le dijo Hoskins. El anciano Hurt, confundido, tomó a Oskins por un agente del FBI: “Se han equivocado de hombre, yo no he hecho nada malo”. Cuatro años después de aquel encuentro, Hurt murió de un ataque al corazón.

Sigue este blog en Facebook.