BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Un oasis en medio de la destrucción

Sarah Gillam, la Responsable de Relaciones Públicas de HelpAge International, ha visitado uno de nuestros proyectos en Gaza – un centro de día en la Ciudad Gaza – para ver cómo las personas mayores son atendidas en la emergencia.

help

Al entrar al centro, avanzamos al lado de una pared que está decorada con imágenes en las cuales podemos ver personas mayores sujetando carteles o hablando a través de megáfonos, reivindicando sus derechos.

Cuando cruzamos la puerta y, a pesar de la temprana hora que es, vemos que hay muchos mayores que rodean el centro. Casi 20 personas mayores se han juntado en el jardín y otro grupo igual se han reunido adentro. Nos presentan y nos dejan en el jardín para conversar. Pero es difícil. Todos quieren hablar, todos tienen esta necesidad de conversar y compartir lo que están viviendo.

Finalmente, Anwar Harar, de 69 años, es elegido para hablar en nombre de todos. Es un hombre muy abierto, de pelo corto y gris. Quiere contarme su historia. Se trata de la misma historia que me han contado otras personas que he entrevistado en la Franja de Gaza. Su casa fue bombardeada en los bombardeos del verano de 2014. Él y más de 100.000 personas se quedaron sin casa y tuvieron que buscar refugio en casa de familiares.

Otras personas carecían de esa opción y tuvieron que alquilar un piso, pero poco a poco se fueron quedando sin dinero y los arrendatarios les exigían que pagaran el alquiler o que se fueran.

“HE VENIDO AQUÍ PARA OLVIDAR MI SUFRIMIENTO”

Aprendiendo a leer y escribir

Aprendiendo a leer y escribir.

Los mayores acuden al centro para olvidar su sufrimiento. Son profesores, fontaneros, ingenieros… algunos hablan bien inglés, otros no. La mayoría son refugiados registrados. Muchos han perdido todo, huyendo de sus casas solamente con lo que llevaban encima.

Anwar relata “Este es un lugar muy bueno. Mi casa fue destruida, y he venido aquí para intentar olvidar lo que me ha pasado y así aliviar mi sufrimiento. Necesito respirar aire fresco, disfrutar de mi tiempo. Aquí puedo asistir a clases y aprender a leer y escribir. Mi profesora es la señora Lena. Cada jueves ella nos da clases a mí y a otros cinco compañeros”.

UN OASIS EN MEDIO DE LA DESTRUCCIÓN

Nuestro centro de día para mayores en Gaza

Nuestro centro de día para mayores en Gaza.

Comparto plenamente la sensación de Anwar. Las facilidades, la casa y el jardín parecen un oasis dentro de la Franja de Gaza que está destrozada. Les ofrece a los mayores un lugar para encontrarse. Hombres y mujeres se reúnen en días alternos. 420 personas son atendidas seis días a la semana gracias a los fondos ofrecidos por el Departamento de Desarrollo Internacional de Reino Unido y el Comité de Emergencia para Desastres y Age International.

“Cuando mi casa fue destruida tuve que alquilar un piso. No tenía ningún ingreso, hubo gente que me ayudó. Durante 30 años he trabajado como fontanero, pero ahora ya no tengo trabajo”. Anwar nos relata que tiene seguro médico pero que tiene problemas de hipertensión. “Existe una persona que nos enseña cómo medir la tensión y los niveles de azúcar, cómo tratarlos y cómo mantenerlos bajos”.

Las actividades que se desarrollan en el centro incluyen ir a pasear a los jardines de la ciudad y disfrutar de tiempo juntos. “Se organizan muchos campeonatos. Venimos tres días a la semana – los domingos, los martes y los jueves. Y las mujeres vienen los sábados, los lunes y los miércoles”, nos explica Anwar.

NECESITAMOS DIGNIDAD PARA LOS MAYORES

help4

Talal Abu Kweik tiene 63 años y es de la ciudad Eled; me cuenta que para él lo peor es no tener ningún tipo de ingresos. “Deberíamos recibir una pensión mensual, pero no es así. Queremos beneficiarnos de las mismas cosas que otras personas en este mundo. Necesitamos dignidad para las personas mayores”, afirma Talal.

“Cuando llegamos aquí, pensamos que ahora tendríamos nuestro lugar. Seguimos vivos. El centro nos proporciona comidas, equipamientos para hacer ejercicio, clases de alfabetización y de manualidades. Nos encanta ir a los parques de la ciudad. Es una luz de esperanza”.

Haber hablado con varias personas individualmente en la Franja Gaza me ha llevado a estar totalmente de acuerdo con lo que relata Talal. Los mayores están sufriendo y el aislamiento social en el que viven la gran mayoría acentúa esta situación. Además, el frío, estar sin techo, y sin ningún tipo de ingresos y con escasos alimentos, les convierte en personas deprimidas y abatidas.

CELEBRANDO CUMPLEAÑOS Y HACIENDO MANUALIDADES

Cocinando es los jardines del centro

Cocinando es los jardines del centro

Es necesario que haya centros de día como este en toda la ciudad de Gaza, ya que ayudan a que las personas mayores se reúnan y socialicen. Cuando hablé con una señora sobre la existencia del centro de día, se le iluminó la cara al instante y está ansiosa por ir.

La coordinadora del proyecto, Monzer El Masri, de 26 años, nos ha dicho que cada semana ha dado clases de orientación tanto grupales como individuales. “Organizamos muchas actividades sociales, tales como celebrar cumpleaños, hacer excursiones a los parques o proporcionar comidas calientes. Tenemos un voluntario joven que, junto con un profesor de arte, vienen y nos enseñan cómo hacer manualidades con cerámica. Estamos intentando que las personas mayores participen activamente en todas estas actividades”.

Un comité formado por personas mayores junto con HelpAge International está coordinando el centro. “Trabajamos con las personas mayores para que nos ayuden decidir qué tipo de actividades necesitan o les parecen más interesantes, y hacemos todo lo posible para garantizar que estas actividades se desarrollan”.

Ojalá reciban lo que desean, es tan poco lo que piden…

1 comentario

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    nO SE PUEDE LLEGAR A VIEJO. AUNQUE BIEN MIRADO PEOR ES NO LLEGAR cAMINANTE NO HAY CAMINO SE HACE CAMINO AL ANDAR Y ESO ES LO QUE RECOMIENDAN LOS MEDICOS A LOS VIEJOS QUE CAMINEMOS HASTA QUE REVENTEMOS, VIENDO ESTE POST VEO QUE EN OTROS PAISES ESTÁN CASI TAN MAL COMO NOSOTROS , AUNQUE ESO NO ME SATISFACE, EN FIN.

    Clica sobre mi nombre

    09 junio 2016 | 00:04

Los comentarios están cerrados.