BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Archivo de abril, 2018

Un plan solidario con los animales este sábado 5 de mayo en Madrid: autocine ‘dogfriendly’

Os lo he dicho bastantes veces a lo largo de quince años de blog. Me encantan las iniciativas que exploran nuevas formas de ayudar a los animales. Cuentacuentos, sesiones de juegos de mesa, baños con perro en piscinas… La creatividad siempre es bienvenida, igual que lo es la conjunción de las aficiones que más nos apasionan con propósitos solidarios.

Justo este sábado la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA) tiene uno de esos planes que merece la pena recomendar, si es que andáis por Madrid o en disposición de acercaros: una sesión ‘dogfriendly’ (que se puede ir con perro, vaya) en beneficio de los animales a los que protegen en el autocine más grande de Europa, el Madrid RACE.

No sé si habéis estado alguna vez en un autocine, pero es una oportunidad estupenda para comprobar si se corresponde con la imagen que una mayoría tenemos de esta forma de ver película, que me atrevería a decir que es la siguiente:

Como aseguran desde ANAA, es “un evento pionero en nuestro país, único, solidario y perfecto para disfrutar con toda la familia”. La película que se proyectará a las 21.30 es Mascotas, el éxito de animación de hace dos veranos. Han organizado además actividades para niños, talleres, habrá música en directo y camiones de comida.

Así explican todo lo que habrá disponible. Muchísimo de todo, solo faltaría John Travolta:

Se trata de un evento dogfriendly que pretende comunicar la posibilidad que brinda el autocine de poder disfrutar del mejor cine sin dejar en casa a tu amigo de cuatro patas, a la vez que concienciar sobre la tenencia responsable y el bienestar animal, luchar contra el abandono de animales y fomentar la adopción.

Puedes adquirir ya tu entrada en ticketea o el mismo día en la entrada del Autocine (a partir de las 17h y hasta completar aforo). Hay dos modalidades:
– A pie (3€ a partir de 5 años): tanto si vienes en coche (podrás dejarlo en el parking del recinto de 17h a 21:30h) como en transporte público, podrás disfrutar de todas las actividades que tenemos preparadas hasta la proyección de la película (21:30h).
– En coche (adulto 6€; niños de 6 a 14 años 4€): desde las 17h y hasta las 21:45h, además de disfrutar igualmente de todas las actividades podrás vivir la experiencia del autocine con la proyección de la película MASCOTAS (90 min. Aprox).
* Con niños de hasta 5 años (incluido)  la entrada gratis

Prestigiosas marcas internacionales y grandes amantes de los animales, como la marca de alimentación para animales Hill´s o de coches Subaru y Aristopet, tienda online del universo de mascotas, han querido colaborar en este pionero evento solidario donde cientos de perros se reunirán en Autocine Madrid RACE desde las 17:00 para participar en los diferentes talleres y actividades realizadas por empresas colaboradoras y asociaciones como Mr. Charlie, Mas Que Guau, Brinzal, DK9dog o Don Coco. Durante todo el evento contaremos con la presencia de los amigos de FANVENCIÓN, la ONG de fantasía y ciencia ficción con quienes ¡podrás hacerte fotos de cine! O saca tu look más hippie en nuestro photocall Mayo del 68-18 ¡del que podrás llevarte las fotos en el momento a casa y recordar esta tarde para siempre!

También nos amerizarán la tarde varios artistas con música en directo muy variada, pop, rock, blues y cantautor, de la mano de Ayuma y Jos Corchet, Isla Piscina, Local qua4tro y Daw a la Guitarra. Mientras podréis disfrutar de las delicias del estupendo Dinner americano y los food trucks, hacer vuestras compras en los diferentes stands o informarte sobre cómo colaborar con ANAA. Y, por supuesto, participar en ¡nuestra RIFA BENÉFICA! Con la que podrás llevarte estupendos premios de Patasbox o un baño gratis para tu amigo de 4 patas en la peluquería de bajo estrés DON COCO. Está todo pensado para vuestro disfrute, pero, por supuesto, también para vuestros peludos: además de puntos de agua para saciar su sed, si tenemos calor esa tarde, prepararemos unas súper-piscis en las que podrán refrescarse.

En el criadero de Tres Cantos en el que había un centenar de perros en malas condiciones, ahora solo hay 41

Tal vez recordéis el caso reciente del criadero de Tres Cantos en el que lograron entrar varios amantes de los animales y dejaron constancia de las terribles condiciones en las que mantenían a los perros con los que criaban y luego vendían, anunciando las camadas por Internet. Animales de razas pequeñas y de moda en su mayoría, como West Highland, Cairn o Yorkshire Terrier.

Os lo conté aquí, este mismo lunes, mostrando el vídeo:

Varios me habéis pedido estar al tanto de cómo evolucionaba el caso. Pues bien, hay novedades. El ayuntamiento de la ciudad madrileña y Seprona ya han realizado la inspección y desde el ayuntamiento de Tres Cantos han hecho llegar el siguiente comunicado:

La respuesta de la asociación Veggie for Animals es la siguiente:

El Ayuntamiento de Tres Cantos acaba de publicar un comunicado público sobre los resultados de la investigación en el Criadero Aguas Claras, situado en la mencionada localidad. Este comunicado llega tras un largo proceso. El día 17 de marzo, y de forma fortuita, una vecina de Tres Cantos accedió al recinto, horrorizada por lo que encontró y los chillidos de los perros decidió tomar imágenes y acudir inmediatamente a la Guardia Civil. En dichas fotografías se podía observar con claridad el cadáver de un perro calcinado en una chimenea.

La Guardia Civil mostró gran interés y de hecho se apresuraron al lugar. Pero sin orden no accedieron. La denuncia se formalizó el día 18. La denunciante, que acaba de fundar la asociación abajo firmante, insistió repetidamente en que se inspeccionase el lugar prontamente, puesto que (según un abogado) el encontrar cadáveres podía la inhabilitación a los responsables para tener animales. Además, aprovechó para denunciar múltiples regularidades administrativas del negocio (por ejemplo, la carencia de licencia de núcleo zoológico, etc.). La Guardia Civil de Tres Cantos remitió el caso al Seprona, por ser los especialistas. El Seprona Tres Cantos, también mostraron gran interés. No obstante el caso derivó al Seprona-Alcobendas con cuyo responsable hemos tenido la oportunidad de contactar en dos ocasiones. La primera de ellas ocurrió en torno al 25 de marzo. Preocupada por no saber los resultados de la investigación, la vecina, que asumía que ya se había realizado, contactó con el Sargento responsable, quien le dijo que no la habían hecho “porque llovía”. El agente le avisó de que le habían denunciado. Como consecuencia le harían una inspección en el futuro acompañados de veterinarios. Avisado por el propio agente del Seprona, F.R. y la copropietaria, A.L. su esposa, disponen de varias semanas para tener la inspección preparada.

El jueves 19 de abril la vecina se pone en contacto nuevamente con el responsable del caso (Seprona-Alcobendas), ha habido varias jornadas de lluvia y asume, equivocada, que finalmente se ha efectuado la inspección. A lo que el agente responde que no “porque hay mucho barro en la finca”. Ante la clara negativa de hacer una inspección la vecina decide hacer públicas las imágenes junto con otras imágenes de personas que han entrado a la finca con el objetivo de grabar un vídeo.

Las imágenes son publicadas el lunes 23 de abril, e inmediatamente después la Guardia Civil-Seprona ya, por fin, hace la inspección (el martes 24).

Transcurrido un mes desde que se le avisó de la inspección, los resultados eran más que previsibles: quienes grabaron el vídeo encontraron 93 perros, un mes después solo quedaban 41. Los animales estaban (según se muestra en el vídeo), sin identificar, ahora todos están debidamente identificados. En el vídeo se ve animales enfermos, ahora los animales enfermos ya no están.

Nuestra intención es dialogante, no queremos hacer acusaciones pero deseamos que este problema se solucione, y para ello hay que conocer los hechos y todas las partes implicadas deben analizar en qué se ha fallado y cómo solucionarlo. Por ahora hay 41 perros en el criadero. Un criadero que ha sido denunciado y / o sancionado ya con anterioridad, y del que el Seprona tenía conocimiento. Un criadero que en el año 1992 pidió permisos para construir, permisos que fueron denegados; y en 2002 solicitó la licencia de criadero, licencia que igualmente le fue denegada. Pese a carecer de los permisos pertinentes su actividad ha seguido adelante, sin que las autoridades responsables lo impidiesen.

Desde Veggie for Animals rogamos a las autoridades competentes que se cierre de manera inmediata el Criadero Aguas Claras. Aprovechamos para ofrecer nuestra ayuda y colaboración a la hora de realojar a los 41 perros que, a día de hoy, todavía siguen en el criadero.

Libros recomendables con perros y gatos en el #DíadelLibro

Internet es territorio de los gatitos, o eso asumimos, pero me da la impresión de que la literatura es terreno de perros y lobos. Al menos si nos ceñimos a la abundancia de historias. Lo digo basándome en los clásicos que recuerdo, con las obras de Virginia Woolf y (sobre todo) Jack London en cabeza. Por creaciones recientes de Auster o Murakami fuera o Pérez Reverte y Alejandro Palomas dentro.

También por los libros infantiles y juveniles que recuerdo. Del maravilloso cuento ‘Gran Lobo Salvaje’, de René Escudié os he hablado con frecuencia, ahí tenéis más libros de mi infancia adolescencia, con los que crecí y que aguardan a que mi hija crezca un poco más.

Tal vez algunos os suenen, tal vez recordéis unos cuantos.

Pero la memoria es injusta e imperfecta. Ojalá redondeéis este post con recomendaciones de libros y cuentos de perros y gatos que merezcan nuestro tiempo.

Libros que he recomendado en este blog:

Otros libros de los que no he hablado (aún):

Los perros duros no bailan de Arturo Pérez Reverte
Flush, de Virginia Woolf.
El Mundo Según Bob, James Bowen
Buen Perro, de Graham Chaffee
El perro guardián de las estrellas, de Takashi Murakami
Gatos sin fronteras y Alegatos de los gatos, de Antonio Burgos
Tombuctú, de Paul Auster.
El arte de conducir bajo la lluvia, de Garth Stein.
No lo mates… ¡Enséñale!: el arte de enseñar y adiestrar, Karen Pryor
Introducción a los derechos animales. ¿Tu hijo o el perro?. G. Francione.
La vida emocional de los animales. Marc Beckoff.

Se cuelan para grabar el interior de una fábrica de cachorros madrileña que había sido denunciada

Las imágenes son escalofriantes y admiten poca discusión sobre que los animales no están en buenas condiciones: sucios, con estereotipias, en instalaciones cochambrosas, con heridas sin cuidar, muchos sin el obligatorio chip…

Una fábrica de cachorros, porque llamarlo criadero es demasiado, que luego vender en Internet por cerca de mil euros: yorkshires, cairns terriers o westies, razas pequeñas y de moda que la gente quiere como animales de compañía.

Entraron y grabaron un vídeo en el que todo se ve y explica bien claro en poco más de cinco minutos que os invito a ver:

También fotografías como estas:

Fotos y vídeos que acompañan a una denuncia en marcha que espero que no quede en saco roto.


Sonia, portavoz de la asociación (en proceso de creación) me cuenta que se encontró el ‘criadero’ por pura casualidad. “Di con él paseando. Mi perra se escapó al oír agonizar perros y al ir tras ella entré en la finca, que estaba abierta ya que salen y entran ovejas. Cuando vi lo que había, hice fotos de la chimenea y el perro calcinado y me fui a poner la denuncia y creé Veggie for Animals”.

El vídeo y las imágenes del lugar que descubrió le han llegado de forma anónima.

Os dejo el comunicado íntegro que me han hecho llegar desde la plataforma Veggie for Animals:

El criadero Aguas Claras es uno de tantos que hay en España: una empresa cuyo único objetivo es ganar dinero a costa de los cachorros que producen. Cachorros que luego venden en internet por 900 Euros.

Toda empresa pretende reducir los costes lo máximo posible; la cantidad de animales que hemos visto con tumores, sarna, etc. demuestra que carecían de atención veterinaria. Porque pagar un veterinario, y el correspondiente tratamiento, supone un gasto económico que no quieren afrontar. Así mismo escatiman en limpieza: las jaulas y cheniles están llenas de excrementos y orines, y el agua completamente verde.

Las perras están ahí para dar a luz tantos cachorros como sea posible, cuando sus cuerpos no dan más de sí y no pueden parir más, no generan beneficios económicos. ¿Para qué quiere una empresa mantenerlas? Los criaderos matan sistemáticamente a estas madres. Lo mismo hacen con los cachorros enfermos o que no pueden vender. En el criadero Aguas Claras pudimos ver cuatro cadáveres de perros calcinados. En uno de ellos, pese al fuego, se podía observar que había sido golpeado fuertemente en la cabeza al menos en dos ocasiones. Su cráneo había quedado hundido en la zona frontal.
Lee el resto de la entrada »

La dueña de Sheldon y Leo falleció, se han convertido en un estorbo y necesitan un hogar

Es una historia frecuente. Demasiado. Por eso ya os hablé aquí hace tiempo sobre la necesidad de tener previsto qué pasará con nuestros animales si faltamos, algo que puede venir sin avisar y a destiempo. 

Hay una vía no oficiosa que es por la que muchos optamos y es contar con algún amigo o familiar que sepamos que se va a hacer cardo de cuidar hasta su muerte o de buscar un buen hogar a nuestros animales. Es obligatorio hablarlo en vida con ellos y no está demás dejarlo dicho y bien clarito también en nuestro entorno. Aún así dependemos del honor que esa persona tenga por la palabra dada. Yo hay gente que sé que puedo confiar en que cumplirán lo que prometen, otros que no son en absoluto fiables y unos cuantos que no lo tengo claro, dependería de las circunstancias. Y aún sabiendo eso, puedo equivocarme. El ser humano es un animal complejo y cambiante (por suerte).

La vía oficial voy a dejar que la expliquen en The Pets Journal. En esa web, bastante recomendable, tienen un artículo llamado ¿Puedo hacer testamento a favor de mi mascota?

Volviendo a Sheldon y Leo, dos hermanos de año y medio para los que están buscando una adopción conjunta, porque son inseparables. De que es buena idea adoptar dos gatos bien avenidos juntos, también os he hablado con frecuencia. Los gatos, mejor por parejas. 

Ellos eran felices, tenían una persona que los quería y los cuidaba… ellos ya tenían una familia. Pero un día su mundo se puso del revés, su humana falleció, y aunque había más “familia”, nadie quiso hacerse cargo de ellos. Desde ese día han dejado de ser parte de una familia y se han convertido en un estorbo para algunos. Han estado dando vueltas de un sitio a otro, y aún están buscando un nuevo hogar. Solo se tienen el uno al otro. Esto no debería pasar nunca. Pero ocurre más veces de la que imaginamos… Los finales felices debería ser para siempre, pase lo que pase.

Están testados, desparasitados, esterilizados y con las vacunas al día. Se entregan con chip y contrato de adopción.

Contacto: 670959688 perrigatossinfronteras@gmail.com

Os presento a Martín (‘Mastín’), el protagonista de una novela juvenil centrada en la protección animal

Traigo noticias importantes, al menos para mí. Un proyecto muy personal del que iré dando más detalles, porque espero contar con vuestra ayuda para hacerlo realidad. Y no hay momento mejor que en torno al Día del Libro, para contarlo.

Os presento a Martín, a Mastín en realidad.

¿Recordáis a Mastín?
Tiene diecisiete años y un pitbull, un perro viejo y bueno pero que hace que muchos se cambien de acera cuando los ven paseando juntos. Anda un poco perdido sobre qué hacer con su vida. Y conocer a una nueva vecina, una chica de veintiséis años con un galgo, le conducirá a ser voluntario en una protectora y le ayudará a encontrar su norte.

Un galgo y un pitbull. No es casualidad.
Embajadores de los conocidos como perros potencialmente peligrosos y de los perros de caza que llenan perreras y protectoras con un futuro incierto.

Mastín fue una novela juvenil, interesante también para los adultos, que estuve publicando en el blog por capítulos hace tres años. Todos los viernes había una actualización de la historia, a modo de folletín decimonónico. Y así, semana a semana, se construyó un libro en poco más de un año. Un reto personal lleno de anécdotas que también os iré contando en un futuro.

Este libro, que pretende crear conciencia al tiempo que se disfruta con su lectura, está en el proceso previo a salir publicado mediante crowdfunding. Cuento con vosotros cuando lance el proyecto, confío en vuestra ayuda para hacerlo realidad.

Quiero creer que este libro puede ayudar a cambiar un poquito el mundo a mejor de diferentes maneras. Ya os contaba en uno de mis últimos posts que los cuentos y los libros pueden ayudar a los animales, despertando una mayor sensibilidad y respeto por los animales, que se traduce también en bondad y empatía hacia otros seres humanos.

Todos los beneficios que genere irán destinados a la Fundación Amigos del Perro, que se constituyó en Langreo (Asturias) en 1995 con el fin de contribuir al bienestar animal. Para mí es un proyecto muy personal, muy bonito y que me tomo como una especie de voluntariado.

Aquí tenéis a la chica del galgo, a coprotagonista del libro.

Y la cubierta entera.

Todo es obra de una joven artista que rebosa talento. Se llama María Gago, @Akiranthekoi en twitter e Instagram, y espero que llegue muy lejos, porque lo merece. Yo estoy entusiasmada con su representación de Mastín y de Mal.

La manera en la que conocí a María fue una de las anécdotas que os comentaba. La conocí en la Japan Weekend de Madrid, un lugar en el que hay muchísimos artistas mostrando sus trabajos. Compré varias de sus láminas, cogí su tarjeta, me fui a casa. Y perdí la tarjeta… Gracias a que pedí ayuda en Twitter mostrando sus láminas pude dar con ella.

Espero que su Mastín os guste tanto como a mí.
Su Mastín es ya mi Mastín, confío en que también sea el vuestro.

Aún no sé cuándo estará listo el crowdfunding, pero seguro que lo tendréis disponible como regalo para Navidad. Y en algún momento a la vuelta del verano empezaré a ponerme muy pesada para que apoyéis el proyecto.

¿Es ‘Isla de Perros’ de Wes Anderson una película para amantes de los perros?

Wes Anderson posando con los muñecos utilizados en ‘Isla de perros’ (20th Century Fox)

Entenderéis que tenía que ver Isla de perros, el último largometraje del adorado y discutido Wes Anderson que se estrena en España este viernes 20 de abril. Tras saber del proyecto y ver ese tráiler lleno de canes parlantes, sentí que tenía que compartir aquí mis impresiones, así que me perdonaréis por este post que tiene que ver con la protección animal menos de lo que es habitual.

De todas maneras no es la primera vez que me pongo cinética por aquí de forma excepcional. ¿Recordáis que ya os hablé de Mascotas y de White Dog?

Isla de perros es un batiburrillo distópico-surrealista nada convencional como era de esperar de Wes Anderson (salvo en el papel que otorga a la mayoría de los personajes femeninos) con científicos buenos, políticos malos, mucho Japón, niños con una misión y conspiraciones maquiavélicas. Una película para relajarse y dejarse llevar que no es apta para todo el mundo. Que desde luego no es apta para niños por mucha animación que sea con perritos que hablan.

Artísticamente es impecable, pura artesanía stop-motion. Pero no me voy a detener en hacer una crítica pormenorizada. Más que nada porque ya la he hecho por otro lado, para versión impresa y online del medio. Aquí la tenéis: Crítica de ‘Isla de perros’: una delicia artística y nada convencional, salvo en el tratamiento de algunos personajes femeninos.

Y aquí la sinopsis:

Isla de perros narra la historia de Atari Kobayashi, un niño de 12 años custodiado por el corrupto Mayor Kobayashi. Cuando, debido a un Decreto Ejecutivo, todos los perros de la ciudad de Megasaki son exiliados a un gran vertedero llamado Trash Island, Atari se embarca en un pequeño propulsor Junior-Turbo y sobrevuela el río en busca de su perro-guardaespaldas, Spots. Una vez allí, con la ayuda de un grupo de chuchos a los que acaba de conocer, comienza un épico viaje que decidirá el destino y el futuro de toda la prefectura.

Mi cuestión desde este blog es otra: ¿Es una película para amantes de los perros?

Pues no necesariamente, pero puede que sí. Vamos a ver… Hay mucha reflexión de fondo, pero no hay mensajes a extraer relacionados directamente con la protección animal, que nadie se confunda. Los perros (gigantescos en todos los sentidos) no se comportan como tales, no son reconocibles como los mismos animales con los que compartimos el día a día. Son una versión mejorada y cuadrúpeda de los seres humanos. Eso sí, inteligentes, complejos, leales, capaces y con mucha más dignidad que cualquier bípedo que aparece en el film.

Es decir, que puede ser una película para amantes de los perros, pero no necesariamente. A menos que acudamos a la campaña de promoción del film, en la que también se está visibilizando un puñado de animales necesitados de hogar de distintas protectoras.

Y eso está realmente bien y es de aplaudir, sobre todo porque no es una iniciativa local, que solo se haya llevado a cabo en España. Ojalá para la próxima película protagonizada por perros y gatos, de esa u otra distribuidora, se repita la propuesta y se vaya aún más allá. ¿Por qué no un vídeo promocionando la adopción ante de la proyección?. Es preciso crear conciencia.

Con motivo del estreno, Fox Searchlight y 20th Century Fox España han puesto en marcha una iniciativa para dar difusión e incentivar la adopción de perros con la colaboración de diversas asociaciones.

A diario, y durante dos semanas consecutivas, están siendo publicadas fotos e información de perros que pueden ser adoptados, difundiendo en cada caso características de la mascota y la asociación que las tiene en acogida en estos momentos. Como apoyo a esta acción y con el fin de aumentar el alcance de estas publicaciones, la distribuidora está patrocinando estos posts en la red social Facebook.

Los cuentos y los libros pueden ayudar a los animales, creando conciencia

Ya os conté hace tiempo que en la Universidad Rey Juan Carlos, en la Facultad de Ciencias de la Salud, hay una cátedra de investigación maravillosa dedicada al bienestar animal, a estudiar “la situación actual de los animales en nuestra sociedad y los efectos de la vinculación entre los hombres y los animales”, y que también “desarrolla programas de promoción de la salud con los animales como mediadores en el proceso y de las intervenciones asistidas con animales”.

La profesora Nuria Máximo Bocanegra en el aula con sus alumnos de cuarto de Terapia Ocupacional. JORGE PARÍS

Enmarcada en las actividades de la Noche de los Libros de la CAM, hay una actividad organizada por esta cátedra y en la que participio de la que me gustaría hablaros. Es de carácter gratuito, está abierta al público y tendrá lugar mañana viernes 20 de abril a las 10:00 en el salón de actos del edificio departamental II en Alcorcón con la intención de trasmitir el respeto por los animales.

Los cuentos y los libros pueden ayudar a los animales, pueden hacerlo creando conciencia, haciendo ver lo que es invisible a menos que te lo encuentres de frente, sensibilizando. Hay numerosos ejemplos, incluso en la literatura clásica. Jack London, por poner un ejemplo obvio, ha hecho mucho por avivar el amor y el respeto a los animales, a los perros en concreto, y a la naturaleza en general. Pero en este blog también os he recomendado el maravilloso cuento Gran Lobo Salvaje de René Escudié, Te daba por muerto de Pete Nelson, Contigo me quedaría de Mercedes Alonso o Un perro de Alejandro Palomas.

Con la problemática de protección animal existente hoy día en nuestro país, con las asociaciones protectoras y muchos particulares luchando por tapar el sol con una mano, es imprescindible trabajar paralelamente en educar para frenar la sangría. En educar a los adultos, a los que no se puede dar nunca por perdidos, pero sobre todo a las nuevas generaciones.

Por eso mañana nos reuniremos para charlar sobre este tema invitadas por la doctora Nuria Máximo, coordinadora de la cátedra, María José Rodríguez, Lisi Gutiérrez y yo.

María José Rodríguez es científica, bióloga y autora de varios cuentos maravillosos que tienen el respeto a los animales como estandarte. Destacan en ese sentido Galgui y Elefante y Miguel.

Lisi Gutiérrez es autora de un libro ilustrado ya emblemático, nacido para adultos pero que se rebeló y se convirtió también en un cuento que encandila a los niños: El silencioso amigo del viento.

Y yo también estaré. Tengo muchas novedades que contar sobre Mastín, la novela juvenil cuyo marco de fondo es la protección animal y que nació en este blog al modo de los antiguos seriales, publicando semanalmente un capítulo, creando sobre la marcha. Ahora está en el proceso previo a salir publicado mediante crowdfunding destinando todos los beneficios a la Fundación Amigos del Perro. Habrá muchas novedades al respecto que llegarán con posterioridad al blog.

Retransmitiré por Facebook la charla para los que no podáis acercaros mañana por la mañana al sur de Madrid, que entiendo que puede ser difícil.

¿Son nuestros animales de compañía los mejores compañeros para ver series?

Troya nunca ha sido perra de sofá. Jamás querido subirse a ellos ni a las camas, sin prohibírselo, ella solita decidió que el suelo era un buen sitio. Eso sí el suelo más cercano posible a dónde estamos nosotros.

Tula en cambio nació para dormir en blando y en alto. Es una perra que se mueve por las alturas. Igual que Maya, nuestra gata.

Cuando después de cenar nos sentamos un ratito en familia ante la televisión, para ver alguna serie que nos guste a todos, todas lo ven como una invitación al sosiego en compañía, a las caricias en penumbras.

Un rato en familia con ellas, que también son familia por supuesto.

Se abren paso igualmente a nuestro lado si nos sentamos a leer en el sofá, a jugar con la consola portátil, a escribir en el portátil o ver las noticias en el móvil.

Cualquier rato en el que detenemos nuestra vorágine diaria, en el que paramos queriendo relajarnos, es para ellas una invitación a venir a nuestro lado. Y viniendo contribuyen a ese relax.

Está demostrado que acariciar a un animal reduce la presión arterial, que las malas noticias se encajan mejor si estamos en contacto con ellos.

Lo mismo también ayudan a no pasar tanto miedo con serie sí y películas de terror o a llorar un poquito menos con los dramas (a menos que lo que el drama muestre sea la muerte de un animal, claro).

A Netflix le da por hacer de vez en cuando encuestas con poco rigor científico pero que tienen cierta gracia sobre nuestros hábitos viendo series. La última que han elaborado tiene que ver con los animales de compañía.

Empleando SurveyMonkey, han participado más de 50.000 propietarios adultos de animales de veintiséis países, entre ellos España.

¿El resultado? Pues así de entrada que tres de cada cinco españoles creen que su animal es la mejor compañía para ver series.

Y tiene su lógica, claro. No te discuten lo que ver, no hacen spoilers, no te dicen “para un momentito que voy al baño”, no te regañan por quedarte demasiado tiempo despierto teniendo que trabajar al día siguiente ni te mirarán raro por disfrutar tanto con esa serie tan friki o tan mala.

¿Son por tanto los mejores compañeros para ver series? Pues son una compañía maravillosa, pero no me atrevería a decir tanto. También es estupendo compartir sofá con bípedos parlantes a los que amamos y con los que podemos opinar luego sobre lo que hemos visto.

Otra curiosidad resultante de la encuesta de Netflix, por lo visto los dueños de los perros prefieren contenidos de acción y aventuras y los que tienen gatos se inclinan por la ciencia ficción y la fantasía.

Para terminar os dejo con la preciosa Triana, una mastín jovencita que no tiene hogar. Espera en Asturias una familia con la que compartir películas, series, paseos y lo que se tercie.

Cuentan que “es todo corazón, muy cariñosa. Un problema neurológico impidió que se pudiera salvar la pata delantera, pero eso no le impide hacer una vida normal”.

Está en el albergue municipal de Gijón 684607160

Duma y Max, dos casos de abandono, dos perros especiales

En todas las protectoras de animales hay siempre varios casos especiales. Perros y gatos que, por distintos motivos, llegan al corazón de los voluntarios, normalmente son animales que no logran adoptantes pese a necesitarlos especialmente.

Es el caso de Duma y Max, que esperan su segunda oportunidad en la asociación madrileña La estrella animal.

Dos casos especiales entre tantos que también lo son en toda España.

Duma es una perrita que entró en la perrera ya que sus dueños se fueron y la dejaron con su padre, que es alcoholico y no la cuidaba nada.

Mediante denuncias de los vecinos consiguieron que se la quitaran. Desde que supimos que iba a entrar hemos estado intentando buscar acogida pero como la perra tiene ese aspecto nadie quería.

Descartamos sarna y leismania. Es algo
endocrino, tiene hipotiroidismo y necesita alguien que la cuide y mime mucho, que la bañe cada 5 días con un champú especial y le dé su medicación y poco a poco irá a mejor.

Nosotros nos hacemos cargo de sus gastos. Ahora va ahora al vete cada tres semanas a revisión.

A Max sus dueños también lo dejaron en la perrera. Lo adoptaron en dos ocasiones y las dos veces lo devolvieron.

Nos hemos hecho cargo de él y está en acogida. Es un perro que necesita tiempo, creemos que su dueño le pegaba ya que tiene miedo a los hombres. Necesita paciencia y mucho cariño para superar sus traumas.

Ambos se entregan en adopción en Madrid alrededores. Se hará seguimiento.

Contacto para adoptar, acoger o para tener más información sobre Duma y Max: 692482573 y la-estrella-animal@outlook. com