Archivo de la categoría ‘Perros’

#MásEducaciónMenosDiscriminación, una campaña en favor de los denominados perros de razas potencialmente peligrosas

Con el inicio del curso quiero sumarme a una iniciativa que arrancó durante el verano. Emplea el lema hecho hashtag #MásEducaciónMenosDiscriminación y pretende “concienciar y hacer reflexionar sobre cómo se juzga a ciertos perros por su aspecto, sin más”.

Se refieren, por supuesto, a aquellos de razas denominadas potencialmente peligrosas. Perros que por su físico poderoso, aunque tengan un carácter y educación inmejorables, tienen mucho más difícil su día a día. La gente se cambia de acera, incluso aquellos que tienen también perro, ven su acceso vetado a lugares en los que otros perros son bienvenidos y, si son abandonados, tienen mucho más difícil encontrar un hogar.

Deberíamos ser capaces de mirar a estos animales y ver más allá de su raza. Tendríamos que tratarles según su personalidad y comportamiento, sin dejar que el temor nos domine. Son simplemente perros, ni más ni menos. El tamaño y potencia de su mandíbula no debería ser su condena en vida.

Apoyo esta campaña porque cualquier iniciativa que contribuya a eliminar prejuicios. Unos prejuicios que son parte del problema que experimentan estos animales, que llegan a perreras y protectoras de toda España en gran número y con muy pocas opciones de tener un final feliz.

(Fotos: Eduardo G. Cuasimodo)

Y me sumo acompañada de Sambo, un pitbull de diez años con un carácter excelente, doy fe de que es juguetón y cariñoso, y que espera un hogar en la protectora ACNR. pppacunr@gmail.com

La campaña ha sido impulsada por Micaela de la Maza (SrPerro) y Loli Alcarria del estudio de fotografía Baby-Face y propietaria de la American Staffordshire instagramera Thai, que lleva tiempo rompiendo prejuicios con el proyecto Estoy con Thai.

Como explica Micaela:

Apostamos por la (buena) educación de humanos y perros como medida clave para que los canes, todos los canes, puedan acceder a cada vez más lugares públicos con normalidad.

Los que convivimos con un perro debemos ser siempre cívicos y también respetuosos con aquellos que puedan no querer compartir su espacio con nuestros animales.

Sea de la raza que sea nuestro can, resulta muy útil contar con el apoyo de un educador canino profesional -que utilice métodos respetuosos- para ayudarnos a conseguir que nuestro perro sepa relacionarse tranquilamente y en infinidad de situaciones con todo tipo de personas y con sus congéneres.

Parte de la campaña consiste en compartir una serie de recomendaciones “para que todos ayudemos a que haya más locales/opciones dog friendly en general”. Son seis puntos llenos de sentido común, como cuidad a los establecimientos dogfriendly, respetar a aquellos a los que no les gustan los perros o tener a nuestros animales limpios, bien socializados y educados. Tras el enlace hay más información.

Ya hay negocios que se han sumado como Lush España, Tiendanimal o Campus perruno, en los que todos los perros, de cualquier raza, son bienvenidos.

¿Cómo afrontan nuestros perros y gatos la vuelta a la rutina?

Vuelta al cole, vuelta al trabajo, fin del periodo vacacional de desconexión. Todo eso ya está aquí y cada persona lo afronta de distinta manera. Somos tan diferentes y también lo son nuestras circunstancias que no hay una respuesta única si planteásemos esa cuestión centrada en los seres humanos.

Con nuestros animales de compañía es una realidad muy semejante. No solo ellos son individuos distintos, sino que también sus circunstancias varían mucho. No es lo mismo el perro que ha estado esperando en una residencia canina que aquel que lo ha hecho bajo los cuidados de un familiar o un canguro o el que nos ha acompañado durante nuestras vacaciones.

Para una mayoría, no obstante, el retorno a la rutina, a su entorno conocido, a las idas y venidas de siempre, es algo que agradecen porque les aporta seguridad. Eso no quita que no haya animales que puedan resentirse a su manera de su particular ‘vuelta al cole’.

En el caso de los perros puede pasar que, si han estado con nosotros durante el verano, casi continuamente acompañados, dando largos paseos y excursiones, y se encuentran de forma brusca mucho más tiempo solos y teniendo pocos paseos rápidos, puedan tener algo semejante a una depresión o estrés postvacacional. Hay que procurar hacerles la transición lo más gradual posible, al tiempo que cuidamos que no se genere una indeseable ansiedad por separación en aquellos animales más dependientes e inseguros. Evitar saludarles al llegar a casa y despedirse con excesivas muestras de afecto es una de las recomendaciones para mantenerla a raya.

Rush es un gos d’atura de cinco años que busca hogar. Es muy cariñoso y se lleva bien con otros perros pero también muy activo. Le gusta trabajar, aprende con facilidad. Adecuado para personas que estén acostumbradas al manejo de perros con carácter. adopciones@amigosdelperro.org.

Los gatos suelen quedarse solos en casa mientras nosotros exploramos otras tierras. Solos y con las visitas y cuidados esporádicos de amigos, familiares o cuidadores remunerados. También ellos pueden experimentar desajustes al volver a verse envueltos en nuestras rutinas tras mucho tiempo en soledad. Se manifiestan de muchas maneras. Puede cambiar la manera en la que se relacionan con nosotros, dejar de usar su caja de arena e incluso perder el apetito. Que vuelvan a la normalidad requiere paciencia y respeto. También que nos replanteemos cómo hemos gestionado nuestra ausencia para ver de qué manera podemos mejorar su experiencia la próxima vez, tal vez procurándoles más compañía, más estímulos, llevándoles a un hogar de algún amigo o familiar que les cuide…

Ver esta publicación en Instagram

Lane y Beatle buscan familia. Lane, es tímida pero muy cariñosa, y Beatle, es pizpireto y travieso pero muy tierno. Tienen 3 meses y unas ganas locas de encontrar su propia familia,¿ cómo no resistirse a esa ternura del video?. ¡Son fabulosamente tiernos!. ¡Ven a conocerlos y saldrás enamorado!. Escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el

Tener al menos dos gatos bien avenidos, que se acompañen mutuamente, suele regatear estos problemas. Por eso suelo recomendar que se adopten de dos en dos, idealmente hermanos de camada o adultos que ya sepamos que se llevan bien.

Mucho ánimo a todos con el retorno a la normalidad.

En la protectora Apamag necesitan casas de acogida con urgencia para perros y gatos

Apamag es una asociación protectora que opera en la zona de Madrid y Guadalajara. Me piden ayuda porque en estos momentos necesitan con urgencias casas de acogida, como ellos plantean “sin casas de acogidas no podemos seguir ayudando a todos los peludos que lo necesitan. En vacaciones las necesitamos más que nunca”.

Una casa de acogida tiene todos los gastos cubiertos
, únicamente tiene que dar cariño y atender a los animales necesitados, perros y gatos.

A comienzos de mes precisamente os contaba lo importantes que son las casas de acogida para las protectoras y os animaba a vivir esta experiencia.

El contacto para ser casa de acogida es acogidas@apamag.org

Y la necesidad de contar con casas de acogida no quita que también sea preciso encontrar adoptantes, personas que asuman de por vida la responsabilidad de sumar unos de estos animales a su familias.

El contacto en este caso es adopciones@apamag.org o 644490072 (preferiblemente Whatssap)

Termino dejándoos aquí algunos de los animales de Apamag que necesitan hogares temporales o definitivos y solicitando, igual que ellos lo hicieron conmigo, vuestra ayuda para difundir esta petición de auxilio:

BOWIE: lleva mucho tiempo en residencia, no dejemos que pase otro verano más allí. Es un mimosón de mucho cuidado y ha mejorado mucho en las presentaciones con otros machos.

NILO: se encuenta en residencia solidaria en el proyecto @sweetandrescue. Fanny trabaja para que Nilo progrese cada día. Y así lo ha hecho, ha demostrado ser un perro muy noble y gracioso.


GABRIELA y SUS CACHORROS:
lo ideal es que vayan los cuatro juntos pero también pueden ir de dos en dos. No podrás evitar enamorarte de todos ellos.


DENVER y RIO:
se prefiere que vayan a una acogida los dos juntitos, se complementan muy bien y les encanta pasar tiempo juntos. Son un amor y muy cariñosos, y también un poco locuelos, como cachorros que son.

DIANA y WATSON: también se prefiere que vayan los dos juntos en acogida. Al principio son un poco tímidos pero una vez que entran en confianza los ronroneos se seguirán uno detrás de otro.


BEAUTY: necesitamos desde ya una acogida. Después de ser adoptada ha vuelto a nosotros. Es cariñosa, juguetona y activa.


NANAO y HARU
: Son buenos, cariñosos y juguetones. Su acogida se acaba ya y no tenemos donde llevarles.

GUERNIKA: es un jovenzuelo activo, juguetón y super sociable. Con él no te aburrirás.

POLI: necesita acogida desde el 10 al 19 de Agosto sin otros gatos. Muy sociable y cariñoso.

NIVA: acogida a partir del dos de Agosto. Es una gatita que necesita que le ayudes a confiar en las personas, es sorda y ve poco, tienes que tener paciencia para que poco a poco se de cuenta que no vamos a hacerla daño.

¿Sabes lo que es el peligroso síndrome de “voy a ir al gimnasio” aplicado a los animales?

Nos prometemos que vamos a ir al gimnasio cada dos días, que correremos al menos tres por semana o que el lunes comenzará la dieta. Y nos lo creemos. Estamos convencidos de que así será. Incluso comenzamos con un entusiasmo exagerado que nos deja baldados los primeros días o con la nevera tan llena de productos bajos en calorías que seremos incapaces de comerlos todos antes de que caduquen.

Poco tiempo después empezamos a flaquear, el propósito que nos planteamos ya no parece hacernos tanta ilusión. Vamos espaciando las visitas al gimnasio, las salidas en zapatillas y nos decimos que no pasa nada por cenar pizza con todos esa noche.

Pasa mucho, es muy humano.
Y es aplicable a muchas otras realidades, más allá de las típicas de hacer ejercicio, iniciar un régimen o dejar de fumar.

El problema es cuando esa falta de voluntad, ese exceso de entusiasmo inicial, ese engañarnos a nosotros mismos, redunda en el sufrimiento de otros.

En el caso que nos ocupa, esos otros pueden ser los animales que decidimos integrar en nuestra familia.

Nos entusiasma la idea de la adopción o la compra, nos volvemos locos los primeros días que tenemos al perro (o al gato, el conejo o el loro) en casa. Gastamos más de lo necesario en chuches y juguetes para él, nos quedamos embobados mirándoles, bajamos con ganas al paseo aunque haya que madrugar o abandonar la fiesta los primeros.

Pero pasado un tiempo, que puede ser más corto o más largo, llega el desinterés, el desamor, la pérdida de ilusión.

Ya no nos compensa dejar la juerga los primeros porque el perro nos esté esperando en casa. Cuando llegamos, de madrugada, ha hecho sus cosas, hay que bajarlo. ¡Qué pereza! Y además las vacaciones se complican con él. Hay que pagar para que esté atendido o hacer otros planes.

El problema es que con el gimnasio basta con dejar de pagar la cuota y si fuera un novio se iría por su pie, pero aquí hay un ser vivo que depende completamente de nosotros. ¿Qué hacemos con él? Un marrón.

Según el último estudio de Fundación Affinity sobre el abandono, el mejor que tenemos en este país para hacernos una imagen de esta problemática, el 10% de los abandonos se deben a una pérdida de interés por el animal.

Es inasumible. Por eso hay que seguir insistiendo en la necesidad de pensarlo a fondo antes de abrir las puertas de nuestro hogar a un animal. Si tenemos dudas, si no lo tenemos claro, por mucha ilusión que haga hay que frenar esos deseos.

Tenemos que ser responsables.

Para contar la historia de Ness, hay que remontarnos un poco antes de su nacimiento. Apareció un día una perra, estaba delgada y no tenía chip. La familia que la acogió intentó buscar al propietario, pero nunca nadie la reclamó.

Después de unas semanas de su acogida, se dieron cuenta que estaba preñada. Tuvo nueve cachorros. Les buscaron familias entre familiares, amigos, conocidos y amigos de amigos…
Todo parecía que había acabado bien. Finales felices para todos, incluida la madre. Pero no fue así Devolvieron a Ness.

A veces los humanos somos muy ligeros para tomar algunas decisiones.
No nos cansaremos de decir que la decisión de adoptar un animal debe ser algo pensado, meditado, y no un “quiero y luego ya no quiero”

Ahora Ness necesita una nueva familia. Buscamos una adopción responsable para este cachorrete guapetón.

Contacto: AGERAA, Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonados. ageraaproyectohogar@gmail.com 670959688

Los collares antiladridos no son recomendables, ninguno, no solo los eléctricos

Fue mi compañera Jessica Gómez, autora del blog Qué fue de todos los demás además del suyo personal, la que me habló de Mascotapro. Lo hizo contándome que, pese a ser una web con fines comerciales (venden productos para mascotas) hacen también buen contenidos aunque implique no vender, pasándome a continuación dos enlaces, uno sobre collares eléctricos y otro sobre collares antiladridos de todo tipo.

Confieso que entré algo escéptica por lo que podía encontrarme, pero Jessica tenía razón.

En el tema de los collares antiladridos eléctricos, que están prohibidos en algunas Comunidades Autónomas y deberían estarlo en todo el territorio español, cuatro expertos (Irene Pérez Piñel, etóloga y veterinaria de Comunicación y respeto; Enrique Solís, director de LealCan; Ramón Fernández, de Arbesú educadores caninos y David Montero de Conecta Adiestramiento) recomendaban no usarlos jamás, bajo ninguna circunstancia.

Si tenéis la más mínima duda, os recomiendo su lectura íntegra, pero os dejo un adelanto de Pérez Piñel:

El daño emocional es muy difícil de medir, y para mucha gente, muy difícil incluso de apreciar, puesto que a menudo ni siquiera saben interpretar el lenguaje corporal de su perro.

Un perro que bosteza tiene sueño, uno que se sienta y eleva la pata es muy mono, y si se lame la nariz se está relamiendo. Si hace todo esto tras una descarga eléctrica, la interpretación sigue siendo la misma, cuando lo que dice el perro en realidad es “esto me está superando, estoy nervioso y no sé cómo gestionar el momento, ¡socorro!”.

Poca gente vería ahí el daño que se está empezando a hacer al perro a nivel emocional. Y por lo tanto, si no lo veo, no está ocurriendo. Es inocuo, “no hace daño”.

Pero es la segunda razón por la que funcionan para ciertas situaciones: su uso produce miedo. Miedo a la conducta realizada, miedo al contexto en que ocurre la descarga, miedo a lo que se cruza por delante en ese mismo instante… cuando el miedo es muy intenso, coloniza toda la vida del perro, y se manifiesta en forma de múltiples conductas inadecuadas. Que no son otra cosa que manifestaciones de miedo.

Así que en los supuestos en los que el collar eléctrico es efectivo para manejar ciertas conductas o “adiestrar”, es porque duele y produce miedo. Se use como se use, ese es el efecto. Puede que te sirva para lograr lo que TÚ quieres, pero ¿a qué precio?


En el contenido de los distintos tipos de collares, de vibración, ultrasonido o citronela. De nuevo habla la veterinaria y etóloga:

El ladrido excesivo es un problema complejo en el cual el ruido es sólo un síntoma. Al igual que la fiebre, podemos tomarnos un antitérmico, y la fiebre se irá. Pero en muchos casos esa fiebre tiene una razón de ser que no hemos detectado, y que seguirá ahí. Por lo tanto o bien volverá o bien empeoraremos (pero ya sin fiebre).

Lo mismo ocurre con los ladridos. Si sólo tapamos la consecuencia visible (el ruido) sin determinar las razones, puede que no sirva de nada y el perro siga ladrando aun con el collar puesto. O puede que el ladrido cese, pero aparezcan otras conductas aun peores (debido a que la causa sigue presente).

De nuevo el collar se centra en la consecuencia, y aplica diversos grados de castigo para bloquearla.

Los menos aversivos se basan en la sorpresa o en generar una molestia intensa para interrumpir el ladrido. Pero la sorpresa deja de serlo con las repeticiones, por lo que deja de funcionar. Y una molestia será un estímulo negativo insuficiente si la motivación para ladrar es lo bastante intensa (y casi siempre lo es).

Por lo tanto recomendar los más “suaves” no tiene mucho sentido, porque precisamente por eso su grado de eficacia será bajo o nulo. Y en cualquier caso todos ellos se basan en aplicar un castigo más o menos intenso, y la educación basada en castigos genera muchos más problemas de los que pueda solucionar, si es que soluciona alguno.

Mi perra Troya tuvo una etapa en la que, vinculada a una mudanza, desarrolló ansiedad por separación. Jamás se me ocurrió emplear uno de estos artilugios. Imaginad a su angustia por verse sola, alejada de las personas que le aportan seguridad, añadir un estímulo doloroso o negativo cuando se desahoga mediante un comportamiento natural.

La solución viene con mucho trabajo, constancia u otras estrategias. A nosotros nos sirvió crear un rincón de seguridad para ella y tener paciencia.

Que quede claro del todo, estos collares no son recomendables si amamos a nuestro perro y queremos su bienestar.

Orbón tiene apenas dos años y desde la fundación Amigos del perro cuentan que “es un amor, una pasada de perro buscando familia, es muy bueno, sólo quiere mimos y caricias.

Está en adopción en el Albergue municipal de Gijón pero se puede adoptar en toda España: 684607160

En la protectora de Lugo necesitan ayuda, se han juntado con casi cuarenta cachorros

Las perreras y protectoras no son un buen lugar para los cachorrros. Están más expuestos a enfermedades y a inclemencias y faltos de los estímulos que necesitan para crecer equilibrados. Por eso urge siempre encontrar casas de acogida temporales o adopciones definitivas para ellos.

Con estos calores fuera de tiempo, parece que las camadas primaverales se están adelantando y la protectora de Lugo es, por desgracia, más que consciente de ello. También de que el verdadero culpable no es el calor, sino la irresponsabilidad de muchos dueños, que no esterilizan, no controlan a sus perros y luego abandonan, “no paramos de ver abandonos de cachorros sin importar edad, camadas enteras y hembras preñadas”.

Teodoro al sol, esperando un hogar.

La cuestión es que desde Lugo me escriben pidiendo ayuda urgente porque tienen una “saturación de cachorros y camadas” y necesitan acogidas y adopciones. Las acogidas tienen que ser solo en Lugo, pero las adopciones pueden ser en toda España.

Actualmente en la protectora hay cuatro madres con sus respectivas camadas, hermanos que fueron abandonados sin madre y tambien algún cachorro suelto, seguramente regalos que no acabaron bien.

¡Hablamos de casi cuarenta cachorros! Y limitándonos sólo a los menores de cuatro meses. Es una locura. También hay dos recien llegadas a puntito de parir por lo la casa se agrava.

Queremos mandar un mensaje de auxilio, estos cachorros si crecen en un canil enfermarán y tampoco tendrán la socialización que necesitan para ser adultos equilibrados.

Aunque las acogidas solo pueden ser en Lugo por temas de controles y revisiones veterinarias, la adopción puede ser en cualquier parte, por lo que si alguien está interesados podrian adoptarlo cuando tengan la edad oportuna (siendo también más facil encontrar acogida en Lugo durante este tiempo si ya estan reservados).

Geno y Gena

Hay cuatro nolitos de raza pequeña (la madre pesa aproximadamente 10 kilos), ocho doris mestizos de pastor, cuatro agys medianos, cinco framis mestizos de pastor, cuatro furquis mestizos de labrador, dos iaguiños mestizos de pastor, los medianos Geno y gena, cinco teodoros también medianos y Mudo, un cruce de pastor.

En definitiva, estamos súper colapsados.

Cualquier persona que esté interesada en adoptar un cachorro o acoger (si es de Lugo) que envíe un email a lavisanchez@yahoo.es o contacte por facebook
https://www.facebook.com/protectoralugo/ o Instagram @protectoralugo

Joven y con un carácter perfecto, pero no encuentra hogar por ser atigrado

Los perros negros y atigrados tienen mucho más difícil encontrar un hogar. No es la primera vez que os lo cuento. Las protectoras lo tienen más que comprobado.

Su color llama menos la atención a los potenciales adoptantes, que con demasiada frecuencia se rigen por criterios estéticos y no pensando en otras características del animal que asegurarían el éxito en nuestra relación con él.

El color de Tigre es la única razón que desde Perrigatos sin fronteras encuentran para explicarse que aún no haya logrado una familia. Me cuentan que pese a ser joven, tener un carácter estupendo y un tamaño tirando a reducido, todos factores a su favor, “no hemos conseguido nada. Nadie se ha interesado en adoptarlo”.

Por eso Tigre asoma hoy a este blog, a ver si forzamos su buena suerte, porque lo merece.

De nada vale que sea un perrito bueno, obediente, muy sociable, cariñoso, mimosete a más no poder, que se lleva bien con otros perros y con niños. Es un perro diez (sin exagerar), un perrito que solo quiere dar amor. Pero parece que todo esto de nada vale, porque nadie ha preguntado por él, nadie se ha fijado en él. ¡No lo puedo entender!. Él es todo lo que cualquiera quisiera en un perro.

Tigre aún no ha cumplido los dos años. Fue abandonado porque no era lo suficientemente bueno para cazar. Desde entonces ha tenido que vivir en varios sitios (lo que también demuestra su capacidad de adaptación y lo agradecido que es), hasta que por fin hemos conseguido una casa de acogida para él.

Ahora está descubriendo lo que es un hogar, aunque prestado. Por eso buscamos para nuestro Tigretón su propia familia, la mejor familia porque él lo merece, su final feliz.
Ahora convive con dos perros y un niño, y se porta muy bien.

Tigre está en Madrid y se entrega con cartilla, chip, vacunas al día, esterilizado y con contrato de adopción.

Contacto: perrigatossinfronteras@gmail.com 670959688

“La gente piensa que si compra esta raza va a acertar, pero el libro de raza te marca un ideal, que es muy diferente”

Esta mañana desayunaba leyendo un interesante texto del educador canino Fernando M. Montes en la web Etología Canina (que os recomiendo que fichéis si este tema os interesa). Se titula Quiero un perro, ¿qué marca me compro?, que es una pregunta que los expertos reciben con más frecuencia de lo que parece.

Además de animar a adoptar, en el texto se explica lo poco que escucha la gente a esos expertos a los que han preguntado, que la pregunta ideal debería estar hecha al revés, pensando en el animal (“quiero un perro, ¿que necesita? ¿Que raza encaja en la vida que llevo?”) más que en los gustos personales, que son los que suelen imperar cuando el consejo no nos gusta.

Que oye, si te gustan los bordes collies que ahora están de moda, pero eres una seta que solo quiere estar en el sofá y dar como mucho la vuelta a la manzana, pues da igual que uno que sabe te diga que ese tipo de perro no es para ti. Que sí, que puede salir bien, pero vas con más papeletas de las recomendables para que no tengas esa suerte.

¡Qué poca cabeza tenemos cuando sumamos un animal a la familia! Los gustos estéticos no deberían ser los que mandasen.

Leed la pieza entera, por favor. No obstante, os dejo algunas conclusiones de Fernando:

Es pues fundamental un estudio y asesoramiento previo a la compra o adopción del animal. Una raza poseerá unas extraordinarias aptitudes para determinados trabajos o estilos de vida, pero no para otros.

Una vez tengamos claro que es lo que necesitamos, se abrirá ante nosotros un abanico de razas que pueden ser adecuadas a nuestro estilo de vida. Es el momento de hacernos las preguntas importantes: ¿Qué le vamos a ofrecer a nuestro amigo? A partir de aquí podremos documentarnos en como es y lo que necesita cada raza. Con ello, elegir la que mejor se adapta a nuestras posibilidades. Quizá no tenga ese “porte” con el que habíamos soñado, pero en pocos días cualquier peludo nos va a parecer el más bonito e inteligente del mundo.


Lo leía y recordaba una de las respuestas de Jaume Fatjó, veterinario etólogo e investigador del vínculo existente entre personas y animales de compañía, una entrevista que os recomiendo leer completa porque escucharle merece mucho la pena.

En ella, Fatjó añadía algo que creo necesario que todos nos fijemos a fuego en la cabeza. Leer un libro de raza no significa que vayas a tener un perro tal y como se describe ahí, sobre todo en lo que se refiere a carácter (más aún si no se ha ido a un buen criador, que es algo que cuesta muchísimo encontrar en España).

Así lo explicaba él:

Y no todos los perros son para todas las familias.
Es una idea fundamental. Incluso no todas las familias deberían tener perro. Y dentro de cada familia sí que es verdad que hay perfiles que se pueden acercar más a un tipo de animal que otro. Por ejemplo, para una pareja de señores mayores que tienen una vida tranquila, un perro muy excitable con mucha necesidad de actividad, no digo que no pueda funcionar, pero no es el candidato perfecto. Es algo que hay que tener en cuenta. Sí que hay una tendencia equivocada de la gente a pensar que el perfil lo determina la raza, es algo que no hemos conseguido desterrar. La gente piensa que si compra o adopta esta raza, voy a acertar porque el libro de raza dice que este perro es así, pero el libro de raza lo que te marca es el ideal de la raza, que es una cosa muy diferente.

Y más tal y cómo se cría en España, con frecuencia con muy poco cuidado con el carácter.
Claro. Lo importante es el resto de factores que sí que influyen: qué entorno ha tenido de pequeño, cómo se lo ha educado, etcétera.

Termino insistiendo en la necesidad de adoptar. Acudir a una buena protectora, explicar nuestras circunstancias y dejarnos asesorar es una manera estupenda de dar con un animal que encaje en nuestra familia. Es además una opción ética, teniendo en cuenta la gran cantidad de animales abandonados y esperando esperando su segunda oportunidad.

Y comprar, algo que yo nunca haré, requiere acudir a un buen criador y conocer las instalaciones en las que cría y a la madre. Tirar de anuncios por Internet o criadores de medio pelo que, además de criar mal, tal vez estén maltratando a sus animales por intentar ahorrar unos pocos euros o por comodidad no es una opción.


Drago, un teckel de pelo duro nacido en 2012, apareció vagando por Madrid.

Llegó a su casa de acogida con mucho miedo al contacto humano y con estereotipias, por lo que creemos que ha estado encerrado mucho tiempo. Con el paso del tiempo ha ido mejorando a pasos agigantados y estamos seguros de que con tiempo y paciencia continuará haciéndolo. Ya empieza a mostrar su verdadera personalidad, a seguir a la gente que conoce y a disfrutar de los mimos y las caricias. Es independiente, tranquilo y cariñoso. Con otros perros es sociable y le sirven de referencia. Drago tiene epilepsia, enfermedad de la que ya está siendo tratado. Sus niveles están perfectamente controlados y están descartados otros problemas neurológicos. Puede llevar una vida completamente normal tomando medicación diaria y sometiéndose a controles periódicamente.

Se entrega desparasitado, vacunado, chipado, con las pruebas de enfermedades hechas, castrado y con contrato de adopción.

Contacto: acunrmadrid@gmail.com o acunrmadrid1@hotmail.com

Casi medio millón de firmas piden penas más duras para los culpables de maltrato animal

Estos días ha sido noticia que el cazador que maltrató hasta la muerte a un zorro (es probable que recordéis el vídeo) se ha ido de rositas porque no se trataba de un animal doméstico. Como bien dijo mi compañera Charo Rueda en una columna, cualquiera diría que los animales salvajes no sienten ni padecen.

Me temo que el magistrado no hizo más que aplicar la ley. Es la legislación la que hay que adecuar a tiempos modernos con una mayor y mejor sensibilidad hacia los animales.

Que eso cambie, que el maltrato a esos animales no quede impune, es una de las propuesta a cambiar en una petición que hay en Change y que ya alcanza casi el medio millón de firmas: “Es necesario incluir los animales salvajes en el tipo delictivo de maltrato animal, por que maltratar a un ser vivo con capacidad de sufrir y sentir dolor físico y emocional no tiene excepciones, no puede ni debe tenerlas”.

No es lo único que pide. También solicita que se eleven las penas de prisión e inhabilitación (actualmente van solo de tres meses a cuatro años), que se excluya el término “injustificadamente”, que se incluya el abuso sexual a los animales como delito, que haya una privación definitiva de la propiedad del animal que ha sido maltratado (como bien dicen, es inconcebible que el animal maltratado vuelva con su propietario) y que se cree un registro nacional de maltratadores.

Sobre esa idea de crear registro en el que consten antecedentes y condenados por maltrato animal, para evitar que puedan tener animales a su cargo y dedicarse a profesiones que tengan que ver con los mismos, ya volveremos más despacio más adelante.

Para ello habría que tramitar un proyecto de ley que modificase el artículo 337 del Código Penal. Sería un primer paso, al que tendría que seguir el cumplimiento con celo de lo que implicaría ese nuevo escenario.

Os animo a leer la petición, que incluye mucho más información, y a firmarla si estáis de acuerdo con lo que solicita.

Me cuentan que Caramelo hace honor a su nombre, que es dulce y cariñoso. También es joven. Ni siquiera tiene aún dos años, se lleva bien con otros perros y niños.

Lo abandonaron cuando aún era un cachorro y ha pasado por varias casas de acogida, adaptándose perfectamente a los cambios. Pero necesita ya la estabilidad de un hogar definitivo.

Contacto: perrigatossinfronteras@gmail.com 670959688

El Gobierno prepara un Real Decreto para obtener datos “fehacientes” sobre los animales que se venden, recogen y abandonan en España

El Gobierno está participando en un plan europeo coordinado para controlar la venta de perros y gatos por Internet y, una vez finalizado este plan y evaluados los resultados, “se estudiarán las medidas que pueden llevarse a cabo, para resolver los problemas detectados”. Además, también está elaborando el borrador de texto inicial de un proyecto de Real Decreto sobre núcleos zoológicos, con el que persigue obtener estadísticas nacionales sobre abandono, recogida y venta de animales.

Lo sabemos gracias a la respuesta parlamentaria a una pregunta arrojada por la senadora Vanessa Angustia, integrante de la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA), esa agrupación de políticos de todos los partidos que se han declarado sensibles ante el bienestar y la protección animal.

Esta es la pregunta íntegra (que veréis que son varias y apoyadas en la realidad de Galicia, extrapolable a toda España) de la senadora Angustia:

El marco competencial establece que las Comunidades Autónomas desarrollen sus propias normas de protección y bienestar animal pero estas Leyes deberían contar con el apoyo técnico, económico y logístico del Gobierno central para garantizar el cumplimiento de mínimos estándares de defensa de los animales, como no está sucediendo con el comercio irregular de perros explotados en cacerías.

En el caso de Galicia la venta de animales no está prohibida, sino reglamentada en base a algunos criterios legales. Aun así existen plataformas de venta en internet, aplicaciones de mensajería instantánea y grupos en conocidas redes sociales que sirven para realizar ofertas y transacciones ilegales, que no cumplen con criterios autonómicos. Pero en dichas transacciones se vulneran también normas de ámbito estatal al costearse estas ventas con dinero negro o llevarse a cabo por criadores irregulares, que no están dados de alta en los preceptivos registros profesionales, y que acaban generando un creciente fraude fiscal. Sólo en Galicia se han denunciado cientos de anuncios cuyas especificaciones vulneran la normativa autonómica, pero también suponen una flagrante transgresión de disposiciones administrativas estatales.

  • ¿Tiene previsto el Gobierno incluir la prohibición o restricciones severas a la compraventa de animales en internet?
  • ¿Tiene el Gobierno algún cálculo del coste que supone el mercado negro de animales empleados en cacerías en todo el Estado?
  • ¿Le consta al Gobierno que parte de los animales adquiridos de forma irregular son posteriormente maltratados o abandonados, con el consiguiente gasto para las administraciones públicas y entidades sin ánimo de lucro?
  • ¿Tiene previsto el Gobierno poner en marcha iniciativas para acabar con estas prácticas?

Y esta es la respuesta del Gobierno:

En relación con la compraventa de animales en internet, cabe señalar que en abril del pasado año el entonces Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente presentó el Plan de Actuaciones para la Tenencia Responsable de Animales de Compañía (PATRAC), en el que una de las principales líneas de actuación es resolver los problemas asociados a la venta de animales a través de Internet.

En relación con ello, cabe indicar que España está participando en el Plan coordinado para los controles oficiales sobre las ventas en línea de perros y gatos propuesto por la Comisión Europea, que es de carácter voluntario y tiene como objetivo ayudar a establecer el nivel de prácticas fraudulentas en la venta en línea de perros y gatos. Una vez finalizado el Plan y evaluados los resultados obtenidos, se estudiarán las medidas que pueden llevarse a cabo para resolver los problemas detectados.

Paralelamente, en la campaña de concienciación sobre la tenencia responsable de animales de compañía1, que se integra dentro del PATRAC, se recoge como uno de los elementos claves la adquisición de animales en sitios autorizados. Además, la Guía sobre tenencia responsable de animales de compañía, sobre la que gira toda la campaña, advierte expresamente de los peligros que conlleva la adquisición de animales a través de Internet. Asimismo, está previsto publicar próximamente un vídeo de animación con el fin de reforzar esta idea.

Respecto al número de animales abandonados, se informa que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación está elaborando un proyecto de Real Decreto por el que se establece la ordenación zootécnica, sanitaria y de bienestar animal de los núcleos zoológicos que, entre otras cosas, persigue la posibilidad de obtener estadísticas a nivel nacional tanto relativas a los establecimientos (tales como el número de centros de protección animal o de venta de animales), como relativas a los animales (número de animales que se recogen en los mismos o de animales que se venden), u obtener datos fehacientes sobre, por ejemplo, los animales que se abandonan y son recogidos en los centros de protección animal.

Dicha propuesta normativa ya ha sido sometida a Consulta Pública y actualmente se está elaborando el borrador de texto inicial en grupos de trabajo con la participación de las Comunidades Autónomas.

Querríamos más, está claro. Necesitamos más contundencia para frenar la gran cantidad de ventas incontroladas que se producen en España. Bien está recabar datos, pero no es preciso a estas alturas para saber dónde y cómo meter mano a esta problemática.

El perro que acompaña este texto es Chesco, que llegó al refugio El buen amigo de Sevilla hace varios meses. Me cuentan que fue el damnificado de una ruptura de pareja; ninguno de sus miembros quiso hacerse cargo de él.

Tiene apenas tres años y es “independiente y buen compañero”. En las fotos se le ve en la consulta del veterinario, después de ser atacado por otro perro en el refugio, y se portó fenomenal durante el tratamiento.

Necesitan una casa de acogida o adopción con urgencia. Se envía a cualquier punto de España.

Contacto: Protectoraelbuenamigo@gmail.com