Archivo de la categoría ‘consejos’

Los gatos también pueden tener ansiedad por separación, la mejor prueba de que establecen vínculos profundos con sus humanos

La doctora Ángela González Martínez es especialista en Medicina del comportamiento por el European College of Animal Welfare y Behavior Medicine, máster en Etología Clínica y Bienestar Animal por la Universidad de Zaragoza y responsable del Servicio de Etología del Hospital Veterinario Universitario Rof Codina en Lugo. Este jueves publicamos una muy recomendable entrevista con ella sobre la ansiedad por separación en la que los perros fueron protagonistas, pero los gatos asomaron.

P. ¿Es posible que los gatos también sufran ansiedad por separación?
R. Es menos frecuente pero sí es posible y las manifestaciones son similares, muchas veces lo más habitual es que orinen o defequen fuera de la bandeja. Y el abordaje también es similar. Aunque mucha gente tiene la teoría de que no se les puede enseñar, aprenden millones de cosas y crean además vínculos muy profundos con sus propietarios. Se incide un poco más en lo que es el enriquecimiento ambiental: que tiene acceso a un espacio tridimensional al que subir y bajar, un espacio seguro en el que esconderse, que tenga los recursos separados – el arenero del comedero y bebedero y de la zona de descanso y juego-. También se trata mucho con feromonas y hay que darles oportunidades de ‘caza’ con la comida.

Es decir, que sí que existe. Y que sea así es la mejor prueba (no deseable) de lo profundos vínculos que estos animales son capaces de establecer, no solo con seres humanos, también con sus congéneres y con otros animales.

Pese a la evidencia, muchos se empeñan en seguir creyendo y afirmando que los gatos que son egoístas, traicioneros e interesados, que van a lo suyo y nada les preocupa teniendo alimento y techo. Es una imagen tan arraigada que, por equivocada que sea, va a costar mucho erradicarla. Ojalá estas pocas letras pongan una piedra en el camino de lograrlo.

Por último, si sospecháis que vuestro gato puede padecer este tipo de ansiedad cuando no estáis en casa acompañándole, no dudéis en contactar con un veterinario etólogo; vuestro veterinario de cabecera debería poder ayudaros a dar con uno de estos especialistas. Ellos son los profesionales cualificados para ayudarle y que deje de pasarlo mal. También ante cualquier otro problema de comportamiento.

Blackie estaba en la calle con una gran infección de ojos, pero ya está recuperada y buscando una familia. “Blackie es algo tímida al principio, pero pronto toma confianzas; es una gatita juguetona y cariñosa a la que le gusta mucho dormir en tu regazo. Una bolita de pelo dulce y ronroneadora”.

Está en Madrid. Se hará seguimiento y contrato de adopción.

Contacto: aldakaleundome@gmail.com

¿Vas a tener un gato por vez primera? Estos son los seis consejos más importantes

Primavera, la época en la que nacen más gatitos. Las protectoras y asociaciones de animales no paran de mostrar a los recién hallados que necesitan buenos hogares, por lo que también es una época en la que muchas personas ponen por primera vez uno de estos animales en su vida. Pensando en ellos van estos seis consejos.

Un gato no es un perro y nunca lo será. No tengas un gato si lo que en realidad deseas es un perro, pero lo que pasa es que consideras que no tienes espacio y tiempo para atenderlo. Ten un gato porque deseas un gato, porque te has informado bien sobre sus necesidades y comportamiento y vas a comprometerte con él durante toda su vida, que puede superar los quince años.

El gato tiene siempre la razón, como suele repetir Laura Trillo, amiga y experta en estos animales. Son individuos con su personalidad y gustos. Respeta su descanso; juega con él cuando esté juguetón y dale cariño cuando tenga ganas sin forzarle si no está por la labor. Hay gatos que piden caricias con frecuencia y largo rato y otros que con muy pocas ocasiones breves tienen de sobra. Acéptalo. Como me decía la veterinaria etóloga Gemma López Aguado hace poco en una entrevista: “Hay gatos que necesitan mucha socialización y gatos que no. Todos tienen un umbral que hay que respetar, aunque para las personas sea complicado entender que tal vez tu gato es social contigo solo 30 segundos”.

No juegues con él usando las manos. No fomentes que cace y aceche partes de tu cuerpo. Existen multitud de posibles juguetes con los que divertirse junto a él. Y más allá de los que hay en las tiendas, siempre es posible fabricarlos a partir de objetos que íbamos a desechar. Da rienda suelta a tu imaginación. De hecho, déjale rienda suelta a tu gato. Para ellos todo lo que les rodea es susceptible de ser disfrutado. Y el confinamiento da nuevas oportunidades para divertirnos juntos.

El vínculo con un gato no es inquebrantable. Educa en positivo.Si tu gato te asocia a una experiencia negativa puede pasar que no entienda que estabas de broma, que tenías un mal día o perdiste los nervios. Trátale con honestidad y paciencia, siempre con cariño y respeto. No valen los golpes, los gritos o los lanzamientos. Si entra en modo poltergeist y los adornos de tu casa corren peligro, prueba a sacar esa caña de juegos de manufactura casera para reconducir su energía de la manera apropiada. Si no quieres que arañe el sofá es preferible ofrecerle un rascador que le guste más que castigarle de cualquier forma. Pero asume que tal vez el sofá siga siendo su rascador favorito.

Es más importante un ser vivo que un objeto. Suelo decir a las personas que desean un gato que imaginen el mueble más preciado de su casa destrozado. ¿Están dispuestos a seguir queriendo un gato en su vida? Hay que asumir que un animal en casa puede romper cosas, estropear otras, hacer que tengamos que afrontar alguna redecoración poco de nuestro agrado.

Es mejor tener dos gatos bien avenidos que no uno solo. He repetido tantas veces esta recomendación que he perdido ya la cuenta. Dos hermanos de camada jugarán juntos, se harán compañía en nuestra ausencia, se entenderán entre ellos como solo dos gatos pueden hacerlo, disfrutaremos viendo su relación, y entre cuidar un gato o cuidar dos si tenemos todo lo anterior claro tampoco hay tanta diferencia.



El gatito negro de las imágenes se llama Zarpitas
y está en adopción en Madrid. Apareció hace una semana en la calle en muy mal estado junto a su hermano, que no pudo sobrevivir, pero él está cada día más fuerte y busca una familia.

Contacto: aldakaleundome@gmail.com

Para aquellos que deseen la parejita, como os recomendaba. Aquí os dejo media docena de preciosidades que también buscan casa.

Ver esta publicación en Instagram

Y… ¿Cuándo se reparte aquí lo rico? 😂😂 #MiniMadridfelineros para alegrarnos el domingo con la ilusión de que ya #esundiamenos y que #sípodemos ❤️❤️. #MadridfelinerosLlenosDe❤️ #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida #adoptar #acoger #gatosnecesitadosdehogar #madridfelinerosconlatripallena

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el

Y no puedo dejar de recomendar que, aunque estemos en época de cosechar cachorros, deis una oportunidad a los adultos.

Ver esta publicación en Instagram

Nebaba nos saluda hoy lunes y os deja un mensaje. ¡ADOPTA UN GATO Adulto! 1. Es lo que ves Cuando adoptas un gato adulto, sabes con qué te vas a encontrar. Es verdad, los gatitos son graciosisimos, pero nunca sabes como resultarán ser en el futuro. Así que toma la opción más segura e inteligente. Elige aquel gato mayor de cara dulce. 2. Los gatos que han tenido varias casas, son buenos gatos. Los gatos de segunda mano no son como los coches usados. No están en un refugio porque tienen algún fallo, o porque están gastados. Posiblemente están allí porque su anterior dueño murió, o fue ingresado en una residencia, o se tuvo que mudar a un piso que no permitía gatos. Algunos gatos se pierden y acaban en un refugio. Y muchos son llevados a la perrera municipal cuando un miembro de la familia desarrolla una alergia, o una aversión al gato. Entonces ¿dónde está el fallo?, ¿con el gato o con el anterior dueño?. Ninguno las circustascias por las que cambian de casas las crea un humano no es culpa del gato. 3. Los gatos adultos no son tan “destrozones”. Los gatitos son como los niños pequeños. Bien porque les están saliendo los dientes, bien porque están explorando el mundo, los gatitos pueden ser unas bolitas de pelusa muy activas. Los gatos adultos normalmente son tranquilos, con sus momentos de juego y carreras, pero su caracter es mas apacible. 4. No hace falta enseñar a un gato mayor nada nuevo. De hecho, no hace falta enseñar a un gatito nada nuevo tampoco, porque la verdad es que ni los gatos ni los gatitos te permiten enseñarles nada. Pero los nuevos padres normalmente se sienten obligados a intentarlo. Luego, inevitablemente, acaban con sentimientos de culpabilidad o fracaso cuando su nuevo gatito pasa de ellos, salta sobre la encimera de la cocina, desenrolla el papel higiénico, y se entretiene en otros actos de caos felino. Si adoptas un gato mayor, puedes evitar todos estos trastornos emocionales. Pero la razón más importante para adoptar un gato adulto es: 5. Puede que sea su última oportunidad. Muchos gatos adultos acaban en refugios sin tener ninguna culpa. Separados de sus seres queridos, rodeados de otros gatos desconocidos, encerrados.

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el

Ni las personas ciegas ni sus perros pueden saber la distancia de seguridad adecuada, es responsabilidad de todos indicársela

Hoy, 29 de abril, es el Día Internacional del Perro Guía. Un día para reconocer la labor de estos perros, animales cuya selección y adiestramiento alcanza unos niveles que cuesta creer; igual que emociona pensar en el enorme acto de confianza que tiene que ser para una persona ciega dejar que un animal sea quién la guía; depositar su vida, y no exagero, en la capacidad de un perro para guiarle por una ciudad llena de potenciales peligros.

En estos días de confinamiento los perros guía siguen guiando en las actividades permitidas: ir a comprar, al puesto de trabajo si es preciso, durante sus breves e imprescindibles paseos sin acercarse a otros perros o propietarios…

Es el día del perro guía y no puedo evitar intentar ayudar, desde este blog, a la Fundación Once (1.056 de sus animales recorren nuestras calles), que está recordando estos días la necesidad de tener presente que las personas ciegas no son capaces de saber si están cumpliendo con la distancia de seguridad indicada por las autoridades sanitarias. Tampoco sus perros pueden saberlo. Imposible también es saber si dentro de una tienda de alimentación ya está el tope de tres personas que indica el cartel a la entrada que ellos no pueden leer o si aún hay espacio para que se adentren.

Vayan guiados por perro o no, es responsabilidad de todos ayudarles a cumplir las normas de distanciamiento, por su seguridad y la de todos. Y debemos hacerlo hablando, con amabilidad, si tocarles ni enfadarnos como primera reacción.

Y ya que estamos pidiendo concienciación ciudadana, me veo obligada a recordar que los perros de asistencia no solo ayudan a las personas con ceguera; también son un sostén imprescindible para personas sordas (perros señal, normalmente de pequeño tamaño, que alertan si alguien les llama, suena una bocina o se les caen las llaves); perros que acompañan a personas con movilidad reducida o con autismo. Todos esos animales que facilitan el día a día de personas con distintos tipo de discapacidad tienen el mismo derecho a acompañarles a cualquier lugar sin encontrarse objeciones, salvo que hablemos del interior de una piscina, un vagón de una montaña rusa o una sala dónde se va a practicar una cirugía, poco más. No dificultemos con nuestra falta de empatía o conocimiento una realidad llena de dificultades.

Por último, si os interesa y emociona la labor de los perros guía, os recomiendo (además de visitar la web de la Fundación Once) una serie de Disney+ llamada Elegidos para guiar (Pick of the litter), que muestra el complejo proceso desde la perspectiva estadounidense siguiendo a seis perros desde que son cachorros.

Los gatos no solo comen y duermen, también necesitan estimulación

Mucho se está hablando estos días de la estimulación de los perros en casa, dado que ahora solo pueden dar el mínimo imprescindible de paseos. Yo también os he contado aquí lo que podemos hacer con ellos para ejercitarles, para mantenerles felices y estimulados. Hay posibilidades de juego bajo techo y en poco espacio, juegos olfativos, otros que ponen a prueba su destreza para obtener comida de diferentes maneras, se les puede reforzar un adiestramiento básico, que siempre es algo recomendable para cualquier can, pasar más tiempo de cepillado y caricias… En Etología Canina lo cuentan en profundidad.

¿Y qué pasa con los gatos? Hay una creencia muy extendida, incluso entre propietarios de estos animales, de que lo único que necesitan es comer y dormir. O, si son jóvenes y energéticos, comer, dormir y dar por saco, por ejemplo, destrozando cortinas.

Es una percepción muy injusta para con estos animales. Los gatos son inteligentes y les favorece en muchos sentidos estar activos, tener una estimulación adecuada, que puede venir del juego, no solo dejando juguetes a su alcance, sino jugando nosotros activamente con ellos. Nunca usando directamente las manos, eso es muy importante. Y es muy fácil crear juguetes caseros, reciclando lo que hay por casa.

Pero además de los juguetes, también hay otras maneras menos obvias. Por ejemplo, les viene fenomenal tener un entorno rico, que les anime a trepar, a ocupar diversas alturas, con rascadores y entretenimientos disponibles. Si además tiene un acceso seguro al exterior, mejor que mejor. Pero siempre la seguridad lo primero, por favor.

Sin olvidar, por supuesto, que son individuos con distintas necesidades. Hay gatos que requieren muy poca estimulación y otros que mucha. Igual que hay gatos que se mueven sobre todo por el suelo y otros son muy aéreos o muchos que adoran jugar, que incluso traen juguetes para que se los lancemos como si fueran un perro, y otros que pasan de jugar casi por completo. No olvidemos nunca que son individuos.  

Gemma López Aguado, veterinaria etóloga, me contaba que “hay gatos muy activos, muy sociales en los que sí debemos procurar que tengan estas necesidades cubiertas y otros que con su rascador, su arenero y sus cuatro juguetes tienen bastante. Siempre hay un baremo en cuanto a enriquecimiento del entorno en gatos. Hay gatos que lo necesitan y si no lo tienen puede generar problemas y gatos que están felices sin ello. Hay que conocer a cada gato y saber que el ideal no es el ideal para todo. De enriquecimiento ambiental en gatos hay un mundo, pero siempre es importante permitir que se suban, que se escondan…·.

Que el gato no sea ‘hijo único’ es otra opción estupenda. Entre ellos se estimulan maravillosamente. Juntos (si se trata de gatos bien avenidos claro, algo que no siempre es posible, los hay que son más felices siendo los reyes en solitario de la casa) juegan, se acicalan, exploran…

Los juegos olfativos, de buscar comida, no solo son beneficiosos para los perros, también lo son para ellos. Y hay vídeos con sonidos e imágenes que, a ratitos y evitando frustraciones, pueden también venirles bien.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¿Habéis probado a poner a vuestros #gatos vídeos pensados para estimularles? A ratitos, sin abusar, puede ser buena idea. Lo pueden disfrutar bastante.

Una publicación compartida de Melisa Tuya (@melisatuya) el

No debemos nunca creer que lo sabemos todo sobre los gatos, debemos formarnos. Y mucho menos debemos creer que son animales fáciles que se cuidan solos y a los que podemos casi ignorar. Cuidarles va mucho más allá de darles buen pienso y cambiarles la arena con frecuencia.

Luna y Estrella son dos gatas inseparables recogidas de la calle en León. Fueron abandonadas junto a toda su familia. El resto ya fueron adoptados y quedan ellas por encontrar un hogar. Son jóvenes, tienen unos dos o tres años de edad, están esterilizadas y son positivas a inmuno y leucemia felina. Necesitan un hogar, preferiblemente en el entorno de León o Madrid, en el que no haya otros gatos, al que ir juntas con urgencia, porque en junio se acaba su acogida.

Contacto: 695370455 o ayudaaanimales2@gmail.com

Qué podemos hacer y qué no si tenemos perro durante la crisis por el coronavirus

¿Tienes gato? Pues no hay mucho que pensar al respecto de cómo pasar con él la crisis por el coronavirus. Basta con tener suficiente comida y arena (que nadie se lance a saquear la tienda de animales, porque los sitios de alimentación, veterinarios y muchas tiendas de animales seguirán abiertos) y seguir estimulándoles como hacías.

Los gatos son estupendos compañeros en época de encierro forzoso. Estarán a nuestro lado al leer, teletrabajar o disfrutar de una película haciéndonos sentir menos solos. De hecho, su compañía en esta situación, sobre todo para las personas que vivan solas, puede ser un auténtico bálsamo contra la soledad.

También lo pueden ser los perros. Su compañía aliviará que nos sintamos solos, su presencia llena de vida nuestro hogar y lo hace más acogedor. Pero ellos tienen unas necesidades que incluyen el salir a la calle y ejercitarse. ¿Cómo hacerlo en estos días en los que lo importante es permanecer en casa?

Bueno, lo primero es que se les puede sacar a la calle a que hagan sus necesidades. Incluso en Italia esto sigue siendo así. Pero salir a hacer sus necesidades no es ir al parque (que además en muchos casos estará cerrado), hacer los típicos corrillos de dueños que ven jugar juntos a sus perros o aprovechar que no se está yendo al trabajo para dar aún más paseos de lo normal.

Se baja a la calle cuando es realmente necesario para que se alivien, se recogen esos ‘alivios’ como ciudadanos civilizados y responsables que deberíamos ser siempre, y a casita de nuevo. En caso de que ese minipaseo sea en un lugar dónde podemos soltar a nuestro perro y tirarle unas cuantas veces la pelota para que se canse, pues a ello. Y rápido de vuelta.

Si nos encontramos con alguien, mantenemos la distancia recomendada de un metro. Y no debemos salir de nuestro municipio en ningún caso.

¿Tenemos que ir al veterinario? Pues hay una serie de recomendaciones de sentido común. La primera es solo ir si es imprescindible. Estas son las recomendaciones del Colegio de Veterinario de Madrid a sus colegiados, que interesa que calen entre todos los propietarios de mascotas:

  • Reiterar que no hay ninguna evidencia científica de que los animales de compañía transmitan o padezcan el coronavirus COVID-19.
  • Trasmitirles que sus mascotas en ningún caso van a estar desatendidas.
  • Informar de la necesidad de aplazar todas sus vistas rutinarias (vacunaciones, desparasitaciones…etc) y aquellas que no impliquen una urgencia, hasta que pase la fase crítica de esta emergencia sanitaria.
  • Permitir la atención sólo con cita previa, llamando antes por teléfono.
  • Mantener la puerta cerrada y abrir solo ante la llegada del cliente citado.
  • Usar un gel desinfectante al entrar y al salir del centro veterinario.
  • Hacer un uso muy restringido de la sala de espera, con el mínimo posible de personas.
  • A cada mascota le acompañará exclusivamente una persona.
  • Los propietarios que presenten síntomas no deben acudir con el animal enfermo, y comunicarán la situación por teléfono, para que otra persona puede llevarlo al centro veterinario.
  • En caso de duda por parte del propietario sobre si existe necesidad urgente de acudir al centro veterinario, aconsejarle que, antes de hacerlo, se ponga en contacto telefónico con su veterinario habitual, para que valore el caso.


Sobra decir que si tenemos síntomas debemos permanecer en casa y no salir bajo ningún concepto. Si nos pasa esto teniendo perro, es buena idea pedir ayuda a familiares o a otros amigos con o sin perro, para que se hagan cargo del nuestro y así podamos evitar salir.

En casa hay muchas maneras de estimular a nuestro perro
. Reservemos un rato para ello y así compensar la falta de ejercicio y la reducción de los paseos. Podemos dedicarle tiempo para jugar con él de muchas maneras:
– Tirándole un juguete por el pasillo varias veces.
– Jugando al tirar con fuerza de un juguete que no quiere soltar, si es que eso le gusta.
– Escondiéndole chuches por la casa y luego soltándole para que las encuentre.
– Practicando los trileros perrunos: dos o tres recipientes opacos con chuche escondida para que la encuentre.

Hay juguetes, cada vez más, pensados para su estimulación mental.

Están fenomenal, pero si no los tenemos podemos fabricar soluciones parecidas. No sé vosotros, pero yo no voy a hacer compras online, a menos que me encuentre en una necesidad de extrema necesidad. No quiero mensajeros por las calles pudiendo evitarlo.

A poquito que nos esforcemos, podremos tener a nuestros perros bien atendidos, tranquilos y contentos. Muchos probablemente sorprendidos agradablemente por contar con la presencia de su familia humana permanentemente en casa con ellos.

Y si tenemos coronavirus, si estamos enfermos, aquí están las recomendaciones:



Por último, un par de peticiones.

La primera está relacionada con las personas mayores, el colectivo de mayor riesgo. Muchos de estos ancianos tienen perros, compañeros en su día a día que siguen necesitando salir a hacer sus necesidades. Seamos solidarios. Si tenemos familiares, vecinos o amigos en esas circunstancias, ofrezcamos nuestra ayuda para bajar a ese animal a la calle y que esa persona se quede en casa sin exponerse a ningún riesgo.

La segunda es, en cierto modo semejante. Si tenéis la posibilidad de ser casa de acogida, no lo dudéis. Contactad con la protectora más cercana o que mejor os cuadre para echar una mano dando techo temporal a uno de sus animales. Para las protectoras vienen tiempos difíciles, la situación es incierta pero poco halagüeña, sin la ayuda habitual de los voluntarios, dependiendo solo de los pocos trabajadores que tienen contratados. Las casas de acogida pueden ser una gran ayuda, sobre todo para los cachorros, los animales ancianos o convalecientes.

Mucho me temo que se nos viene encima una época de incremento de los abandonos
por parte de gente a la que combinar la gestión de esta crisis con la responsabilidad asumida por tener un animal se le va a hacer cuesta arriba. Y eso va a coincidir con la imposibilidad de efectuar rescates, de salir a la calle a atender a las colonias de gatos, de una primavera adelantada que traerá muchas camadas sin hogar a las que atender y de caída de las adopciones.

Puede acabar formándose una tormenta perfecta ante la que, si podemos ayudar, debemos ponernos las pilas y hacerlo.

Demostremos lo mejor que podemos dar de nosotros individualmente por el bien de toda la sociedad. 

———-

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Tercer miércoles de encierro. Aunque no será así con todas, las protectoras con las que yo he hablado ya no están entregando animales en adopción, solo reservándolos hasta que acabe el #estadodealarma. Tampoco están dando los en acogida a personas que no conocieran bien. Están también teniendo menos entradas. No es que no haya animales en la calle, es que no eran las personas que puedan encontrarse con ellos y ayudarlos. Están, eso sí, preparándose mentalmente para la tormenta perfecta que vendrá después, vinculada a la crisis económica que habrá. Siguen necesitando nuestro apoyo, pero temporalmente no podrá ser en forma de acogidas o adopciones. #buenosdías #adoptanocompres #perrosdeinstagram #gatos #gatosdeinstagram #protecciónanimal #Tula

Una publicación compartida de Melisa Tuya (@melisatuya) el

Cómo facilitar la adaptación de un gato recién adoptado a su nuevo hogar

Desde hace cinco días tenemos en casa a un precioso gato adolescente que, pese a ser precioso y muy bueno, no encontró hogar antes por estar un poco enfermo. Cuando los gatos tienen ya un tamaño adulto, aunque sean aún cachorros de unos seis o siete meses, sus posibilidades de ser adoptados descienden dramáticamente.

Se llama Yukine, inspirado en el término nipón nieve porque en la asociación en la que le habían recogido le bautizaron como Jon Nieve y mi hija quería para él un nombre de personaje de una serie o de mangas japoneses, igual que sus hermanos Yotsuba y Hinata.

Aún se está adaptando a todos nosotros. Con Yotsuba no hay problema, no juegan pero se toleran bien.

Hinata, que es también macho y de su misma edad, le bufa, pero no ha tenido ni un mal gesto hacia él. Yukine no le replica. Se nota que está acostumbrado a estar con más gatos. Es en verdad un gato muy especial, como me insistía la persona que le tuvo en acogida (ya sabéis que ser hogar de acogida salva vidas).

Aunque se deja coger y curar el ojito por los humanos de esta casa y llegado a dormir en la cama con mi hija, aún no nos tiene confianza y le gusta estar en sus rincones que le dan seguridad, de los que sale para comer y beber, usar su arena, cotillear un poquito su entorno o Yotsuba y Hinata cuando les permito entrar en el cuarto.

Es un gato tímido al que le va a costar un tiempo acostumbrarse a su nuevo hogar, a su nutrida familia compuesta por dos adultos, dos niños, dos gatos y una perra. Por eso aún está confinado en una habitación, para que entienda a su ritmo que le queremos mucho y bien y que le dedicaremos toda la paciencia y tiempo que necesite.

Ayer estuve leyendo bastantes artículos de asociaciones protectoras y expertos en comportamiento felino en internet, que apuntaba a obrar con los gatos tímidos del modo que lo estamos haciendo.

Textos en los que animaban a los adoptantes a ser pacientes y aprender a gestionar sus expectativas. La mayoría desea adoptar un gato que desde el primer momento encaje como un guante en su nuevo hogar y busque sus mimos. La realidad es que, por buen carácter que tenga un animal, por sociable que haya sido el primer encuentro en la protectora o el hogar de acogida, la adaptación a otro entorno puede suponer un periodo de adaptación que puede durar hasta varias semanas.

Sobre todo es así en gatos tímidos, como es Yukine. Pero la espera y la paciencia siempre merecen la pena.

¿Cómo debemos facilitar la adaptación de un gato recién adoptado a su nuevo hogar? Estas son algunas pautas en las que todos los expertos coinciden y que nosotros estamos llevando a cabo.

Hay que ofrecerle una habitación que pueda considerar su refugio y en la que esté seguro, no dejarle de entrada suelto por toda la casa. Y dentro de esa habitación conviene que pueda tener un rincón de seguridad, una pequeña guarida en la que sentirse protegido. Puede ser que descarte la que nosotros le ofrezcamos y decida elegir la suya propia. Hay que respetar en cualquier caso que cuando se refugia así, no hay que molestarle ni forzarle a salir. Si hay otros animales en la casa, esa permanencia en la habitación permitirá que el olor llegue de unos a otros, que la adaptación también se vaya consolidando en ese sentido.

Tampoco hay que forzar el contacto.
Si no desea ser acariciado o cogido, hay que respetarlo. Conviene esperar a que sea el gato el que voluntariamente se acerque a nosotros. De esos hacerle entender que no somos ninguna amenaza sino todo lo contrario: fuente de seguridad, cariño y alimento. Las prisas suelen conducir a hacer las cosas regular. Querer forzarle puede acabar haciendo que todo el proceso se retrase.

Es buena idea pasar tiempo en su compañía, aunque no haya contacto. Estar tranquilos en esa habitación en la que se encuentra, por ejemplo leyendo. Sobra decir que los gritos o organizar fiestas en ese cuarto está descartado.

Es muy importante asegurarnos de que se alimenta y bebe. Debemos poner el alimento lejos de la arena. A muchos gatos también les gusta tener el agua alejada de la comida. Sobra decir que el alimento siempre debe ser de calidad y que es buena idea introducir suculento alimento húmedo. A los gatos también se les conquista por el estómago. Si pasan dos o tres días sin que haya comido, es importante consultar al veterinario o a un etólogo experto. También si no usa su arena.

Cuando ya esté más confiado en su habitación es cuando podemos empezar a enseñarle el resto de la casa. Puede ser conveniente hacerlo ampliando las estancias a las que puede acceder poco a poco. Y siempre dejando que explore por su propio pie, no trasladándolo nosotros.

Lo más importante es estar muy atentos a lo que el gato no está diciendo con su manera de obrar y su lenguaje corporal. Adaptarnos nosotros a él, a su ritmo. Normalmente un gato tímido puede tardar entre una y dos semanas en comenzar a coger confianza, pero puede pasar más tiempo. Depende del animal. No olvidemos nunca que cada gato es un individuo, con sus gustos, su personalidad propia.

Por eso precisamente toda vida es valiosa y merece ser respetada.

Peluson, Mía, Renata y Gatuno son cuatro hermanos (dos machos y dos hembras), cariñosos y sociables que buscan hogar en Madrid Felina. Ahora que ya pasó Halloween y el peligro de la gente que busca gatos negros para hacer maldades, comienza su difusión para forzar su buena suerte.

Contacto:
adopciones@madridfelina.com

El secreto para que todo vaya bien al ir a adoptar un perro a una protectora

Hace un par de semanas tuve el honor de ser firma invitada en la web (que os recomiendo fichar porque semanalmente publican contenidos sobre animales de interés) de la Cátedra Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos I con un texto bastante extenso que se titula Es muy díficil adoptar un perro en una protectora.

Tras el enlace tenéis el contenido completo, pero hoy he querido compartir aquí un fragmento, ese en el que explico el secreto para que una adopción vaya rodada, porque he oído con demasiada frecuencia esa queja. No es difícil, os lo aseguro.

Lo primero es verdaderamente haber pensado en si podemos asumir la responsabilidad de un animal durante muchos años. No acudir por impulso. Y hacerlo estando de acuerdo toda la familia y presentes en el proceso. Un animal no puede ser un regalo sorpresa a un tercero. Es un mensaje que se repite hasta el hartazgo, pero que no parece calar. Pensar, valorar si estamos dispuestos a responsabilizarnos del coste en tiempo, dinero, organización… que implica.

Lo segundo es acudir a la protectora sabiendo de antemano que tendrán que ‘examinarnos’ para ver si somos aptos. Es su obligación, es lo que deben hacer. Otra cosa diría muy poco de su quehacer salvando seres vivos. Acudir sabiendo también ese coste existente y que la mayoría de los perros que habrá allí serán mestizos, perros de caza o sus cruces, PPPs, perros de tamaño mediano sobre todo, aunque también grandes y pequeños, pero rara vez diminutos.

Y lo tercero es ir a adoptar con el corazón abierto y una actitud asertiva. Si al voluntario que sale a atender le decimos, en lugar de “quiero un cachorro que vaya a ser pequeño”, “algún adulto de tamaño toy” o “un border collie” o “un galgo”, cómo es nuestro estilo de vida, lo que nos gusta hacer, el tiempo que podemos dedicar al animal, si tenemos experiencia previa con perros, si tendrá que convivir con niños o con gatos… entraremos con buen pie.

Por supuesto, podemos añadir si nos gustan con pelo largo o corto; medianos, pequeños o grandes; juguetones o tranquilos. Pero lo que debe primar siempre es el carácter y las necesidades de ejercicio del animal. Si en esos dos aspectos son compatibles con nosotros, la adopción será un éxito y tendremos un nuevo miembro de la familia al que querremos con todo nuestro corazón.

El perro más bonito del mundo, si no casa con nosotros, es muy probable que nos parezca horroroso al poco tiempo. La belleza está en el interior, y todo eso que tampoco termina de calar.

Yo a los novios de mis hijos los quiero buenos, no guapos. Con mis perros, igual.

“Quiero un perro que se adapte a mí, acabo de irme a vivir solo con mi novia, nos encanta hacer deporte y tenemos bastante tiempo libre por las tardes” o “quiero un perro para mi familia, somos bastante sedentarios, nos gusta vivir tranquilos y tenemos niños” o “nos hemos jubilado, queremos un perrito al que atender, pero tengo problemas de movilidad y viajamos mucho al piso de la playa”…. Ese tipo de cosas hay que empezar diciendo.

Y luego tenemos que dejarnos asesorar. Ellos conocen a sus animales mejor que nosotros. Quieren conocernos para acertar. Si nos recomiendan determinados perros no es porque quieran colocarnos los que nadie quiere; lo que quieren es que todos salgamos de allí con un futuro feliz por delante.

El empeño por el cachorro es comprensible. Nada tan lindo como una bolita de pelo. Pero esa bolita no sabemos qué carácter y necesidades tendrá y la fase de cachorro/bolita dura muy poco para dar paso luego a la adolescencia canina. Educar a un cachorro y luego a un perro joven requiere mucha energía y tiempo, más desde luego que abrir las puertas de nuestro hogar a un animal adulto. Aunque bastante bien salen los pobres por ellos solitos en la mayoría de los casos.

A nuestras parejas es raro que las conociéramos cuando fueron adorables bebés. De hecho, haber elegido a nuestra pareja de bebé hubiera sido más arriesgado que jugar con los trileros de la plaza Mayor. No queremos la incógnita de cómo puedan salir de mayores, queremos conocer cómo son ya de adultos antes de meterlos en nuestra vida. ¿Por qué no con los perros?

De hecho, el tercer motivo de abandono de un animal es su comportamiento (último estudio de Fundación Affinity).

 

Todo eso en buenas protectoras, claro, en aquellas que se toman su labor en serio e intentan, contra viento y marea, trabajar de la manera más profesional posible. Aunque de la necesaria profesionalización de las asociaciones protectoras ya hablaremos en un futuro, porque da para mucho. Hay demasiado voluntarismo, unas dosis considerables de caos y diferencias notables entre las distintas zonas de España.

A veces se equivocan, por supuesto. A veces niegan un animal a una familia que podría haber sido excelente. A veces se pasan de frenada, claro que sí. Son humanos. Humanos escarmentados, que han visto demasiado.

Creo sinceramente que la labor de recibir y valorar a los potenciales adoptantes es la más compleja en una protectora. Eso sí que es difícil. Y lo hace gente a la que no necesariamente se ha preparado para ello. Tenedlo presente, porque ese sería el cuarto y último consejo. 

La perrita de un blanco inmaculado que acompaña este post apenas tiene año y medio y se llama Chasca. Es una mestiza de tamaño mediano que fue rescatada de una perrera de Albacete.

En la protectora madrileña Animales con un Nuevo Ritmo cuentan que “es muy dulce y tranquila, un amor de perrita. Con otros perros tiene muy buena relación”.

Está sana y se entrega desparasitada, vacunada, chipada, esterilizada y con contrato de adopción.

Para apadrinar o adoptar a Chaska: acunrmadrid@gmail.com o acunrmadrid1@hotmail.com

¿Cómo afrontan nuestros perros y gatos la vuelta a la rutina?

Vuelta al cole, vuelta al trabajo, fin del periodo vacacional de desconexión. Todo eso ya está aquí y cada persona lo afronta de distinta manera. Somos tan diferentes y también lo son nuestras circunstancias que no hay una respuesta única si planteásemos esa cuestión centrada en los seres humanos.

Con nuestros animales de compañía es una realidad muy semejante. No solo ellos son individuos distintos, sino que también sus circunstancias varían mucho. No es lo mismo el perro que ha estado esperando en una residencia canina que aquel que lo ha hecho bajo los cuidados de un familiar o un canguro o el que nos ha acompañado durante nuestras vacaciones.

Para una mayoría, no obstante, el retorno a la rutina, a su entorno conocido, a las idas y venidas de siempre, es algo que agradecen porque les aporta seguridad. Eso no quita que no haya animales que puedan resentirse a su manera de su particular ‘vuelta al cole’.

En el caso de los perros puede pasar que, si han estado con nosotros durante el verano, casi continuamente acompañados, dando largos paseos y excursiones, y se encuentran de forma brusca mucho más tiempo solos y teniendo pocos paseos rápidos, puedan tener algo semejante a una depresión o estrés postvacacional. Hay que procurar hacerles la transición lo más gradual posible, al tiempo que cuidamos que no se genere una indeseable ansiedad por separación en aquellos animales más dependientes e inseguros. Evitar saludarles al llegar a casa y despedirse con excesivas muestras de afecto es una de las recomendaciones para mantenerla a raya.

Rush es un gos d’atura de cinco años que busca hogar. Es muy cariñoso y se lleva bien con otros perros pero también muy activo. Le gusta trabajar, aprende con facilidad. Adecuado para personas que estén acostumbradas al manejo de perros con carácter. adopciones@amigosdelperro.org.

Los gatos suelen quedarse solos en casa mientras nosotros exploramos otras tierras. Solos y con las visitas y cuidados esporádicos de amigos, familiares o cuidadores remunerados. También ellos pueden experimentar desajustes al volver a verse envueltos en nuestras rutinas tras mucho tiempo en soledad. Se manifiestan de muchas maneras. Puede cambiar la manera en la que se relacionan con nosotros, dejar de usar su caja de arena e incluso perder el apetito. Que vuelvan a la normalidad requiere paciencia y respeto. También que nos replanteemos cómo hemos gestionado nuestra ausencia para ver de qué manera podemos mejorar su experiencia la próxima vez, tal vez procurándoles más compañía, más estímulos, llevándoles a un hogar de algún amigo o familiar que les cuide…

Ver esta publicación en Instagram

Lane y Beatle buscan familia. Lane, es tímida pero muy cariñosa, y Beatle, es pizpireto y travieso pero muy tierno. Tienen 3 meses y unas ganas locas de encontrar su propia familia,¿ cómo no resistirse a esa ternura del video?. ¡Son fabulosamente tiernos!. ¡Ven a conocerlos y saldrás enamorado!. Escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el

Tener al menos dos gatos bien avenidos, que se acompañen mutuamente, suele regatear estos problemas. Por eso suelo recomendar que se adopten de dos en dos, idealmente hermanos de camada o adultos que ya sepamos que se llevan bien.

Mucho ánimo a todos con el retorno a la normalidad.

La pasta de malta, una aliada para nuestros gatos

No a todos les gusta, aunque por mí experiencia sí (en mayor o menor medida) a una mayoría. Pocos son los gatos que se niegan a tomarla, e incluso esos acceden si se les mezcla con una deliciosa latita de comida húmeda o se les unta en la pata (no soportan estar sucios y la lamerán para quitarla).

¿Por qué es tan necesario dar pasta de malta a nuestros gatos?
Pues porque es una buena manera de asegurarse que no tendrán bolas de pelo.

Los gatos se lamen para acicalarse (ya os comenté que no soportan no tener su pelaje impecable) y con su lengua rugosa ingieren pelo. Si expulsan esas bolas de pelo, pues perfecto, no pasa nada.

via GIPHY

Si no logran hacerlo, puede ser un gran problema. Pueden experimentar vómitos, estreñimiento, pérdida de apetito, de peso… En función de dónde haya quedado atascada los síntomas y el pronóstico pueden variar. Con frecuencia es preciso una intervención de urgencia para solventarlo.

Hay pienso y chuches especial para mantenerlas a control, pero nada como proporcionarles malta de manera regular. ¿Cada cuánto es de manera regular? En gatos de pelo corto un par de bolitas de pasta, del tamaño de una avellana, a la semana es lo recomendable. En las razas de pelo largo, es más fácil que se produzcan estos peligrosos atascos y conviene duplicar la dosis. También conviene incrementarla en época de muda y con gatos que sabemos propensos a tenerlas.

¿Y qué tiene eso que le damos a nuestros gatos?
Las composiciones varían dependiendo del fabricante, pero en esencia es extracto de malta con aceites vegetales, fibra, levadura y derivados lácteos.

Por cierto, una vez abierta, es buena idea guardar la malta en la nevera.

Dulce es una gata preciosa, lista y súper sociable que un día apareció en el jardín de una casa. Estaba preñada y faltaba muy poco para que tuviera sus cachorros.

¡Tuvo mucha suerte!. La familia que vivía en esa casa quiso ayudarla, aunque eran conscientes que no podían quedársela. La llevaron al vete para comprobar que estuviera bien.

Pronto conseguimos una casa de acogida. Dulce se adaptó muy bien… Y llegaron los gatetes. Ahora están, madre y gatitos,muy bien. Nos falta el final o finales felices para esta historia… Porque tanto Dulce como sus gatitos están en adopción. Buscamos para ellos familias responsables, que quieran darle un hogar para siempre. ¿Quieres llenar tu vida de purrrro amor gatuno?

Contacto: AGERAA, Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonados. ageraaproyectohogar@gmail.com 670959688

¿Te animas a ser casa de acogida de un animal necesitado este verano?

Así eran Hinata y Yotsuba no hace tanto.

Y así están ahora:

Los gatitos crecen muy deprisa. Muy pronto parecen adultos y eso tiene el inconveniente de que dificulta su adopción.

Esa pequeña pareja de hermanos puede ahora disfrutar de la vida (y del cubo de la fregona) en mi casa gracias a que hubo una familia que se prestó a ser casa de acogida para ellos, a cuidarles y darles el biberón hasta que tuvieron la edad suficiente para ser adoptados.

‪Los cachorros, los animales convalecientes, los ancianos, aquellos para los que no hay hueco… necesitan hogares así, que generosamente cuiden de manera temporal a estos perros y gatos hasta que puedan ir a las protectoras o encontrar un hogar definitivo. ‬

En estas fechas, en verano, es con frecuencia aún más difícil gestionar esta red de acogidas. Hay mucha gente que se ausenta, que no puede comprometerse a prestar estos cuidados, por lo que hacen falta especialmente.

Si podéis hacer un hueco durante un tiempo a uno de estos animales necesitados, no lo dudéis. Es una experiencia muy gratificante.

Hay animales que requieren mucha supervisión, pero también otros que con unos mínimos cuidados y un rincón tranquilo tienen bastante. En todos los casos las asociaciones corren con los gastos (a menos que optemos por ayudarles también ahorrándoselos).

Contactad con una protectora cercana y ofreced vuestra ayuda, os aseguro que la necesitan.

A veces he escuchado a mucha gente decir que no se anima a hacerlo por la pena de dejarlos luego marchar, por la posibilidad también de acabar encariñándose de ese animal definitivamente.

Es cierto que puede apenarnos, pero es un pena dulce. Una suerte de morriña gallega que hace sonreír suave y engrandece el corazón.

Y también es verdad que es posible que uno de esos animales nos enamore y acabe formando parte de nuestra familia para siempre. Eso me pasó a mí con actual, mi actual perra. Pero si finalmente adoptamos a uno de esos animales, por qué se abre paso en nuestro corazón, poco hay que lamentar. Simplemente disfrutemos de encontrar un compañero con el que compartir nuestros pasos.

Termino dejándoos las explicaciones de Madrid Felina, una de esas asociaciones que os contaba que son altamente dependientes de las casas de acogida. Además, al centrarse en gatos que suelen nacer en primavera, precisan especialmente de nodrizas en estos tiempos.

Ver esta publicación en Instagram

#NoAlAbandono bajo ninguna excusa, pretexto o circunstancia. Esto es lo único que hemos podido ofrecer a Nilar, una jaula. Ningún animal debería verse en un hogar y luego en una jaula. Nilar, necesita acogida o adopción, si puedes escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el 5 Jul, 2019 a las 6:24 PDT

Hay casos en los que los que por diversos motivos, no podemos adoptar un gato y darle todos los cuidados que merece. Pero si queremos ayudar, podemos ofrecer una alternativa a los gatos abandonados.

En estos casos tú puedes acoger temporalmente en tu casa un gato, hasta que encontremos un hogar definitivo y estable para él.

Al igual que si adoptaras un animal, el acogerlo temporalmente debe ser una decisión meditada y consensuada con el resto de la familia, ya que es una gran responsabilidad. igualmente se debes valorar el tiempo, espacio y dedicación que puedes proporcionarle.

El acogimiento es por un tiempo indeterminado, por lo que se llevará cierto control y seguimiento de tu nuevo amiguito. La duración depende de la dificultad que tengamos para encontrarle un hogar definitivo, pero en caso de que no se pudiera seguir atendiendo al gato, podrá ser devuelto a la Asociación Madrid Felina.

Las casas de acogida son la parte más necesaria para nuestra asociación.

No disponemos de un refugio donde tener los gatos por lo que sin casas de acogida es imposible seguir con nuestra labor.

Contacto: adopciones@madridfelina.org 673 645 789 (solo mensajes de WhatsApp)

Ver esta publicación en Instagram

Tren y Via, y los dos cachorros mas adorables y tiernos del universo. Cariñosos, pizpiretos, juguetones. Ella es mas lista y traviesa, el más tomtorrín y tranquilo. Hay para todos los gustos, no te lo pienses y ven a conocerlos. Escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el 6 Jul, 2019 a las 1:48 PDT