Archivo de la categoría ‘Noticias’

Milanuncios endurecerá y revisará los anuncios de venta de animales

Recuerdo cuando, hace ya años, celebré que cierta gran cadena de artículos para animales (y de animales) anunció que dejaría de vender perros y gatos. Lo traje a este blog como una gran noticia, porque que cualquier comercio ponga fin a la venta de cachorros de cristalera (o de corralito) siempre lo es. Aquella vez hubo quién me dijo que no había nada que celebrar, que seguirán vendiendo pequeños mamíferos, aves, peces y reptiles, contribuyendo a mucha muerte y mucho sufrimiento animal. No estoy de acuerdo, es muy difícil pasar del todo a la nada y los avances en la buena dirección merecen una palmadita en la espalda para que se pueda seguir por ese camino. Y no olvidemos que los perros y gatos son los embajadores del resto de animales, como esos hermanos mayores que empiezan a volver tarde a casa abriendo camino a los pequeños.

Hoy me encuentro en una situación similar. Milanuncios, que media en la compraventa y también la adopción de 56.000 animales de compañía cada año, ha hecho público hoy que se adhiere a la campaña de tenencia responsable de animales del Gobierno, vinculado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

¿Qué significará eso? Pues que la plataforma de compraventa se compromete a (según expresa literalmente en su comunicado):

  • Revisar los anuncios que se han publicado en Milanuncios para garantizar que cumplen con la legislación vigente a través de un equipo de personas cuya labor se ve reforzada por la ayuda de todos los usuarios que reportan aquellos anuncios que consideran ilícitos.
  • Cooperar con organismos oficiales e instituciones del sector para frenar prácticas ilegales y fomentar la adopción de animales de compañía.
  • Exigir que al publicar un anuncio de una mascota en Milanuncios se rellene el campo de Número de Núcleo Zoológico. Además, insistimos a los órganos competentes en la necesidad de crear una base de datos a nivel nacional que nos permita certificar la veracidad de los datos que se introducen en ese campo, labor que por el momento es imposible realizar.
  • Incluir una verificación telefónica obligatoria antes de publicar cualquier anuncio de venta de animales de compañía. Así, en caso de incumplimiento de la normativa, facilitar a la policía que pueda localizar a los infractores.
  • Ofrecer una guía informativa previa a la compra o venta de cualquier animal, con las condiciones de seguridad, higiene y comodidad mínimas necesarias para cumplir con la adquisición responsable de animales.

Es un paso en la buena dirección, es importante agradecerlo y también recordar la importancia de que destinen recursos y se tomen muy en serio ese autocontrol, que no debería quedarse solo en una declaración de cara a la galería.

Espero que sean realmente efectivos a la hora de poner fin (a priori, no a posteriori) a todos aquellos que mercadeaban y siguen mercadeando con vidas en su web sin cumplir la legalidad y sin respeto alguno por el bienestar animal. Tienen mucho, muchísimo trabajo por delante.

Anuncios vigentes en el momento de publicación de este post con números de núcleo zoológico falsos.

Hoy día la gran mayoría de los animales se adquieren por Internet. Las tiendas físicas son ya una parte minoritaria del problema. Las plataformas online deberían tener la obligación moral de ser parte de la solución.

Ojalá se compraran y vendieran en mucha menor medida, ojalá primase la adopción, ojalá solo criasen y vendiesen animales en este país los pocos criadores profesionales que operan con todas las de la ley. Mientras esos ‘ojalás’ que se suceden se van alcanzando, es imprescindible poner coto a los lugares en los que los particulares y los juntaperros sin escrúpulos hacen el agosto, con distintos grados de malevolencia o inconsciencia.

El tiempo que se tarda en hacerlo se mide en vidas y en sufrimiento.

¿Cómo querrías que fuese la futura Ley Nacional de Protección Animal? Puedes plantear tus exigencias hasta el 15 de diciembre

Hace apenas un par de días la Dirección General de Derechos de los Animales comandada por Sergio G. Torres, abrió la exposición pública de la que, si  nada se tuerce, será la primera ley nacional de protección animal de este país. Algo que muchos llevamos pidiendo desde hace incluso décadas.

¿Qué significa eso? Es muy sencillo, mucho más que la estructura y redacción del documento que invita a nuestra participación: podemos escribir al correo que indican (consultasdgda@vpsocial.gob.es), identificándonos con nombre, apellidos y DNI o documento equivalente, para aportar nuestras opiniones, para exponer qué creemos necesario que se aborde en esa ley que vendrá a unificar el caso de legislaciones autonómicas y municipales. Igual que en la carta a los Reyes Magos, pero pensando en empecidas factibles que redunden en el bienestar de los animales de compañía.

No está mal. Eso sí, sería mucho más fácil opinar constructivamente y de modo más operativo para todos teniendo el texto del anteproyecto de ley ya delante, y no lanzando deseos al vuelo ante un folio y medio tirando a confuso.

Ahora bien, como nací con el don del escepticismo, igual que el Scaramouche de Sabatini con el de la risa, me resulta inevitable arquear la ceja y preguntarme qué destino tendrán nuestras exigencias. ¿Revisarán con detenimiento todas las sugerencias y valorarán el incluir aquellas que resulten pertinentes? Imposible saber si se tomarán en serio estas aportaciones o si será una estrategia puramente estética.

Ojalá no caigan en saco roto. Igual que ojalá tuvieran en esta Dirección General de Derechos de los Animales una web decente, más completa y clara, o dieran a conocer en aras de la transparencia quienes han sido los expertos en diferentes campos a los que han acudido para la redacción de esta ley que sería pionera en este país y también, en palabras de Sergio G. Torres, “importantísima a nivel europeo”.

A Coltán lo rescataron hace cuatro meses y “poco a poco, mediante sesiones de gestión del comportamiento, ha avanzando y cambiado muchísimo”.

En la asociación El amigo fiel de Córdoba cuentan que “ya es capaz de disfrutar de los paseos, cosa impensable hace un tiempo (ya que era un mundo para él aceptar el uso de un arnés/collar y una correa). Ahora puede ir tranquilo en un vehículo sin ser para él traumático, incluso subirse por sí mismo. Es capaz de aceptar comida en presencia de personas desconocidas. Respecto a la relación con otros perros, es muy buena, aceptando tanto a pequeños como a grandes. En definitiva, se está esforzando por abrirse a un mundo que no conocía. Ahora ya empieza a ser un perro, a sentirse querido y confiar en el ser humano. Queda atrás un animal sin capacidades sociales, incapaz de comunicarse con el ser humano y con un problema grave de gestión emocional. La vida llevó anteriormente lo marcó y solo generaba miedo extremo e inseguridad. Actualmente se encuentra en residencia, lo cual no le facilita en su avance, ya que tras las sesiones vuelve a un chenil”.

Coltán necesita un adoptante, uno especial dispuesto a seguir ayudándole en el camino de confiar y abrirse.

Se entrega en adopción o acogida con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, desparasitaciones, analíticas, esterilización y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

La LOMLOE incluirá la empatía hacia los animales en la enseñanza obligatoria

La LOMLOE, la famosa Ley Celaá de Educación que acapara titulares estos días por los cambios respecto al castellano como lengua vehicular, incluye otra novedad que sí creo conviene aplaudir (a la espera, no obstante, de ver cómo se implementa y a que la ley orgánica entre en vigor), y que es la incorporación de la empatía hacia los animales en la enseñanza obligatoria.

Ya en junio os contaba que la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA), integrada por parlamentarios de todos los colores que tienen en común la defensa de los animales, había solicitado esta inclusión en esta ley orgánica que se encontraba entonces en tramitación en el Congreso de los Diputados. Pues bien, la semana pasada APDDA celebraba que la Comisión de Educación del Congreso la hubiera aprobado, lamentando, eso sí, que haya quedado fuera de Bachillerato y Formación Profesional.

Puede parecer poca cosa y además lo menos importante dentro de una reforma educativa de este calado. No digo que no, pero para los que creemos que lograr una sociedad más respetuosa con los derechos de los animales se traduce en una sociedad mejor para todos, es un pequeño gran paso.

“A partir de ahora, cuando se aborde el desarrollo curricular, será imperativo tener en cuenta la empatía hacia los animales en todos los cursos de la enseñanza obligatoria, desde los 3 a los 16 años, abriéndose a los educadores un importante campo de trabajo para formar a las nuevas generaciones en la empatía hacia los animales, generando así actitudes prosociales que propicien una convivencia responsable y prevengan y eviten conductas violentas en las aulas y en nuestra sociedad”, valora la diputada Sofía Castañón.

Ahora habrá que ver como se integra en las aulas este objetivo. Ya se han ido produciendo iniciativas a lo largo de los últimos años. Me consta que hay protectoras que acuden a los centros educativos a dar charlas y maestros con esta sensibilidad que sacan el tema en clase. Visitar un refugio también es algo que se ha llevado a cabo en algún caso, pero es más complicado de gestionar, la verdad.

Como ya os contaba en junio “educar en valores éticos a nuestras futuras generaciones y lo que mejoraría en un país con tanto abandono y maltrato animal como el nuestro que hiciéramos reflexionar a nuestros niños y jóvenes al respecto, no hay que olvidar que educar en la empatía hacia los animales es una eficaz estrategia de prevención del acoso escolar”.

Así aparece la empatía por los animales en la LOMLOE:

Entre los fines del sistema educativo, se incluye la formación en valores que propicien “el respeto hacia los seres vivos y los derechos de los animales” (art. 2.1 e)).

Entre los objetivos de la Educación Infantil, se incluye “el uso de la empatía” en relación con la resolución pacífica de los conflictos y la evitación de la violencia” (art. 13 e)). Además, en cuanto a la ordenación y los principios pedagógicos, se menciona expresamente “el descubrimiento del entorno y los seres vivos que en él conviven” (art. 14.3).

En los objetivos de la Educación Primaria se incorpora la empatía entre los valores y normas de convivencia (art. 17 a)) y, específicamente, cuando se habla de “conocer y valorar los animales más próximos para favorecer la empatía y su cuidado” (art. 17 l)).

En la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) se incluye “el cuidado, la empatía y el respeto hacia los seres vivos, especialmente los animales” (art. 23 k)).

Si quieres recibir textos como este y una selección de noticias protagonizadas por los animales de compañía, puedes suscribirte a la newsletter semanal Animaleros de 20minutos.

Ojalá los arrendadores no prohibieran de entrada la presencia de animales en sus pisos en alquiler

(GTRES)

¿Quieres tener animales? Pues te vas a encontrar con muchas dificultades si pretendes vivir de alquiler. Da igual lo cuidadoso, lo responsable, lo fiable que seas, ya solo por tener a un perro o a un gato como parte de la familia en torno una mayoría de los alquileres están vetados (hasta el 80% según un estudio de hace un par de años de un conocido portal inmobiliario).

Los propietarios de la vivienda lo prohíben expresamente por temor a desperfectos y pese a la existencia de fianzas. También por  miedo a que ladren y causen problemas con los vecinos, aunque esa segunda preocupación desaparece cuando lo que se pretende es vender el inmueble. Ahí que cada palo soporte su vela. Y oye, en su derecho están, no digo que no. Son sus casas y la ley les ampara.

Pero eso se traduce en lo que os comentaba en el arranque de este texto, que alquilar una vivienda es complicado si tienes un animal, prácticamente imposible si es más de uno o se trata de perros de gran tamaño. Para mí, con un perro y tres gatos, la opción del alquiler sería un milagro.

Por desgracia esa inflexibilidad de muchos dueños, unida a la compleja situación del mercado del alquiler en las grandes ciudades de España, se traduce en demasiadas ocasiones en familias que prescinden de la compañía de esos animales. Buscándoles otro buen hogar en el mejor de los casos, abandonando a su suerte en el peor. Con todo el dolor de su corazón a veces, usando la dificultad de encontrar una casa alquilada como la excusa que necesitaban para deshacerse del bicho en otras.

Por eso me alegró leer que en el Reino Unido, un país en el que hay abandono y maltrato pero también está mucho más avanzado que España en la protección de los animales de compañía, van a reconocer el derecho a tener mascotas en casas alquiladas y están preparando un proyecto de ley que quiere reconocer el derecho de los inquilinos de vivir con sus animales, como ya pasa en  Francia, Bélgica, Alemania o Suiza.  Una iniciativa que contemplará también que esos animales tienen que estar educados, vacunados y correctamente identificados.

En palabras del diputado Andrew Rosindell: “Lamentablemente, los dueños de mascotas que se mudan a un alojamiento alquilado se enfrentan a la realidad de que su familia podría ser destrozada porque la mayoría de los propietarios tienen prohibiciones innecesarias sobre la propiedad de mascotas”.

Ojalá los arrendadores en España no prohibieran de entrada la presencia de animales de compañía; ojalá se detuvieran a conocer a la familia que quiere vivir en su inmueble antes de negar las llaves sin hacer ninguna otra valoración solo porque un animal forma parte de ella.

Si quieres recibir textos como este y una selección de noticias protagonizadas por los animales de compañía, puedes suscribirte a la newsletter semanal Animaleros de 20minutos.

Los veterinarios de animales de compañía seguirán siendo los únicos sanitarios con un IVA del 21%

El Gobierno ha aparcado un plan que sí tenía para 2020, bajar el IVA a los productos veterinarios (que habría tributado al 4%) y de los servicios veterinarios, que habrían pasado del 21 al 10%”. Así os lo contaba mi compañera Clara Pinar ayer en su noticia sobre las bajadas de impuestos que se han ‘caído’ de las cuentas.

Hay que conseguir dinero y el IVA de lujo para los productos y servicios veterinarios no va a reducirse, como habían prometido. Lo mismo ha sucedido con el IVA de compresas o tampones o el de impuestos de sociedades para las pymes por ejemplo. Pero este blog va de lo que va, así que voy a centrarme en el IVA veterinario.

Hagamos un poco de memoria. La subida del 8% al 21% de IVA, que no aplica a los productos y servicios veterinarios ganaderos que se alzaron del 8% al 10% creando un agravio comparativo dentro del mismo oficio, fue aprobado en 2012 por el gobierno de Mariano Rajoy. La crisis económica obligaba a encontrar caladeros de financiación pública.

Desde el primer momento el colectivo veterinario hizo ver, con toda la razón, que encarecer estos servicios iba a traducirse en que los animales pasaran menos por sus consultas para vacunaciones, desparasitaciones y tratamientos, lo que se iba a traducir en más riesgo de zoonosis y peor calidad y expectativas de vida para nuestras mascotas, sin entrar en otras consideraciones económicas sectoriales.

Ha sido una reivindicación constante de los veterinarios clínicos de animales de compañía, que siguen siendo ocho años después, pese a todas sus justas protestas, los únicos sanitarios que mantienen el 21% en sus consultas

Hace dos semanas se aprobó en la Comisión de Hacienda del Congreso de los Diputados una Proposición no de ley que instaba al Gobierno a rebajar este IVA, una medida que además venía incluida en el acuerdo de coalición de PSOE y Podemos.

Pues finalmente no ha sido así, ayer mismo supimos que el IVA veterinario se mantiene, con discrepancia incluida entre los dos socios de gobierno.

Curar o atender a un animal enfermo o herido no es un lujo, es un deber moral llevan clamando los veterinarios desde 2012 con toda la razón. Habrá que seguir recordándolo.

A Trump se le puede criticar por muchas cosas, pero no por no tener un perro en la Casa Blanca

Los perros, desde la más feliz ignorancia, han pasado a formar parte de la artillería demócrata de EE UU durante estas víricas elecciones. Hace pocos días hicieron público un vídeo que recordaba los perros presidenciales concluyendo que “los perros nos hacen mejores personas ¿por qué no hay un perro en la Casa Blanca?” para poner en evidencia que Donald Trump es uno de los pocos presidentes estadounidenses que no ha tenido mascota, el primero en unos cien años (aquí tenéis toda la lista de perros presidenciales) y dando a entender que es peor persona por ello. No como Biden, que tiene a Champ y a Major, una reciente incorporación que fue adoptado, no comprado, que da mejor imagen aún en estos tiempos modernos. “Elige a tus humanos sabiamente”, concluye la campaña, cuya página web oficial tiene una web que invoca el voto de los amantes de los animales.

Un despropósito. En primer lugar porque es ridículo afirmar que tener un perro te haga mejor persona. A muchos los perros (o los gatos o los caballos) solo les sirven de sparring para su crueldad o indiferencia. Todos conocemos a seres bondadosos que no soportan a los animales y a otros que dicen amarlos y cuanto más lejos los tengamos, mejor. Tener un perro, que te gusten los animales, puede hacerte parecer mejor persona, puede humanizarte, eso sí. Pero esa es una película muy distinta que se traduce en estrategias de imagen, publicitarias y electorales.

A Obama prácticamente le obligaron a tener perro, pese a tener alergias en casa. Los había que no concebían que no hubiera perro presidencial, así que llegó primero Bo poniendo de moda los perros de agua (de lo que me parecen las peligrosas modas con seres vivos ya hablaremos otro día) y cinco años después Sunny, ambos convertidos en auténticas estrellas. Ese revuelo en torno a la compra o adopción de un perro por parte de los Obama ya me pareció ridícula entonces.

No es obligado tener un perro en La Casa Blanca, no es obligatorio tenerlo en ninguna casa. Solo deben estar en las que los quieren de verdad.

(THE WHITE HOUSE – FLICKR)

Tenerlos o usarlos para tener rédito político tampoco me complace especialmente; por eso tampoco me gusta el vídeo, por mucho que desee que Trump, que solo usa a los perros como término para insultar a sus enemigos, desparezca del gobierno yanqui.

En España no pasa. Aquí los políticos no utilizan a los animales, no demasiado al menos (seguro que estáis recordando ahora a Pecas, el perro de Esperanza Aguirre). Es poco probable que recordemos, por ejemplo, si Zapatero o Aznar tenían perro (que sí tenían), y mucho más fácil que nos acordemos de los perros de Obama o a Socks, el gato de Clinton. En Estados Unidos no hacerlo es impensable, hasta el punto de que los perros y gatos presidenciales son celebridades que acaparan estratégicamente titulares y protagonizan felicitaciones navideñas.

Y siempre me ha parecido que estas estratagemas de lavado de imagen lo que hacen es tomar por tonto al elector. Una versión solo ligeramente menos obvia que los afortunadamente ya erradicados besos a bebés. A quién votemos para que nos gestione, para que en estos días capee una crisis sanitaria sin precedentes, no debería estar influido por si tiene perro, gato o prefiere relajarse podando bonsáis. ¿No os parece?

(Esperanza Aguirre / flickr)

Derogación de la ley de Perros Potencialmente Peligrosos, un registro unificado… ¿Qué sabemos de la Ley Nacional de Protección Animal en la que trabaja el Gobierno?

El Gobierno lleva tiempo trabajando en la elaboración de la tan reclamada Ley Nacional de Protección Animal, una promesa electoral del PSOE y Unidas Podemos. No sé cuándo veremos el primer texto sobre la mesa, pero lo cierto es que la maquinaria ya está en marcha hace tiempo; me consta que se ha contactado con distintos expertos y entidades para su redacción que tienen mucho y bueno que aportar en sus respectivas áreas.

La creación a finales de enero de la Dirección General de Derechos Animales, ya dejó claro que se iba a impulsar esta Ley, algo que ha verbalizado en distintas ocasiones su responsable, Sergio García Torres, para el que es una prioridad junto con la modificación del Código Penal, con el objetivo de que el ensañamiento y la crueldad tengan un castigo acorde de prisión; y también del Código Civil, para que se considere a los animales seres dotados de sensibilidad.

¿Qué sabemos de la la futura Ley Integral de Derechos Animales de ámbito nacional en la que se está trabajando?
Pues parece que traerá de la mano medidas tan necesarias como un sistema de identificación único para toda España. Único y doble, porque mantendrá el chip, con más información que ahora, y añadirá una base de datos nacional de ADN. Según García Torres en una entrevista en SR.Perro que tenéis al final en vídeo, “si no existe un buen mecanismo de identificación de animales, vamos a seguir teniendo agujeros a la hora de controlar a quien no tiene un trato justo y digno para los animales. Para nosotros es vital”.

También incluye, por ejemplo, la unificación de vacunas, el establecimiento de criterios para controlar las colonias felinas, la regulación de la cría de animales de compañía y de quién puede ser educador canino.

(GTRES)

Me llama la atención especialmente la derogación de la ley de 1999 de tenencia de perros potencialmente peligrosos (que apenas sirve para otra cosa que poner trabas a las adopciones) que dará paso a otra que valore el comportamiento del animal, una evaluación en la que se tendrá presente el peso del animal y que se está diseñando con etólogos y educadores caninos; pasaría a ser un proceso voluntario con el incentivo de que facilitaría el acceso con el perro a locales o transporte público.

Conviene contener las expectativas, seguro que el texto no contentará a todos, estoy convencida de que será tibio, muy mejorable en muchos aspectos. La experiencia me dice que los animales estarán más protegidos, pero no tanto como nos gustaría a los que llevamos casi dos décadas conociendo la problemática de primera mano. Pero es que es imposible pasar de la nada al todo. A falta de tener el texto en las manos, el mayor hito a celebrar probablemente va a ser tener una normativa nacional, imprescindible dado el caos existente de leyes municipales y autonómicas.

Esperemos poder celebrarlo pronto. 

Si quieres recibir textos como este y una selección de noticias protagonizadas por los animales de compañía, puedes suscribirte a la newsletter semanal Animaleros de 20minutos.

¿Debería la empatía hacia los animales estar incluida en la LOMLOE, la nueva ley de educación?

La Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA), integrada por parlamentarios de todos los colores que comparten el interés por los animales, ha entregado a los portavoces, en la Comisión de Educación de los distintos grupos parlamentarios, un documento elaborado por la organización sin ánimo de lucro PRODA (Profesionales para la Defensa Animal, psicólogos, pedagogos, educadores…) con propuestas para incorporar, mediante enmiendas, la empatía hacia los animales en el proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE) que se encuentra en tramitación en el Congreso de los Diputados.

Puede parecer a muchos una propuesta muy peregrina, pero, más allá de lo importante que es educar en valores éticos a nuestras futuras generaciones y lo que mejoraría en un país con tanto abandono y maltrato animal como el nuestro que hiciéramos reflexionar a nuestros niños y jóvenes al respecto, no hay que olvidar que educar en la empatía hacia los animales es una eficaz estrategia de prevención del acoso escolar.

Tampoco es nada nuevo que hablemos de este tema; ya en diciembre de 2018 la mayoría de los Grupos Parlamentarios del Congreso presentaron una ‘proposición no de ley’ promovida por APDDA y PRODA en la que se reclamaba la incorporación de la empatía hacia los animales en el currículum escolar. La iniciativa, que se topó con el adelanto electoral, fue firmada por los portavoces parlamentarios de PSOE, Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Ciudadanos, Esquerra Republicana y Grupo Mixto (por los partidos PDECat y Compromís).

Invocando aquel acuerdo
, en PRODA y APDDA proponen de nuevo que se incluyan en la LOMLOE principios referentes a la empatía hacia los animales

Quieren modificar 17 artículos de la LOMLOE, para que, entre los principios y fines de la educación y entre los objetivos de los distintos niveles educativos (Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Educación Permanente de Adultos), se recojan el desarrollo de la empatía hacia todos los seres sintientes y el planeta, así como la prevención y resolución pacífica de los conflictos. También proponen abordar la emergencia climática, desarrollar hábitos alimenticios beneficiosos para la salud del alumnado y del planeta o regular el papel del terapeuta ocupacional escolar, entre otras cuestiones.

Así lo argumentan:

Múltiples estudios científicos han demostrado la estrecha relación que existe entre la violencia que se ejerce contra los animales y la violencia interpersonal. Pero también existen experiencias que han demostrado el mismo vínculo en un sentido contrario, una educación en empatía hacia los animales puede promover una cultura de paz entre los humanos.

Cada vez se hace más evidente que los planes de intervención y prevención ante la violencia de género, violencia doméstica, abusos infantiles, maltrato a personas mayores, etc., son abordados por distintos profesionales que se beneficiarían de un currículo escolar mejorado. Introduciendo la protección de los animales en el currículum escolar, se contribuye a que los estudiantes adquieran habilidades sociales como empatía, comprensión, expresión de la afectividad y control de la agresividad, aprendan resolución de conflictos sin violencia, autocontrol de la impulsividad y alternativas a la agresividad. Educando en sensibilidad y empatía hacia los animales, se logra que estas cualidades, a través del principio de transferencia, se transmitan a los compañeros y, por tanto, que se reduzcan o desaparezcan estos problemas de agresividad y agitación en el centro educativo.



Sahira está sana como una preciosa pera de ojos azules y es muy cariñosa.
Es apenas una cachorra de unos seis meses que necesita un hogar antes de ser adulta del todo, porque sus probabilidades de encontrar casa se reducirán notablemente cuando eso suceda.

Se entrega en adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, analíticas, desparasitaciones, esterilización y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

COVID-19 y protección animal: caen las adopciones, las donaciones y la recogida de animales abandonados

Lo cuenta un nuevo estudio de Fundación Affinity, elaborado en colaboración con la Cátedra Animales y Salud de la UAB, tras entrevistar a 103 entidades de protección animal de todo el territorio.

Conviene recordar que Fundación Affinity es la responsable de publicar antes del verano, todos los años, y desde hace una década el informe más fiable que tenemos en este país respecto al abandono de animales de compañía, elaborado a partir de la información que facilitan más de 300 protectoras, ayuntamientos y consejos comarcales.

El dato del abandono no tardará en llegar, pero de momento ha avanzado que la crisis por la COVID-19 se ha traducido en que más del 50% de los refugios declara haber recogido menos animales y un 40% de las protectoras declaran que han recibido menos peticiones de adopción. Pese a algunos titulares que hablaban durante el arranque del confinamiento de que muchas protectoras habían visto incrementadas las adopciones, en gran parte por la posibilidad de poder bajar a pasear al perro, solo una minoría de las encuestadas notaron ese aumento: un 22% en el caso de perros y un 13% en el caso de gatos.

Las adopciones han caído, en muchas entidades se han visto totalmente interrumpidas durante semanas manteniendo únicamente servicios mínimos, a causa del obligado confinamiento. Un confinamiento que también se tradujo en menos manos de voluntarios.

Isabel Buil, directora de la fundación, quiere “lanzar un mensaje de alerta: si las adopciones no se reactivan a medida que la situación se vaya normalizando, veremos protectoras desbordadas y con una proyección de futuro poco optimista”.

Es imperativo que esa nueva normalidad en la que nos vamos sumergiendo paulatinamente traiga de la mano también un incremento de las adopciones a niveles previos a la crisis, ojalá superiores. Y que las protectoras también recuperen los apoyos que recibían, algo probablemente complicado dado el panorama económico que se avecina.

Por otro lado, más del 50% de las protectoras indican que han recogido menos animales. “Que se hayan recogido menos animales durante el confinamiento no tiene porqué ser un indicador positivo. Hay muchos motivos que pueden explicar que no hayan llegado tantos animales a las protectoras. Pero esto puede cambiar en los próximos días, semanas o meses”, alerta Isabel Buil.

Como dato positivo, más del 50% de las protectoras españolas han registrado un mayor número de peticiones para acoger a un perro de forma temporal durante el confinamiento y el 30% también indican haber registrado un mayor número de peticiones para acoger a un gato. Fundación Affinity cree que hay dos motivos, por un lado las ganas de ayudar, la solidaridad de la que hemos visto muchos ejemplos estos meses; pero también, en el caso de los perros, el poder salir a pasear. Por suerte esas peticiones siempre son filtradas por las protectoras.

Fuli y Besthe buscan hogar definitivo. “Queremos que se vaya juntitos, ambos se compenetran, son dos hermanos en todos los sentidos y lo que uno no tiene, el otro sí. Son una pareja fabulosa, cariñosos, juguetones, inquietos… Ella es más que preciosa, una Carey con la noche y el día dibujados en la cara y el tiene una elegancia siendo prácticamente negrito con apenas un triángulo blanco. No lo dudes y adopta dos gatos, es una decisión acertada pensando en ti y en ellos”.

Contacto: adopciones@madridfelina.com

Carta al que busca un cachorro de raza rápido y barato

Quieres un perro, lo deseas con todas tus fuerzas. Pero quieres ese tipo de perro que te tiene enamorado: un yorkshire, un golden retriever, un chihuahua. Puede que lo que quieres sea un gato, un precioso maine coon, un exótico, un ragdoll. Da igual el tipo de animal; no importa la raza. La cuestión es que estás decidido a tenerlo.

Es posible que entiendas la enorme responsabilidad que implica tener un animal, ojalá sea así; también puede que no lo hayas meditado lo suficiente y te enfrentes a más retos de los previstos. Tal vez hayas tenido perros o gatos antes, tal vez seas nuevo en esto. Nadie dice que no vayas a ser un dueño maravilloso, preparado y sabedor de las necesidades de ese animal.

En las protectoras no tienen cachorros de raza. Así que ni siquiera intentaste la vía de la adopción. O es posible que lo intentaras y te aclarasen que lo que que buscas cuesta dinero y muy rara vez se encuentra abandonado. Así que toca comprar. Y lo más sencillo es ir a una web de clasificados, allí hay ofertas a montones. O buscar criadores en Google de esa raza y contactar con varios, a ver qué precios tienen, qué fotos te mandan y cuándo podrías tener a ese cachorro de gato persa o de border collie que estás deseando achuchar. Un compendio de velocidad, facilidades y precio, tal vez también las imágenes que veas, serán los factores que decidan dónde y a quién compras al futuro miembro de tu familia. Un cachorro que es posible que te manden por mensajero, que tengas que recoger en algún punto de encuentro o en un inmueble en el que no se ve a la madre por ningún lado.

(GTRES)

Tal vez hayas dado con un criador maravilloso, un profesional que sabe cómo criar, que cuida que sus animales no tengan enfermedades congénitas ni problemas de consanguinidad. Ojalá. Lo más fácil en un país en el que se cría tan mal como el nuestro es que no sea así, que en el mejor de los casos proceda de alguien sin muchos conocimientos que se saca un dinerito en negro teniendo camadas de vez en cuando con sus perros de casa y que en el peor hayas dado con personas a las que el bienestar animal les preocupa muy poco.

Hace algo más de una semana era noticia la intervención por parte de la Guardia Civil de 544 perros, 250 cachorros entre ellos, de razas pequeñas y de moda. Había bichones malteses, caniches, yorkshires, pomeranias, shih tzu, ratoneros valencianos y chihuahuas en las instalaciones en las que Guardia Civil entró el pasado miércoles. Hacinados, muchos de ellos en diminutas jaulas para conejos, en un lugar con “fuerte hedor” y “condiciones higiénico-sanitarias lamentables” según los agentes del Seprona que allí entraron y de cuya actuación han salido los dos propietarios investigados.

Noticias así no son nada infrecuentes, pero parece que se nos olvidan cuando queremos un perro de una determinada raza y lo queremos rápido, fácil y barato. La aparición recurrente en los medios de estas fábricas de cachorros en las que desaprensivos hacen negocio a costa del sufrimiento animal y sabedores de que las penas que puedan imponerles compensan el riesgo, debería ser motivo sobrado para que nos demos cuenta de que la adopción es la opción más ética en un país con 140.000 abandonos registrados (sin registrar son muchos más) de perros y gatos y cada año. ¿De verdad es tan importante que nuestro compañero sea de una raza determinada?.

Y si el empeño en tener un cachorro con pedigrí es insalvable, es importantísimo comprar con todas las garantías de no estar fomentando el maltrato animal: visitando las instalaciones del criador, que debe estar registrado y cumplir con toda la normativa. Es más que probable que ese cachorro sea más caro y que haya que esperar por él, pero lo contrario es hacerle el juego a gente sin escrúpulos.

Tal vez ya compraste un cachorro y no lo hiciste bien, lo encontraste por Internet baratito, te dio pena al verle tras una cristalera, te lo envió un criador del que apenas sabías nada… No pasa nada, dale una buena vida, aprende y procura que se conozca en tu entorno esta realidad. Por favor.