BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Entradas etiquetadas como ‘podenco’

¿Qué alimentos podemos dar a los perros durante estas fiestas?

Las fiestas navideñas son época de excesos gastronómicos. No para todo el mundo, no siempre, y en muchos hogares de me la impresión de que cada vez menos porque estamos cada vez más concienciados de que los excesos no son recomendables por diferentes motivos. Pero abundan, sin duda.

En muchos hogares tenemos animales compañía. Animales que están presentes durante comidas y cenas en familia, ya sea porque son en nuestra casa o nos los llevamos a las de nuestros familiares (yo tengo la suerte de poder hacerlo, mis dos perras siempre nos acompañan). Animales que, por tanto, también están expuestos a alimentos que no siempre son recomendables.

¿Qué hay que tener en cuenta respecto a ellos?

Los peligrosos suelen ser los perros que, como dice mi hija pequeña, “siempre tienen hambre” y son más dados a probar alimentos desconocidos. Los gatos suelen ser más precavidos, rechazan casi cualquier cosa que no se ajuste a su dieta carnívora y evitan el bullicio. Hay excepciones, ya lo sé…

Respecto a los perros, más allá de no poner bandejas en mesas o encimeras a su alcance y dar por perdido el trozo de queso que se nos cayó al suelo, hay que procurar que no se salgan de su dieta habitual. Al menos eso sería lo ideal.

Hay alimentos totalmente perniciosos, cualquier tipo de dulce debe evitarse que caiga en sus fauces. El chocolate especialmente, ya que puede llegar a ser tóxico.

La obesidad es un problema de salud creciente entre nuestros compañeros cuadrúpedos, así que todo aquello que es especialmente graso no contribuye a su bienestar. Si esos trozos del lechazo tan grasos no los quiere ningún humano, tampoco son buenos para el perro por mucho que nos ponga ojitos.

Ojo también con los huesos del cordero, cochinillo o cabrito. Todo el mundo sabe (o debería saber) que los de las aves no son buena idea porque se astillan, pero los otros también pueden hacerlo, y además pueden estreñir y causar diarreas.

Entonces, si queremos compartir algo rico de nuestra mesa con ellos, por aquello de que es Navidad, que un día es un día, ¿qué podemos ofrecerles?

La doctora Jennifer Adolphe, especialista en Nutrición Veterinaria de la empresa de alimentos para mascotas Petcurean, ha compartido algunas ideas:

Coger algunos kilitos durante las fiestas de Navidad es muy habitual, pero en el caso de nuestros amigos caninos y felinos, no es recomendable ya que puede tener graves consecuencias. Por eso, hay que procurar no darles demasiadas golosinas o al menos reducir las cantidades en ocasiones especiales. Además, los perros (y algunos gatos) pueden olfatear las golosinas que se esconden en los regalos, así que es importante mantener cualquier cosa comestible fuera de su alcance.

Para mantener a las mascotas entretenidas durante las celebraciones, mejor llenar su juguete favorito con pienso.

De todos modos, eso no significa que las mascotas no pueden disfrutar de una deliciosa comida festiva.

  • Carne de aves de corral como pollo o pavo: es importante asegurarse de separar la porción de la mascota antes de cubrirla con alimentos que no debe comer como mantequilla, cebolla o queso, y quitar también la piel, ya que es alta en grasa.
  • Salmón cocido: es una gran fuente de vitamina B12 (esencial para la formación de glóbulos rojos y la función del sistema nervioso) y vitamina D (responsable de la formación de huesos y articulaciones).
  • Hortalizas crujientes: la zanahorias, los guisantes y el brócoli están llenos de propiedades beneficiosas.
  • Huevos revueltos: estos son un gran regalo ocasional para la mascota, ideal para la Navidad.

El orejotas de las imágenes se llama Moki y es un cachorro de podenco cordobés al que iban regalando por la calle. Se encuentra en manos de la protectora El amigo fiel de Córdoba y busca una familia.

Se entrega con seguimiento, contrato de adopción/acogida, vacunas, pasaporte europeo, microchip, compromiso de esterilización cuando alcance la edad necesaria, desparasitaciones, analíticas y revisión veterinaria. Se puede trasladar a cualquier punto de España.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

Chin fue rescatado al borde de la muerte, terriblemente desnutrido y deshidratado

¿Habéis visto el vídeo? Si es así convendréis conmigo en que tienen razón los que dicen que hay imágenes ante las que sobran las palabras. O deberían sobrar.

Un ser vivo y sintiente al borde de la muerte, un podenco terriblemente deshidratado y falto de alimento. Un animal que ha salvado la vida por muy poco.

A la muerte anónima conduce con frecuencia el abandono. Demasiados animales de compañía, no sólo perros y gatos, mueren sufriendo e ignorados sin tener tanta suerte como para que una protectora se cruce en el camino del animal a tiempo de salvarle.

Chin ha tenido muy mala fortuna en su corta vida, hasta que se cruzó con los voluntarios de Animales con un Nuevo Rumbo (ACUNR) . Un golpe de suerte que supuso la diferencia entre morir o seguir viviendo y, tal vez, llegar a conocer un buen hogar, tener una segunda oportunidad.

El sábado 25 de noviembre, cuando nos disponíamos a acudir a la cena benéfica de ACUNR, recibimos una llamada en la que nos dicen que por favor vayamos, que se han encontrado un podenco y que está en muy mal estado. Cuando acudimos se nos rompe el alma en mil pedazos, vemos un animal consumido, un esqueleto sin temperatura, no se mueve, sólo está echo un ovillo esperando que pase lo que tenga que pasar.

Lo cojo con mucho cuidado envolviéndole en una manta, con miedo de hacerle daño, tan frágil… Urgentemente le trasladamos al hospital veterinario donde nos reciben nada más llegar. La exploración a primera vista habla de desnutrición, deshidratación, anorexia… Se le estabiliza y se le pone calor para subir su temperatura.

Yo me quedo parada, con tristeza y rabia por que después de tantos años no entiendo como alguien es capaz de hacer esto a un ser vivo, de quitarle la dignidad y la vida así.

Ya me gustaría que esto fuera un excepción, pero es la realidad de este país, es el día a día de las protectoras, de un grupo de voluntarios que dedican su tiempo, dinero y su corazón a ayudar a los sin voz.

¿Qué necesitamos ahora? Lo que en todos estos casos: pagar el veterinario, y conseguir una familia para Chin, un familia que le ayude a recuperarse, le quite la ansiedad por la comida, le dé calor y amor. En resumen, una familia que le devuelva la dignidad.

Ahora necesita adopción o al menos un hogar de acogida en el que recuperarse. También padrinos. Está en Madrid.

Contacto: acunrmadrid@gmail.com

Siete años viviendo invisible en una perrera, desde que era una cachorra

Los podencos y sus cruces, que es lo que es Kika, son especialmente invisibles en perreras y protectoras. Injusto, pero así es.

Kika ha tenido mala suerte, pese a ser una perra saludable y preciosa, entro de cachorra hace siete años en el chenil de una perrera en la que nadie se ha fijado en ella en todo este tipo.

Da igual que sea un animal noble, sin miedo a las personas y bien sociabilizada con otros perros, tranquila, cariñosa… Jamás ha sabido lo que es tener una familia, un hogar.

Ahora Irene está intentando desde Madrid encontrar para ella esa segunda oportunidad, porque nunca es tarde. Os dejo con lo que ella me cuenta:

Cuando nos pasaron el caso de Kika y nos contaron un poco su historia, lo primero que pasó por mi cabeza fue mi perro, Argos.

Adoptamos a Argos en ANAA hace casi siete años (los mismos que lleva Kika en la perrera practicamente) cuando era un cachorro. Lo que supimos, según nos contó una voluntaria, fue que lo encontraron junto a su madre y hermanos cerca a una carretera en Jaén. Fueron todos rescatados y pronto adoptados, incluida la madre.

Y pensé… cómo un simple hecho puede cambiar el destino de alguien. Es decir, Argos fue encontrado por unos voluntarios de protectora, mientras que Kika terminó en una perrera. De sobra sabemos la labor de las protectoras por intentar conseguir familias a los animales que van rescatando, es así como conocimos a Argos. Sin embargo, Kika entró en el chenil de una perrera sin casi ninguna oportunidad. Casi invisible.

Siempre decimos que los primeros en conseguir familia, son los cachorros. Es más fácil, con lo “monos” que son, que se enamoren de ellos enseguida. Mucha gente busca adoptar cachorros. ¡Y es verdad! No fue así el caso de Kika, porque ese tiempo de cachorra, donde quien la viera seguro se habría enamorado y la hubiera llevado a casa… estaba en su chenil, no tuvo esa visibilidad.

El día que me contaron la historia de Kika, pensé… siete años en un chenil. Y mientras revisaba las fotos, videos y material para empezar con el trabajo de difusión, miraba a Argos tumbado en el sofá plácidamente… siete años sin saber lo que es una cama blandita, una siesta en el sofá, caricias, paseos largos, juegos en algún parque, y mil cosas más… En resumen, ¡una familia!


Mientras miraba fotos y videos, todas dentro de un chenil… venían recuerdos a mi mente de estos casi siete años con Argos. Lo patoso que era corriendo, las travesuras, los paseos, las vacaciones en la playa, la montaña, los juegos, las siestas largas de sofá, etc. Siete años cumple Argos en diciembre. Siete años los que lleva Kika en un chenil.

Queremos darle a Kika la oportunidad que hasta ahora no ha tenido. Y buscar esa familia que también ella merece. No pararemos hasta conseguirlo. Sabemos que su familia está ahí esperando.

Se entrega con chip y contrato de adopción. Quien quiera adoptar a Kika también contará con asesoría de educador canino por si hiciera falta en su adaptación.

Contacto: iasg1602@gmail.com / 670959688

“Cuando crezcas te cansarás de él y tendré que cuidarlo yo”

Lo he encontrado muchas veces. Niños que piden con insistencia un perro o un gato, padres reacios a asumir esa responsabilidad.

“Cuando sea algo mas mayor y pueda encargarse mas de él, de pasearlo”, me dicen en ocasiones. “Cuando sean más mayores enseguida comenzará la adolescencia, las salidas, la universidad… Por mucho que digan que se harán cargo seguirá siendo una responsabilidad vuestra. Si no estás seguro de asumirla no cedas, no es obligatorio tener un perro o gato, lo único obligario es tenerlo bien atendido si le abrimos las puertas de nuestro hogar”.

Recordaba todo eso, también la necesidad de reflexionar a fondo, de no dejarse llevar por impulsos poco digeridos antes de adoptar o comprar un animal, mientras leía el hilo en hilo en twitter de Cansino Royal.

Un hilo que me he permitido convertir en relato tras obtener su permiso para traerlo aquí, para que todos lo podáis leer y también os ayude a reflexionar.

Un relato que viene acompañado del pequeño Moki. Un cachorro de podenco al que iban regalando por la calle. Un cachorro desorientado que ha recogido la protectora El amigo fiel de Córdoba y que necesita un hogar de acogida o adopción para este pequeño. Contacto para su adopción: informacion@elamigofielcordoba.org

Y ahora ya sí, el relato nacido en Twitter:

Él no lo entendía. No era un simple capricho. Ella quería un perrito con todas sus ganas. Era lo que más quería en su corta vida.

No era justo. Solo porque papá no quería a los perros no era razón para que ella no pudiese tener uno nunca.

Daría todos sus juguetes por estar con él. Por jugar con él. Por cuidar de él. Pero su padre no lo entendía. ¿Por qué no le gustaban?

Para él. Un perrito no eran más que problemas. Algo de lo que ocuparse. Algo que alimentar, pagar vacunas y sacar a pasear.

Pero aquel odio no le importaba. Ella quería un perrito. Tanto que un día, en lugar de ir al cole, cogió otro bus y fue a la perrera.

Allí había perros de todas las razas. Había diminutos como gatitos, y más altos que ella. Estaba maravillada con aquellos ángeles.

¿Cómo podía Papá sentir rechazo por un ser tan hermoso? ¿A caso Papá no tenía corazón?

De haber podido, se los hubiese llevado a todos. Pero incluso ella, con toda su inocencia, sabía que aquello no era posible.

Ella era buena. No iba a desafiar la decisión de su padre llevando un perrito a casa. Además, sabía que a ella no se lo darían…

Ante aquel dilema, aquella injusta sensación de impotencia, la niña lloró. Las lágrimas resbalaron pecas abajo junto con sus ilusiones.

Un hombre con el uniforme de la perrera se acercó a la pequeña. Se agachó a su lado y le preguntó si estaba bien. La niña no contestó.

Le habían enseñado a no hablar con desconocidos… Pero el hombre dejó de mirarla y miró a los perros que les miraban tras los barrotes.

“Son hermosos, ¿verdad?” dijo “puede que hayan perros más bonitos. Pero todos, a su manera son hermosos”.

La actitud defensiva de la niña flaqueó. No sería peligroso si le gustaban los perros. Se preguntó otra vez cómo podía Papá odiarlos tanto.

“¿Ves ese?”Dijo el señor”Era de una niña no mucho mayor que tú. Cuando sus padres le compraron su primer móvil dejó de hacerle caso a perro”.

Ese bulldog es Rufo. Sus dueños lo dejaron aquí cuando ahorraron lo suficiente para un viaje de vacación a no sé dónde”.

“Ah, ese se llama niebla. El chaval que lo adoptó se echó novia. Y consideró que su corazón no era suficientemente grande para los dos”.

La niña creyó entender las intenciones del hombre. Miró a la jaula. Luego otra vez al hombre. “Yo no les hubiese abandonado—dijo— yo no”.

“¿Cómo lo sabes?—Interrumpió el hombre—¿Es porque los quieres? ¿Porque te hace mucha ilusión? ¿Porque es lo que más deseas en el mundo?”

La niña se quedó perpleja. Aquel desconocido había dado exactamente con la réplicas que ella tenía pensadas. Como si hubiese leído su mente.

¿Acaso crees que esa gente no los quiso? ¿Qué no les hacía ilusión tenerlos?¿Que no fue lo que deseaban con todas sus ganas?

La niña abrió la boca. Pero no dijo nada. No sabía que decir. “La vida cambia en un momento—Dijo el hombre—Y ellos no tienen la culpa”.

La niña bajó la cabeza. Por primera vez, empezó a dudar. Sintió la mirada incriminatoria de todos aquellos perros sobre ella.

De repente, se sintió tan culpable como a su juicio tuvieron que haberse sentido los dueños de aquellos ángeles al abandonarlos.

Salió corriendo del recinto intentando contener unas lágrimas que campaban a sus anchas por su cara, aprovechando el rastro de las primeras.

Cuando llegó a su casa, confesó todo lo sucedido a su padre. Y lloró una vez más, segura de la inminente y merecida regañina.

No hubo tal cosa. Su padre le apartó las manos de la cara y retiro sus lágrimas con los dedos. La subió para sentarla en la encimera.

“Sin quererlo,—dijo— has aprendido una gran lección. Si a pesar de lo que has visto sigues queriendo ese perrito, tienes mi permiso.”

La niña abrió los ojos de par en par. No podía creerlo. Por fin tendría lo que tanto había querido. ¡Por fin podría tener un perrito!

Entonces recordó a Rufo, a Niebla y los demás. Y estuvo tentada de pedir a su padre ir a por uno de ellos. Pero su mente siguió trabajando.

No. No tomaría parte en esa horrible práctica. No iba a arriesgar la vida de un ángel a esa vida horrible y triste.

“Gracias Papá”Dijo al fin” Pero prefiero esperar a ser mayor. Así tendré tiempo para pensar si verdaderamente quiero esa responsabilidad”.

Su padre se quedó boquiabierto mirando cómo se marchaba a jugar. Entonces sacó su cartera, y de ella una foto.

Sujetó con manos temblorosas aquella vieja foto: un niño con su perro. Una lágrima viajó desde sus ojos hasta la comisura de su sonrisa.

Ron tiene diez años y ha pasado siete olvidado en una perrera

Otro perro que envejece sin un hogar, otro animal estupendo que no consigue una familia por mucho que a su alrededor se esfuerzan por conseguírsela. Incluso lograron que saliera en la revista Glamour sin éxito.

Ron tiene diez años y ha pasado siete de ellos en una perrera, sin apenas contacto con otros perros o con humanos. Aún así es un perro con un carácter fantástico y de una raza saludable y longeva.

Aislado en un chenil, así pasaba sus días. Por su carácter dócil y tranquilo, pasaba totalmente desapercibido, solo y triste en su chenil.

Hace poco leí en tu blog sobre algunos perros que “se apagan” cuando les toca vivir mucho tiempo en una protectora, a pesar del esfuerzo de los voluntarios por hacer que sus días de espera hasta su adopción sean lo más felices posible, con paseos, mimos, socialización con sus congéneres… Pues bien, la realidad de una perrera no es ni siquiera eso. No hay esa entrega y dedicación que tienen en una protectora. Y a Ron le tocó vivir ahí 7 largos años, apagándose.

Por suerte Ron está ahora en una casa de acogida, conviviendo con otra perra con la que se lleva muy bien

Ha rejuvenecido. Es un perro buenísimo lo mires por donde lo mires, cariñoso, tranquilo, dócil, obediente…

No entendemos cómo aún nadie se ha fijado en él.

Tal vez tenga algo que ver con su raza. Los podencos son los grandes olvidados, no tienen la suerte de sus primos, los galgos, que también arrastran una cruz considerable pero que tienen muchos más interesados en su adopción.

Ron está en Madrid y se entrega con contrato de adopción y seguimiento.

Contacto: 670959688, iasg1602@gmail.com

El corte de la cola de los perros por motivos estéticos pronto estará prohibido en España. Queda por ver qué pasará con los perros de caza

Esta semana hemos tenido una de cal y una de arena en cuanto a las medidas relacionadas con el bienestar animal en nuestro país.

Por desgracia parece que el IVA de los espectáculos taurinos va a ser de un 10%. Sí, impuestos reducidos para la barbarie mientras productos de necesidad básica como pañales o compresas o servicios necesarios como los cuidados veterinarios, tributan al 21%. Indignante.

Una pequeña buena noticia es que muy pronto (la próxima semana se votará en Pleno y en cuanto se publique en el BOE será cosa hecha) la amputación de la cola de los perros estará prohibida. Aunque aún hay que pelear para asegurarse de que la amputación de la cola de perros de caza no queda exenta. No soy demasiado optimista, ya veremos.

La Comisión de Exteriores del Congreso ha aprobado (y algunos peros), con treinta años de retraso, el convenio europeo de protección de animales de compañía. El problema es que el PP está enrocado en incluir una excepción para que a los perros de caza se les pueda cortar el rabo, contra lo acordado en esta misma comisión el pasado martes.

Esa enmienda que hará que los perros de caza siguen sufriendo caudectomías ha salido adelante la tarde del miércoles impulsada por el PP junto a los nacionalistas de ERC y el PNV y gracias a la abstención de Ciudadanos y la no presencia en la votación de cuatro diputados del PSOE, grupo que ha votado en contra junto a Unidos Podemos.

El texto acordado por el Partido Popular y los nacionalistas dice que “el corte de la cola sólo se realizará en cachorros de las razas cazadoras o sus cruces, y en los casos en que su aptitud y por su actividad puedan sufrir lesiones en la misma y nunca por razones exclusivamente estéticas”.

López de Uralde ha mostrado su frustración por la unión de estos grupos contra esta “vejación animal” y ha dicho que seguirán luchando para que cuando la ratificación de este convenio llegue al Pleno del Congreso la próxima semana se apruebe sin la enmienda del PP.


Así explican desde la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales (APDDA) los motivos por los que esta práctica es algo a evitar:

Chesús Yuste, portavoz de APDDA, explica que, «el Convenio prohíbe, en el conjunto del continente europeo, todas las mutilaciones por razones estéticas, y resultaba absolutamente injustificable que en España el Gobierno quisiera evitar la prohibición del corte de la cola. Por eso, promovimos dicha enmienda, amparada en un sólido informe veterinario elaborado por la ‘Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal’ (AVATMA). La enmienda fue recogida por nuestro diputado Juantxo López de Uralde».

APDDA ha venido reclamando, durante los últimos años, la ratificación del Convenio europeo sobre protección de animales de compañía, hecho en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987.

El informe de la Asociación Veterinaria por la Abolición de la Tauromaquia del Maltrato Animal (AVATMA) concluía con el siguiente argumento: «Las caudectomías estéticas se entienden como un procedimiento quirúrgico que no está indicado médicamente y no van a proporcionar ningún beneficio al paciente. Por tanto, podemos afirmar que, desde el punto de vista veterinario, la apariencia a gusto del dueño no justifica, en ningún caso, el sufrimiento a varios niveles al que se somete al animal».

El informe detalla los siguientes riesgos: problemas de locomoción (la cola es la continuación de la columna vertebral en el perro y es un elemento importante para mantener el equilibrio), problemas en la comunicación e interacción social (por falta de cola), problemas de salud crónicos (probable atrofia de la cola e incluso de músculos pélvicos), además del riesgo perioperatorio propio de cualquier intervención quirúrgica y del dolor (se suele amputar la cola a los pocos días de vida sin anestesia ni analgesia), entre otras consecuencias negativas.

El Convenio Europeo para la Protección de Animales de Compañía, del Consejo de Europa, establece en su artículo 10 que «las operaciones quirúrgicas para el propósito de modificar la apariencia de un animal de compañía o para otros fines no curativos estarán prohibidas, en particular: el corte de colas, el corte de las orejas; desvocalizaciones; resección de uñas y tercera falange. Se permitirán excepciones a estas prohibiciones sólo si el veterinario lo considera necesario por razones médicas, para el beneficio de cualquier animal en particular. Operaciones en las que el animal es probable que experimente dolor intenso se llevarán a cabo bajo anestesia únicamente por un veterinario o bajo su supervisión».

Lee el resto de la entrada »

Aterrorizados, atados el uno al otro por una soga cruzando la carretera tras una vida de golpes

imageNo son galgos, son podencos. Son los invisibles de las perreras y protectoras, los que sufren tanto y más pero cuesta mucho más que se les dé una segunda oportunidad. Son Nica y Nico y aparecieron en las afueras de un polígono industrial cordobés, cruzando la carretera y poniéndose en peligro a ellos y a otros, aterrorizados, atados por el cuello con una soga de plástico que les ahorcaba cada vez más, tan exhaustos que la hembra llegó a desvanecerse, en estado de shock.

No sé si alguien decidió abandonarlos en esas condiciones o escaparon de los palos y el hambre de un dueño que no se molestó en ponerles chip. Da igual. Un monstruo sin empatía en cualquier caso que no merece la devoción que es capaz de entregarte un perro.

As cuentan su rescate en la protectora de Córdoba El amigo fiel:

Cuando creíamos que lo habíamos visto todo en lo que a maltrato se refiere, después de tanto tiempo rescatando animales deshechos, el azar te pone delante otro caso más grave.

Casi asfixiados por lo apretada que tenían la soga, conforme tiraban el uno del otro, más se iban quedando sin aire. Además llevaban una correa (de persona) que arrastraban del cuello de uno de ellos.

image

Es difícil explicar lo que sentimos al verlos, la hembra herida cojeando, exhausta y posiblemente recién parida, atada a su compañero que tenía la mirada perdida. La situación en la que estaban les hacía mucho más vulnerables y dependientes el uno del otro: si uno moría atropellado, el otro tendría que arrastrar y tirar de su cadáver… una estampa desoladora que describe la realidad de los perros de caza en este país.

Muchos vehículos fueron los que pararon al ver el panorama tan dantesco, porque cruzaban entre los coches, pero solo unas pocas personas de buen corazón son los que decidieron ayudarlos.

image

Pudieron sujetarlos de la correa que llevaban, los pusieron a salvo en el arcén como pudieron, les dieron de beber e intentaron tranquilizarlos del terror que tenían.

Pudimos con la ayuda de estas personas anónimas montarlos en nuestro vehículo y así tenerlos completamente a salvo. Imposible cortar la soga hasta llegar al albergue, por lo que tuvimos que montarlos a la vez para no dañarlos más.

Pero ahora empieza lo más duro, son dos podencos (macho y hembra) y desde el minuto uno sabemos que serán invisibles.

Nico y Nica siguen recuperándose poco a poco, son muchos sus miedos, sobre todo él parece que no ha conocido otra cosa que los palos y golpes. Tenemos los resultados de las analíticas: ambos positivos en erlichia.

Solo tenemos para ellos un frío chenil donde recuperarse, así va a ser más complicado el proceso, sobre todo por su estado anímico.


Es preciso que no sea así, que no permanezcan invisibles. Se necesita con urgencia una acogida para esta pareja, padrinos que ayuden a sufragar sus gastos veterinarios y una adopción por supuesto. La erlichia se supera fácilmente con un tratamiento.

Contacto: informacion@amigofielcordoba.org

Noor, víctima de un síndrome de Noé y la alegría y el cariño personificados, busca un hogar

imageSíndrome de Noé, el equivalente al síndrome de Diógenes pero con animales. Gente que, a veces por un cariño a los animales mal entendido, se dedica a albergar perros y gatos por encima de sus posibilidades y sin tenerlos atendidos como es debido, a veces criando sin parar entre ellos.

Con frecuencia sus víctimas acaban repartidas en protectoras y perreras cuando la Policía interviene. De ahí procede Noor, de un caso de síndrome de Noé, que vivía amarrada y sin apenas luz las 24 horas del día.

Cuando Noor llegó al refugio empezó a ser feliz y a conocer una nueva vida, a pesar que las condiciones de un refugio no son las más adecuadas con casi 180 perros albergados, gracias a los voluntarios Noor empezó a sentirse querida y liberada.

El objetivo de los voluntarios ahora es que Noor sepa lo que es un hogar, una familia. Es una perra fantástica, tiene siete años y es algo independientemente pero cariñosa y feliz bajo las caricias. Se lleva bien con machos y hembras y le encanta el agua “siempre se mete debajo la manguera o en los barreños del agua”


En los tres años que lleva siendo invisible en la protectora, ha dado pruebas sobradas de lo cariñosa y agradecida que es, de lo bien que se lleva con los niños.

Lee el resto de la entrada »

Fito lleva toda una vida tras las rejas, sin una familia

Todas las protectoras tienen dentro casos especiales, muchos tipos diferentes de casos especiales. Uno de esos casos suele ser el del perro que lleva toda una vida en la protectora sin encontrar un hogar, pese a tener un carácter que conquista a todos los voluntarios. Perros especialmente invisibles, perros aparentemente condenados a no conocer un hogar, perros que se hacen mayores y empiezan a tener achaques pero que siguen obligados a vivir en las condiciones del refugio, que no son las mejores.

Algunos han nacido en la protectora, otros han llegado cachorros o muy jóvenes. El caso de Fito es este último; llegó con dos años y tiene ya diez.

Necesitamos tu ayuda para un caso muy especial, se trata de un perrito que lleva muchísimos años entre rejas, tantos que le ha pasado factura. Es una verdadera lastima que haya animales que nunca lleguen a conocer algo más que cuatro paredes.

A pesar de todo Fito siempre ha sido muy querido por los voluntarios, pero hace poco lo llevamos a revision por un resfriado y el veterinario nos dijo que Fito ya no estaba para soportar el frío del invierno en un refugio, su corazón ya no está fuerte y necesita una camita blanda y un huequito en un hogar, es un reto difícil pero tenemos que conseguir que Fito pase sus últimos años en familia y no tras las rejas.

Es un perro muy tranquilo, se lleva bien con otros machos y hembras, de dulce mirada y sus ojos demuestran una gran gratitud…

Tenemos que luchar, le hemos prometido que lo sacaremos de allí y así lo vamos a hacer, buscamos una adopción solidaria o acogida (nosotros ponemos cama, pienso, etc…)

Nos ayudaréis a forzar la buena suerte de este viejo podenquillo difundiendo su petición de ayuda.

Contacto: protectoraelbuenamigo@gmail.com

índice

Seis perros encasquillados en la mala suerte

Hoy os traigo seis perros de una misma protectora que opera en Madrid y Guadalajara que buscan su segunda oportunidad. Seis perros a los que les está costando encontrar ese hogar y que merecen toda nuestra ayuda en forma de difusión para forzar su suerte.

Se llaman Arya, Tamy, Lupo, Ozzy, Samsa y Day. Los seis están en en APAMaG y tras los enlaces tenéis sus historias.

Todos ellos se entregan con su cartilla al día, todas sus vacunas, identificados, desparasitados, esterilizados y con contrato de adopción.

Contacto: adopciones@apamag.org 644490072

Arya es una despampanante cruce de mastín de unos tres años. Lleva ya mucho tiempo  aunque ha habido muchos interesados, al final nadie se ha terminado de enamorar.
arya_137_7

Tamy es una podenquita de tamaño pequeño (unos nueve kilos) que pasó por varias protectoras antes. Tiene muchísimo miedo, pero es un encanto. Tiene unos seis años.

tamy_20_5

Lupo es muy jovencito, apenas dos años. No lleva en la protectora tanto tiempo como Tamy pero también tiene muchísimo miedo.

lupo_278_5

Ozzy salió de la perrerera con un mes en septiembre de 2013 y aún sigue en adopción. Interesados de verdad solo ha tenido uno, pero encontraron otro perro y se echaron para atrás. Es un perro extraordinario de verdad.

ozzy_290_5

Samsa y Day son un caso bastante difícil. Las encontró una voluntaria hace un año. Aunque están acogidas en sitios distintos, tienen verdadera pasión la una por la otra y son encantadoras. Por eso, aunque es muy complicado, quieren encontrar para ellas un hogar en el que puedan estar juntas.

Samsa es una podenquita de apenas siete kilos y muy buen carácter, aunque necesita volver a confiar en los humanos.

samsa_320_5

Day podría ser su hermana perfectamente.

day_335_4