Archivo de la categoría ‘Gatas’

Cómo facilitar la adaptación de un gato recién adoptado a su nuevo hogar

Desde hace cinco días tenemos en casa a un precioso gato adolescente que, pese a ser precioso y muy bueno, no encontró hogar antes por estar un poco enfermo. Cuando los gatos tienen ya un tamaño adulto, aunque sean aún cachorros de unos seis o siete meses, sus posibilidades de ser adoptados descienden dramáticamente.

Se llama Yukine, inspirado en el término nipón nieve porque en la asociación en la que le habían recogido le bautizaron como Jon Nieve y mi hija quería para él un nombre de personaje de una serie o de mangas japoneses, igual que sus hermanos Yotsuba y Hinata.

Aún se está adaptando a todos nosotros. Con Yotsuba no hay problema, no juegan pero se toleran bien.

Hinata, que es también macho y de su misma edad, le bufa, pero no ha tenido ni un mal gesto hacia él. Yukine no le replica. Se nota que está acostumbrado a estar con más gatos. Es en verdad un gato muy especial, como me insistía la persona que le tuvo en acogida (ya sabéis que ser hogar de acogida salva vidas).

Aunque se deja coger y curar el ojito por los humanos de esta casa y llegado a dormir en la cama con mi hija, aún no nos tiene confianza y le gusta estar en sus rincones que le dan seguridad, de los que sale para comer y beber, usar su arena, cotillear un poquito su entorno o Yotsuba y Hinata cuando les permito entrar en el cuarto.

Es un gato tímido al que le va a costar un tiempo acostumbrarse a su nuevo hogar, a su nutrida familia compuesta por dos adultos, dos niños, dos gatos y una perra. Por eso aún está confinado en una habitación, para que entienda a su ritmo que le queremos mucho y bien y que le dedicaremos toda la paciencia y tiempo que necesite.

Ayer estuve leyendo bastantes artículos de asociaciones protectoras y expertos en comportamiento felino en internet, que apuntaba a obrar con los gatos tímidos del modo que lo estamos haciendo.

Textos en los que animaban a los adoptantes a ser pacientes y aprender a gestionar sus expectativas. La mayoría desea adoptar un gato que desde el primer momento encaje como un guante en su nuevo hogar y busque sus mimos. La realidad es que, por buen carácter que tenga un animal, por sociable que haya sido el primer encuentro en la protectora o el hogar de acogida, la adaptación a otro entorno puede suponer un periodo de adaptación que puede durar hasta varias semanas.

Sobre todo es así en gatos tímidos, como es Yukine. Pero la espera y la paciencia siempre merecen la pena.

¿Cómo debemos facilitar la adaptación de un gato recién adoptado a su nuevo hogar? Estas son algunas pautas en las que todos los expertos coinciden y que nosotros estamos llevando a cabo.

Hay que ofrecerle una habitación que pueda considerar su refugio y en la que esté seguro, no dejarle de entrada suelto por toda la casa. Y dentro de esa habitación conviene que pueda tener un rincón de seguridad, una pequeña guarida en la que sentirse protegido. Puede ser que descarte la que nosotros le ofrezcamos y decida elegir la suya propia. Hay que respetar en cualquier caso que cuando se refugia así, no hay que molestarle ni forzarle a salir. Si hay otros animales en la casa, esa permanencia en la habitación permitirá que el olor llegue de unos a otros, que la adaptación también se vaya consolidando en ese sentido.

Tampoco hay que forzar el contacto.
Si no desea ser acariciado o cogido, hay que respetarlo. Conviene esperar a que sea el gato el que voluntariamente se acerque a nosotros. De esos hacerle entender que no somos ninguna amenaza sino todo lo contrario: fuente de seguridad, cariño y alimento. Las prisas suelen conducir a hacer las cosas regular. Querer forzarle puede acabar haciendo que todo el proceso se retrase.

Es buena idea pasar tiempo en su compañía, aunque no haya contacto. Estar tranquilos en esa habitación en la que se encuentra, por ejemplo leyendo. Sobra decir que los gritos o organizar fiestas en ese cuarto está descartado.

Es muy importante asegurarnos de que se alimenta y bebe. Debemos poner el alimento lejos de la arena. A muchos gatos también les gusta tener el agua alejada de la comida. Sobra decir que el alimento siempre debe ser de calidad y que es buena idea introducir suculento alimento húmedo. A los gatos también se les conquista por el estómago. Si pasan dos o tres días sin que haya comido, es importante consultar al veterinario o a un etólogo experto. También si no usa su arena.

Cuando ya esté más confiado en su habitación es cuando podemos empezar a enseñarle el resto de la casa. Puede ser conveniente hacerlo ampliando las estancias a las que puede acceder poco a poco. Y siempre dejando que explore por su propio pie, no trasladándolo nosotros.

Lo más importante es estar muy atentos a lo que el gato no está diciendo con su manera de obrar y su lenguaje corporal. Adaptarnos nosotros a él, a su ritmo. Normalmente un gato tímido puede tardar entre una y dos semanas en comenzar a coger confianza, pero puede pasar más tiempo. Depende del animal. No olvidemos nunca que cada gato es un individuo, con sus gustos, su personalidad propia.

Por eso precisamente toda vida es valiosa y merece ser respetada.

Peluson, Mía, Renata y Gatuno son cuatro hermanos (dos machos y dos hembras), cariñosos y sociables que buscan hogar en Madrid Felina. Ahora que ya pasó Halloween y el peligro de la gente que busca gatos negros para hacer maldades, comienza su difusión para forzar su buena suerte.

Contacto:
adopciones@madridfelina.com

Estados Unidos aprueba una ley federal que protege a los animales, lo mismo que España necesita

Se llama PACT Act (Preventing Animal Cruelty and Torture Act), y acaba de ser aprobada por unanimidad por la Cámara de Representantes de EE UU, una de las dos cámaras, junto con el Senado, que conforman el Congreso de ese país.


Se trata de una ley federal que legisla el maltrato animal y que prohíbe aplastar, quemar, ahogar, sofocar, empalar o ejercer cualquier otro tipo de violencia intencionada que “cause lesiones corporales graves” a los animales. Y las penas van desde simples multas hasta siete años de prisión.

No hay controversia en la aplicación de esta ley. Por eso la unanimidad en su aprobación y por eso la confianza de distintas asociaciones en defensa de los animales en que el Senado la ratifique. La población en general está en contra de causar sufrimiento a los animales. Allí no hay supuestas tradiciones que dividan y polemicen y hagan que estos necesarios avances se retrasen.

No es una ley perfecta, ninguna lo es. Pero es un gran avance y así se está celebrando en ese país. Su principal virtud es que permitirá perseguir todos esos delitos en los distintos estados, sin problemas de jurisdicciones y de diferencias en las legislaciones de los distintos estados.

Eso necesitamos en España, eso llevamos clamando muchos desde hace muchos años. Aquí hay legislaciones autonómicas, incluso municipales, y ninguna ley nacional, lo que redunda en el desamparo de los animales y la impotencia de aquellos que quieren luchar contra su maltrato.

Necesitamos una ley nacional de protección animal, una legislación que unifique y dé seguridad respecto a lo que es denunciable y perseguible y las penas a aplicar.

Debería llegar. Al igual que en los programas electorales de cara a las pasadas e infructuosas elecciones de primavera, de cara al próximo 10 de noviembre PSOE, Podemos y Ciudadanos han prometido impulsar una ley nacional de protección/bienestar animal. Más País no estaba, pero es lógico que lo incluyan.

Debería llegar, pero que nadie espere que se toque a la tauromaquia. Los primeros avances en protección animal, no nos engañemos, llegarán de la mano de los animales de compañía. Los perros y los gatos son los embajadores de todos los demás, los que abrirán camino al resto. No es la primera vez que lo afirmo y lo mantengo.

De momento habrá que alegrarse por el avance en proceso de ser alcanzado en Estados Unidos y esperar que ese país también sea embajador, sirva de ejemplo para el resto.


Aretha fue abandonada y rescatada hace seis meses en un severo estado de desnutrición y preñada. Acaba de cumplir el año y medio.

Con los humanos es un amor de gata, se deshace en mimos y ronroneos, super tranquila y cariñosa, siempre pidiendo amor. Es una gata a la que le cuesta adaptarse en casas donde convive con más animales, está asustada y no sale de debajo de la cama. ES urgente encontrar para ella una casa de acogida (por Murcia o alrededores) o adopción (en cualquier parte de España) que no tenga más animales, o que sólo tenga un gato o un perro.

Se entrega con chip, vacunas, cartilla, desparasitada y castrada.

Contacto: adopcionesbastet@gmail.com

Este sábado tendrá lugar en Madrid la segunda feria por la sensibilidad animal

Este sábado en Madrid, que hará un tiempo muy agradable, la asociación protectora ASA (Asociación por la Sensibilidad Animal) celebra su segunda feria solidaria.

Una jornada estupenda para acercarnos en familia, disfrutar y también echar una mano a los animales sin hogar. Mucho mejor que ir al zoo con los niños.

Tendrá lugar en el parque Liana de Móstoles desde de 10 de la mañana hasta las 21 de la noche. Además de ASA, la entidad organizadora, se han sumado otras cincuenta protectoras.

¿Qué veremos allí? Pues animales, por supuesto, que incluso desfilarán para que los conozcamos mejor y tal vez encuentren un hogar. También rifas, magia y distintas actividades infantiles.

Más en concreto, a las doce actuará el Mago Torpedete; a las 17 los peques podrán disfrutar de El Duende de los Títeres; a las 18 toca la Fanvención; y el broche final la actuación del grupo musical Corner 11 a las 19.30.

Os animo a ir para conocer y ayudar a animales como los que acompañan este texto, dos perros de las denominadas razas potencialmente peligrosas, para cuya adopción es preciso tener una licencia específica, y dos gatos adultos. Todos ellos rescatados de una perrera. Los animales que más difícil tienen encontrar su segunda oportunidad.

Contacto para adoptar: asa.sensibilidadanimal@gmail.com

Kurt es un macho de dos años, “entró de cachorro en la perrera, le llevaron a una residencia y cuando querían devolverlo ASA le adoptó. Es un perro diez, sociable con perros, niños y adultos.

Zoe es una hembra de dos años. “Es una perra maravillosa, sociable con perros, niños y adultos”.

Arya también tiene unos dos añitos. “La sacamos de la perrera y al principio era muy desconfiada y poco sociable. Poco a poco va cogiendo confianza”.

Diana tiene tres años, y “es muy mimosa y sociable con personas y gatos bebés, menos con perros y gatos pero con el tiempo se va acostumbrando”.

¿Sabías que los gatos tricolor y carey casi siempre son hembras?


Me ha pasado bastantes veces. Estoy con alguien que no se ha adentrado en profundidad en el universo de los gatos domésticos y se nos cruza o acerca una preciosa gata tricolor o carey y señalo a mi acompañante: “mira qué gata más bonita”. Entonces la otra persona me comenta: “¿cómo sabes que es una gata?”.

No, no es que tenga rayos x en los ojos. Es que el pelaje tricolor y carey es propio de las hembras. También lo es la menos frecuente combinación de azul y crema. Ya no me sorprende que les sorprenda. Solo unos pocos machos, realmente muy pocos, nacen con estos colores y son además estériles.

Una de las muchas curiosidades que rodean a esófago animales, habituales compañeros en nuestros hogares.

¿Por qué es sus? ¿Por qué hay colores exclusivos de la gatas? Pues porque el manto está sujeto a condicionantes genéticos alojados en los cromosomas X e Y. Lo explican muy bien en la web de Royal Canin:

En los mamíferos, los machos tienen un cromosoma sexual X y otro Y (XY); en cambio, las hembras tienen dos cromosomas X (XX).

Por otra parte, existen dos grupos de pigmentos presentes en el manto de los gatos, las eumelaninas, las responsables de los pigmentos de color negro, y las feomelaninas, que proporcionan los pigmentos de color rojo o anaranjado), cuya acción está determinada por un gen simple que se aloja en el cromosoma sexual X.

Según esta teoría, los machos solo pueden tener un gen que determine el tipo de pigmento que se fija en el pelo, por lo que solo pueden mostrar uno de estos colores, el negro o el rojo. En cambio, las hembras pueden tener los dos genes a la vez, uno en cada cromosoma X, razón que permite que muestren una combinación jaspeada del rojo con el negro.

¿Y esos pocos machos que sí podían tener esa combinación de colores? Pues en realidad sus cromosomas son XXY. Al tener dos X pueden aparecer esas combinaciones de pelajes.

Gatas tricolores como Penny, la gata cuyas fotos acompañan este texto y que fue encontrada abandonada en una calle de Murcia hace cuatro meses. Una gatita muy muy tranquila y mimosa que busca un buen hogar en cualquier rincón de España. El contacto para adoptarla es: adopcionesbastet@gmail.com

Gatas de color carey como Cloe (adopción desde este formulario), una cachorrita asturiana que pronto crecerá y sus papeletas para ese una familia se fije en ella se reducirán notablemente.

Además, el color carey hace que se adopten menos. Incomprensiblemente a mucha gente esa mezcla de tonalidades que recuerda a las conchas de las tortugas les resulta poco atractiva y dificultan que tengan un buen futuro.

La protección de los animales no es de derechas ni de izquierdas

Hoy voy a recordar una obviedad, dado que en mi anterior post recordaba que la ley nacional de protección animal que estaba en los programas electorales de PSOE, Ciudadanos y Podemos y que seguro que el partido de Errejón también la incluirá.

La protección animal no es de derechas ni de izquierdas. Es una cuestión de sensibilidad y justicia.

Llevo veinte años vinculada al mundo de la protección animal. He coincidido con muchos activistas y voluntarios en este campo y os aseguro que tenían ideas políticas de todos los colores. El que piense otra cosa, se equivoca.

Entre las personas implicadas en que nuestra sociedad mejore en este sentido, hay votantes de todos los partidos. Sí, seguro que también de Vox. 

El deseo de evitar el sufrimiento animal es transversal, compatible con otras concepciones de cómo debe ser una sociedad o qué camino debe seguir España en materia impositiva, educativa o de otros derechos sociales.

Y siempre he pensado que hay algo muy bonito en ello, en ese entenderse pese a todo, ese arremangarse juntos para montar el mercadillo con el que recaudar fondos para mejorar las vidas de los perros y gatos de la protectora que sea dejando de lado otras diferencias.

Encontrar puntos de unión, que todos tenemos, para avanzar haciendo gala de respeto mutuo. Muchos gobernantes podrían aprender de ellos.

Estos veinte años también me han servido para ver cómo el interés social por esta problemática ha ido aumentando considerablemente. Y eso ha tenido su reflejo en los partidos políticos.

Si hablamos de partidos es más frecuente encontrar esa sensibilidad en aquellos de izquierdas que de derechas, no nos vamos a engañar. Pero hay más de lo que parece.

Durante muchos años fue una cuestión inexistente en los programas tanto del PP como del PSOE, que pese a ser la izquierda del bipartidismo que ha imperado tantos años en España, ha tenido grandes caladeros de votos en zonas donde los aficionados a la caza y la tauromaquia abundan y no ha querido meterse en jardines que le pudieran perjudicar.

De hecho, el PSOE en un plano autonómico tradicionalmente no solo no ha contemplado con frecuencia la protección animal, sino que ha frenado sus avances.

En los últimos años, las cosas han cambiado mucho. Al menos a nivel nacional. Un cambio que viene dado por la percepción de que la sociedad lo pedía en mayor medida, algo que se puede traducir en votos, la llegada de los nuevos partidos y el ascenso de Pacma.

En los programas electorales de 2016, el PSOE apenas recogía un par de puntos, pero por primera vez proponía una ley marco de protección nacional, aunque sin entrar en detalles. Los que más propuestas hacían eran Podemos y Ciudadanos, y era el partido naranja el que, a mi parecer, mejor las ajustaba.

En los de 2019 el salto era importante, con PSOE, Ciudadanos y Podemos proponiendo una ley nacional de protección de los animales de compañía como ya he mencionado al comienzo de este texto. Aunque para mí, lo más llamativo es que el PP por vez primera vez hacía un guiño medio decente a la protección animal, aunque con un texto escueto y poco concreto y foto de lindo gatito incluida.

No creo que de cara al 10 de noviembre vayamos a ver demasiadas novedades.

¿Serán capaces de entenderse y formar un gobierno por el bien del país en esta ocasión? Tal vez haya que enviarles como ejemplo al Congreso a esos voluntarios que son capaces de anteponer un bien mayor a sus intereses personales.


Nano, Chía y Winnie son tres gatitos rescatados tras el paso de la DANA en Murcia de los que se ha hecho cargo Equipo Bastet.

Tienen apenas dos meses y medio y se encuentran en Murcia, pero pueden enviarse a otras provincias. Se entregan con chip, vacunas, cartilla, desparasitado y con compromiso de castración.

Contacto: adopcionesbastet@gmail.com

La pasta de malta, una aliada para nuestros gatos

No a todos les gusta, aunque por mí experiencia sí (en mayor o menor medida) a una mayoría. Pocos son los gatos que se niegan a tomarla, e incluso esos acceden si se les mezcla con una deliciosa latita de comida húmeda o se les unta en la pata (no soportan estar sucios y la lamerán para quitarla).

¿Por qué es tan necesario dar pasta de malta a nuestros gatos?
Pues porque es una buena manera de asegurarse que no tendrán bolas de pelo.

Los gatos se lamen para acicalarse (ya os comenté que no soportan no tener su pelaje impecable) y con su lengua rugosa ingieren pelo. Si expulsan esas bolas de pelo, pues perfecto, no pasa nada.

via GIPHY

Si no logran hacerlo, puede ser un gran problema. Pueden experimentar vómitos, estreñimiento, pérdida de apetito, de peso… En función de dónde haya quedado atascada los síntomas y el pronóstico pueden variar. Con frecuencia es preciso una intervención de urgencia para solventarlo.

Hay pienso y chuches especial para mantenerlas a control, pero nada como proporcionarles malta de manera regular. ¿Cada cuánto es de manera regular? En gatos de pelo corto un par de bolitas de pasta, del tamaño de una avellana, a la semana es lo recomendable. En las razas de pelo largo, es más fácil que se produzcan estos peligrosos atascos y conviene duplicar la dosis. También conviene incrementarla en época de muda y con gatos que sabemos propensos a tenerlas.

¿Y qué tiene eso que le damos a nuestros gatos?
Las composiciones varían dependiendo del fabricante, pero en esencia es extracto de malta con aceites vegetales, fibra, levadura y derivados lácteos.

Por cierto, una vez abierta, es buena idea guardar la malta en la nevera.

Dulce es una gata preciosa, lista y súper sociable que un día apareció en el jardín de una casa. Estaba preñada y faltaba muy poco para que tuviera sus cachorros.

¡Tuvo mucha suerte!. La familia que vivía en esa casa quiso ayudarla, aunque eran conscientes que no podían quedársela. La llevaron al vete para comprobar que estuviera bien.

Pronto conseguimos una casa de acogida. Dulce se adaptó muy bien… Y llegaron los gatetes. Ahora están, madre y gatitos,muy bien. Nos falta el final o finales felices para esta historia… Porque tanto Dulce como sus gatitos están en adopción. Buscamos para ellos familias responsables, que quieran darle un hogar para siempre. ¿Quieres llenar tu vida de purrrro amor gatuno?

Contacto: AGERAA, Asociación para la Gestión Ética y Responsable de Animales Abandonados. ageraaproyectohogar@gmail.com 670959688

En la protectora Apamag necesitan casas de acogida con urgencia para perros y gatos

Apamag es una asociación protectora que opera en la zona de Madrid y Guadalajara. Me piden ayuda porque en estos momentos necesitan con urgencias casas de acogida, como ellos plantean “sin casas de acogidas no podemos seguir ayudando a todos los peludos que lo necesitan. En vacaciones las necesitamos más que nunca”.

Una casa de acogida tiene todos los gastos cubiertos
, únicamente tiene que dar cariño y atender a los animales necesitados, perros y gatos.

A comienzos de mes precisamente os contaba lo importantes que son las casas de acogida para las protectoras y os animaba a vivir esta experiencia.

El contacto para ser casa de acogida es acogidas@apamag.org

Y la necesidad de contar con casas de acogida no quita que también sea preciso encontrar adoptantes, personas que asuman de por vida la responsabilidad de sumar unos de estos animales a su familias.

El contacto en este caso es adopciones@apamag.org o 644490072 (preferiblemente Whatssap)

Termino dejándoos aquí algunos de los animales de Apamag que necesitan hogares temporales o definitivos y solicitando, igual que ellos lo hicieron conmigo, vuestra ayuda para difundir esta petición de auxilio:

BOWIE: lleva mucho tiempo en residencia, no dejemos que pase otro verano más allí. Es un mimosón de mucho cuidado y ha mejorado mucho en las presentaciones con otros machos.

NILO: se encuenta en residencia solidaria en el proyecto @sweetandrescue. Fanny trabaja para que Nilo progrese cada día. Y así lo ha hecho, ha demostrado ser un perro muy noble y gracioso.


GABRIELA y SUS CACHORROS:
lo ideal es que vayan los cuatro juntos pero también pueden ir de dos en dos. No podrás evitar enamorarte de todos ellos.


DENVER y RIO:
se prefiere que vayan a una acogida los dos juntitos, se complementan muy bien y les encanta pasar tiempo juntos. Son un amor y muy cariñosos, y también un poco locuelos, como cachorros que son.

DIANA y WATSON: también se prefiere que vayan los dos juntos en acogida. Al principio son un poco tímidos pero una vez que entran en confianza los ronroneos se seguirán uno detrás de otro.


BEAUTY: necesitamos desde ya una acogida. Después de ser adoptada ha vuelto a nosotros. Es cariñosa, juguetona y activa.


NANAO y HARU
: Son buenos, cariñosos y juguetones. Su acogida se acaba ya y no tenemos donde llevarles.

GUERNIKA: es un jovenzuelo activo, juguetón y super sociable. Con él no te aburrirás.

POLI: necesita acogida desde el 10 al 19 de Agosto sin otros gatos. Muy sociable y cariñoso.

NIVA: acogida a partir del dos de Agosto. Es una gatita que necesita que le ayudes a confiar en las personas, es sorda y ve poco, tienes que tener paciencia para que poco a poco se de cuenta que no vamos a hacerla daño.

¿Te animas a ser casa de acogida de un animal necesitado este verano?

Así eran Hinata y Yotsuba no hace tanto.

Y así están ahora:

Los gatitos crecen muy deprisa. Muy pronto parecen adultos y eso tiene el inconveniente de que dificulta su adopción.

Esa pequeña pareja de hermanos puede ahora disfrutar de la vida (y del cubo de la fregona) en mi casa gracias a que hubo una familia que se prestó a ser casa de acogida para ellos, a cuidarles y darles el biberón hasta que tuvieron la edad suficiente para ser adoptados.

‪Los cachorros, los animales convalecientes, los ancianos, aquellos para los que no hay hueco… necesitan hogares así, que generosamente cuiden de manera temporal a estos perros y gatos hasta que puedan ir a las protectoras o encontrar un hogar definitivo. ‬

En estas fechas, en verano, es con frecuencia aún más difícil gestionar esta red de acogidas. Hay mucha gente que se ausenta, que no puede comprometerse a prestar estos cuidados, por lo que hacen falta especialmente.

Si podéis hacer un hueco durante un tiempo a uno de estos animales necesitados, no lo dudéis. Es una experiencia muy gratificante.

Hay animales que requieren mucha supervisión, pero también otros que con unos mínimos cuidados y un rincón tranquilo tienen bastante. En todos los casos las asociaciones corren con los gastos (a menos que optemos por ayudarles también ahorrándoselos).

Contactad con una protectora cercana y ofreced vuestra ayuda, os aseguro que la necesitan.

A veces he escuchado a mucha gente decir que no se anima a hacerlo por la pena de dejarlos luego marchar, por la posibilidad también de acabar encariñándose de ese animal definitivamente.

Es cierto que puede apenarnos, pero es un pena dulce. Una suerte de morriña gallega que hace sonreír suave y engrandece el corazón.

Y también es verdad que es posible que uno de esos animales nos enamore y acabe formando parte de nuestra familia para siempre. Eso me pasó a mí con actual, mi actual perra. Pero si finalmente adoptamos a uno de esos animales, por qué se abre paso en nuestro corazón, poco hay que lamentar. Simplemente disfrutemos de encontrar un compañero con el que compartir nuestros pasos.

Termino dejándoos las explicaciones de Madrid Felina, una de esas asociaciones que os contaba que son altamente dependientes de las casas de acogida. Además, al centrarse en gatos que suelen nacer en primavera, precisan especialmente de nodrizas en estos tiempos.

Ver esta publicación en Instagram

#NoAlAbandono bajo ninguna excusa, pretexto o circunstancia. Esto es lo único que hemos podido ofrecer a Nilar, una jaula. Ningún animal debería verse en un hogar y luego en una jaula. Nilar, necesita acogida o adopción, si puedes escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el 5 Jul, 2019 a las 6:24 PDT

Hay casos en los que los que por diversos motivos, no podemos adoptar un gato y darle todos los cuidados que merece. Pero si queremos ayudar, podemos ofrecer una alternativa a los gatos abandonados.

En estos casos tú puedes acoger temporalmente en tu casa un gato, hasta que encontremos un hogar definitivo y estable para él.

Al igual que si adoptaras un animal, el acogerlo temporalmente debe ser una decisión meditada y consensuada con el resto de la familia, ya que es una gran responsabilidad. igualmente se debes valorar el tiempo, espacio y dedicación que puedes proporcionarle.

El acogimiento es por un tiempo indeterminado, por lo que se llevará cierto control y seguimiento de tu nuevo amiguito. La duración depende de la dificultad que tengamos para encontrarle un hogar definitivo, pero en caso de que no se pudiera seguir atendiendo al gato, podrá ser devuelto a la Asociación Madrid Felina.

Las casas de acogida son la parte más necesaria para nuestra asociación.

No disponemos de un refugio donde tener los gatos por lo que sin casas de acogida es imposible seguir con nuestra labor.

Contacto: adopciones@madridfelina.org 673 645 789 (solo mensajes de WhatsApp)

Ver esta publicación en Instagram

Tren y Via, y los dos cachorros mas adorables y tiernos del universo. Cariñosos, pizpiretos, juguetones. Ella es mas lista y traviesa, el más tomtorrín y tranquilo. Hay para todos los gustos, no te lo pienses y ven a conocerlos. Escribe a adopciones@madridfelina.com #Madridfelinerosnecesitadosdeayuda #MadridfelinerosPochos #MadridfelinerosNecesitadosDeAcogida #MadridfelinerosSolidarios #NuestrosMadridfelinerosIngresados #Madridfelineros #Madridfelineras #Ayúdanos #adoptame #adopta #adoptadosgatos #adoptaungato #ponungatonegroentuvidalapintarádecolores #ponungatoentuvida #catsofinstagrams #cats #gatosnecesitadosdehogar #adopciónresponsable #adoptaungatosincasa #daunhogaraungato #salvavidas #haztecasacogida

Una publicación compartida de Madrid Felina (@madridfelina) el 6 Jul, 2019 a las 1:48 PDT

¿Deberían los niños visitar una protectora de animales?

Hace cosa de un mes estuvimos en Asturias. Durante ese viaje, una tarde, nos acercamos a la perrera municipal de Gijón, ubicada en Serín y gestionada por la Fundación Amigos del Perro, para conocer sus instalaciones y a sus animales.

Creo que el sitio en el que más tiempo estuvimos fue en las gateras, las zonas en las que gatos adultos esperan su segunda oportunidad. Vimos allí a animales hermosísimos, algunos tímidos, otros deseando disfrutar de los mimos que pudimos dedicarles el rato que allí pasamos.


En la presentación de Mastín y la chica del galgo el pasado viernes hablamos de si los niños deberían visitar las protectoras de animales. La verdad es que si pudiera ser como lo hicimos nosotras, mi hija y yo, estaría muy bien. Pero los voluntarios están a tope, faltos de tiempo, y no siempre es viable que acompañen a un par de personas por la protectora. De poder ser, desde luego es la mejor forma de que nuestros niños puedan crecer sabiendo de la importancia de adoptar, que los animales no son objetos sino seres vivos, individuos diferentes, a los que respetar.

Como os decía, no siempre es viable. Desde luego es difícil llevar excursiones escolares a las protectoras. Pocos de estos lugares estarían preparados para recibir un autobús con cincuenta niños y que pudieran mostrarles con seguridad la realidad existente en nuestro país respecto a la protección y el maltrato animal.

Son lugares a veces de difícil acceso, que no tienen precisamente amplios pasillos, en los que puede haber clavos sueltos, rejas y mallas destartaladas y animales no siempre amigables como peluches, sino nerviosos, asustados, recelosos…

Lo que sí sería recomendable es que todos los niños recibieran en algún momento una visita en su colegio de alguna persona capacitada para mostrarles esta realidad con una charlas, fotos, vídeos, incluso llevando algún animal de esos que sí disfrutan en compañía de niños y no se estresan fácilmente.

Es decir, llevar la protección animal a los colegios.

Y los padres interesados deberíamos solicitarlo en los centros escolares de nuestros hijos, contactando con las protectoras para pedir su ayuda.

Yo acudí al colegio de mi hija cuando estaban en Infantil junto a mi perra Troya para hablarles de todo esto y no descarto volver a hacerlo ahora que están a punto de terminar Primaria. Por suerte su colegio es receptivo a estas propuestas.

Educar a nuestros niños, enseñarles lo que está pasando en nuestro país y plantar en ellos la semilla de la empatía por los demás, animales y otros seres humanos, es una de las mejores formas de frenar los números del maltrato y abandono que tenemos.

Por cierto, las protectoras no son el mejor lugar para los niños y tampoco para los gatos. Incluso estando en sitios como Serín, en una zona tranquila y apartada del bullicio perruno, en un número razonable, con unas instalaciones cuidadas y decoradas con cariño por los voluntarios, precisan salir de ahí rumbo a buenos hogares, todos ellos.

Termino trayendo algunos de los gatos asturianos que conocimos, puedo asegurar que serían unos maravillosos compañeros. Se pueden adoptar en toda España. El contacto para recibir más información, ofrecerse como acogida o adoptarles es adopciones@amigosdelperro.org 684607160.

Bambino es grande, mofletudo y achuchable, muy sociable. Mi hija conectó especialmente con este siamés de tres años que era todo mimos y no tardo ni un minuto en ponerse en su regazo a ronronear.

Reme vivó durante muchos años vivió en la calle. Llegó al albergue enferma y en malas condiciones. Después de los pertinentes cuidados veterinarios, ya está preparada para irse a un hogar, con una familia que la cuide. Convive con otros gatos sin problema ninguno, es mimosona y parlanchina. Una abuelita encantadora y sana que se deja querer.

Pulgui es muy tranquila y tímida. Le encanta estar en su cestita. Tiene cuatro años.

Nami es un poco independiente, aunque le gusta que la colmen de atenciones. Necesita una familia que no le agobie y respete sus tiempos. Convive con otros gatos. Tiene cuatro años.

Bon es un saco de mimos que busca continuamente el contacto humano. Excelente carácter, es el gato croqueta por excelencia, extremadamente achuchable. Tiene tres años, igual que Jovi.

Jovi es compañera de Bon. Es una gatita asustada por su nueva situación, que poco a poco va tolerando la presencia de extraños. Demasiados cambios en su vida que debe superar poco a poco. Necesita un hogar donde pueda recuperar la calma, sentirse querida y protegida.

Las gatas son unas madres excelentes y necesitan buenos hogares para sus cachorros

Sobre los gatos pesan muchas leyendas negras, muchas falsas creencias, muchos mitos erróneos que les perjudican. Que si son interesados y egoístas, que si solo van a lo suyo, que no te puedes fiar de ellos, que se las pueden apañar solos perfectamente en la calle (el más peligroso, la esperanza de vida de un gato sin hogar es muy breve) y también que las gatas son malas madres.

Se usa el término gata con frecuencia para referirse a esas mujeres que no cuidan debidamente a su prole, que miran antes por su bien que por el de sus hijos, que los desatienden o los quieren poco, con frialdad.

Nada más lejos de la verdad. Las gatas son unas madres excelentes y precisamente todas aquellas que pelean por sacar adelante sus camadas en la calle lo demuestran constantemente. Especialmente en primavera, que es cuando se acumulan los nacimientos de gatitos que no tienen un hogar.

Justo ahora, en torno al domingo que celebramos el día de la madre.

Se desviven por ellos, les enseñan tan bien que los gatos que han estado el tiempo suficiente (unas doce semanas sería el mínimo ideal) en compañía de su madre y sus hermanos suelen ser más equilibrados y seguros. Lo hacen con entrega hasta que llega el momento de invitarles a volar por su cuenta, a ser independientes. Y eso también es ser una buena madre.

Acabemos de una vez con los prejuicios que pesan sobre estos hermosos animales y que les cierran demasiadas puertas. Puertas cuya apertura es cuestión de vida o muerte para ellos.

Los gatos que aparecen en este post buscan hogares definitivos y acogidas en Madrid. Como muchos otros están bajo el cuidado de la asociación Madrid Felina.

Contacto: adopciones@madridfelina.com 628111239