BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Entradas etiquetadas como ‘madrid’

Los gatos necesitan un entorno rico en estímulos

Llego tarde con este post al día internacional del gato. Pero bueno, en quince años de blog he llegado a tiempo muchas veces. A este día del gato y a otros, que el de agosto no es el único.

En honor a esos pequeños depredadores domésticos me gustaría hablar hoy de algo que es necesario para ellos (para unos ejemplares más que para otros, es cierto), y a lo que no siempre se presta demasiada atención.

Hablo de adaptar el entorno para que sea estimulante para ellos, para que les permita explorar, trepar, otear desde el alto y esconderse.

La mayor parte de los hogares en los que se va a introducir uno o varios gatos (ya sabéis que siempre recomiendo una pareja bien avenida, preferiblemente hermanos de camada), tienen en cuenta que tengan a su disposición cajas de arena, rascadores por aquello de intentar preservar sofás y cortinas (aunque si se adopta un gato yo siempre recomiendo que no se tenga más apego a la decoración que al animal porque nada nadará sagrado para un gato) y también, si se es responsable, minimizar el riesgo de caídas en pisos altos.

Pero a los gatos les vienen también muy bien estructuras por las que puedan desarrollar comportamientos vinculados a su naturaleza. Sobre todo lo agradecerán los gatos más jóvenes y los más aéreos.

No es preciso transformar toda la casa. Y pueden ser elementos integrados en la decoración, hay árboles pensados para gatos que, comprados o hechos por los más manitas, son preciosos además de útiles. Si se colocan juntos una ventana desde la que puedan cotillear el exterior, mejor aún.

Es cierto que con frecuencia ellos se las apañarán para saciar esas necesidades con lo que pillen a mano, estanterías, respaldos de sofás, armarios llenos de ropa… pero no está de más facilitárselo, por su salud mental y su felicidad.

Os dejó con un vídeo elaborado por Royal Canin en el que lo explican. Y a poco que busquéis por internet encontraréis muchas ideas y trucos de decoración y bricolaje.

Esta pareja de pelanillas fue criada a biberón y está buscando un hogar. Se llevan tan bien que se busca para ellos una adopción conjunta.

Contacto: Adopciones@madridfelina.com

Raro es el dueño de perro o gato que no teme volar con ellos (ayudemos a encontrar a Piny, perdida por Iberia en Barajas)

No suelo mostrar aquí animales perdidos, ayudo en su difusión por redes sociales pero en rara ocasión han asomado al blog. Hoy es una excepción por las circunstancias en las que se ha producido la pérdida, y porque ya está bien de que las aerolíneas y empresas como Aena traten a los animales como si fueran maletas. Son seres vivos, son miembros de nuestra familia, deberían extremar el cuidado en su manejo mucho más de lo que lo hacen.

No conozco a ningún propietario de animales, y me incluyo a mí misma, que no sienta pavor ante la idea de subir a sus animales a un avión. Conozco a muchos que buscan rutas alternativas y mucho más lentas si no les queda más remedio que viajar con ellos, porque solo viajamos largas distancias con ellos si no hay otra opción.

Y eso es un indicativo de que lo están haciendo realmente mal en lo que al transporte de animales de compañía se refiere.

Os recuerdo que hay medio millar de animales abandonados en las instalaciones en Madrid de Aena, la mayoría gatos y abandonados o perdidos por los pasajeros. Justo la pasada semana fue noticia que Aena destinará hasta 180.000 euros para el control ético de las colonias felinas de los aeropuertos, justo tras la polémica generada por su decisión de no permitir que los alimentarlos y cuidarlos y condenarlos al hambre y la cría sin control, algo que se tradujo en una petición en Change para contar con una gestión ética de estas colonias que superó las 110.000 firmas.

Os recuerdo también las dificultades que han tenido viajeros para poder entrar a buscar a sus animales perdidos en esas mismas instalaciones.

Pero ahora, busquemos a Piny, porque su dueña, Virginia, lleva cuatro días buscándola sin descanso. “Estoy desesperada”, me cuenta. Se la busca por la t4 y el aparcamiento, pero puede haberse desplazado bastante porque hace cinco días que no se la ve. Tiene chip y en él consta como desaparecida y en búsqueda.

Por favor, ayudemos a que Piny vuelva con su familia difundiendo este cartel; logremos que todos los que se mueven por el entorno de Barajas la conozcan:

Les quiero contar mi historia, me presento, me llamo Virginia, soy sevillana y he estado viviendo en Buenos Aires por seis años, tengo un hijo de dos años y dos hijos perrunos: Totón de seis años y Piny de cinco años y medio. La familia al completo junto a mi marido, que es argentino, decidimos venirnos a España a vivir. La compañía en la que confiamos para ello fue Iberia.

Primero nos separaron porque no podían viajar dos mascotas por familia, así que yo viaje el día 24 de julio junto a mi hijo y mi pequeña Piny y mi marido lo hizo al día siguiente junto a Totón.

Jamás nos informaron que no iban a llegar directamente a Sevilla y que en Madrid teníamos que recogerlos y volver a hacer los tramites en Aduana, que el problema no era tener que volver a hacer el trámite, sino que teníamos poco tiempo en la escala y nunca avisaron nada, pero eso es lo de menos.

El miércoles 25 de julio llego a Madrid después de un vuelo de doce horas y pregunto dónde tengo que ir a retirar a mi Piny y me indican que es en la cinta 11 de recogida de equipaje. Tal como entro le pregunto a un señor muy amable que me indica que me vaya al fondo a la otra puerta dónde está Aduana y que espere allí, que allí los llevan a todos pero que últimamente estaban tardando mucho en bajar a los animales del avión, que le daban prioridad primero a las maletas s (algo completamente incomprensible, son seres vivos).

Me quedo esperando. Y espero, y espero, y espero. Y yo cada vez me desesperaba más, porque estaba como loca por ver a mi Piny, ver que estuviera bien, que no le hubiese pasado nada durante el vuelo (que siempre fue mi miedo ya que obviamente no estaba acostumbrada).

Por la puerta del fondo, por la que había entrado veo pasar a un operario con un transportín y le digo a mi hijo, “esa tiene que ser tu hermana”. Pero no entraron y nunca apareció y momentos después veo pasar a mi perra corriendo.

Yo estaba atrapada en ese sector y quede en shock. Salí corriendo, empujando el cochecito de mi hijo más la maleta de mano y un bolso enorme que llevaba, y cuando llegué no podía salir porque era una puerta que solo se abría para la gente que entraba.

Cuando va a entrar alguien que trabajaba allí y yo traté de salir, me dijo que por ahí no se podía salir. Le cuento desesperada lo que pasaba y me dice que tengo que ir a la otra puerta y que me abra uno de seguridad. De vuelta corriendo empujando el cochecito y las cosas, me abren y me pongo literal a llamar a Piny por toda la terminal, la gente me miraba como si estuviera loca, pero me daba igual. Estaba aterrada de pensar que se había escapado y se podía perder y seguí gritando su nombre.

Empezaron a preguntarme si estaba buscando un perro negro y al decir que sí, la gente que había visto a Piny me empezaron a indicar por donde se había ido, yo seguía corriendo llamándola y llegué hasta la puerta por la que ya salen los pasajeros para reencontrarse con sus familiares. Me dijeron que no podía salir porque si lo hacía no podría volver a entrar…

Una chica que trabaja en el aeropuerto muy amable y que me vio en el estado en el que estaba, me dijo que no me preocupara, que saliera que luego veíamos como entraba. Me ayudó a buscarla, seguimos por donde nos iban diciendo hasta que llegamos literalmente a la puerta de la calle y allí estaba por fin Piny, asustada, aterrada.

Salí a buscarla pero no pude hacer nada, Piny echó a correr y yo eche a correr tras ella. Corrí tanto como pude pero ella corría y corría y corría, y se fue por la carretera por donde venían los taxis. Un taxista paró el coche, se bajó y yo le grité desesperada “¡Cógela por favor!”. La trató de coger, pero ella asustada saltó la barrera de seguridad y se fue para la carretera paralela y siguió corriendo, hasta que la perdí de vista.

Hasta el día de hoy no la he vuelto a ver . Esto sucedió el miércoles 25, ya han pasado cinco noches y Piny no aparece. La compañía, Iberia, no está haciendo absolutamente nada. Están tan tranquilos, como si lo que hubieran perdido fuera una maleta, jamás dieron parte a nada ni nadie y no se están encargando de nada.

Ha sido una experiencia realmente traumática, porque todo ha sucedido con mi hijo de dos años y medio presente y vio como yo lloraba desconsolada con todo lo que había ocurrido.

Hoy por hoy lo que no está haciendo la compañía, Iberia, lo está haciendo un grupo de personas con un amor inmenso a los animales, voluntarios que ayudan porque quieren/pueden a encontrar a Piny pero nadie mas asume consecuencias.

Andar, correr o ir en bici para ayudar a los animales

Este sábado, por tercer año, tenemos la oportunidad de ayudar a los animales haciendo deporte. Bueno, realmente hay muchas oportunidades, porque abundan las carreras y caminatas solidarias por toda España, pero hoy os quiero hablar del tercer Corre por Ellos que tendrá lugar en un Decathlon madrileño este sábado.

Lo organiza la protectora del sur de Madrid AIBA con la ayuda de Decathlon. De hecho tiene lugar en las instalaciones de esa empresa en Getafe, junto al centro comercial Nassica, entre las 9 de la mañana y las 21:30 de la noche.

También colaboran en la organización ASEEPA y la Clínica Veterinaria HUELLAS y participan las protectoras ACUNR, MAS VIDA, RONCESCAN. En las actividades además han echado una mano CrossMadrid y AIDOG.

Os dejo con la información que han facilitado, porque hay mucho más además de hacer deporte:

¿Nos ayudas a superar el reto? Anímate y participa, andando, corriendo, o en bici, porque un pequeño esfuerzo supone algo muy grande para ellos. Cada kilómetro realizado sobre una máquina de cinta y cada tres kilómetros en una bici estática se traducen en un kilo de pienso.

Cronograma de actividades:

– De 9,00 a 10,30: Clase 11 del Curso de Educación Canina de nivel básico-Ciudadano Canino Ejemplar (AIBA-ASEEPA).
– De 10,30 a 11,30: Clase 11 de Educación Canina de Nivel Avanzado (AIBA-ASEEPA).
– De 9,00 a 10,00: Clases Abiertas de Educación Canina (nivel iniciación) (AIBA-ASEEPA)
– De 10,30 a 11,30: Clases Abiertas de Educación Canina (nivel iniciación).
– De 12,00 a 12,30: Taller sobre Canicross (CrossMadrid) (*)
– De 13,30 a 14,00: Exhibición perros de asistencia (RONCESCAN)
– De 18,00 a 19,00: Taller sobre Canicross (CrossMadrid) (*)
– De 19,00 a 19,30: Exhibición DiscDog (Asociación AIDOG)
– De 19,30 a 20,00: Taller “Jugando al DiscDog” (Asociación AIDOG)

También tendremos:
– Mercadillo Solidario a cargo de las asociaciones participantes,
– Animales en adopción.
– Pintacaras

(*) El taller sobre Canicross será impartido por Susana Marchal, deportista de la selección nacional, por 4 año consecutivo, compitiendo en varios mundiales y europeos. Actual Campeona de España de canicross en nieve, Subcampeona en tierra, Campeona absoluta de Madrid, Campeona de la Copa de españa. Participante en pruebas de patin uno y dos perros. Fundadora y presidenta del club CrossMadrid.

Para participar en las clases abiertas organizadas por AIBA, de 9 a 11,30 horas, NO es necesario inscripción previa. Acude con tu perro (os recomendamos que venga en ayunas) y trae un paquete de salchichas cortadas en cachos muy pequeños. Las clases serán impartidas por Joaquin Gutiérrez y Eva Rabaneda Valdivia, educadores profesionales de ASEEPA.

Víctor de Roncescan, nos hablará sobre perros de asistencia, el entrenamiento que se realiza, y nos hará una demostración de la gran labor que realizan en su asociación.

Y cerraremos con AIDOG. Pedro Torres Checa y su equipo nos harán disfrutar del Discdog. Aquí una pequeña muestra.

Y si queréis adoptar un gatito (o un par de ellos), hay otro evento casi simultáneo impulsado por la misma asociación.

Este domingo 24 de junio y el siguiente domingo 1 de julio tenéis una cita inexcusable en nuestro local de la Calle Cantabria, 11. Allí os estarán esperando nuestros cachorretes, a cuál más guapo y adorable. Y sobre todo, ADOPTABLES solo por personas tan especiales como ellos. Si queréis conocerlos estaremos de 10:30 a 14:30 en las XIV Jornadas felinas organizadas por aiBa.

Para más información: info@aibamadrid.com

¿Cuánto cuesta anualmente mantener a un perro o un gato?

Cuando queremos añadir un animal a la familia hay que valorar si estamos dispuestos a asumir la responsabilidad de pasearle, educarle… atender todas sus necesidades en definitiva, en las duras y en las maduras, durante toda su vida. Una vida que puede durar muchos años, una de mis perras ya es mayor de edad (para que quede claro, tiene dieciocho años).

En esa valoración hay que tener en cuenta que supone un coste económico que hay también que asumir. Un coste que puede elevarse sobremanera si surgen problemas de salud que requieran alimentación especial, tratamientos o intervenciones. Los perros no tienen seguridad social y el IVA veterinario de los animales de compañía sigue en un incomprensible 21% propio de los artículos de lujo.

Costes que también pueden incrementarse si necesitamos recurrir de modo habitual o temporal y excepcional a cuidadores (mejor opción que las residencias caninas a mi parecer) o paseadores.

Por eso suelo advertir cuando alguien quiere adoptar que no debería elegirse esa opción por ser más barata que comprar un gato o un perro, sino por una cuestión ética. Incluso un animal que nos hayan regalado sin coste ninguno puede llegar a resultar muy caro.

Si la gente que no lo tiene claro no se lanzara a la piscina de meter un animal en casa, gran parte del problema de abandonos animales existentes desaparecería. Tener perro o gato (o cualquier otro animal de compañía) no es obligatorio, de hecho es solo para aquellos muy convencidos.

Dicho lo cual, vamos a intentar contestar a la pregunta. ¿Cuánto cuesta mantener a un perro o un gato?

En la web Idealo hicieron hace no mucho un cálculo aproximado, según el cual los costes iniciales para recibir a un animal en casa (hacerse con el ajuar del perro o el del gato que llega a la familia), supone 235,84 euros de media en el caso de un gato y 266,82 si es un perro, aunque en este caso la cosa puede variar mucho en función del tamaño del animal.

Por otro lado, el mantenimiento anual de un gato supone un gasto de 522,27 euros y el del perro oscila entre 217,72 y 733 euros. Gastos en los que se tiene en cuenta el gasto veterinario mínimo.

Sinceramente, se me hace poco.

En concreto, en cuanto a gastos relacionados con la higiene, los gatos precisan tanto de una caja de arena (11,96 €), como de un recogedor (4,27 €) y de un cepillo (3,04 €), mientras que para los perros se necesitaría un cepillo (6,99 €), champú (9,96 €) y un spray antiparasitario (13,50 €), lo que suma un coste medio de 19,27 € para los gatos y 30,45 € para los perros. En cuanto a temas de seguridad para las mascotas, en el caso de los gatos se recomienda contar con una gatera para la puerta con chip (14,97 €) y una red para el balcón (14,87 €), lo que supone un gasto de 29,84 € de media. En el caso de los perros, este gasto sería de unos 14,49 €, incluyendo un collar luminoso (9,04 €) y un bozal para aquellas razas que lo necesitan (5,45 €). No hay que olvidar las primeras vacunas que hay que poner a nuestras mascotas para asegurarnos de que están sanas y que cuestan una media de entre 100 y 105 € en total.

En estos gastos iniciales idealo también incluye el coste de comederos y bebederos, así como de camas y mantas para nuestros nuevos compañeros. En el caso de los gatos encontramos los comederos a un precio medio de 3,82 € mientras que en los perros ascendería a 4,49 €. Por parte del desembolso en camas y mantas, para un gato el coste medio es de 7,20 €, mientras que para un perro es de 27,98 €, debido especialmente al mayor tamaño de las camas. Para poder salir a la calle y realizar viajes también se deben incluir varios productos como un transportín (9,95 €), un collar antiparasitario (8,37 €) y unas pinzas para garrapatas (4,77 €) en el caso de los gatos, mientras que para los perros es necesario un collar (7,95 €), una correa (6,99 €), unas bolsitas higiénicas (15,58 € para todo un año), así como un transportín (41,99 €), de modo que el gasto medio en esta categoría es de 23,09 € para gatos y de 72,51 € para perros. Además, para asegurarnos de que nuestros compañeros se diviertan y hagan ejercicio, estos gastos incluirían un rascador de varios niveles (47,63 €) y una caña con plumas (4,99 €) para los gatos, mientras que para los perros el informe de idealo menciona un mordedor (11,90 €) y una pelota (7,39 €), lo que conlleva un gasto medio de 52,62 € para gatos y de 19,29 € para perros.

Además de estos costes iniciales, el mantenimiento de una mascota incluiría un gasto anual que hay que tener en cuenta. Por ejemplo, los gastos del veterinario suponen un mínimo de 50-55 € al año, incluyendo la visita y la vacuna de la rabia. Por supuesto, en caso de enfermedad el gasto puede ser mucho mayor. Además, en el caso de los felinos habría que tener en cuenta los gastos de la arena (72 € anuales) y alimentación (400,27 € de media). Por parte de nuestros compañeros caninos, el gasto en comida variaría entre los 162,72 y los 678 € anuales, dependiendo del tamaño de nuestra mascota. De este modo, el coste total de los gastos anuales para compartir nuestra vida con un gato es de 522,27 € de media, mientras que si lo que queremos es tener un perro como compañero fiel, el coste sería de entre 217,72 y 733 €, en función de su tamaño.

En Barkibú también hicieron el cálculo del mantenimiento anual en el caso de los perros y el resultado era superior.

El coste de un perro sano de entre 2 y 8 años y 29kgs de peso, nos supondrá un coste de entre 800 y 1.000€ al año. Si tu perro es un cachorro, el coste del primer año se incrementará notablemente. Lo mismo ocurrirá si tu perro es un abuelete. Coste de un cachorro o un abuelete: 1.300€ al año.

Obviamente cada familia es un mundo, son cálculos haciendo medias y pueden variar por arriba o por abajo, aunque mi impresión es que en un hogar en el que quieran tener bien atendido a su animal va a ser superior, porque el pienso siempre debería ser de calidad, porque hay que reponer el ajuar con cierta frecuencia, porque siempre puede haber caprichos e imprevistos.

En cualquier caso, viene bien ver estos números para hacerse una idea de que tener un animal no es una decisión que se pueda tomar a la ligera. Tampoco en lo económico.

El perro que acompaña este texto es Kovic,  “una víctima más de la irresponsabilidad humana”.

Fue adoptado cuando era cachorro. Adoptar un perro debe ser algo meditado. Deberíamos ser conscientes que es para toda la vida, y no solo hasta que se pase el capricho del perrito.

Cuando Kovic creció, ya no lo querían. Dicen que porque no podían hacerse con él. Que tiraba mucho, que era muy travieso… Vamos, lo normal cuando no le das lo que un perro necesita. Porque siempre es más fácil echarle la culpa al perro. Dieron a Kovic a otra persona que se lo llevó a una casa en un pueblo. Y ahora, más o menos un año después, esa persona se va de viaje y dice que no volverá, con lo que Kovic se queda desamparado.

Kovic acabó abandonado en una perrera. Tuvo que pasar ahí dos noches hasta que pudimos sacarlo. No hemos conseguido casa de acogida aún, así que lo hemos llevado a una residencia… Ahora empieza su nueva vida.

Buscamos para Kovic una casa de acogida o adopción responsable. Kovic está demostrando que es un perro buenísimo, cariñoso, sociable. Se lleva bien otros perros . Tiene casi 3 años. La familia que lo adopte contará con la ayuda de educador canino si hiciera falta.

Contacto: perrigatossinfronteras@gmail.com 670 95 96 88

¿Qué motivos puede tener un gato para no usar su caja de arena?

Según mi experiencia, no es difícil enseñar a un gatito a usar su caja de arena, en absoluto. Por naturaleza quieren hacer sus necesidades en arena o tierra y enterrar las deposiciones. Es decir, que aprenden solos. Normalmente basta con presentarles la caja, situada en algún lugar tranquilo, dejar ahí alguna deposición suya si es preciso. Y, por supuesto, que sea accesible para él. Hay que tener en cuenta que si es pequeñito necesitará temporalmente un recipiente al que le resulte fácil entrar.

Normalmente les gusta tener su arena lejos del agua y la comida. ¿Comprensible, verdad? En un restaurante tampoco nos gusta a nosotros que nos sienten junto a los baños.

Si el gatito no se anima a usarla, o un gato adulto que la empleaba sin problemas deja de hacerlo, es que pasa algo y nos toca averiguar qué puede ser, acudiendo al asesoramiento de un experto si es preciso.

Puede que el sitio en el que está ubicada no le guste. Puede que hayamos cogido un arenero cerrado y con puerta y no sea de su agrado (sobre todo a las puertas les cuesta acostumbrarse, suele tocar quitarlas, al menos al principio). También puede pasar que el tipo de arena no le encaje, las hay de muchos tipos y hay gatos a los que les valen todas pero algunos más escogidos.

Si es un gato grande, ojo a que pueda girar bien dentro del arenero. También hay que poner suficiente arena para que puedan enterrar a gusto. Y, por supuesto, hay que mantenerla limpia. También aquí hay gatos más tolerantes que otros a reutilizar más o menos veces la arena o esquivar sus propias minas.

Y si tenemos varios gatos puede que no les importe compartir arenero o puede que no lo soporten y necesite cada uno su bandeja. No va a ser posible obligarles a lo que nos venga bien, hay que aceptar sus gustos.

También puede responder a algún cambio que le ha estresado, de mobiliario, de habitantes en la casa, de horarios… Toca ser un poco Sherlock Holmes.

Si todo parece en orden y el problema persiste, es conveniente consultar con el veterinario. Que no use su arena puede ser síntoma de alguna enfermedad, incluso grave. Los gatos son unos animales duros, de buena salud, pero su punto más débil suelen ser el sistema urinario.


Las cachorritas carey que acompañan este texto está en adopción. Se entregan juntas, y no os voy a repetir que es muy buena idea tener dos hermanos de camada que jueguen y se hagan compañía en lugar de solo uno porque ya os lo he formado demasiadas veces. Están en Madrid, recogidas por la asociación Madrid Felina.

Estas niñas preciosas son Pezque y Pizca, parecen grandes en la foto pero son dos pulgitas de dos meses y medio, en busca de casa a la que llenar de ronroneos.

Sanas y vacunadas, te esperan con un millón de ronroneos. ¿Quieres adoptarlas juntas? Son inseparables.

Contacto: adopciones@madridfelina.com

A los que tenéis perro, no huyáis de entrada cuando veáis un pitbull

Todo perro necesita, para crecer equilibrado, siendo un buen ciudadano a cuatro patas, requiere ser expuesto a muchos estímulos y relacionarse con sus congéneres. Saludarles por la calle, jugar con ellos si le place, sin notar tensión y miedo desde el otro lado de la correa cuando esos encuentros ocurren. Lo necesita desde que es cachorro, pero sigue siendo preciso cuando crece. Son animales sociales.

Todo perro lo necesita, os decía. No se le deben escamotear esos encuentros a los de razas miniatura por miedo a que su pequeño tamaño les haga más frágiles; pero de eso ya hablaremos otro día. Hoy os quiero hablar de los perros de razas potencialmente peligrosas, que son perros como cualquier otro a los que su aspecto poderoso les está pasando demasiadas facturas.

Cada vez hay más de estos animales, lo que se traduce en que llegan en gran número a perreras y protectoras.

Llegan con pocas esperanzas de encontrar una segunda oportunidad. Las protectoras ven como el porcentaje de estos animales en sus instalaciones sube y las familias no los quieren. Les dan miedo, no se atreven a meter semejante perrazo en casa, y si no les tienen miedo ahí están los requisitos extra necesarios para adoptarlos (hay que tener un permiso especial para ello, que además cuesta dinero) y el intuir que llevar a un perro así por la calle supondrá más inconvenientes: gente que se cambia de acera, terrazas en las que no somos bienvenidos, hoteles y restaurantes supuestamente dogfriendly que pondrán mala cara ante nuestra presencia, la obligación del bozal y la correa corta, el no poder soltarles a que corran y jueguen con la despreocupación de otros dueños de perros de otras razas.

Por eso aún hay perreras en las que sacrifican a estas razas antes de lo que se tarda en decir treintaytres.

Pero insisto en que son perros, como cualquier otro, en gran número con un carácter bondadoso y las mismas necesidades de cualquier otro can.

Para crecer y vivir equilibrados nos necesitan a los dueños de otros perros, precisan que nos sacudamos de prejuicios, que miremos su comportamiento antes que su aspecto, que no evitemos de entrada que saluden y jueguen con nuestros perros. Los que tenemos perros y los amamos deberíamos ser los primeros en ayudar a que crezcan bien socializados, los que pongamos nuestro granito de arena para que por la calle les vean comportarse amigables aquellos con los que nos crucemos.

Los propios dueños de perros de razas consideradas potencialmente peligrosas son muchas veces los primeros que aprietan el paso, se cambian de acera, evitan aproximarse a otros perros por mucho que el animal que llevan con correa corta y bozal sea un bendito. No quieren líos, se saben juzgados, se ‘autocensuran’. Lo tengo más que comprobado. Solo ante una aproximación directa y cordial de la otra persona con perro se detienen.

Entiendo los motivos por los que lo hacen, perfectamente. Están hartos de malas caras, de expresiones de susto al doblar una esquina, de gente que huye, que no quiere acercarse.

A ellos también les animaría, si van con poca prisa, si intuyen que la situación es propicia, a hablar con los otros dueños de perros, a acercarse, a ser embajadores de las bondades de su perro y de otros como el suyo. No siempre saldrá bien, pero no pueden rendirse.

Los hay que lo hacen, me consta. Y me parece fantástico. Los primeros que deben tratar a su perro con toda la normalidad posible, que bastantes trabas supone ya cumplir la (injusta) ley, son ellos.

Normalidad. A eso es a lo que hay que aspirar, a normalizar en lo posible el hecho de llevar un perro así de la correa. A que se mire el carácter de cada animal más allá de su apariencia. Si ese enorme pitbull (o la raza ppp que sea) se acerca tranquilo o juguetón o sumiso, lo primero que deberíamos ver es ese comportamiento y no su amplio pecho o su poderosa mandíbula.

Claro que muchos dueños de perros son incapaces de interpretar las señales que emplean estos animales para comunicarse. Ahí hay mucho trabajo también por hacer. Más allá de combatir miedos e inseguridades, hay que construir conocimiento. Es una irresponsabilidad tener un perro y no esforzarse por leer un poco, por aprender sobre sus señales de calma, su lenguaje corporal, sus necesidades.

Por último, os recuerdo la iniciativa de llevar un lazo amarillo en la correa o el collar para avisar de que mejor dejes en paz a ese perro. Si veis que un animal va equipado con él, significa que, por el motivo que sea, mejor no acercarse. Puede ser que tenga miedo a los humanos, que esté superando algún trauma o que no se relaciona bien con otros perros.

Os animo a llevarlo si es vuestro caso.

La perra que acompaña este post se llama Happiness, tiene tres años, es una american bully y fue rescatada de una perrera de Córdoba. Está en la protectora madrileña Animales con Un nuevo Rumbo (ACUNR), y os animo a visitar su web para conocer a todos los perros potencialmente peligrosos que albergan y necesitan un hogar.

Es una perra alegre, divertida, simpática y activa. Le encantan las personas y que le den mimos. Disfruta mucho de los largos paseos olfateando. Con otros perros es sociable y se lleva bien con ellos. Está sana.

Se entrega desparasitada, vacunada, chipada, con las pruebas de enfermedades hechas, esterilizada y con contrato de adopción. Requiere licencia PPP.

Contacto: pppacunr@gmail.com

Un plan solidario con los animales este sábado 5 de mayo en Madrid: autocine ‘dogfriendly’

Os lo he dicho bastantes veces a lo largo de quince años de blog. Me encantan las iniciativas que exploran nuevas formas de ayudar a los animales. Cuentacuentos, sesiones de juegos de mesa, baños con perro en piscinas… La creatividad siempre es bienvenida, igual que lo es la conjunción de las aficiones que más nos apasionan con propósitos solidarios.

Justo este sábado la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA) tiene uno de esos planes que merece la pena recomendar, si es que andáis por Madrid o en disposición de acercaros: una sesión ‘dogfriendly’ (que se puede ir con perro, vaya) en beneficio de los animales a los que protegen en el autocine más grande de Europa, el Madrid RACE.

No sé si habéis estado alguna vez en un autocine, pero es una oportunidad estupenda para comprobar si se corresponde con la imagen que una mayoría tenemos de esta forma de ver película, que me atrevería a decir que es la siguiente:

Como aseguran desde ANAA, es “un evento pionero en nuestro país, único, solidario y perfecto para disfrutar con toda la familia”. La película que se proyectará a las 21.30 es Mascotas, el éxito de animación de hace dos veranos. Han organizado además actividades para niños, talleres, habrá música en directo y camiones de comida.

Así explican todo lo que habrá disponible. Muchísimo de todo, solo faltaría John Travolta:

Se trata de un evento dogfriendly que pretende comunicar la posibilidad que brinda el autocine de poder disfrutar del mejor cine sin dejar en casa a tu amigo de cuatro patas, a la vez que concienciar sobre la tenencia responsable y el bienestar animal, luchar contra el abandono de animales y fomentar la adopción.

Puedes adquirir ya tu entrada en ticketea o el mismo día en la entrada del Autocine (a partir de las 17h y hasta completar aforo). Hay dos modalidades:
– A pie (3€ a partir de 5 años): tanto si vienes en coche (podrás dejarlo en el parking del recinto de 17h a 21:30h) como en transporte público, podrás disfrutar de todas las actividades que tenemos preparadas hasta la proyección de la película (21:30h).
– En coche (adulto 6€; niños de 6 a 14 años 4€): desde las 17h y hasta las 21:45h, además de disfrutar igualmente de todas las actividades podrás vivir la experiencia del autocine con la proyección de la película MASCOTAS (90 min. Aprox).
* Con niños de hasta 5 años (incluido)  la entrada gratis

Prestigiosas marcas internacionales y grandes amantes de los animales, como la marca de alimentación para animales Hill´s o de coches Subaru y Aristopet, tienda online del universo de mascotas, han querido colaborar en este pionero evento solidario donde cientos de perros se reunirán en Autocine Madrid RACE desde las 17:00 para participar en los diferentes talleres y actividades realizadas por empresas colaboradoras y asociaciones como Mr. Charlie, Mas Que Guau, Brinzal, DK9dog o Don Coco. Durante todo el evento contaremos con la presencia de los amigos de FANVENCIÓN, la ONG de fantasía y ciencia ficción con quienes ¡podrás hacerte fotos de cine! O saca tu look más hippie en nuestro photocall Mayo del 68-18 ¡del que podrás llevarte las fotos en el momento a casa y recordar esta tarde para siempre!

También nos amerizarán la tarde varios artistas con música en directo muy variada, pop, rock, blues y cantautor, de la mano de Ayuma y Jos Corchet, Isla Piscina, Local qua4tro y Daw a la Guitarra. Mientras podréis disfrutar de las delicias del estupendo Dinner americano y los food trucks, hacer vuestras compras en los diferentes stands o informarte sobre cómo colaborar con ANAA. Y, por supuesto, participar en ¡nuestra RIFA BENÉFICA! Con la que podrás llevarte estupendos premios de Patasbox o un baño gratis para tu amigo de 4 patas en la peluquería de bajo estrés DON COCO. Está todo pensado para vuestro disfrute, pero, por supuesto, también para vuestros peludos: además de puntos de agua para saciar su sed, si tenemos calor esa tarde, prepararemos unas súper-piscis en las que podrán refrescarse.

La dueña de Sheldon y Leo falleció, se han convertido en un estorbo y necesitan un hogar

Es una historia frecuente. Demasiado. Por eso ya os hablé aquí hace tiempo sobre la necesidad de tener previsto qué pasará con nuestros animales si faltamos, algo que puede venir sin avisar y a destiempo. 

Hay una vía no oficiosa que es por la que muchos optamos y es contar con algún amigo o familiar que sepamos que se va a hacer cardo de cuidar hasta su muerte o de buscar un buen hogar a nuestros animales. Es obligatorio hablarlo en vida con ellos y no está demás dejarlo dicho y bien clarito también en nuestro entorno. Aún así dependemos del honor que esa persona tenga por la palabra dada. Yo hay gente que sé que puedo confiar en que cumplirán lo que prometen, otros que no son en absoluto fiables y unos cuantos que no lo tengo claro, dependería de las circunstancias. Y aún sabiendo eso, puedo equivocarme. El ser humano es un animal complejo y cambiante (por suerte).

La vía oficial voy a dejar que la expliquen en The Pets Journal. En esa web, bastante recomendable, tienen un artículo llamado ¿Puedo hacer testamento a favor de mi mascota?

Volviendo a Sheldon y Leo, dos hermanos de año y medio para los que están buscando una adopción conjunta, porque son inseparables. De que es buena idea adoptar dos gatos bien avenidos juntos, también os he hablado con frecuencia. Los gatos, mejor por parejas. 

Ellos eran felices, tenían una persona que los quería y los cuidaba… ellos ya tenían una familia. Pero un día su mundo se puso del revés, su humana falleció, y aunque había más “familia”, nadie quiso hacerse cargo de ellos. Desde ese día han dejado de ser parte de una familia y se han convertido en un estorbo para algunos. Han estado dando vueltas de un sitio a otro, y aún están buscando un nuevo hogar. Solo se tienen el uno al otro. Esto no debería pasar nunca. Pero ocurre más veces de la que imaginamos… Los finales felices debería ser para siempre, pase lo que pase.

Están testados, desparasitados, esterilizados y con las vacunas al día. Se entregan con chip y contrato de adopción.

Contacto: 670959688 perrigatossinfronteras@gmail.com

Duma y Max, dos casos de abandono, dos perros especiales

En todas las protectoras de animales hay siempre varios casos especiales. Perros y gatos que, por distintos motivos, llegan al corazón de los voluntarios, normalmente son animales que no logran adoptantes pese a necesitarlos especialmente.

Es el caso de Duma y Max, que esperan su segunda oportunidad en la asociación madrileña La estrella animal.

Dos casos especiales entre tantos que también lo son en toda España.

Duma es una perrita que entró en la perrera ya que sus dueños se fueron y la dejaron con su padre, que es alcoholico y no la cuidaba nada.

Mediante denuncias de los vecinos consiguieron que se la quitaran. Desde que supimos que iba a entrar hemos estado intentando buscar acogida pero como la perra tiene ese aspecto nadie quería.

Descartamos sarna y leismania. Es algo
endocrino, tiene hipotiroidismo y necesita alguien que la cuide y mime mucho, que la bañe cada 5 días con un champú especial y le dé su medicación y poco a poco irá a mejor.

Nosotros nos hacemos cargo de sus gastos. Ahora va ahora al vete cada tres semanas a revisión.

A Max sus dueños también lo dejaron en la perrera. Lo adoptaron en dos ocasiones y las dos veces lo devolvieron.

Nos hemos hecho cargo de él y está en acogida. Es un perro que necesita tiempo, creemos que su dueño le pegaba ya que tiene miedo a los hombres. Necesita paciencia y mucho cariño para superar sus traumas.

Ambos se entregan en adopción en Madrid alrededores. Se hará seguimiento.

Contacto para adoptar, acoger o para tener más información sobre Duma y Max: 692482573 y la-estrella-animal@outlook. com

Arganda del Rey entrega el servicio de recogida animal sin avisar a la protectora de la ciudad

Coli, un macho de galgo joven y tranquilo, de tamaño grande.

Me escriben desde ACURN, una sociedad protectora madrileña (suyos son los animales que aparecen en ese post) que está contemplando como el primer concurso para entregar el servicio de recogida animal (el servicio de perrera municipal, para entendernos clarito) de Arganda del Rey, está siendo entregado  a una empresa en la que es dudoso que el bienestar animal sea una prioridad.

Una empresa sin instalaciones propias (con un acuerdo para tener unas instalaciones que la protectora considera insuficientes); un concurso  que no comunicaron  a ACURN, por lo que no pudieron presentarse; un concurso cuyo encargado está siendo investigado; un concurso que fue repetido ya en una ocasión y que repetidamente recayó en la misma empresa.

Lo mínimo que deberían hacer  desde ese ayuntamiento es repetirlo para que no haya la menor duda sobre el procedimiento empleado.

Antes de proseguir con el caso de Arganda, os voy a pedir que leáis este post que publiqué hace dos años, ¿Sabes cómo funciona la perrera de tu municipio? ¿Quién tiene la gestión? ¿Si se esfuerzan en salvar vidas?, del que os voy a dejar un extracto:

Las perreras, aunque por temas de imagen se las llame con muchos otros nombres, son un servicio de recogida de animales que es obligatorio que los ayuntamientos tengan. Están obligados a recoger a todos los perros y gatos de su municipio, así que no pueden poner límites a las entradas de animales. Pocas veces están gestionadas por entidades protectoras (que sería lo ideal), con demasiada frecuencia están en manos de empresas con poco o ningún ánimo de ayudar a los animales que gestionan, gente que tenía un terrenito en las afueras y buenos contactos en el ayuntamiento, empresas que llevan otras tareas como el servicio de limpieza o recogida de residuos, personas más interesadas en el dinero, la influencia o un conjunto de contratos que puedan obtener con esa gestión.

Blaki, una hembra jjoven y sociable con otros gatos.

Dinero de todos, dinero público que debería destinarse a salvar vidas, a lograr el mayor número posible de adopciones, de segundas oportunidades para los perros y gatos que albergan. Dinero en grandes cantidades ya que estamos hablando de multitud de ayuntamientos, dinero que nadie se ha molestado en controlar, en elaborar un informe preciso de cuánto supone.

Tampoco los ciudadanos de a pie, incluso los que aman a los animales, se molestan en informarse de cómo funciona ese servicio de recogida de animales en su ayuntamiento, de cómo se gestiona y quién tiene la concesión. Y deberían, deberíamos. Deberíamos saberlo y pedir que se rindan cuentas. Los ayuntamientos deberían ser transparentes dando números sobre cuántos animales entran en sus instalaciones cada año, cuántos son sacrificados y cuántos encuentran un nuevo hogar. Deberían… vamos a dejarlo ahí.

Y ahora prefiero que sea ACURN la que hable. Os copio prácticamente íntegro el texto que aparece en la petición de Change.

Durante casi un año, desde la Asociación ACUNR, hemos venido prestando el servicio de recogida de animales en el municipio de Arganda del Rey. Exactamente desde el 6 de marzo de 2017 al 12 de marzo de 2018 con contratos menores. En este periodo hemos recogido 156 animales, entre los que había tanto animales identificados que fueron devueltos a sus dueños, como animales sin identificar que pasaron a formar parte de la familia ACUNR. Muchos de ellos han encontrado familia pero otros siguen esperando, y mientras tanto les ayudamos a curar sus heridas tanto físicas como del alma.

El Ayuntamiento de Arganda del Rey, hace cerca de 6 meses, sacó un primer concurso para el servicio de recogida animal, presentándose tanto esta Asociación, como la empresa Recolte,S.A. El concurso fue adjudicado a la empresa Recolte, S.A., si bien con la pequeña “irregularidad” de que esta empresa carecía de un centro legalizado donde llevar a los animales recogidos. Tras el recurso presentado por esta Asociación, el Ayuntamiento no tuvo más remedio que dejar desierto el concurso, y repetirlo. Queremos insistir en la idea de que si no llega a interponer recurso la Asociación, se hubiera concedido la recogida animal a una empresa que no tenía ni donde llevar a los animales, salvo curiosamente un centro que poseen en Toledo, donde el sacrificio está permitido. Este es el interés del Ayuntamiento de Arganda del Rey en los animales de su municipio.
Lee el resto de la entrada »