BLOGS
En busca de una segunda oportunidad En busca de una segunda oportunidad

-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado- 'El Principito'. Antoine de Saint-Exupéry.

Entradas etiquetadas como ‘madrid’

Por un mayor control en la importación de perros y gatos, pero también de su cría dentro de España

En 2016 se importaron en España 28.273 perros y gatos. De las partidas recibidas de Europa del Este, poco más de mil animales (1.077 en concreto), solo se realizaron 131 controles, un 12% del total. En el 22% de las partidas que fueron analizadas se detectaron “incumplimiento se en materia de sanidad animal”, la mayoría relacionadas con que los cachorros tenían menos de doce semanas.

Son datos facilitados por el partido ecologista Equo, que destaca que estos datos se refieren a las “importaciones controladas” mientras que se desconoce cuántos pueden entrar en el país de forma ilegal.

El portavoz de la formación, López de Uralde, lamentaba en el comunicado que “entre un 15 y un 20% de los animales importados mueren en el destino, y durante el viaje se desconoce cuántos mueren”.

Equo ha reclamado que se realice “un mayor control a la importación de perros y gatos en España”. Y sí que es algo necesario, pero no podemos quedarnos únicamente en eso. También es imprescindible controlar la cría dentro de nuestras fronteras, que es donde realmente radica el grueso de la problemática.

Aprovechados criando profesionalmente sin conocimientos ni garantías, ventas opacas por internet, particulares criando también sin saber ocasional o regularmente por sacarse un dinerillo, por diversión o descuido, dinero negro moviéndose en todas direcciones, perros de razas de caza criados también para ser instrumentos que luego se descartarán…

La problemática es amplia y más compleja, controlar las importaciones de animales es únicamente una faceta más.

Hace ya tres años que el actual gobierno amagó una ley nacional de protección animal que estableciera unos mínimos en toro el territorio. En el fondo de algún cajón se quedó, pero eso es lo que necesitaríamos, una buena ley que contemple esos y otros aspectos. No contentará del todo a nadie, será tibia, no será perfecta (¿qué lo es?), pero es cada vez más necesaria.

¿La acabaremos viendo algún año?

Chiwi tiene poco más de un año y es de tamaño pequeño. Fue rescatado de una perrera y ahora está en ACUNR esperando un hogar.

Chiwi es un perrito encantador. Es cariñoso, divertido, alegre, simpático y muy juguetón. Busca constantemente atenciones y caricias y te provoca dándote con su patita para que juegues con él. Hace muy poco tiempo que está en el albergue y ya corre feliz de un lado a otro siguiendo a los voluntarios que conoce. Con otros perros es sociable y convive perfectamente.

Se entrega desparasitado, vacunado, chipado, con las pruebas de enfermedades hechas, castrado y con contrato de adopción.

Si quieres apadrinar, acoger o adoptar a Chiwi: acunrmadrid@gmail.com o acunrmadrid1@hotmail.com

Ron tiene diez años y ha pasado siete olvidado en una perrera

Otro perro que envejece sin un hogar, otro animal estupendo que no consigue una familia por mucho que a su alrededor se esfuerzan por conseguírsela. Incluso lograron que saliera en la revista Glamour sin éxito.

Ron tiene diez años y ha pasado siete de ellos en una perrera, sin apenas contacto con otros perros o con humanos. Aún así es un perro con un carácter fantástico y de una raza saludable y longeva.

Aislado en un chenil, así pasaba sus días. Por su carácter dócil y tranquilo, pasaba totalmente desapercibido, solo y triste en su chenil.

Hace poco leí en tu blog sobre algunos perros que “se apagan” cuando les toca vivir mucho tiempo en una protectora, a pesar del esfuerzo de los voluntarios por hacer que sus días de espera hasta su adopción sean lo más felices posible, con paseos, mimos, socialización con sus congéneres… Pues bien, la realidad de una perrera no es ni siquiera eso. No hay esa entrega y dedicación que tienen en una protectora. Y a Ron le tocó vivir ahí 7 largos años, apagándose.

Por suerte Ron está ahora en una casa de acogida, conviviendo con otra perra con la que se lleva muy bien

Ha rejuvenecido. Es un perro buenísimo lo mires por donde lo mires, cariñoso, tranquilo, dócil, obediente…

No entendemos cómo aún nadie se ha fijado en él.

Tal vez tenga algo que ver con su raza. Los podencos son los grandes olvidados, no tienen la suerte de sus primos, los galgos, que también arrastran una cruz considerable pero que tienen muchos más interesados en su adopción.

Ron está en Madrid y se entrega con contrato de adopción y seguimiento.

Contacto: 670959688, iasg1602@gmail.com

A Bella la explotaron seis años criando para luego abandonarla

Bella es una preciosa cruce de pitbull que ha tenido una vida muy dura. Me dicen que fue utilizada para criar repetidamente y al cumplir los seis años, el dueño decidió abandonarla en la perrera porque ya no le servía.

Es un caso complicado, arrastra el injusto estigma de los de su raza y necesita trabajar la socialización con otros perros, pero no por ello hay que dejar de intentar encontrar una familia que se fije en ella, que le dé una segunda oportunidad.

Os dejo con lo que me cuentan de ella:

Varios miembros de nuestra asociación, SOS La Fortuna, se encontraban en el Centro de Protección Animal de Madrid, cuando vieron a un individuo tratando de entregarla sin éxito, pues el centro estaba lleno y no admitía nuevos casos. Ante la amenaza explícita del dueño, que aseguraba que la dejaría en cualquier carretera, los integrantes de SOS La Fortuna allí presentes no pudieron mirar para otro lado, y se pusieron en marcha para tratar de cambiarle la vida.

Pero hasta la fecha, y ha pasado casi un año, Bella no ha tenido suerte. Al llegar a la residencia donde se la llevó mientras le buscábamos un hogar, descubrimos que estaba preñada. Tuvo a sus bebés y pasó con ellos unos meses y entonces se buscó y consiguió adopción para todos, con no poco trabajo, excepto para la mamá a la que nadie quiso . Descubrimos en ese tiempo que Bella, siendo muy cariñosa y dulce como es con humanos, no es sociable con muchos perretes. La razón, probablemente el hecho de haber sido forzada durante la etapa en la que fue usada para cría. El maltrato animal deja secuelas que a veces sólo se ven al pasar el tiempo.

Pasó por ese motivo mucho tiempo en soledad en la residencia, pues los perros sociables tienen más opciones de pasar tiempo jugando fuera juntos. Por fin logramos una casa de acogida para ella sin otros perros, donde estuvo unos meses, pero era una acogida temporal y Bella hoy está de nuevo en la residencia. Nadie se ha interesado por adoptarla y darle un hogar definitivo.

Es una perra muy cariñosa y dulce, muy buena con humanos y perfecta como mascota única, necesita el cariño y el contacto humano constantemente. No puede estar con otros perros y necesita una familia responsable que la quiera y estén dispuestos a trabajar con ella adiestramiento y socialización, de cara a mejorar su actitud defensiva ante otros perros y entender que está a salvo. Bella ahora está triste. Confiábamos en que durante los meses que teníamos de acogida para ella alguien la adoptase, y no ha sido así. Así que ha ocurrido una de las peores cosas que podían pasarle, que después de conocer el calor de un hogar y la alegría del contacto humano, vuelve a estar en la residencia. Se alegra muchísimo cuando la visitamos, cuando la llevamos a pasear… Pero cuando nos vamos y ve que se queda de nuevo ahí sola, su mirada se apaga y su cuerpecito tiembla; nos parte el alma.

Ayudadnos a que Bella sea adoptada, quien salva una vida salva al mundo entero. Devolvamos la alegría a esos preciosos ojos.

Todavía tiene mucho que ofrecer, y sigue confiando en nosotros los humanos pese a todo lo que ha sufrido. ¿Acaso hay mayor muestra de nobleza?

Contacto: soslafortuna@gmail.com

Medio centenar de protectoras de animales se reunirán este sábado en Valdemoro

Este sábado en Madrid hay un plan estupendo para todos los amantes de los animales, ideal también con niños, ya que habrá actividades y pintacaras para ellos.

En el parque Tierno Galván de Valdemoro se reunirán entre nueve de la mañana a nueve de la noche unas cincuenta entidades de protección animal, todas ellas con animales en adopción y productos solidarios, en el marco de AiBaAnimalia 2017, la Feria de Adopción, Iniciativas Eticas y Tenencia Responsable que este año celebra su quinto aniversario.

Un recomendable evento al que he acudido otros años y en el que hay exhibiciones y talleres de educadores caninos, expertos en comportamiento felino, etólogos…

Podéis acercaros si os estáis planteando añadir un miembro cuadrúpedo a la familia, si ya lo tenéis y os apetece dar un paseo diferente, si tenéis curiosidad por ver un poco de la labor que hacen las protectoras de animales, si queréis ayudar haciendo algunas compras solidarias, si tenéis niños a los que los animales les fascinan (luego tenéis el parque al lado con sus instalaciones infantiles)…

Hay muchos buenos motivos para dejarse caer por esta población del sur de Madrid el sábado.

La madrina del evento será, un año más, la actriz Nathalie Seseña. Este año además la vocalista de Saratoga Tete Novoa ofrecerá un concierto acústico antes de finalizar la jornada.


La cachorra que acompaña este post se llama Sabana y aiBa está buscando para ella un buen hogar.

“Es una cachorrita divertida, activa y llena de vitalidad. Se lleva genial con otros perros y con nosotros es puro amor”.

Contacto: adopciones@aibamadrid.com

El número de gatos censados en Madrid se triplica en los últimos tres años

Lo cuenta Natalia Lázaro en un tema de El Confidencial titulado ¿Moda o comodidad? Madrid duplica en tres años los gatos mascotas: ya son 73.400, que se apoya en el último censo de animales domésticos del Ayuntamiento de Madrid.

Un análisis que se para en cómo ha ido el censo felino por distritos y que encuentra que: “cerca de un 75% de las personas entre 16 y 64 años viven en el distrito Centro, el más gatuno este año con 6.752 felinos censados. Por distritos, le siguen Hortaleza –6.748 gatos– y Ciudad Lineal –6.273–. ¿En la cola? Villaverde –1.737–, Barajas –1.064– y Vicálvaro –1.009–”.

La autora del tema deduce que el motivo de ese incremento de gatos en esos distritos concretos podría responder a que los jóvenes prefieren a los gatos. Es posible, pero hay más explicaciones probables, como que hay distritos más inclinados a llevar a los gatos al veterinario para censarlos que otros, que se limitan a adoptar al animal y meterlo en casa sin pasar por el chipado (por mucho que sea obligatorio) y las vacunas.

De hecho, tal vez el incremento no sea tan espectacular como parece por el censo. Tal vez no se haya triplicado el número de gatos existentes como animales de compañía, como reza el título de la noticia de El confidencial, sino que lo que se haya triplicado es su identificación.

Natalia Lázaro también afirma que los gatos son “ariscos e independientes”. Algo en lo que no estoy de acuerdo en absoluto. Ya lo he contado aquí en el pasado, los gatos tienen su personalidad, su ‘gatonialidad’ si queréis, y los hay extremadamente cariñosos y dependientes de la atención de sus humanos.

Lo que sí arrastran los gatos es una fama inmerecida de ariscos, egoístas, interesados… Estoy harta de ver a gente que pensaba eso de ellos y que, una vez han podido compartir su vida con uno de estos animales, han cambiado de opinión completamente.

Es cierto que los gatos pueden resultar a priori más fáciles de mantener en las grandes ciudades para mucha gente dado que no necesitan bajar a la calle varias veces al día y a que pueden quedarse solos en el piso bastantes días, aunque siempre con supervisión regular de algún humano y mejor si están acompañados de otro felino con el que se lleven bien. En ese sentido sí que es cierto que son menos exigentes que los perros.

Se suele decir, cuando se habla de tener un gato frente a tener un perro, que son más baratos de mantener. También es cierto que su pequeño tamaño hace que su manutención sean potencialmente más económica que la de un perro de gran tamaño que ingiere muchos kilos de pienso, pero la diferencia no es tan sustancial respecto a un perro de tamaño pequeño o mediano si se le quiere tener bien atendido, con pienso y comida húmeda de calidad. Luego está el gasto en arena y areneros, que es poco pero los perros no tienen. Y en gasto veterinario están equiparados. De hecho cuando se suma al hogar un animal, sea perro o gato, hay que estar dispuesto a afrontar los cuidados veterinarios que necesite, que pueden ser imprevistos y elevados.

Y da igual lo cómodo que pueda resultar tener un gato, dado que en intendencia de paseos y viajes resulte más sencillo. Lo más relevante es que implica una enorme responsabilidad durante fácilmente un par de décadas.

Luara es una gatita preciosa que con tan sólo dos meses ya sabe lo que es el ser rechazada y el sufrimiento de malvivir en la calle y que está en la protectora Arca de Noé de Córdoba.

Luara sufre una infección en los ojitos de la que ya esté siendo tratada para tratar de salvar sus ojitos. Además, fue rescatada con una desnutrición y deshidratación severas, de las que también se esta recuperando.

Luara esta algo asustada, pues no es más que un bebé que ha sufrido muchísimo en su corta vida. Pero con todos los cuidados, mimos y palabras de amor que recibe de su casa de acogida Luara poco a poco va perdiendo sus miedos porque sabe que nadie más quiere hacerle daño. Es un peluchito blanquito que tiene muchas ganas de curiosear, y jugar. Es muy sociable y sumisa, y ya comienza a pedir caricias y mimitos.

Luara necesita una familia que la quiera muchísimo, para siempre.

Contacto: elarcadenoecordoba@gmail.com

Ojalá el #DíaInternacionaldelGato traiga suerte a Duquesa y Alfonso, que necesitan un hogar

Hoy es el Día Internacional del Gato. Sí, otro más. Reconozco que me pasa lo mismo que a Carlos G. Miranda. Parece que cualquier excusa es buena para asomar gatos a internet:

La cuestión es que este nuevo día de los gatos (tomo nota mental para indagar y luego escribir sobre el barullo de efemérides felinas algún día), los tiene como trending topic y eso también es una buena excusa para asomar a este blog a un par de mininos que necesitan con urgencia un hogar. A ver si nos subimos a la ola y logramos alguna adopción.

Dos bellezones. Jóvenes, sanos, sociables con perros e inseparables. Y eso último es una ventaja. Los gatos mejor de dos en dos y que ya vengan de serie bien avenidos. Ya os he hablado de eso en el pasado.

Duquesa y Alfonso son madre e hijo. Duquesa tiene 6 años y Alfonso 4. Están en Madrid, su adopción la gestiona ACURN, y esto es lo que cuentan de ellos:

Fueron rescatados hace tiempo y han vivido en el albergue hasta que hace poco alguien les dio la oportunidad y estaban en una casa de acogida, ya que los inviernos son fríos y les estaba afectando.

Son preciosos por fuera pero lo que de verdad conquista es su interior, su carácter. Son mimosos, buenos, caseros y sociables.

Todos nuestros gatos se entregan desparasitados, vacunados, chipados, con las pruebas de enfermedades hechas, esterilizados y con contrato de adopción.

Contacto: acunrmadrid@gmail.com y acunrmadrid1@hotmail.com



Cookie, aún una cachorra, apareció vagando por las calles de Madrid

Cookie tiene entre seis meses y un año. Es apenas una cachorra aunque ya no va a crecer mucho más. “Hemos comprobado que es muy cariñosa, se pega a ti, te busca y no te quita ojo y en cuanto puede o se sienta encima de tus pies o a tu lado o se sienta encima”.

Los que hablan así son las personas que la encontraron, una familia con niños pequeños y sus propios perros que no son capaces de mirar a otro lado cuando se topan de frente con un animal que necesita ayuda.

Cookie tuvo mucha suerte dando con ellos y no con muchos otros, gente que se desentiende, que vuelve la vista o que, directamente, son monstruos a dos patas.

La cuestión es que esa familia la ha acogido pero no puede quedársela. Tienen ya tres perros muy mayores. Es muy urgente encontrar un buen hogar para ella.

Es simpática, amigable, se lleva muy bien con los niños y con nuestros otros perros. La hemos desparasitado interna y externamente y ha dado negativo a leishmania.

No tiene chip pero ha debido estar con una familia. Necesita o bien que aparezcan sus dueños (que tendrán que demostrar que lo son, ya que no lleva chip) o bien un hogar definitivo y bueno para esta pequeña bonachona con ganas de que la mimen.

Contacto: aldakaleundome@gmail.com

Alfonso y Duquesa, dos víctimas felinas de un desahucio que necesitan con urgencia un hogar

Me escribe Marta, una voluntaria de la asociación madrileña Animales Con Un Nuevo Rumbo (ACUNR), pidiendo ayuda en la difusión de dos gatos buenos y hermosos que no están teniendo la suerte de encontrar un buen hogar tras haber superado la depresión de perder a sus dueños y su hogar y tener que pasar por un albergue.

La zona del albergue de ACUNR destinada a los gatos está gestionada junto a otra asociación: Los Amigos de Sam. Y hay más de cien felinos allí esperando su segunda oportunidad.

No me cansaré de recomendar la adopción de gatos adultos. Si las posibilidades de encontrar una familia de los perros adultos se reduce, en el caso de los gatos es un drama.

En fin, volvamos al tema que nos ocupa, que es el de las víctimas felinas de un deshaucio para los que es urgente encontrar un hogar, “Hace un año y medio aproximadamente llegaron a nuestro albergue tres gatos procedentes de un desahucio. Los dueños estaban muy deprimidos por tener que abandonar su casa y encima desprenderse de sus tan amados gatos”.

No es el primer caso que me llega y asoma a este blog en el que los animales también sufren las consecuencias de un desahucio, dejando atrás además el corazón partido de sus dueños. Si nuestros animales son parte de nuestra familia, circunstancia así nos obligan a romperla y rompernos.

Uno de los gatos, Alba, se ha adaptado bien a la vida en el albergue, aunque estaría mejor en un hogar, pero de los que os quiero hablar es de Duquesa y Alfonso, que lo pasarían muy mal en ese entorno y que tienen la suerte de estar en acogida; pero esa buena fortuna termina en pocos días, el 3 de julio.

Son madre e hijo de 6 y 4 años, Alfonso es un gato muy gracioso y divertido, siempre quiere jugar y te sigue por la casa. Tuvo que someterse a una operación de oído porque tuvo una infección muy grabe en el albergue. Desde entonces ha perdido un poco de equilibrio y no puede vivir en el albergue porque ya se quedó una vez atrapado en una caja un día entero, no calcula bien a la hora de saltar. Duquesa es un encanto de gata, tranquila dulce y muy mimosa. Se cogió tal depresión allí que no se movía de su sitio hasta el punto de dejar de lavarse, tiene marcas en la cara porque se le acumulaban las legañas.

Hemos estado publicándolos de todas las formas posibles pero no hay nadie que se fije en ellos y nos parte el alma  la idea de que tengan que volver al albergue con lo mal que lo pasan.

Están acostumbrados a vivir con perros, los dueños anteriores también tenían y tuvieron que desprenderse de ellos. En su casa de acogida Duquesa y Alfonso han estado conviviendo con perros y Alba se acerca corriendo a saludarles cada vez que ve a uno.

Y sería buena idea adoptarlos juntos. Los gatos, mejor de dos en dos, para que se hagan compañía, para disfrutar observando la relación de dos gatos bien avenidos, para que no achaquen tanto la soledad cuando no estamos, porque entre mantener y cuidar a un gato o a dos no hay tanta diferencia.

Contacto: losamigosdesam@gmail.com


Lee el resto de la entrada »

Doce perros en adopción tienen su versión de ‘Despacito’ para encontrar un hogar

Toda idea es buena si lo que se pretende es dar visibilidad a los invisibles, a esos animales que ven el tiempo pasar sin conocer lo que es un hogar.

Estoy convencida de que los artífices de la que es desde hace dos meses (puede que incluso más) la canción del verano verían con buenos ojos esta versión que han hecho desde la asociación madrileña Los acogidos de Lidia cantada por Mon Feijóo, con Manu Bayón a la guitarra y mucha más ayuda voluntaria: Laura, Adela y Sara, el cámara Andrés Villa, la editora Clara Romero, Paula…

Hemos puesto voz a nuestros perros más invisibles. Algunos de ellos llevan muchos años esperando una familia. Por ejemplo Tango, el negrito, lleva más de cinco años en adopción. Conchita, la mini labradora entradita en carnes, lleva dos años con nosotros, más los que pasó en el refugio…

No cabe duda de que la iniciativa ha tenido éxito, varios medios se han hecho eco ya de ella, pero lo importante es lograr que esos doce perros logren doce buenos hogares, y eso es algo que aún no ha sucedido.

Después de unos días de estar en una nube flotando por la acogida masiva del vídeo, queremos agradeceros de forma especial cómo os habéis volcado en su difusión y en darnos a conocer.

De momento ya ha habido algunas personas interesadas en tres de los acogidos. Parece poco, pero es más de lo que esperábamos cuando comenzó toda esta maravillosa “locura”. Sabemos que es mala fecha y esperamos que pronto se empiecen a ver los resultados y nuestros 27 preciosos chicos bailen Tu perrito en sus nuevos hogares.

Aprovechamos para dar la bienvenida a los nuevos seguidores de la página y para explicar, debido a que varios medios nos han anunciado como “refugio” o “protectora”, quiénes somos y la labor que desarrollamos:

Somos una asociación muy pequeñita, que es una casa en realidad: la casa de Lidia. Lidia es una persona normal, como tú y como yo. Tiene estudios universitarios, sueños, trabajo, pareja, planes, retos, hobbies, proyectos… Pero tiene una cosa que le diferencia de ti y de mí: ella con el dinero justo y con el único poder del corazón, elige no ponerse excusas para no ayudar a un animal inocente que la necesita. Si un perro requiere acogida urgente yo me digo que no puedo, que me viene mal, que el finde que viene quería irme de viaje, que esta época voy a estar muy liada con un curso de inglés al que me he apuntado, que quiero ir al gimnasio para deshacerme de ese michelín que se ha empeñado en convivir conmigo… y un largo etcétera de motivos por los que no salir de mi zona de confort. Pero Lidia tiene una sensibilidad especial y lleva dentro aún a esa niña que sueña con hacer un mundo mejor, mezclada con la fuerza de un adulto que -sin excusas- se arremanga y lo hace. Que no entiende un “peroooo”, que abre las puertas de su casa, se queda sin finde, sin curso y sin dormir si es necesario, porque sabe que algunos perros están desahuciados si no se cruzan con un ángel perruno como ella en su camino.

Pero Lidia no es rica, ni poderosa. Así que cuando todos están tumbados y felices en sus sofás, ella se marcha a cuidar humanos viejitos para poder pagar facturas. Regresará a casa ya de noche, agotada del trabajo para volver a empezar. Cuando ya todos duerman, se pondrá a coser arneses y correas para intentar encontrar la forma de ayudar más, de ayudar a más, de ayudar mejor. En realidad Lidia solo deja de cuidar cuando duerme, y existen leyendas que cuentan que, hasta en sueños, Lidia mece a los peludillos que ya partieron al último gran viaje y los mima y los cuida.

Los caprichos hace años que no rondan a Lidia. Se marcharon hartos de no tener nunca su momento, celosos de que todo fuera para los mismos de siempre.

Por desgracia su casa tiene el límite lógico de los que pueda atender bien y siempre quedan miles a los que no poder ayudar. Y eso es lo que desgarra el corazón a cualquier protectora o asociación. Que todavía queda mucho trabajo por hacer, a todos los niveles.

La casa de Lidia es una casa normal, sin jaulas. Los perros viven en manada, conviven en perfecta armonía y sin estrés. La manada suele componerse de entre 20 y 30 perros, pero si pasas por su calle no oirás ladridos estruendosos, pues sus acogidos están durmiendo panza arriba al sol en los sofás que se disponen por toda la vivienda. Es un verdadero santuario. Un remanso de paz. Un oasis en mitad del árido desierto.

La manada impregna esa energía a cada recién llegado. Parecen decirle: “Bienvenido, aquí es donde te van a curar las heridas del maltrato, las que se ven y las que no. Aprenderás a no huir, aprenderás que las manos no sirven para pegar sino para mimar, que los palos no dañan sino que son juguetes, y que por fin tienes a alguien que te va a querer por primera vez en tu vida”.

La mayoría de sus acogidos provienen de Ciudad Animal. Una protectora que se encuentra en el corazón de La Mancha, en una de las peores zonas del país y que cuenta con casi 300 almas rotas. Hacen lo imposible por ellos, los cuidan, los miman, los curan, pero por mucho que hagan, llegan más y más… La mayoría en condiciones deplorables y necesitan atención especial, por lo que Lidia coge su coche corre que te corre y se trae unos cuantos más.

Para que toda esta rueda siga girando, el acogido que ya está listo debe marcharse a un hogar, para dejar su hueco a la siguiente alma rota. Y esa es la parte en la que más os necesitamos. Es indispensable que los acogidos encuentren buenas familias, y dada la saturación actual de casos en adopción, hace falta un esfuerzo extra por parte de todos nosotros para lograrlo.

Lidia hace el trabajo duro y nos queda la parte más fácil, que es ayudarla compartiendo a los guapos protagonistas de Tu perrito. ¿Nos ayudas a encontrar familias molonas para cada uno de ellos?

El contacto para adoptar a alguno de ellos es losacogidos@gmail.com

 

Machote, el perrito que inspiró la idea del vídeo. Un año y catorce kilos de juegos y mimos. Contacto: losacogidos@gmail.com

¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar rascadores?

Esta misma semana os contaba que un gato vale más que cualquier mueble. En aquel post salió el tema de cómo enseñar a un gato a usar rascadores en lugar de sofás, sillas o librerías y varios me pedisteis que escribiera al respecto.

Pues allá vamos.

Lo primero que quiero destacar es que, por muy bien que hayamos enseñado a nuestro gato a rascar las uñas allí donde nosotros queremos, sigue siendo más que probable que encontremos enganchones en cortinas, tapicerías y maderas. Y debemos mentalizarnos de que no pasa nada. Si queremos compartir nuestra vida con uno de estos animales más nos vale asumir que las cosas son menos que un ser vivo y que ningún gato, por bien educado que esté, es un soldado prusiano.

Mi madre siempre decía que las casas estaban para vivirlas, no para exhibirlas. Se refería a dejar jugar a los niños, pero la filosofía viene a ser la misma. Y si no vamos a estar dispuestos a renunciar a vivir en una digna de revista de decoración, mejor no sumar un animal a la familia.

Ahora sí, vamos al lío: ¿Cómo enseñar a nuestro gato a usar los rascadores?. Pues la regla de oro es tener mucha paciencia y mucha constancia.

Es imprescindible  observar al gato porque:

  • Es recomendable ubicar los rascadores en los lugares que hayamos localizado que le gustan para afilarse las uñas, no en aquellos que nosotros creamos que quedan bien o estorban poco. Si le gusta un lateral del sofá, ahí debe ir.
  • Fijaos también en los materiales que prefiere para rascar. Si es de los que se pirrar por el sillón de cuero artificial, buscad un rascador de consistencia y material semejante.
  • Por último  hay que tomar nota de la postura. Muchos gatos gustan de superficies verticales, pero otros se las buscan en ángulo, y no pocos tiran de superficies horizontales.

Es decir. Mirad bien cómo se comporta y él mismo nos dirá lo que prefiere. Suelen preferir rascadores estables. Y elegir el mejor tipo de rascador, pese a toda la observación, es prueba y error. Pero hay todo tipo de rascadores muy baratos. Yo no gastaría un dineral en el súper  rascador a menos que tuviera clarísimo que es del tipo que a mi gato le encanta.

También podemos fabricarlos nosotros; el típico rascador casero es un cartón de los del papel de cocina envuelto en cuerda. Pero a poco que busquéis en Internet veréis muchas ideas, que además son manualidades divertidas de hacer con niños.

Y hay cosas que no son rascadores pero a muchos gatos les encantan a tal efecto, como los felpudos o determinados tipos de cajas, cestas, alfombras o esteras baratitas.

¿Cómo enseñarles? Siempre desde el refuerzo positivo y nunca con el castigo. Asociando el sitio del rascador al juego y a las golosinas. Estar ahí afilándose las uñas tiene que molar. Si me llevan desde el sofá que tanto me gusta en volandas y entre gritos al rascador es poco probable que le coja gusto.

Sí que es buena idea cuando le vemos rascándose en el sofá decirle que no, con calma, y llevarle al rascador, pero una vez allí tenemos que jugar con él, con las plumitas o cascabeles que cuelguen o hayamos añadido al chisme, y premiarle.

A veces funciona que nos vea a nosotros rascar con nuestras uñas, aunque os cueste creerlo, o frotarlo con algo que tenga el olor de nuestro gato o con hierba gatera.

Paciencia y constancia como os decía. Y también mucha calma y premiar el comportamiento que queremos.

Es cierto que es más difícil limitar hábitos adquiridos que enseñar de nuevas, pero los gatos adultos también pueden aprender. Y los más mayores tienden a ser menos rascadores que los que están en la infancia y la adolescencia. Otro punto a favor para adoptar un adulto.

¡Ah! Y si tenemos más de un gato es más que probable que cada uno necesite su propio rascador, incluso que se parezcan poco en sus gustos de rascado.

Si tenéis más trucos o consejos, son bienvenidos en  los comentarios.

Estos ocho pequeños fueron abandonados este jueves en una clínica veterinaria en Ocaña. Se necesita para ellos acogidas y adopciones urgentes en Madrid y Toledo.

Difusión por favor.

Contacto: 678462894 y 687085875