Archivo de la categoría ‘Perras’

“Lo más frecuente es que la leishmaniosis no limite la esperanza de vida ni sea un impedimento grave para tu perro”

La leishmaniosis es la principal enfermedad que afecta a los perros en la región mediterránea, que se va extendiendo lentamente hacia el norte de Europa transmitida por la picadura de los mosquitos. Una enfermedad con la que convivió mi perra Troya desde que la adopté hasta que murió con diecinueve años y que no debería darnos miedo a la hora de adoptar ni invitarnos a deshacernos o sacrificar a nuestro perro, si resulta que la contrae.

El doctor Xavier Roura, especialista en leishmania del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic Veterinari de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), ha tenido la amabilidad de prestarse a responder a mis preguntas para que todos podamos entender mejor a la leishmaniosis y cómo ponerle freno.

¿Hay perros más susceptibles de contraer leishmaniosis que otros?
Que un perro enferme o no de leishmaniosis depende de diferentes factores. Evidentemente el primero es que se debe infectar con la leishmania, y las posibilidades de que eso ocurra dependerán de en que zona habite normalmente, o de donde haya viajado, o de si utiliza productos repelentes del flebotomo (insecto transmisor de la leishmania), o del tiempo que pase en el exterior, entre muchos otros. A partir de aquí algunos perros infectados pueden acabar desarrollando la enfermedad (leishmaniosis), y las posibilidades de que esto ocurra dependerá también de diversos factores, aunque el más importante es si la respuesta inmunitaria de cada perro frente a las leishmanias es eficiente en eliminarlas o si no, en mantenerlas controladas o acantonadas y así no desarrollar la enfermedad. Debido a todo esto muchos perros pueden ser más susceptibles en contraer la leishmaniosis y, cuando hablamos de respuesta inmunitaria, parece que es la genética uno de los factores que influye más en que tipo de respuesta inmunitaria desarrolla el perro en contacto con el parásito Leishmania, por eso algunas razas parecen tener diferentes respuestas inmunitarias, y alguna de ellas parecen más susceptibles, como por ejemplo la raza boxer.

Imagine, acaban de diagnosticar una leishmaniosis a mi perro: ¿qué debo esperar?
Eso depende de si a tu perro le han diagnosticado que está infectado con la leishmania o que está enfermo de leishmaniosis. Si es la primera situación, tu perro está infectado, lo que ocurrirá es que habrá que hacer los controles clínicos y analíticos de tu mascota por parte de tu veterinario más frecuentemente, para así detectar si en algún momento enferma y por tanto, es necesario utilizar tratamiento. No sabemos si esto ocurrirá o no, o si ocurre, si será en pocos meses o en años. Por tanto, mientras se van realizando estos controles con tu veterinario, habrá que mantener o iniciar la prevención de la picadura del flebotomo para evitar dentro de lo posible la infección de otros perros, gatos y humanos. Además, podrás discutir con tu veterinario las opciones que podrían ser interesantes para reforzar o mantener la respuesta inmunitaria eficaz de la que hemos hablado anteriormente.

Si es la segunda situación, tu perro está enfermo, lo que ocurrirá es que habrá que iniciar el tratamiento frente a la leishmaniosis que te recomiende tu veterinario para intentar que tu perro vuelva a la casilla inicial: ¡que esté curado clínicamente! Por tanto, que le desaparezcan los signos clínicos o las alteraciones de la analítica secundarias a la leishmaniosis, aunque a día de hoy, se piensa que tu perro se mantendrá infectado para siempre. Es importante entender que en la mayoría de perros el tratamiento de la leishmaniosis no es para toda la vida. Por eso, una vez esté ya en tratamiento, también se podrán seguir las recomendaciones de tu veterinario sobre controles y prevención a realizar, expuestas en la primera situación.

¿La leishmaniosis es un impedimento para ese perro en algún caso? ¿Va a reducir su esperanza de vida?
Será un impedimento o reducirá la esperanza de vida según la respuesta clínica de tu perro después del tratamiento de la leishmaniosis. Los controles clínicos que hará tu veterinario le permitirán decidir en cual de estos grupos está situado tu perro después del tratamiento:
a) curado clínicamente y se podrá suspender el tratamiento.
b) curado clínicamente pero necesita mantener tratamiento para no volver a recaer de la enfermedad.
c) mejora clínica evidente pero recae de la leishmaniosis cada cierto tiempo incluso con el tratamiento.
d) no hay cura clínica o la mejoría es leve a pesar del tratamiento contra la leishmaniosis.

Estar dentro de uno de los dos primeros grupos es lo más frecuente y en general no limitarán la esperanza de vida ni serán un impedimento grave para tu perro. Si está dentro de uno de los dos últimos grupos si que limitarán su esperanza y calidad de vida.

¿Cómo es el tratamiento más habitual? ¿Qué efectos secundarios tiene?
El tratamiento de la leishmaniosis canina más recomendado es la combinación de dos tipos de fármacos. Por un lado un fármaco que destruya las leishmanias, como el antimoniato de meglumina o la miltefosina, generalmente durante un mes, y por otro un fármaco que evite la reproducción de las leishmanias, como el alopurinol, durante un tiempo variable, de 6 meses a varios años. Usados correctamente los dos primeros no tienen efectos secundarios graves o que no se solucionen c con su suspensión temporal o el uso de corticoesteroides a dosis antiinflamatoria, en cambio el uso prolongado de alopurinol puede dar problemas importantes urinarios o renales en algunos perros. Debido a esto son muy importantes los controles clínicos y analíticos que te recomendará tu veterinario una vez empezado el tratamiento de la leishmaniosis.

Algunas veces son necesarios otros tratamientos farmacológicos o dietéticos para solucionar o mejorar diversas alteraciones clínicas secundarias a la leishmaniosis.

Además del tratamiento farmacológico ¿hay algún otro consejo a tener en cuenta, tal vez relativo a su alimentación o convivencia con otros perros?
Además del tratamiento propio de la leishmaniosis, comentado en la pregunta anterior, algunas veces son necesarios otros tratamientos farmacológicos o dietéticos para solucionar o mejorar diversas alteraciones clínicas secundarias a la leishmaniosis. Por tanto hay que mantener una dieta equilibrada y adecuada para tu perro, y seguir las recomendaciones que te proponga tu veterinario en función de la evolución clínica de tu perro. El hecho de que tu perro esté en tratamiento de la leishmaniosis no influye en su convivencia con otros perros o humanos. Sin embargo si que hay que tener en cuenta que hay que usar productos efectivos frente al flebotomo (insecto vector de la leishmaniosis) tanto en el perro enfermo como en todos los otros perros que convivan con él.

¿Por qué su desarrollo y manifestación difieren a veces tanto entre unos perros y otros?
Esto es debido a que hay múltiples factores, descritos en una de la preguntas precedentes, que determinarán en cada perro si primero se infecta con leishmanias y después si esa infección evoluciona hacia e desarrollo de la enfermedad (leishmaniosis). Además todos estos factores también serán importantes para determinar qué manifestaciones clínicas (problemas dermatológicos, renales, oculares, etc.) presentará cada perro, y cuál será la respuesta de estos problemas al tratamiento de la leishmaniosis en cada perro. Por eso son tan importantes los controles clínicos y analíticos que realizará tu veterinario durante la vida del perro y sobretodo, si es necesario iniciar el tratamiento de la leishmaniosis.

¿Qué recomendaría tener presente para prevenir, para que no contraiga la leishmaniosis o para detectarla a tiempo?
Recomendaría una charla tranquila con tu veterinario para valorar las mejores opciones de prevención de la leishmaniosis, así como de qué controles clínicos y pruebas diagnósticas también serían necesarios para la detección precoz tanto de la infección como del desarrollo de la enfermedad. Estas opciones serán diferentes según la zona donde viva o las zonas que haya o deba visitar en un futuro. En general la recomendación principal para la prevención de la leishmaniosis es el uso de insecticidas (piretroides) tópicos que reduzcan o eviten el contacto entre el flebotomo (insecto transmisor de la Leishmania) y el perro. Además, también con el fin de realizar una detección precoz, se recomienda hacer al menos un control veterinario anual a los perros que viven, han vivido o pernoctado en áreas donde la leishmaniosis es frecuente (áreas endémicas).

Desde hace unos años existe la opción de vacunar frente a la leishmaniosis: ¿en qué circunstancias recomienda su vacunación?
La vacunación frente a la leishmaniosis es una opción para intentar prevenir el desarrollo de la enfermedad, es decir que el perro presente signos clínicos de leishmaniosis. Por tanto, igual que con otros fármacos como la domperidona o nutracéuticos como los nucleótidos, con la vacunación se busca mantener o reforzar la respuesta inmunitaria eficaz del perro para que no enferme de leishmaniosis. Esto quiere decir, que esta prevención con la vacunación es una ayuda adicional, pero no substituye, la prevención de la infección con las leishmanias evitando o reduciendo el contacto entre el perro y el flebotomo (insecto transmisor de la leishmania) mediante el uso de los piretroides (insecticidas) en forma de collar o de pipetas. Por tanto, es recomendable discutir con tu veterinario qué opciones para la prevención de la leishmaniosis son las más interesantes para tu perro y decidir si la vacunación es una de ellas.

Es recomendable discutir con tu veterinario qué opciones para la prevención de la leishmaniosis son las más interesantes para tu perro y decidir si la vacunación es una de ellas.

El tratamiento, pronóstico y prevención de esta enfermedad han cambiado mucho en no tantos años. ¿Qué diría que ha avanzado más?
Yo diría que han avanzado positivamente los tres. El tratamiento porque aunque no hay nuevas moléculas interesantes para el tratamiento de la leishmaniosis en perros, sí que conocemos mucho mejor su eficacia y además ha despertado mucho interés la buenas expectativas de la inmunoterapia, es decir, del tratamiento de la leishmaniosis mejorando la respuesta inmunitaria del perro. El pronóstico porque conocemos mejor la leishmaniosis canina y sabemos que la mayoría de perros responde muy bien al tratamiento y se llegan a curar clínicamente, con lo que frecuentemente ya no es necesario el tratamiento de por vida. Y finalmente la prevención, porque ahora entendemos cuales son los objetivos de cada uno de los tipos de prevención y por tanto el veterinario puede buscar la mejor combinación para cada perro.

¿Esos avances se han traducido en que haya menos casos o no hay una relación equivalente?
Desafortunadamente todos estos avances no tienen porque conducir a una reducción del número de perros con leishmaniosis ya que hay muchos otros factores que no podemos controlar y que son más importantes, como el cambio climático, los desplazamientos de los perros con lo propietarios o debido a las adopciones, y los cambios urbanísticos. Pero a pesar de todo esto, todos estos avances ayudarán a los veterinarios a poder afrontar el reto de la leishmaniosis canina de una forma mucho más efectiva.

Gitana es una bully apta con gatos, “una perra súper tranquila, amorosa con todo el mundo, que convive con todo tipo de perros e ideal para un piso”.

Tiene leishmania, pero ya está tratada y en perfecto estado. Dispuesta a encontrar una buena familia. Tiene cuatro años.

Los interesados pueden mandar un WhatsApp al teléfono 618795005. Se hará seguimiento.

Cómo presentar a un perro y un gato adultos

Son especies distintas, se comunican de diferente manera y tienen fama de no entenderse demasiado bien. “Se llevan como el perro y el gato” decimos de dos personas que andan tarifando con frecuencia.

Hay que entender y respetar que es cierto que no todos los gatos pueden convivir con perros y viceversa. Algunos gatos se estresan en exceso en presencia de perros. Y hay perros que ven a los gatos como unas presas de lo más interesante.

Pero no tiene porqué ser así. En mi casa siempre ha habido perros y gatos entendiéndose divinamente.

Ver esta publicación en Instagram

#buenasnoches con #perrosygatos

Una publicación compartida de Melisa Tuya (@melisatuya) el 10 Oct, 2019 a las 1:17 PDT

Es un tema que da para mucho, pero hoy me voy a centrar en cómo hacer las presentaciones para que un gato y un perro que ya son adultos, empiecen con buen pie.


Conviene primero que ambos se hayan familiarizado con el olor del otro. Puede ser habiendo dejado objetos (camitas, collares, rascadores) a su alcance o manteniendo al gato encerrado en una habitación, desde la que el perro podrá olisquearle.

Cuando vayamos a presentarles hay distintas opciones, en función de las circunstancias o de la reacción de los animales. Puede ser buena idea permitir que se conozcan con seguridad manteniendo al gato en su transportin y al perro sujeto con la correa.

Sujeto, pero de manera relajada. Nunca transmitiendo tensión. Conviene que identifiquen la situación de manera positiva, con chuches y caricias.

Si la cosa va bien (aunque haya algún bufido es normal) podemos soltar al gato manteniendo al perro sujeto y distraído de manera positiva, con mimos. Lo ideal es que sea una estancia en la que el gato tenga opción de huir a alguna zona elevada.

Debemos intentar estar tranquilos, no forzar los acercamientos y observar con detenimiento las reacciones de los animales.

Si el perro muestra una sana curiosidad o indiferencia es buena señal. Si el gato obra de la misma manera, incluso si muestra recelo y bufa un poco, la buena convivencia es cosa hecha.

En los casos en los que esta primera presentación no transcurra tan bien, no quiere decir que sea imposible. Hay profesionales de la etología canina y felina que pueden darnos pautas para lograr esa convivencia.

Una convivencia más habitual de lo que parece, aunque no siempre es posible y hay que respetarlo.


Xena es la perrita atigrada “tiene tres añitos, es muy educada y amorosa. Está en la perrera desde hace dos años. Su carácter es muy bueno, pero esta muy deprimida y ha bajado mucho de peso”.

Daddy es el macho negro, “tiene dos añitos y va a tener más de un año en perrera. Llegó hermoso y cada vez va a peor, muchas veces no come y está apático, tiene un buen carácter”.

Ambos son cruces de American Stanford que se entregan con cuestionario de preadopción y seguimiento.

Contacto: gladysriverof@gmail.com

El secreto para que todo vaya bien al ir a adoptar un perro a una protectora

Hace un par de semanas tuve el honor de ser firma invitada en la web (que os recomiendo fichar porque semanalmente publican contenidos sobre animales de interés) de la Cátedra Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos I con un texto bastante extenso que se titula Es muy díficil adoptar un perro en una protectora.

Tras el enlace tenéis el contenido completo, pero hoy he querido compartir aquí un fragmento, ese en el que explico el secreto para que una adopción vaya rodada, porque he oído con demasiada frecuencia esa queja. No es difícil, os lo aseguro.

Lo primero es verdaderamente haber pensado en si podemos asumir la responsabilidad de un animal durante muchos años. No acudir por impulso. Y hacerlo estando de acuerdo toda la familia y presentes en el proceso. Un animal no puede ser un regalo sorpresa a un tercero. Es un mensaje que se repite hasta el hartazgo, pero que no parece calar. Pensar, valorar si estamos dispuestos a responsabilizarnos del coste en tiempo, dinero, organización… que implica.

Lo segundo es acudir a la protectora sabiendo de antemano que tendrán que ‘examinarnos’ para ver si somos aptos. Es su obligación, es lo que deben hacer. Otra cosa diría muy poco de su quehacer salvando seres vivos. Acudir sabiendo también ese coste existente y que la mayoría de los perros que habrá allí serán mestizos, perros de caza o sus cruces, PPPs, perros de tamaño mediano sobre todo, aunque también grandes y pequeños, pero rara vez diminutos.

Y lo tercero es ir a adoptar con el corazón abierto y una actitud asertiva. Si al voluntario que sale a atender le decimos, en lugar de “quiero un cachorro que vaya a ser pequeño”, “algún adulto de tamaño toy” o “un border collie” o “un galgo”, cómo es nuestro estilo de vida, lo que nos gusta hacer, el tiempo que podemos dedicar al animal, si tenemos experiencia previa con perros, si tendrá que convivir con niños o con gatos… entraremos con buen pie.

Por supuesto, podemos añadir si nos gustan con pelo largo o corto; medianos, pequeños o grandes; juguetones o tranquilos. Pero lo que debe primar siempre es el carácter y las necesidades de ejercicio del animal. Si en esos dos aspectos son compatibles con nosotros, la adopción será un éxito y tendremos un nuevo miembro de la familia al que querremos con todo nuestro corazón.

El perro más bonito del mundo, si no casa con nosotros, es muy probable que nos parezca horroroso al poco tiempo. La belleza está en el interior, y todo eso que tampoco termina de calar.

Yo a los novios de mis hijos los quiero buenos, no guapos. Con mis perros, igual.

“Quiero un perro que se adapte a mí, acabo de irme a vivir solo con mi novia, nos encanta hacer deporte y tenemos bastante tiempo libre por las tardes” o “quiero un perro para mi familia, somos bastante sedentarios, nos gusta vivir tranquilos y tenemos niños” o “nos hemos jubilado, queremos un perrito al que atender, pero tengo problemas de movilidad y viajamos mucho al piso de la playa”…. Ese tipo de cosas hay que empezar diciendo.

Y luego tenemos que dejarnos asesorar. Ellos conocen a sus animales mejor que nosotros. Quieren conocernos para acertar. Si nos recomiendan determinados perros no es porque quieran colocarnos los que nadie quiere; lo que quieren es que todos salgamos de allí con un futuro feliz por delante.

El empeño por el cachorro es comprensible. Nada tan lindo como una bolita de pelo. Pero esa bolita no sabemos qué carácter y necesidades tendrá y la fase de cachorro/bolita dura muy poco para dar paso luego a la adolescencia canina. Educar a un cachorro y luego a un perro joven requiere mucha energía y tiempo, más desde luego que abrir las puertas de nuestro hogar a un animal adulto. Aunque bastante bien salen los pobres por ellos solitos en la mayoría de los casos.

A nuestras parejas es raro que las conociéramos cuando fueron adorables bebés. De hecho, haber elegido a nuestra pareja de bebé hubiera sido más arriesgado que jugar con los trileros de la plaza Mayor. No queremos la incógnita de cómo puedan salir de mayores, queremos conocer cómo son ya de adultos antes de meterlos en nuestra vida. ¿Por qué no con los perros?

De hecho, el tercer motivo de abandono de un animal es su comportamiento (último estudio de Fundación Affinity).

 

Todo eso en buenas protectoras, claro, en aquellas que se toman su labor en serio e intentan, contra viento y marea, trabajar de la manera más profesional posible. Aunque de la necesaria profesionalización de las asociaciones protectoras ya hablaremos en un futuro, porque da para mucho. Hay demasiado voluntarismo, unas dosis considerables de caos y diferencias notables entre las distintas zonas de España.

A veces se equivocan, por supuesto. A veces niegan un animal a una familia que podría haber sido excelente. A veces se pasan de frenada, claro que sí. Son humanos. Humanos escarmentados, que han visto demasiado.

Creo sinceramente que la labor de recibir y valorar a los potenciales adoptantes es la más compleja en una protectora. Eso sí que es difícil. Y lo hace gente a la que no necesariamente se ha preparado para ello. Tenedlo presente, porque ese sería el cuarto y último consejo. 

La perrita de un blanco inmaculado que acompaña este post apenas tiene año y medio y se llama Chasca. Es una mestiza de tamaño mediano que fue rescatada de una perrera de Albacete.

En la protectora madrileña Animales con un Nuevo Ritmo cuentan que “es muy dulce y tranquila, un amor de perrita. Con otros perros tiene muy buena relación”.

Está sana y se entrega desparasitada, vacunada, chipada, esterilizada y con contrato de adopción.

Para apadrinar o adoptar a Chaska: acunrmadrid@gmail.com o acunrmadrid1@hotmail.com

La Uned, junto a Fundación Mascoteros, facilitará dos cursos sobre bienestar animal en 2020


La semana pasada tuvimos una muy buena noticia. En España es preciso que haya mucha más formación sobre lo que es bienestar animal, sobre tenencia responsable, maltrato y legislación relacionada.

Hace falta en la sociedad, empezando por los propietarios de animales. Con frecuencia también entre los profesionales que tratan con ellos. Por supuesto, entre los garantes de que se cumpla la ley y se respeten sus derechos y dentro del mundo de la protección animal.

Por eso es una buena noticia que la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y la Fundación Mascoteros vayan a programar dos cursos sobre bienestar animal, inscritos en el programa de Formación Permanente de la universidad.

Uno, bautizado como Capacitación social en educación canina, tenencia responsable y gestión del bienestar animal, se centrará en el cuidado, educación canina y tenencia responsable. El otro Cualificación para profesionales de centros de atención animal, gestión, salud y bienestar, en atención animal, gestión y salud para los profesionales del sector.

“Somos la primera universidad pública que adquiere un compromiso real y diseña este programa doble de bienestar animal; uno destinado a los particulares que tienen inquietud por cuidar y conocer a los animales, y otro para aumentar la cualificación de las personas que trabajan en centros de atención animal, clínicas veterinarias, tiendas, refugios y centros municipales, donde hay mucha carencia de formación”, aseguran desde la universidad.

Como explican en el comunicado que lo ha hecho público, “supone la primera opción de formación superior para un sector de escasa regulación normativa y cuyo desarrollo depende en gran medida, según los responsables de la Fundación, del voluntarismo y la intuición de quienes se ocupan del cuidado de los animales”.

En ambos casos hablamos de 75 horas lectivas, están adscritos al programa de Desarrollo Profesional y Personal de la UNED y dotan a quienes los sigan del Certificado de Enseñanza Abierta. Los estudiantes obtendrán tres créditos ECT que pueden sumarse, tras la pertinente convalidación, a cualquier título oficial europeo. Los precios son de 180 y 201 euros, respectivamente. Se han planificado tres convocatorias, a partir de enero, que se realizarán a lo largo del 2020. La metodología es totalmente online, incluidas las pruebas finales que darán derecho al título final.

Macario y Alina, la pareja de rubios que acompaña este texto, están en la protectora madrileña PROA esperando un hogar.

Macario, el más peque, “es joven, alegre, se lleva bien con otros perros. Tiene un tamaño y peso ideales para una casa, viajar con él, compañero para todo”.

Alina es “muy sociable con todo el mundo, se lleva bien con perros. Es joven, activa y muy alegre”.

Todos los perros de Proa se entregan vacunados, desparasitados, esterilizados, con chip y con contrato de adopción. Solo en Madrid.

En las fichas de su página web se puede acceder al formulario de adopción.

Este sábado tendrá lugar en Madrid la segunda feria por la sensibilidad animal

Este sábado en Madrid, que hará un tiempo muy agradable, la asociación protectora ASA (Asociación por la Sensibilidad Animal) celebra su segunda feria solidaria.

Una jornada estupenda para acercarnos en familia, disfrutar y también echar una mano a los animales sin hogar. Mucho mejor que ir al zoo con los niños.

Tendrá lugar en el parque Liana de Móstoles desde de 10 de la mañana hasta las 21 de la noche. Además de ASA, la entidad organizadora, se han sumado otras cincuenta protectoras.

¿Qué veremos allí? Pues animales, por supuesto, que incluso desfilarán para que los conozcamos mejor y tal vez encuentren un hogar. También rifas, magia y distintas actividades infantiles.

Más en concreto, a las doce actuará el Mago Torpedete; a las 17 los peques podrán disfrutar de El Duende de los Títeres; a las 18 toca la Fanvención; y el broche final la actuación del grupo musical Corner 11 a las 19.30.

Os animo a ir para conocer y ayudar a animales como los que acompañan este texto, dos perros de las denominadas razas potencialmente peligrosas, para cuya adopción es preciso tener una licencia específica, y dos gatos adultos. Todos ellos rescatados de una perrera. Los animales que más difícil tienen encontrar su segunda oportunidad.

Contacto para adoptar: asa.sensibilidadanimal@gmail.com

Kurt es un macho de dos años, “entró de cachorro en la perrera, le llevaron a una residencia y cuando querían devolverlo ASA le adoptó. Es un perro diez, sociable con perros, niños y adultos.

Zoe es una hembra de dos años. “Es una perra maravillosa, sociable con perros, niños y adultos”.

Arya también tiene unos dos añitos. “La sacamos de la perrera y al principio era muy desconfiada y poco sociable. Poco a poco va cogiendo confianza”.

Diana tiene tres años, y “es muy mimosa y sociable con personas y gatos bebés, menos con perros y gatos pero con el tiempo se va acostumbrando”.

Cordelia y sus cuatro cachorros necesitan con urgencia una casa de acogida

A Cordelia la abandonaron en una perrera municipal de Córdoba a punto de parir. La dejaron allí siendo ya mayor junto a otras tres perritas, todas ellas mayores, alguna con problemas de salud.

Han tenido un primer golpe de buena suerte, porque las ha recogido la protectora El amigo fiel, pero Cordelia traía una compañía inesperada.

El otro día llevamos a Cordelia de nuevo al veterinario, porque nos estaba resultando extraño la barriga que tenía. Le hicimos una ecografía y ya nos llevamos el chasco que nos temíamos: embarazada.

Por supuesto, nuestra primera opción fue pensar en interrumpir el embarazo pero por desgracia nuestros veterinarios nos informaron, que por el avanzado estado de gestación, iba a resultar imposible, por el riesgo que suponía para el animal.

Nos dieron un plazo muy cercano para el parto, y así fue, justo esa misma noche, estaba dando a luz a sus cuatro bebés.

Y así estamos, con Cordelia que ha tenido a sus bebés en el chenil de la residencia porque no tenemos una acogida donde tenerla.

Tuvo a tres machos y una hembra, que serán preciosos mestizos de tamaño pequeño. Pero los cinco siguen en una residencia, y no es el mejor lugar para ellos, “las noches son frías y deberían de estar todos en un hogar”.

Necesitan con urgencia un hogar de acogida responsable y comprometido donde puedan estar juntos hasta que tenga edad suficiente para ser adoptados.

Una habitación, un pequeño rincón en el que estar tranquilos y seguros, el que que crecer. No precisan mucho espacio.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

Hasta los cuatro meses, un cachorro debe estar con su madre y sus hermanos

No hay experto que no lo asevere. Lo ideal para un cachorro es estar con su madre y sus hermanos de camada hasta esa edad. Los perros que tienen al menos esas semanas de aprendizaje junto a su progenitora y sus iguales tienen más papeletas para ser animales equilibrados y bien socializados.

Ese es el ideal. Un ideal contemplado en las leyes de protección animal. Siempre que esté en nuestra mano, hay que intentar respetar esas dieciséis semanas. Por monísima que sea una bolita de pelo de dos meses, por mucho que nos digan que no pasa nada si nos llevamos a ese cachorro tan pronto, hay que procurar esperar.

La paciencia es una virtud poco ponderada, que viene muy bien muchas veces a lo largo de la vida.

Pero como pasa con todos los ideales, por desgracia, no siempre los podemos cumplir. Hay cachorros que son abandonados antes, por lo que esa separación es forzosa. Algunos tan pronto que tienen que ser criados a biberón. Animales con los que hay que extremar el cariño y la socialización.

Así ha sido por ejemplo en el caso de Lima, una cachorra que acabó con apenas dos meses y medio en el CECA (centro de control animal), la perrera municipal de Córdoba, en plena ola de calor.

Ella como tantos que hay, sobreviven en cheniles a la espera de la compasión de la gente. En este caso, la pequeña se encontraba con otros que no eran de la misma camada, entre diarreas.

La sacamos de allí el otro día, ojalá pudiéramos haber sacado otros tantos, pero nuestros medios son limitados y nos es imposible. Lima al tratarse de una raza castigada, sabíamos que sus oportunidades de salir eran muy escasas. Es un cruce de podenquita y su futuro en la perrera no era muy esperanzador.

Lima ha ido directamente de un chenil a otro, está ahora mismo en residencia. No tenemos una casa que ofrecerle, por muy diminuta que sea esta cachorra.

Por eso pedimos para ella desesperadamente un hogar, ya sea acogida o adopción. No es justo que crezca en una jaula.

Lima se entrega en acogida y/ó adopción con seguimientos, contrato, pasaporte europeo, microchip, vacunas, analíticas, desparasitaciones, esterilización (con compromiso) y revisión veterinaria. Está en Córdoba pero puede viajar a cualquier punto de España. Todo esto será a coste cero para el adoptante, nuestra Asociación asume tantos los gastos veterinarios como el traslado del animal.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org

En la protectora Apamag necesitan casas de acogida con urgencia para perros y gatos

Apamag es una asociación protectora que opera en la zona de Madrid y Guadalajara. Me piden ayuda porque en estos momentos necesitan con urgencias casas de acogida, como ellos plantean “sin casas de acogidas no podemos seguir ayudando a todos los peludos que lo necesitan. En vacaciones las necesitamos más que nunca”.

Una casa de acogida tiene todos los gastos cubiertos
, únicamente tiene que dar cariño y atender a los animales necesitados, perros y gatos.

A comienzos de mes precisamente os contaba lo importantes que son las casas de acogida para las protectoras y os animaba a vivir esta experiencia.

El contacto para ser casa de acogida es acogidas@apamag.org

Y la necesidad de contar con casas de acogida no quita que también sea preciso encontrar adoptantes, personas que asuman de por vida la responsabilidad de sumar unos de estos animales a su familias.

El contacto en este caso es adopciones@apamag.org o 644490072 (preferiblemente Whatssap)

Termino dejándoos aquí algunos de los animales de Apamag que necesitan hogares temporales o definitivos y solicitando, igual que ellos lo hicieron conmigo, vuestra ayuda para difundir esta petición de auxilio:

BOWIE: lleva mucho tiempo en residencia, no dejemos que pase otro verano más allí. Es un mimosón de mucho cuidado y ha mejorado mucho en las presentaciones con otros machos.

NILO: se encuenta en residencia solidaria en el proyecto @sweetandrescue. Fanny trabaja para que Nilo progrese cada día. Y así lo ha hecho, ha demostrado ser un perro muy noble y gracioso.


GABRIELA y SUS CACHORROS:
lo ideal es que vayan los cuatro juntos pero también pueden ir de dos en dos. No podrás evitar enamorarte de todos ellos.


DENVER y RIO:
se prefiere que vayan a una acogida los dos juntitos, se complementan muy bien y les encanta pasar tiempo juntos. Son un amor y muy cariñosos, y también un poco locuelos, como cachorros que son.

DIANA y WATSON: también se prefiere que vayan los dos juntos en acogida. Al principio son un poco tímidos pero una vez que entran en confianza los ronroneos se seguirán uno detrás de otro.


BEAUTY: necesitamos desde ya una acogida. Después de ser adoptada ha vuelto a nosotros. Es cariñosa, juguetona y activa.


NANAO y HARU
: Son buenos, cariñosos y juguetones. Su acogida se acaba ya y no tenemos donde llevarles.

GUERNIKA: es un jovenzuelo activo, juguetón y super sociable. Con él no te aburrirás.

POLI: necesita acogida desde el 10 al 19 de Agosto sin otros gatos. Muy sociable y cariñoso.

NIVA: acogida a partir del dos de Agosto. Es una gatita que necesita que le ayudes a confiar en las personas, es sorda y ve poco, tienes que tener paciencia para que poco a poco se de cuenta que no vamos a hacerla daño.

Sisuka espera en un circo un hogar de acogida o definitiva

Sí, sí, habéis leído bien el titular. Sisuka está en un circo. Ha acabado allí tras perder dos veces a su familia.

La primera vez porque su amo falleció. La segunda porque la adoptó una persona procedente de Lituania que ha vuelto a su país sin ella.

La cuestión es que está en Murcia en un circo, uno muy humilde, de manera muy temporal.El día 24 de mayo ese circo se vuelve a poner en marcha y ella necesita con urgencia un hogar de acogida temporal o, mejor aún, una familia definitiva. Donde sea dentro de la península.

Sisuka tiene unos nueve o diez años y me cuentan que tiene muy buen carácter y que es compatible con niños.

Está atada y su estado y aspecto es francamente mejorable. Y mejorará a poco que reciba un mínimo de atenciones.

Es la asociación perrigatossinfronteras la que está intentando cambiar su suerte.

Para más información: perrigatossinfronteras@gmail.com 670959688

 

A la pequeña Polina la arrojaron a un canal estando a punto de parir

Otra historia de abandono y maltrato, esta vez procedente de la protectora El amigo fiel de Córdoba. Otra historia que ejemplifica la poca responsabilidad de demasiadas personas, la necesidad de esterilizar y cómo las protectoras acaban asumiendo las negligencias ajenas y los animales son los que más las sufren.

Nos superan las historias de absoluta indiferencia hacia los animales. El ser humano sorprende una vez más por su insensibilidad hacia los más vulnerables.

Esta perrita estaba tirada dentro de un canal, desorientada y sin poder salir, por suerte pudo ser rescatada. No se sabe el tiempo que llevaba allí.

Como la familia que la salvó no podía hacerse cargo de ella, hemos asumido el caso para poder darle un futuro a esta pobre.

Hoy la hemos llevado al veterinario porque nos temíamos lo peor por como estaba de gordita y así ha sido. POLINA está embarazada, a término. Pero lo malo es que no vamos a poder cortar la gestación porque dará a luz en cualquier momento. Nuestros veterinarios han valorado el riesgo y es muy alto. Por lo tanto, está clara nuestra decisión.

Hemos hecho una ecografía donde se veía el tamaño de las crías, después de la radiografía digital se ha visto claramente que los pequeños están muy grandes y a punto de ver la luz. Casi seguro que serán dos bebés, sus pequeños cráneos y columnas se ven perfectamente.

Es una complicación, si ya es difícil una adopción, ni que decir la de otros dos seres que no tenían que venir a este mundo por la insensatez de la persona que alguna vez tuvo a esta perra, la cual no le importó su destino.

Ahora solo nos queda esperar. Polina será mamá en horas y solo queremos que ocurra sin problemas, ya ha pasado demasiado esta pequeña.

Mientras que la esterilización siga siendo un capricho, no una obligación y mientras el abandono y maltrato no tengan penas ejemplares, esto seguirá ocurriendo una y mil veces. Es una vergüenza.

Polina necesitará un hogar, igual que sus dos cachorros. Y en esta protectora siempre vienen bien los voluntarios y casas acogidas para poder ayudar en casos así.

Contacto: informacion@elamigofielcordoba.org