True Detective ha perdido su magia subyugante

No sé muy bien de qué manera se forjó la fama, pero True Detective se estrenó con la etiqueta de obra maestra y, en aquel momento, muy pocos se opusieron a la hipérbole.

Recuerdo que, estéticamente, la serie me pareció magnífica: su tono documental, sus imágenes oníricas y la forma de reflejar los secretos que se escondían detrás de las apariencias eran fascinantes, pese a que los monólogos de Rust Cohle me adormecían inevitablemente.

Ahora, y sobre todo tras la desastrosa segunda temporada, los espectadores no tienen tanto miedo a decir lo que de verdad pensaban de la serie, y True Detective está posicionada en un lugar más acorde a su calidad real.

Con las expectativas más bajas, el estreno de la tercera temporada de la serie de Nic Pizzolatto —que, en esta ocasión, dirige además de escribir y efectuar la labor de showrunner— no ha levantado tanta polémica, ni para bien ni para mal.

Tras el visionado de los dos primeros episodios, mi impresión es que la serie vuelve sobre una historia similar a la de la primera temporada, intentando remedar tanto el enigma lleno de ramificaciones ocultas como la química entre la pareja protagonista, pero sin conseguirlo.

Mahershala Ali, que da vida al policía Wayne Hays, es un actor de talento, y su rostro, tanto caracterizado de anciano en el rodaje del documental como durante el flashback de la historia, me emociona por su capacidad de reflejar las heridas internas. Además, su discurso no me lleva la tierra de Morfeo como ocurría con Rust.

Sin embargo, el tono convencional del guion, los diálogos llenos de lugares comunes de los dos policías duros, bebedores y misóginos, y, sobre todo una estética que carece de la magia subyugante de la primera entrega, hace que los episodios se desarrollen ante mis ojos sin la emoción de estar viendo algo fascinante.

De igual modo, Ali eclipsa a Stephen Dorff de tal modo que, de momento, no hemos podido apreciar la química de colegas que era otro de los aciertos de la primera temporada, con un excelente Woody Harrelson que le daba la réplica a la perfección a McConaughey.

Sin el misterio y el toque enigmático, la tercera temporada, pese a su impecable fotografía y la interpretación de Ali, queda como una historia policial que se ve bien, pero que no suscita pasión.

Habrá que ver cómo se desarrolla y si la historia nos conduce por senderos imprevisibles que nos permitan contemplarla con más admiración. De momento, eso no ha sucedido y el resultado me ha dejado bastante indiferente.

7 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser fer

    si no le gusta al crítico hay que darle una oportunidad seguro.

    21 enero 2019 | 11:29

  2. Dice ser Juanan

    ¿Son los dos protagonistas misóginos? Pregunto.

    21 enero 2019 | 13:22

  3. Dice ser Jcg1977

    Y como ha llegado la autora del articulo a la conclusion de que los protagonistas son misogenos???, a lo mejor he visto otros dos capitulos diferente…

    21 enero 2019 | 14:44

  4. Dice ser Daniel Jimenez Blanco

    Vaya un criterio más obtuso, la primera temporada es de lo mejor que he visto en tiémpo, sin duda

    21 enero 2019 | 15:59

  5. Dice ser Eolo

    Hola.
    No consigo recordar nada relativo a la misoginia en los episodios 1 y 2.
    M. Ali aparece más que S. Dorf. No sé si eso equivale a “eclipsar”.
    A mí me ha impactado como han ambientado tres momentos históricos para la historia que cuentan. Y sí, M. Ali está impresionante.
    Me hago cargo de que no es lo mismo ver una serie por obligación que con ilusión, pero ¿que tal si esperamos a que la acción avance, para ver qué nos ofrece?
    Un saludo.

    21 enero 2019 | 17:38

  6. Dice ser Radix

    Como darle Jabugo al cuñao de turno. Pretende hacer de todos su desgana por una serie que en su primera temporada es de lo mejor del género. Váyase a ver Prison Break que está más a la altura de su nivel.

    21 enero 2019 | 17:57

  7. Dice ser Pólux

    ¿¿Los monólogos de Rust le producían somnolencia?? Jajajajajajaja… ¡Increíble! Me da que no entendió una palabra de la filosofía que encerraba la primera temporada. Aquí cualquiera es crítico titulado.
    La primera temporada de esta serie es el mejor thriller que he visto desde “El silencio de los corderos”.

    22 enero 2019 | 10:23

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.