BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Pesadilla en la cocina o cómo servir filetes de unicornio

Una nueva entrega de Pesadilla en la Cocina, programa que nunca deja de sorprendernos. De sorprendernos por haber comido por ahí y no haber muerto nunca intoxicados.

A estas alturas creo que, si he pasado la prueba de comer de menú por aquí y por allí, me puedo comer un perro muerto y en lugar de estirar la pata, engordo.

El restaurante que nos ocupa no es un restaurante normal. Es el puñetero Titanic de los restaurantes. Por grande, por recargado y por lo del hundimiento.

Se suponía que iba a ser el restaurante persa más importante de Europa. En Rivas Vaciamadrid. Que ojo, no tengo nada en contra de Rivas, pero no creo que fueran a venir muchos europeos (ni madrileños) hasta Rivas a comer en un persa…

Y menos en ese. Estaba la sala llena de cosas persas, incluidos bustos de Darios y Jerjes barbudos que acojonaban. ¿Cómo vas a disfrutar comiendo mientras te mira gente muerta y barbuda? No se puede. No.

Además, es difícil comer comida iraní o persa cuando en el local persa sólo sirven comida española. Es como ir a Japón a que te pongan un rabo de toro estofado y exigir que te lo sirva un mariachi vestido de guerrero Masai.

El camarero era un as. Podría haber protagonizado El lobo de Wall Street o Mentiras Arriesgadas, cualquiera de las dos, porque qué bien mentía. Te viene uno de los chefs más prestigiosos del mundo y le intentas estafar diciéndole que tienes boletus frescos cuando no hay.

Muy bien muchacho. La próxima vez que vea a Chicote le diré que tengo unos maravillosos filetes de unicornio, que si quiere probarlos.

Al solomillo de cerdo le ponían “ibérico” porque solomillo de cerdo a secas no sonaba bien. Vale, genial, sigamos razonando como en ese restaurante: “Vendo Opel Ferrari 1.200 con elevalunas eléctricos manuales y aire acondicionado a lo deprisa que vayas y de cuánto abras las ventanillas”. Me forro.

Otro ejemplo: El rodaballo era salvaje. “No sé qué es salvaje, ¿que tiene que estar peleando encima del plato?“, se preguntaba el camarero, que entiende de cocina lo que yo de fístulas anales en invertebrados. Era rodaballo de piscina.

Liberad a Rodabaly, la historia que conmovió a Spielberg. Pero conmover en el sentido de que le produjo una colitis que si no se la tratan se amortaja echándolo todo por el asterisco.

Fijaos lo que es la costumbre: entra Chicote en una cocina y si no está llena de mierda, te quedas con las ganas. No sé, debe ser el síndrome de Mierdocolmo.

“Yo mentiroso no soy. ¿Engañoso? cierto”, así lo expresaba un camarero, que miente tan bien que si le pusieran un polígrafo las agujas se pondrían a lo Eduardo Manostijeras y montarían una escabechina con los presentes.

Menos mal que había un jefe que sabía meterle tensión a las cosas. Sí, entraba en la cocina y decía bajito “vamos, vamos, vamos”. Era como un teletubbie que llevara un escuadrón de legionarios.

Chicote les hizo una trece catorce para espabilar al personal, diciéndoles que se rendía, que abandonaba. Y claro, a todos les dio un sofoco que ríete tú de la menopausia.

Y entonces llegó un dramón que casi hace que llore Chicote, porque la verdad es que la cosa estaba chunga. Así que al chef se le enterneció el corazón y decidió seguir adelante.

A mí también me enterneció un poco, la verdad, porque los dueños parecían simplemente buena gente desbordada y por lo general, eso hace que los demás, en lugar de ayudar, se echen al cuello.

El caso es que el local quedó que se tuvo que herniar más de un obrero, pero lo hicieron. Y se me va el tono, pero os diré que Chicote, proponiendo y cediendo recetas que él mismo vende y ha vendido, es muy generoso.

Y bueno, parece que la cosa se arregló… ya veremos la temporada que viene, cuando vuelva Chicote.

10 comentarios

  1. Sinceramente lo de ayer fué una vez más una pasada. definitivamente, y como dice un buen amigo mio, Dios da dientes a quién no tiene pan…

    Cuanto restaurante desastroso llevado por ineptos…y en muchos casos guarros…

    saludos

    http://alicantegusta.com/recetas-de-cocina/2-recetas-de-cocina/1007-zarangollo-tipico-de-villena.html

    05 Marzo 2014 | 08:19

  2. Dice ser AreaEstudiantis

    El camarero de lo mejor que he visto en el programa. Pero la historia en sí, daba penica.

    http://areaestudiantis.com

    05 Marzo 2014 | 08:59

  3. Dice ser Nomada sedentario

    Bien. Gus, bien. En tu linea.
    Pero a quien se le ocurre meter tantisimo dinero sin tener ni puta idea, que barbaridad. Efectivamente hay que hacer incapie en la eleccion de la zona, no parece rivas un sitio muy chic, y tampoco creo que se llene de gente de mercamadrid, que si no me equivoco no queda muy apratado.
    Y me pregunto si sanidad despues de ver estos programas no estara reclutando una legion de inspectores , por que vaya tela.
    Entiendo por el final del post que la temporada se acabo. Pero si ha habido tres programas, estos curran menos que un espia sordo.

    Creo que han copiado tambien el programa de el jefe, que por cierto me parece un insulto. Increible, un presidente de empresa de mudanzas que no sabe embalar un cenicero, la rehostia. Pobres trabajadores norte americanos, peor que a las ratas los tratan.
    Lo peor es que no queda mucho para que pase aqui, si no esta pasando ya. Trabajan y son pobres , buf que depresion.

    05 Marzo 2014 | 10:16

  4. Dice ser Mia

    Estoy harta de los mismos programas en cada canal, la cocina los mismo en 3 canales, las casas de empeño, 3 programas idénticos, lo del baile 2 iguales y suma y sigue

    http://miaholger.over-blog.com/2014/03/habillez-vous-comme-les-stars-des-oscar-2014.html

    05 Marzo 2014 | 10:27

  5. Dice ser Rick

    Pero os seguís creyendo esta farsa ???

    Mi familia estuvo en el rodaje de uno, y es todo un MONTAJE.

    Lo que no sé es por qué nadie ha denunciado esto y cómo sigue en pantalla… Aquí nos tragamos lo que sea.

    05 Marzo 2014 | 10:32

  6. Dice ser parafashionyo

    Vaya telita! Las cosas que se ven en este programa. Por cierto, me han dicho que no es real y que pagan a actores para que hagan el papelón ¿Será verdad?

    http://www.parafashioyoy.com

    05 Marzo 2014 | 10:46

  7. Dice ser wer,rt

    Que muchos no pueden entender, tenemos los tres cocineros entre los mejores cinco del mundo.
    Esto debe ser el espejo del nivel de las cocinas en España, por desgracia es justo lo contrario.
    Ni cientos de programas de la TV hablando de la dieta mediterráneo pueden elevar el nivel de la hostelería. Ni la propaganda de todos los medios que somos los mejores, que tenemos la mejor cocina del mundo ni la propaganda del Ayuntamiento que tal y cual Restaurante es el mejor del pueblo aumentan el nivel, conozco hace 35 años la costa Blanca y su hostelería he visto muchos Hoteleros llegar y marcharse, muy pocos han logrado a largo plazo tener sus locales funcionado, por desgracia tengo que decir los que más tiempo se parten el pastel son Restaurantes con propietarios extranjeros.

    Ni los centros de FP donde se tritura al desempleado hacer un curso de cocinero si no quiere perder la prestación del desempleo, sirven para aumentar el nivel.
    Ser propietario de un Restaurante es lo más fácil, dinero y de montes el chiringuito.

    05 Marzo 2014 | 11:01

  8. Dice ser Sicoloco del casting de Foolyou

    Para dar emoción todo está teatralizado y dramatizado hasta la exageración como en “Hermano Mayor” y todos esos realitys llenos de gente loca y exagerada que rozan el asesinato.en realidád la gente es muy pasiva cuando no está la televisión delante.

    05 Marzo 2014 | 11:51

  9. Dice ser Carmela

    A mí me resulta un programa agobiante. No he podido ver ninguno entero porque no lo aguanto, pero los pocos de los que he visto algunos trozos, me parecen de locos. No entiendo a un cocinero metido a psicólogo, que tenga que decirlo todo a grito pelado y de cualquier manera.
    Resumiendo, que no me ha gustado lo que he visto y cuando coincido, cambio de canal. Si hay que ayudar a un empresario a sacar su restaurante del hoyo, pues se le ayuda, pero ¿por qué tiene que ser a base de gritos, insultos, portazos…? Ahora mismo recuerdo uno de esos trozos que ví, un individuo de la cofradía de no sé qué virgen, madre mía, qué show… ¿me tengo que creer que no se puede hacer un programa serio sobre este tema? Ah, ya, dirán que es que el público quiere esto… en fin… apaga la tele y enciende la imaginación.

    05 Marzo 2014 | 12:11

Los comentarios están cerrados.