BLOGS

Iguales e intransferibles: los permisos por nacimiento o adopción

Por Isabel Izquierdo y Ángeles Briñón 

Isabel IzquierdoIsabel: La maternidad ha sido un concepto controvertido durante mi desarrollo. Aprendí a cuidar utilizando muñecos e interpretando sus necesidades con imaginación; y digo aprender, porque no nací sabiendo cuidar. Con el tiempo he podido ver que ser madre o padre implica estar inserto en un complejo entramado de contextos (empresa, Estado y familia) que pueden o no facilitar el proceso.

Me aterra la idea de poder ser discriminada laboralmente no sólo porque sea mujer y algún día puede que intente ser madre, sino porque el ordenamiento jurídico del Estado Español configura una estructura legislativa perversa que da lugar a que las empresas consideren que soy mano de obra de alto riesgo por implicar la posibilidad de ser madre con un permiso de dieciséis semanas, mientras que si fuera padre serían dos.

El día que decida ser madre, quiero contar con la posibilidad de que la persona con la que inicio ese proyecto común también pueda realizar la transición al cuidado conmigo en las mismas condiciones y poder crear familia desde la corresponsabilidad.

Ángeles BriñónÁngeles: Fui madre en una época en que la obligación de cuidar recaía, salvo escasas excepciones, en las mujeres. No importaba si trabajábamos fuera de casa o no: cuidar de la familia era cosa nuestra. Fuimos muchas las que dejamos nuestro trabajo “por un tiempo” para dedicarnos a cuidar de nuestras criaturas, o que trabajamos fuera y dentro de casa desarrollando una doble jornada laboral. Los hombres que cuidaban eran una excepción que se ponía de ejemplo. ¿Qué sucede ahora? La esperanza de vida ha aumentado considerablemente y las mujeres que cuidamos de nuestras criaturas seguimos cuidando, ahora a nuestras madres y padres.

Al igual que a Isabel me horroriza pensar que las jóvenes hoy se encuentren en la misma encrucijada: ser mujer sigue siendo un hándicap para desarrollar una carrera profesional: están sobradamente preparadas, pero las empresas siguen penalizándolas por el mero hecho de que un día puedan ser madres.

Pertenecemos a dos generaciones distintas, pero tanto Ángeles como Isabel pensamos que la incorporación de la mujer al mercado laboral ha producido cambios importantes en la organización y gestión de las familias. Las dos creemos que, a pesar de la aparente igualdad de oportunidades, la transición a la maternidad y paternidad no es equivalente porque los permisos no son iguales.

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento o Adopción, PPiiNA, a la que ambas pertenecemos, ha elaborado una Proposición de Ley de Reforma de los Permisos. Esta proposición permite el abordaje de esta diferenciación sistemática entre padres y madres reivindicando los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%. Registrada hace un año en el Congreso, y aprobada por unanimidad, sigue sin ser debatida.

Junto al resto de compañeras y compañeros de la PPiiNA, las dos participamos el pasado 1 de junio en un flashmob en la Puerta del Sol para reivindicar una maternidad /paternidad corresponsable. El acto coincidió con la celebración, por primera vez, del Día Internacional de las Madres y Los Padres“, aprobado el pasado octubre por la ONU. Pero el contexto actual en España no facilita que éste día sea una celebración, sino un día de reivindicación por los derechos iguales de padres y madres.

 

Ángeles Briñón es socióloga. Experta en igualdad y conciliación. Como emprendedora crea Brizas Audigen, S.L., empresa que elabora materiales e imparte cursos sobre igualdad de oportunidades adaptados a las necesidades de cada entidad. Asesora a empresas en la elaboración de Planes de Igualdad.
Isabel Izquierdo es Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente cursa el Master en metodología de las ciencias del comportamiento y de la salud (UAM) y el Master en Salud Sexual y Sexología Clínica (UNED). Ha colaborado como investigadora en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y en la Universidad Autónoma de Madrid.

9 comentarios

  1. Dice ser Chon

    Muy buena la idea, no sabía que existía. Muy bien la Plataforma, la acción en la calle y la propuesta legal. Gracias por luchar por los derechos de todos.
    Éste es un magnífico ejemplo.
    Gracias!

    06 junio 2013 | 10:43

  2. Dice ser Antonio

    En este articulo si que es de aplauso, siempre he defendido la igualdad de permisos ya que sin eso los empresarios se quedarian sin excusas.

    Por otro lado, defiende la igualdad, y ya desde el inicio de la maternidad/paternidad se ve que ambos estan ahi, que sino ya partimos de un inicio correcto(los padres trabajando, las madres con miedo a dejar a los niños solos, reduccion de jornada).

    Lo dicho, felicidades

    06 junio 2013 | 11:35

  3. Dice ser Jonatan

    Pues estoy de acuerdo con el fondo, pero hay una parte que no entiendo de las declaraciones de Isabel. Acabo de ser padre y segun lei, las 16 semanas de permiso se pueden repartir entre el padre y la madre, por lo que las empresas deberian estar igualmente “preocupadas” si un trabajador suyo (independientemente del sexo) va a ser Padre.

    De todas maneras en el aspecto de conciliacion familiar, permisos por paternidad/maternidad, etc. en España, todavia vivimos en la Edad Media… estamos muuuuuy atrasados. En dos semanas de permiso no te da tiempo ni a que tu hijo te conozca, ni practicamente a realizar todos los tramites del nacimiento. Esta aprobado ampliar a 1 mes el permiso, pero lo llevan atrasando años…. una pena

    06 junio 2013 | 16:05

  4. Dice ser Madre

    Entiendo tu temor Isabel.

    Es triste, pero cierto, que en un país tan “desarrollado” como el nuestro se sigue discriminando a la mujer por ser madre.

    En mi caso, desde el mismo día que anuncié mi embarazo,pasé de ser una “gran trabajadora” (según palabras del director) a “una vaga” (si,el mismo caballero).
    Si el embarazo es complicado pasas a ser un parásito laboral. Si necesitas reducción para poder cuidar de tu hijo,resulta que vas a pasar el rato y trabajar lo mínimo, creándole grandes problemas al pobre empresario. Si para no pedir reducción pides un cambio de turno…¡imposible! y si te puedo hacer a un lado, menospreciarte y negarte derechos ante el resto, pues mejor.

    Hay quien dice que mires las cosas desde el lado de la empresa, que ellos lo que quieren es ganar dinero y claro, embarazada o siendo madre no eres rentable. Yo les respondo que se pongan ellos en mi lugar,que sean sus mujeres,hermanas primas o amigas las que se queden embarazadas y reciban este trato. Que sean las mujeres de los señores jefes, superiores o como se quieran llamar, las que pasen a ser unas ” vagas”, seguro que cambian de idea.

    Por eso son necesarias mas ideas como estas y unas leyes que nos defiendan por igual, sin márgenes discriminatorios donde se agarren los empresarios.

    Muchas gracias

    06 junio 2013 | 16:51

  5. Dice ser mari mar

    A ISABEL: por desgracia, el que un empresario pueda considerarte “material de alto riesgo”, no es sólo por la diferencia entre las 16 semanas a los que tiene derecho la mujer, y las 2 del hombre. Hay mucho más, y con ésto no estoy justificando nada, que quede claro.

    Precioso lo del proyecto de corresponsabilidad.

    06 junio 2013 | 20:25

  6. Dice ser Antonio

    #Mari-mar

    ¿Podrias explicarnos a los demas que mas motivos hay para ser denominado como un empleado de “alto riesgo”?

    Lo digo debido a que si quitamos la baja por maternidad, esta demostrado mediante estadisticas que las mujeres cogen menos dias de baja que los hombre generalmente.

    Despues de las bajas por maternidad/paternidad y enfermedades X, estan las bajas por regla en el caso de ellas, y en ellos los Lunes/Viernes por motivos de “estomago”.

    #Madre,

    Es cierto eso que comentas, no hay empatia generalmente, los hombres se olvidan que hay mujeres que les importan en su vida, y que las injusticias que las suceden les afectan, al igual que las mujeres se olvidan de lo mismo respecto a los hombres.

    Al final egoismo puro y duro.

    Un saludo.

    06 junio 2013 | 21:38

  7. Dice ser Enrique

    Jonatan:

    Dices: “Acabo de ser padre y según leí, las 16 semanas de permiso se pueden repartir entre el padre y la madre, por lo que las empresas deberían estar igualmente “preocupadas” si un trabajador suyo (independientemente del sexo) va a ser Padre”.

    Que el permiso sea transferible es un engaño para que los gobiernos parezcan “igualitarios”, porque en el fondo se sabe que son las mujeres quienes se quedan en casa con las criaturas, así que no hay ningún temor por parte de las empresas a que ellos se cojan la parte del permiso que les corresponde por la transferencia. No solo tenemos una educación sexista que insta a cada varones y a mujeres a elegir unas determinadas opciones y no otras, sino que además, si tu mujer es despedida en cuanto la empresa sabe que está en período de gestación, ¿te arriesgarías tú a perder tu trabajo, el cual en tal caso sería el único por el cual ahora entraría dinero en casa, cogiéndote el permiso?

    Por eso el permiso de paternidad debe ser, como mínimo, igual al de maternidad, intransferible y obligatorio. Y si es remunerado, mejor que mejor: así comenzaremos a mostrar que la crianza es un trabajo que no solo sirve para la familia, sino que también para la sociedad.

    Un saludo.

    06 junio 2013 | 22:24

  8. Dice ser maria pazos

    Qué bueno el artículo! Enhorabuena, Ángeles, Isabel!
    Y muy bueno el debate. Enrique, de acuerdo contigo, actualmente menos de un 2% de los padres se toman algo del permiso de maternidad cedido, mientras que el 80% se toma su permiso de paternidad intransferible. O sea, que está clarísimo, lo de que haya esa parte del permiso de maternidad transferible es un engaño, papel mojado (aparte de que no se trata de quitar a la madre sino de que el padre tenga también su derecho propio en las mismas condiciones). Además, los derechos sociales son individuales en general, ¡qué casualidad que solo sea transferible el permiso para cuidar! Y es eso, para que tenga apariencia igualitaria, y así luego dicen que somos las mujeres las que queremos acaparar el cuidado y santas pascuas. Así que mejor cada cual sus derechos y luego libertad de ejercerlos. Y pagados al 100%, por supuesto!
    Saludos.

    10 junio 2013 | 17:03

  9. Dice ser Aristogeros Engonós

    Gran iniciativa, felicidades por el acto reivindicativo callejero y por la reivindicación en sí, que me parece fundamental para ir eliminando la división sexual del trabajo (productivo/reproductivo) que tantos perjuicios (discriminación y desigualdad) tiene para las mujeres.
    Vergüenza el último gobierno socialista que, después de aprobar la ley de igualdad con el permiso de 4 semanas obligatorias, intransferibles y pagadas al 100% para los padres (varones), va y aplaza su entrada en vigor, por supuesto con la excusa de la austeridad necesaria para combatir la crisis, aunque lo que cueste a las arcas del estado sea el chocolate del loro y aunque haya dinero para otras veintemil cosas absolutamente prescindibles.
    Vergüenza del actual gobierno conservador que, con la misma excusa de la crisis, también aplaza y aplaza la entrada en vigor de las 4 semanas de permiso paternal.
    Miopía social la de quienes no ven que la equiparación de los permisos maternos y paternos, y la individualización del derecho, son pasos revolucionarios con repercusiones múltiples a favor de la igualdad entre mujeres y hombres y contra la discriminación de las mujeres.

    13 junio 2013 | 11:43

Los comentarios están cerrados.