Recuperar las voces del ayer: así es la colección ‘La Guerra Civil española contada por sus protagonistas’

Rendición de soldados republicanos en la Sierra de Somosierra (1936)

Fernando Calvo González-Regueral, autor del libro La Guerral Civil. Los libros que nos la contaron (Almuzara), ejerce como director de la nueva colección La Guerra Civil contada por sus protagonistas que acaba de lanzar la editorial Almuzara este año. En el siguiente artículo, Calvo explica el plan y la pretensión de esta colección.

 

España, 1936-1939. Un país, dos fechas, centenares de miles de muertos y unas consecuencias históricas –tangibles e intangibles, morales e inmorales- que se prolongan traumáticamente de generación en generación. Pero ¿qué ocurrió para que nuestro país diera en la peor de las maldiciones, una guerra civil, “incivil” al decir de don Miguel de Unamuno? Que nadie busque la Verdad, esa quimera, y todos nos conformemos con comprender la suma de verdades parciales, las razones y sinrazones de unos y otros para atisbar siquiera los porqués que condujeron a la mayor tragedia de nuestra historia común.

Con ese reto en mente, Editorial Almuzara lanza este año 2019 –LXXX aniversario del final de la contienda- la colección La Guerra Civil contada por sus protagonistas. Doce títulos para doce meses, seis voces de cada bando con sus variados matices, desde Falange y el Requeté a monárquicos por la derecha; del anarquismo y el comunismo a los republicanos moderados por la izquierda. Sin intermediarios, sin “traductores”. Sin alteraciones, sin edulcorar nada de lo que dijeron. Sin componendas más que las dictadas por la búsqueda cabal de comprender lo acaecido. Relanzar las voces de los protagonistas de los hechos tal y como se expresaron en su momento, pretendiendo recoger una suma de voces que compongan un coro necesariamente desafinado, es decir, entremezclado, como la vida misma, como la misma historia.

Un coro en que todos tengan cabida para comprender las distintas facetas que tiene todo hecho bélico: civiles y militares, sacerdotes, médicos comisarios políticos e intelectuales, protagonistas directos de los hechos o meros sufridores del vendaval de odio. Todo ello con el ánimo de trasmitir a las generaciones venideras un testimonio global que permita a cada individuo –no radicalizado por odios extemporáneos- extraer sus propias conclusiones, única manera de formarse un juicio propio sobre un fenómeno tan removedor como una conflagración entre hermanos.

Cada libro llevará una introducción histórica y un prólogo sentimental a cargo de herederos de los autores, como por ejemplo el coronel Salafranca para Guerra en España (primer título de la colección), Eduardo García Serrano para Eugenio o proclamación de la primavera, Vida Montseny para Seis años de mi vida, o Marcos Giralt para Javier Mariño, la primera novela de Torrente Ballester. En 1978, el filósofo Julián Marías acuñaba una fórmula que no puede resumir mejor el resultado de lo ocurrido entre 1936 y 1939: “La de España fue la guerra de los justamente vencidos y los injustamente vencedores”. Sólo comprendiendo la radicalidad del mensaje de esta cita podremos entender que en cualquier conflicto, máxime si es civil, el enemigo es la propia guerra, pues no existe victoria moral cuando los vencidos son los propios compatriotas. Sanemos, con el bálsamo de la lectura, heridas abiertas y proclamemos con el poeta el respeto a todos los muertos, única forma de evitar en el futuro los errores del ayer.

O en palabras de don Manuel Azaña, presidente de una II República sepultada en los campos de batalla tras tres años de lucha sin cuartel: aprendamos, por fin, la lección de los muertos, quienes “ya no tienen odio, ya no tienen rencor, y nos envían, con los destellos de su luz, tranquila y remota como la de una estrella, el mensaje de la patria eterna que dice a todos sus hijos: Paz, Piedad y Perdón”.

Almuzara, editorial radicada en Córdoba y dirigida por don Manuel Pimentel, no escatima esfuerzos en esta iniciativa por considerarla necesaria, oportuna y sumamente interesante para comprender lo ocurrido. Ángeles López, periodista y escritora, y Fernando Calvo, especialista en la materia, codirigen la colección apoyados por un gran equipo de colaboradores.

*Las negritas son del bloguero, no del autor del texto.

5 comentarios

  1. Dice ser drekken

    Interesantes, ojalá sea una página de la historia de España que no se olvide nunca pero que podamos dejar atrás de una vez. Una buena recopilación de vídeos sobre lo sucedido, muy recomendable:

    http://documentalium.foroactivo.com/t1854-videos-de-la-guerra-civil-espanola

    13 febrero 2019 | 10:53

  2. Dice ser verdad pero verdadera

    vamos que los “fachas” eran todos unos asesinos, criminales, genocidas

    y los bolcheviques, comunistas, sucialistas y rojos golpistas de 1932, 1934, y amañadores de las elecciones de 1936 eran los buenos, modositos y victimas…..

    13 febrero 2019 | 13:20

  3. Dice ser Estefanía González

    No se sabe del cierto lo del pucherazo, entre otras cosas porque los Gobiernan y se consideran ganadores para siempre jamás, fueron los que escribieron la Historia, dejando a los demás sin Memoria. No es motivo un pucherazo que estamos hartos de que los haya en la actualidad, de montar una Guerra, eso se coció a fuego lento desde la Iglesia y la Monarquía desde fuera y que se largó el Rey por patas para que no lo lincharan.

    13 febrero 2019 | 14:45

  4. Dice ser nolomar

    Ahí, ahí 20Rojeras…. hay que seguir removiendo la mierda, que todavía, alucinantemente , da votos….

    13 febrero 2019 | 21:38

  5. Dice ser Pepe

    En 80 años desde el fin de la guerra civil jamás habia vuelto a respirarse de nuevo tanto el odio entre españoles como desde que ZP el inútil, volvió con la desmemoria histórica a tocar los cojones al pueblo español.

    Pedro Sánchez el okupa profanador ahora empeñado en llevarse a Franco a tomar por c… con él antes que lo echen a paradas.

    Hasta las nuevas generaciones que no sabían ni tenían interés en saber nada de la guerra civil andan implicadas con el tema de fachas y rojos.

    Que vergüenza de Psoe y que asco de políticos empeñados en revivir el genocidio. Pues nada, sigamos. A repetir el pasado.

    13 febrero 2019 | 22:48

Los comentarios están cerrados.