BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Cuatro grandes historias western para dar la bienvenida a los ocho odiosos de Quentin Tarantino


Como muchos sabréis, este viernes se estrena Los odiosos ocho (qué traducción más rara, ¿no?, ¿por qué no Los ocho odiosos?) del director Quentin Tarantino. Un director siempre interesante, que lleva unos años interesado en el western. ¿Qué será esta vez? ¿Algo maravilloso como la primera parte de Django desencadenado, o un bodrio narcisista como la segunda? ¿O de nuevo mezcla? Los Oscar no le han sido muy propicios en nominaciones, pero en cualquier caso, la acabaré viendo, aunque sea por deleitarme con una nueva banda sonora del gran Enio Morricone.

Los que sigáis este blog, ya conocéis mi pasión por el western, así que he pensado en recomendaros cuatro novelas para celebrar este estreno cinematográfico. Como hablamos de Tarantino y ya sabemos lo que significa, no voy a recomendaros novelas muy clásicas ni demasiado ‘blancas’. Eso sí, ya os digo que los autores son auténticos colosos.

El primero es inexcusable. Primero porque es un gran autor de western, lo segundo porque Tarantino lo adora. No en vano, ya ha adaptado alguna de sus historias (Jackie Brown). En España, Elmore Leonard es más conocido por sus novelas negras (¿a nadie más le gusta en este país Justified?) que por los western, pero, afortunadamente, Valdemar recuperó en un sólo volumen dos novelas de este autor: Hombre & Qué viene Valdez (Valdemar, 2015). Dos historias llenas de acción y tiros, con protagonistas duros de verdad, un ambiente salvaje, contado con un estilo directo y sin concesiones marca de la casa. Ambas fueron adaptadas al cine en su momento y sus protagonistas fueron Paul Newman y Burt Lancaster.  Y ojo, que Tarantino quiere hacer una serie basada en otro western de Elmore.

Subimos la apuesta. La segunda (tercera) recomendación es un autor IMPRESCINDIBLE (así, en mayúsculas) para que el algunos que saben piden el Nobel de Literatura. Cormac McCarthy lo borda con Meridiano de sangre (Literatura Random House, 2011) . Una brutal y simbólica fábula protagonizado por un fugitivo que se une a una partida de sanguinarios cazadores de indios. Está considerada por muchos críticos como una de las mejores novelas estadounidenses del siglo XX. Y no encuentro argumentos para decir lo contrario. Seguramente la mejor novela de una mente que ha parido historias como No es país para viejos o La carretera (y si habéis visto las películas, olvidadlas y leed las novelas; mucho mejor las dos).

Y rematamos esta selección con otra figura clave de la narrativa estadounidense. Fallecido el año pasado, E. L. Doctorow es una de las grandes voces de la (gran) narrativa histórica de ese país. Algún día os hablaré de un novelón como La gran marcha, pero hoy os traigo Cómo todo acabó y volvió a empezar (Roca Editorial, 2013), una historia sobre maldad, la dignidad y el lado más oscuro del nacimiento de los EE UU, ambientado en un pueblecito que se quiere volver a erigir en medio de la nada tras el paso de un sanguinario criminal.

Y al final, sin haber visto la peli, me da que como optéis por estas novelas os van a gustar más. Que Tarantino me perdone, aunque conociéndole de oídas…

giphy

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en Facebook, Twitter y Goodreads.

Si te ha gustado, también te puede interesar…

2 comentarios

  1. Dice ser ELENA

    Sólo por la presencia de Walton Goggins la película ya debe merecer la pena. Y no, no eres el único que en España ha visto Justified, pero somos pocos. Algo que me parece inexplicable porque la serie, en mi opinión, es de lo mejor que se ha hecho en TV en la última década.

    15 Enero 2016 | 11:13

  2. xx-siglos

    Sí, Elena, Goggins es un actorazo. Lástima que Tarantino lo desaprovechara en Django, la verdad. Sí, si que somos pocos, hasta ahora no me he cruzado con nadie que la hubiera visto. Como dices, inexplicable. ¿Alguna de las novelas de las que hablo te llama la atención? Gracias por comentar¡

    15 Enero 2016 | 12:04

Los comentarios están cerrados.