20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Entradas etiquetadas como ‘playstation move’

PS Move antes que Kinect

Tengo muy claro que Kinect es una tecnología mucho más revolucionaria que la de PlayStation Move, es más nueva, es original y supone el primer paso para un cercano futuro de ciencia ficción. Aún no es la maravilla que muchos imaginamos cuando se dio a conocer como Project Natal en el E3 de 2009, pero estoy convencido de que no tardará en serlo.

Sin embargo, a día de hoy, de cara a las navidades y comparando el catálogo de Kinect y PS Move (muy casual en ambos casos), me quedo con la propuesta de Sony. Existen varios motivos para ello. El principal es logístico, en casa no tengo espacio para jugar con Kinect. Tendría que subirme en el sofá y pegarme a la pared. Por supuesto, ni con esas podría usarse el multijugador.

El segundo motivo de peso para que elija PS Move en vez de Kinect es, paradójicamente, la propia originalidad del invento de Microsoft. La idea es tan nueva que ninguna compañía ha sabido aún sacarle todo el partido. La inmensa mayoría de títulos se quedan en el baile y en minijuegos que además suelen ser bastante limitados.

En este punto, el hecho de que PlayStation Move no sea más que una copia muy mejorada del mando de Wii es una ventaja. Los desarrolladores saben con qué están trabajando, es un concepto conocido y en muchos casos ya tienen experiencia previa. Eso da lugar a juegos más sólidos y con un control más preciso que los que aparecen en Kinect.

Para ser justo he de decir que, salvo honrosas excepciones, la detección de movimiento en PlayStation 3 también nada en bailes, deportes y minijuegos, pero al menos no necesitas una casa estilo yankee para jugar. Entre los últimos juegos que se han lanzado para Move se encuentran Start the Party: Save the World, Move Fitness, Eyepet & Friends, DanceStar Party, Carnival Island, After Hours Athletes y los que en mi opinión son los más interesantes: Little Big Planet 2: Move Pack, Move Mind Benders y Medieval Moves.

Cualquier otro año, la elección social por excelencia habría sido la Wii, pero esta vez la blanquita de Nintendo está reservada en exclusiva para Link y Zelda. La fiesta de este año es con PS3. Kinect, cuando vaya a visitar a amigos con casas más grandes que la mía.

¿Vosotros qué plataforma preferís para los momentos casual?

E3 2011: PlayStation 3 se mueve menos

El papel de Sony en este E3 no está demasiado claro. Lo que parece obvio es que el PlayStation Move perderá gran parte del protagonismo que adquirió en las dos ediciones anteriores. No hay demasiados títulos atractivos de Move a la vista. Quizá sí se vuelva a insistir en el potencial de la tecnología 3D, no lo sé. El caso es que en algo han de invertir el tiempo de conferencia, que al parecer no será poco: cinco horas nada más y nada menos. La palabra “excesivo” se queda corta para esto. Si otros años la mitad de tiempo se ha hecho eterno, siento lástima por los compañeros que vayan este año a Los Ángeles a cubrir la conferencia de Sony…

Parece bastante probable que una parte de todo ese tiempo se dedique a hablar sobre los recientes y gravísimos problemas sufridos por PlayStation Network. Pero, sin salir del terreno de las consolas de sobremesa, intuyo que el grueso de la conferencia serán los juegos, muchos títulos y de mucha calidad. Habrá Uncharted 3 y Resistance 3, se espera The Last Guardian, se habla de Syphon Filter 4 y todo ello aderezado con una ingente cantidad de magníficos videojeugos multiplataforma.

House of the Dead Overkill, ¡mejorado!

Ya tengo excusa para volver a jugar a uno de los títulos más irreverentes y divertidos que he probado en los últimos años: Sega lanzará House of The Dead Overkill en PlayStation 3. El juego ya me encantó en Wii, pero es que esta versión para PlayStation Move promete darle mil vueltas.

Para empezar, el juego está experimentando una transformación gráfica que se agradece muchísimo. El rollo anticuado del original tenía su punto, pero prefiero este aspecto más espectacular. Además se han añadido dos nuevos escenarios y nuevos modos de juego, lo que implica más contenido delirante.

El juego se llamará The House of the Dead: Overkill Extended Cut. Vamos, toda una declaración de intenciones: ofrecerá mucho más que la primera versión. Según sus desarrolladores será más rápido y más sangriento (no sé qué pretenden hacer puesto que el original ya era bastante sangriento…), será compatible con PS Move y con el sistema de 3D estereoscópicas y saldrá el 28 de octubre en Europa.

PlayStation Move Heroes, diversión diluida

¡Al fin un nuevo título para disfrutar de las posibilidades del mando PlayStation Move! Además, el juego llega avalado por el carisma de algunas conocidas franquicias plataformeras de Sony: Jak and Daxter, Ratchet & Clank y Sly Raccoon. Por desgracia, ni el accesorio de detección de movimientos ni los personajes protagonistas muestran aquí su mejor cara.

Para empezar, cuando uno se encuentra con un crossover espera descubrir en él la esencia de cada uno de los videojuegos que lo integran. En PlayStation Move Heroes cada saga ha aportado sus héroes, escenarios y algunos enemigos, algo que cumple bien en la parte visual pero que descuida lo más importante, el apartado jugable.

Me explico… Si tienes a un puñado de héroes con mucha personalidad y una larga trayectoria en el género de la acción y las plataformas, lo lógico es esperar, como poco, una mínima parte de todo eso. Sin embargo, en Sony han preferido realizar una aventura de minijuegos en la que los personajes no son más que un reclamo. Lo mismo da que manejemos a Jak que a Ratchet que a cualquier otro. Bien podríamos estar jugando con Lara Croft, con Nathan Drake o con un coche de Gran Turismo 5… la esencia de las pruebas no cambiaría nada.

En esta situación, las franquicias que conforman el crossover pierden gran parte de su magia y quedan supeditadas a una mecánica pensada para explotar las posibilidades del PlayStation Move. El problema es que el uso del mando tampoco es una genialidad. Los minijuegos no son especialmente originales ni variados. No cuesta encontrar otros títulos de minijuegos en los que se empleen las posibilidades de detección de movimiento de forma más acertada.

La mayoría de retos podríamos agruparlos en tres categorías: agitar el mando, inclinarlo para dirigir la dirección de un objeto y apuntar y disparar, que para mi gusto es lo más divertido. Quiero dejar claro que el juego no es horrendo. PlayStation Move Heroes tiene su punto y puede llegar a ser divertido, pero no hace honor a las franquicias que agrupa ni destaca en el uso del mando. Me temo que debemos seguir esperando al juego que de verdad consiga innovar con el PS Move.

¿Os gusta PlayStation Move Heroes o esperábais algo más?

El año en el que nos levantamos del sofá

Hace ya cinco años que Nintendo, primero con la Nintendo DS y después con la Wii, cambió de forma radical la industria del videojuego. La portátil combinaba el uso de dos pantallas con un control táctil. La máquina de sobremesa proponía dejar a un lado los mandos tradicionales y usar un controlador capaz de detectar el movimiento. Se acababa el estar sentado tranquilamente en el sofá, ahora para jugar era preferible estar de pie, agitando los brazos de un lado para otro (ya fuera para jugar al tenis o para dar espadazos virtuales, entre otras muhas cosas).

Sin embargo, lo que llevó a estas consolas a alcanzar un éxito mundial no fue la tecnología sino un acertado enfoque que conseguió abrir el mercado a un amplísimo público. Hacía tiempo que los videojuegos había dejado de ser cosa de “frikis inadaptados”, pero la DS y la Wii los convirtieron en fenómeno social. Potenciando una filosofía que ya existía en títulos como el karaoke SingStar, los juegos con cámara de EyeToy o los Mario Party, Nintendo puso a niñas, abuelos, madres y primos a jugar a los videojuegos.

La Wii fue duramente criticada por la competencia, por algunos desarrolladores de videojuegos y por multitud de jugadores tradicionales (muchos de ellos viejos nintenderos) que consideraban que la escasa potencia de la máquina no estaba a la altura de la nueva generación de consolas. Pero la estrategia comercial pudo más que el poderío gráfico y la Wii se convirtió nada más salir en un producto superventas.

Hasta hace muy poco, las ventas mundiales de la Wii superaban los datos conjuntos de PlayStation 3 y Xbox 360. Aún hoy día, con el negocio algo desgastado por los años, la consola domina con casi un 50% del mercado de sobremesa. Hasta el momento la Wii ha vendido 82,9 millones de unidades (46,7%). El segundo lugar es para Xbox 360, con 49,4 millones de unidades vendidas (27,8%), seguida muy de cerca por PlayStation 3 y sus 45,1 millones de máquinas vendidas (25,4%).

En 2010, las mismas compañías que en otro tiempo decían que la Wii sólo era un juguete para niños, y la descartaban como competencia porque “jugaba en otra liga”, quieren un trozo del “pastel” que constituye el mercado de jugadores ocasionales. Para ello han lazado sus propios sistemas de control de movimiento acompañados de sendas campañas de estilo muy familiar, claramente inspiradas en las que Nintendo lleva varios años realizando.

Tanto Sony como Microsoft han querido darle un toque diferenciador a sus respectivos inventos. Lo han conseguido: PlayStation Move para PS3 y Kinect para Xbox 360 han generado a lo largo de 2010 una expectación que llega en estas fechas a su punto álgido. Las compañías confían en que las ventas navideñas de estos productos mitiguen los efectos de una crisis que, aunque menos que en otros sectores, también se ha dejado notar en la industria del videojuego.

Las cartas están echadas (en sentido literal y figurado) y los Reyes Magos ya están en camino.

KINECT

El de Microsoft es quizás el proyecto más ambicioso de los últimos años dentro del sector. En vez de limitarse a crear un nuevo mando capaz de detectar la aceleración, el gigante tecnológico ha apostado por un sistema que capta el movimiento de todo el cuerpo sin necesidad de que el jugador utilice accesorio alguno. De este modo, el control se simplifica al máximo. Basta con realizar un movimiento para que éste se reproduzca en pantalla.

El uso de esta tecnología va más allá de los videojuegos, ya que también permite controlar los menús con el movimiento de las manos, una imagen que evoca a la futurista Minority Report de Steven Spielberg. El famoso director de cine fue precisamente uno de los encargados de desvelar en el E3 de 2009 el entonces llamado Project Natal. Aquel día se generó una expectación colosal que ha desembocado un año y medio después en la venta de más de 2,5 millones de Kinect desde su lanzamiento el 4 de noviembre.

Qué es

Kinect es un dispositivo que incluye dos cámaras, una que mide la profundidad y otra que captura el movimiento y los colores. Cuenta además con un sistema de seguimiento que hace que el aparato “mire” a los jugadores (un máximo de dos) y monitorice hasta 20 articulaciones por cada jugador. Kinect también está equipado con un sistema de reconocimiento de voz que aún no está completamente desarrollado. Se perfeccionará mediante una futura actualización de la Xbox 360. Para que funcione es necesario que haya una distancia de 1,8 metros entre el dispositivo y el jugador. En caso de jugar dos personas, la distancia requerida se amplía a 2,5 metros.

Qué juegos tiene

Entre los primeros títulos que han visto la luz para Kinect, cabe destacar Kinect Adventures y Kinect Sports, que aúnan una serie de minijuegos familiares y deportivos que sirven de carta de presentación de las posibilidades del invento. Con un aire más infantil, Kinectimals recurre al género de las mascotas que tanto éxito tuvo con Nintendogs. El juego invita a los niños a cuidar a su pequeña mascota, un cachorro de tigre, mediante movimientos y comandos de voz. Otro enfoque algo más adulto es el de los juegos de baile y ejercicio físico, representados por lanzamientos como Dance Central, Dance Evolution o Your Shape: Fitness Evolved.

Cómo se vende

El pack básico de Kinect incluye el dispositivo más el videojuego Kinect Adventures por 149,95 euros. Aquellos que aún no posean la consola tienen dos opciones: un paquete con Xbox 360 de 4GB de disco duro, el dispositivo y el juego Kinect Adventures (299,99 euros) o la misma combinación de productos pero con una Xbox 360 de 250 GB (349,95 euros).

PLAYSTATION MOVE

La apuesta de Sony consiste en ofrecer una versión muy mejorada de la fórmula popularizada por la Wii. Consiste en un mando que detecta el movimiento pero con una precisión mucho mayor que la que ofrece la consola de Nintendo. El producto fue presentado en el E3 de 2009, donde quedó eclipsado por el impactante Kinect.

Sin embargo, con el paso de los meses, la tecnología de Sony ha demostrado tener grandes virtudes. En pantalla, el controlador se transforma en un palo de golf, un martillo, una varita mágica, una lupa… que reproducen con total exactitud los movimientos que realizamos. Sony ha empleado una agresiva campaña para promocionar PlayStation Move, poniendo de relieve la imprecisión del Wiimote y asegurando que para jugar es necesario un mando, algo que no posee Kinect.

Qué es

PlayStation Move está formado en realidad por dos mandos inalámbricos y una cámara PlayStation Eye, aunque el mando secundario es prescindible en la mayoría de los casos (prescindible aunque recomendable para que la experiencia sea óptima). El controlador principal, motion controller, tiene forma cilíndrica con una esfera que se ilumina en un extremo. Combina sensores de movimiento avanzados con un giroscopio, un acelerómetro y un sensor de gravedad, además de incluir vibración y numerosos botones. La cámara es la encargada de detectar la posición del mando principal y además posibilita el uso de realidad aumentada. El controlador secundario complementa a su “compañero” añadiendo algunas posibilidades de control tradicional con más botones y un stick analógico.

Qué juegos tiene

Pues que PlayStation Move fue lanzado en septiembre, ya cuenta con un buen número de títulos en su catálogo. Uno de los más recientes es SingStar Dance, una revisión del clásico karaoke en el que ahora además de cantar hay que bailar. Time Crisis es otro clásico, en este caso de disparos, que se adapta a Move convirtiendo el controlador en diversas armas de fuego. En The Fight, los mandos se convierten en los puños de un luchador de peleas callejeras. La ración de minijuegos familiares y deportivos corre a cargo de Sports Champions y Start the Party!

 Cómo se vende

El pack de PlayStation 3 de 325 GB más PlayStation Move se vende por 349,95 euros. Para los que ya poseen la consola se ha puesto a la venta el Starter Pack Move, que contiene un mando de movimiento de PlayStation Move, la cámara Playstation Eye y un disco de demostración con demos jugables por un precio de 59,90 euros. El Move Motion Controller (principal) se vende separado a un precio de 39,95 euros y el Move Subcontroller (secundario) por 29,95 euros.

WIIMOTE

Nintendo llega a 2010 con cinco años de ventaja en el mercado de jugadores ocasionales y cuatro en el área de sistemas de detección de movimiento. La fórmula que ahora intentan explotar Sony y Microsoft, hace tiempo que fue agotada por Nintendo. La compañía nipona está, por tanto, más centrada en otros proyectos, algunos de ellos secretos (son muchos los rumores que giran en torno a la sucesora de la Wii) y otros ya conocidos (como la DS que ofrecerá imágenes en 3D sin necesidad de gafas).

A pesar de esta situación, Nintendo no descuida a los millones de usuarios de su consola de sobremesa y sigue lanzando juegos de corte familiar, como Wii Party, que se benefician de las posibilidades de control de su popular mando inalámbrico. Además, Nintendo ha realizado algunos esfuerzos por actualizar y mejorar la experiencia que ofrece el Wiimote.

Qué es

El mando principal de la Wii cuenta con un sensor que detecta la aceleración a lo largo de tres ejes y otro óptico que determina dónde se está apuntando. Para que funcione, el controlador requiere una barra de sensores con LEDs Infrarrojos. El uso se complementa con un mando secundario, el denominado nunchuck, que también tiene sensor de movimiento y un stick analógico. Con el tiempo se demostró que un único acelerómetro no ofrecía un control suficientemente preciso, por lo que Nintendo lanzó en 2009 el Wii Motion Plus, un accesorio para el Wiimote que añadía tres nuevos sensores de movimiento al dispositivo. Ahora, Nintendo ha decidido añadir esa mejora de serie en sus controladores, que han pasado a llamarse Wii Plus.

Qué juegos tiene

No son muchos los títulos que han aprovechado las mejoras de detección de movimiento del Wii Motion Plus. El más reciente en hacerlo ha sido FlingSmash, un juego de habilidad de desplazamiento lateral elegido para incluirse en un pack junto al mando Wii Plus. Los dos videojuegos que mejor aprovechan esta tecnología son Red Steel 2 y Wii Sports Resort. De cara a futuro, hay muchas expectativas en torno a The Legend of Zelda: Skyward Sword.

Cómo se vende

El mando Wii Plus se incluye de serie en un pack con la consola, un nunckuck y los juegos Wii Sports Resort y Wii Sports por 199,95 euros. Los packs de Wii Plus junto a Wii Sports Resort o FlingSmash cuestan 64,95 euros cada uno. El mando Wii Plus se vende por separado a un precio de 54,95 euros.

Recomendaciones para PlayStation 3

Mucho material entre el que elegir en la máquina de sobremesa de Sony, desde el espectacular Call of Duty: Black Ops hasta los sobresalientes NBA 2K11, Fallout: New Vegas, Assassin’s Creed: La Hermandad o F1 2010. Imagino que para muchos también tendrá bastante tirón PlayStation Move, la versión evolucionada del concepto iniciado por la Wii hace ya cinco años. Dejando los títulos multiplataforma y los sistemas de detección de movimiento a un lado, yo recomendaría Gran Turismo 5. Si bien no soy muy aficionado a los juegos de coche realistas, sé reconocer que lo nuevo de Kazunori Yamauchi supone una valiosísima exclusividad para PS3.

¿Cuáles es vuestra recomendación navideña para PlayStation 3?

Mi primera vez con PlayStation Move

Ya os hablé de mi primera vez con Project Natal (ahora conocido como Kinect), también de mi primera vez con Nintendo 3DS. Ahora le toca el turno a PlayStation Move. Mucho he tardado en probarlo. Debido a lo poco que he podido asistir este año a ferias y conferencias, he tenido que esperar a tener uno de estos dispositivos en mis manos para comprobar cuán parecido y cuán diferente es del Wiimote.

Dentro de una bonita caja cúbica, que mediante brillos produce el efecto de contener una esfera, se encuentran la cámara y el controlador principal (el secundario me tocará adquirirlo aparte). De primeras, el mando me llama mucho la atención. Si bien no me atraía especialmente la primera vez que lo vi, tras tenerlo entre manos me produce una atracción similar a la que sienten los marcianitos de Toy Story por el Gaaaaanchoooo…  Tal vez sea por la hipnótica bolita que cambia de color o quizás por su ligereza y forma cilíndrica, que en mi opinión lo hacen más ergonómico que el mando de la Wii.

Los títulos que he probado hasta el momento son Kung Fu Rider, Sports Champions y Start the Party! A continuación haré una pequeña reseña de cada uno de ellos, pero a modo de resumen puedo decir que, mientras que la sensación de precisión es más que satisfactoria, los videojuegos en sí dan sensación de pertenecer a una Wii 2 HD. ¿Eso es malo? No, es bastante divertido, pero no ofrece grandes novedades. Las promesas hardcore de Sony parecen perderse como Lemmings en un abismo.

El primero de los juegos que probé fue, para mi desconcierto, Kung Fu Rider. Decir que es extraño es quedarse corto. La aventura nos propone meternos en la piel de un hombre o de una chica que deben huir de la mafia circulando por las calles de Hong Kong montados sobre cualquier objeto con ruedas, desde una silla de oficina hasta un carrito de la compra o un cervatillo de juguete.

Todo se controla con el PlayStation Move, claro, y no resulta complicado hacerse con los movimientos básicos: girar y derrapar a izquierda y derecha, saltar, agacharse, dar patadas… Sin embargo, el número total de acciones es bastante elevado: se pueden dar patadas a los lados, esprintar, dar pasitos laterales, grindar en las barandillas… Para realizarlas todas hay que combinar los movimientos del mando con el uso de los botones. Total, que al final tienes la sensación de que todo sería mucho más fácil con un pad convencional.

Mucha mejor impresión me dejó Sports Champions. Lejos de ser un Wii Sports con gráficos mejorados, el título nos trae seis deportes que oscilan entre la originalidad y el buen control. El peor de todos, para mi gusto, es el tiro con arco, convencional y sin mucho aliciente. Imagino que con dos contraladores ganará bastante. El tenis de mesa sin embargo, sin ser original, es realmente adictivo. Este minijuego es ideal para percibir la sensibilidad del mando. Reconozco que me sorprendió hasta qué punto se puede determinar la potencia, dirección y altura de los golpes.

El voley playa, con mucha más variedad de movimientos, me parece algo menos atractivo y menos idóneo para percibir la utilidad del mando. No está más pero no me parece destacable. La segunda sorpresa que me dio Sports Champions fue la petanca. Jamás imaginé que este deporte, típico de abuelos en los parques, se pudiera trasladar con tanto acierto a un videojuego. Me enganchó aún más que el ping pong. La lucha de gladiadores no está mal (aunque es probable que mejore con dos mandos) y nos hace soñar con juegos realmente hardcore. Por último, el disco golf, en el que debemos introducir los frisbee en grandes cestas, ha supuesto para mí todo un adictivo descubrimiento.

Tras este buen sabor de boca, Start the Party! me devolvió a la realidad. Se trata del típico juego de fiesta cargado de pequeños retos que debe de ser muy divertido para jugar con amigos pero que para un solo jugador no tiene mucha gracia. Algunos minijuegos son simpáticos (cortar el pelo a unos muñecotes, salvar a unos pollitos que caen del cielo usando un miniventilador, golpear a unos topos con un mazo…) pero en realidad no tardamos en darnos cuenta de que estamos ante un Eye Toy muy preciso en el que el mando se transforma en diversos objetos en función de la prueba… Poco más.

Veredicto: muy digna evolución de la Wii a nivel técnico, escasa o nula mejoría a nivel creativo.

La PS3 quiere ser una súper Wii

Ayer fue el día grande de Sony en la Game Developers Conference, que se celebra esta semana en San Francisco. Ayer fue el día en el que la compañía nipona bautizó oficialmente el invento con el que la PlayStation 3 se convertirá en una Wii súper potente. Ya no hablaremos de PlayStation Motion Controller ni de Arc, ahora hablaremos de PlayStation Move.

Igual que sucedió con el rumble o con el stick analógico, Nintendo vuelve a marcar tendencia. Los que ayer hablaban de la Wii calificándola de juguete y situándola en otra liga para no admitir su rotunda derrota, ahora llegan con evidentes imitaciones. Si bien la hipocresía de algunos comentarios pasados no me gusta, la reutilización de una idea que funciona no me parece mal. La evolución tecnológica siempre ha funcionado así, recogiendo y mejorando lo que otros han hecho bien.

El PlayStation Move se parece mucho al Wiimote, tanto en la forma como en el concepto. Además, se ha desvelado que, igual que el mando de la Wii puede ir unido al nunchako, el de PS3 vendrá acompañado de un controlador secundario (eso sí, no unidos por ningún cable). ¿Dónde está la novedad entonces? En la precisión. La Wii ha recibido muchas críticas por la imprecisión a la hora de trasladar los movimientos del jugador a la pantalla. Sony quiere ofrecer lo que Nintendo prometía inicialmente y que, ni siquiera con el Wii Motion Plus, ha conseguido materializar al cien por cien.

¿Pero será suficiente una mejora en la tecnología para obtener el éxito? Yo tengo serias dudas al respecto. Hace ya años que la Wii está en el mercado, un tiempo en el que ha vendido millones de unidades en todo el mundo y ha marcado claramente su terreno. PlayStation Move, por mucho que mejore la experiencia de detección de movimientos, carece de algo importante: el factor sorpresa. Incluso las demos de juegos que ya se han visto en la GDC recuerdan a juegos vistos en la consola de Nintendo. Incluso el vídeo parece una imitación del presentado por Microsoft para revelar el Project Natal, que a su vez imitaba los promocionales de Nintendo.

Sony tiene mucha fe. Uno de los pilares de su estrategia es no afiliarse a la imagen del juego casual sino mantener el foco en el sector hardcore. Por ese motivo se desarrollán juegos específicos para PlayStation Move con un carácter muy alejado del entretenimiento social. Además, muchos títulos ofrecerán como opciones de control tanto la tradicional como la nueva con detección de movimientos. Eso sí, como muchos vaticinábamos desde hace tiempo, los ports de Wii a PlayStation 3 no tardarán en ser una realidad. El primero ya está anunciado, será The Lord of the Rings: Aragorn’s Quest.

Yo temo que PlayStation Move corre el riesgo de quedarse a medio camino, sin llegar a ofrecer buenos títulos para los hardcore gamers ni atraer a los jugadores ocasionales que ya han sucumbido al poder de la Wii. Eso sí, la presentación de ayer creo que, si bien no hace mella en el negociado de Nintendo, sí que da una sensación de solidez de producto mucho mayor que la de Project Natal, del que aún no se ha visto la gran evolución que supuestamente ha vivido desde el pasado E3.

Por último, mucho me ha extrañado la noticia de que la PlayStation 3 sólo aceptará cuatro controladores conectados simultáneamente, por lo tanto, los juegos que exijan el uso del PlayStation Move y su mando secundario sólo podrán ser jugados por un máximo de dos personas (dos pares de mandos). Extraño, ¿no?

¿Qué os parece el PlayStation Move?