BLOGS
20 hit combo 20 hit combo

Thank you Mario! But our princess is in another castle! Toad (Super Mario Bros.)

Archivo de septiembre, 2014

El nuevo curso comienza en octubre: llegan algunos de los juegazos de la temporada

Tras un septiembre ligerito, con pocos títulos destacados más allá de Los Sims 4, Disney Infinity 2.0 y Hyrule Warriors, parece que octubre va a ser el mes de inicio de la temporada fuerte de cara a las próximas Navidades.

Este mismo viernes ya llegan algunos de los juegos más esperados desde hace meses y meses. Las consolas de nueva generación reciben La Tierra Media: Sombras de Mordor, una nueva aventura ambientada en el universo de El Señor de los Anillos que es además uno de los mejores títulos de la franquicia en bastante tiempo.

Los nintenderos también se tendrán que rascar el bolsillo esta semana ya que, tras un par de años de espera, al fin verá la luz el esperadísimo Super Smash Bros. para Nintendo 3DS., una joya que hace honor a la saga en versión portátil y que antecede a la versión de sobremesa, que se estrenará en Wii U previsiblemente en noviembre.

bay 2

Por otro lado, los usuarios de Xbox 360 y Xbox One reciben Forza Horizon 2, un juego de conducción sobresaliente que se ha convertido automáticamente en una referencia del género en la máquina de nueva generación de Microsoft.

Si damos un salto a la semana que viene, nos encontramos con más velocidad, esta vez para PlayStation 4 gracias a Driveclub. Otro muy esperado, a pesar de su decepcionante predecesor, es Alien: Isolation, que estará en las estanterías desde el día 7. Y para los aficionados al deporte, el NBA 2K2015, al que lo más probable es que una vez más no se le pueda poner prácticamente ninguna pega.

Por último, para los peques llega Skylanders Trap Team, una nueva entrega de la exitosa franquicia que inauguró la moda de combinar muñecos y videojuegos. Una vez más vuelve a ser multiplataforma. Verá la luz en todas las consolas –incluida la vieja Wii– y también en Android e iOS. Sólo se quedan fuera el PC y la olvidadísima PS Vita, una lástima.

forza-horizon-2

La tercera semana del mes tiene un claro vencedor (al menos en expectativas). Me refiero a The Evil Within, última obra de Shinji Mikami (el creador de Resident Evil) y descarado intento de volver al survival horror clásico. Tiene pinta de ser una de esas aventuras a las que da yuyu jugar solo y a oscuras.

En la semana del 20 al 26 de octubre veremos la resurrección del clásico Shadow Warrior, que se reinventa para PlayStation 4 y Xbox One. Los usuarios de XBO podrán además desempolvar Kinect para jugar a Fantasia: Music Evolved, un juego musical ambientado en los mundos de Disney. Por otro lado, en PC aterrizará Civilization: Beyond Earth. Aunque la reina indiscutible, la que acaparará portadas y hará correr ríos de tinta por esas fechas será Bayonetta, que con su segunda esperadísima entrega es probable que dispare las ventas de Wii U.

sunsetov

Octubre cierra con un pequeño guiño para PS Vita de la mano de Freedom Wars y el peculiar Sunset Overdrive para Xbox One, que me produce mucha curiosidad.

Tras esta avalancha, no sé yo si quedarán muchos euros en el bolsillo para hacerse con los juegazos que vendrán en noviembre. Más vale que hayáis ahorrado.

Sega insiste con Alien

Aunque parezca increíble, Sega no se rinde. Deben de seguir pensando que tarde o temprano darán con la tecla y conseguirán que un juego de Alien se convierta en un superventas. Y entonces ganarán millones… y podrán comprarse un apartamento en la playa, pagarse un viaje a la EEI y lanzar una nueva consola que dominará a todas las demás y las atará en las tinieblas.

alien isolation

Tal vez me equivoco, tal vez simplemente son muy fans de la franquicia e insisten en sacar juegos de Alien por puro gusto, pero lo cierto es que esta situación me suena: vuelven los Aliens, los vídeos tienen pintaza, los comentarios son esperanzadores, todo el mundo piensa “esta vez sí” y al final nos topamos con un juego que en el más generoso de los casos tan sólo puede calificarse como mediocre.

¿Ya no os acordáis de Aliens: Colonial Marines? Tan sólo hace un año y medio de eso. El juego estuvo durante meses en boca de todos, parecía de lo más prometedor. Los desarrolladores nos vendieron la moto y nosotros la compramos, pero al final resultó que era de cartón piedra. Cuando el juego vio la luz, la atención mediática se mantuvo, pero por motivos muy diferentes. La aventura era una montaña de errores, cada uno más escandaloso que el anterior.

Y el caso es que “esta vez sí”, esta vez parece que van a dar la campanada. Mucha gente ha probado ya Alien Isolation y todo el mundo parece encantado. La aventura, protagonizada por la hija de la teniente Ripley, parece cargada de terror. Se ha recreado perfectamente la atmósfera de tensión propia de las primeras entregas cinematográficas y se ha revestido con un acabado técnico notable.

Hay acción, sí, pero se ha puesto el acento en el survival horror (exploración, infiltración…), que es un género que le va como anillo al dedo a la franquicia. Muchos recortes tienen que haberle hecho al juego en la versión final (que sale el 7 de octubre) para que acabe siendo un desastre similar al de su predecesor.

En Alien yo confío… ¡por última vez!

¿Pero alguien esperaba que ‘Titan’ vería la luz?

Asombrado me hallo por las abundantes reacciones de sorpresa ante la noticia de que Blizzard ha decidido cancelar el desarrollo de Project Titan. ¿De verdad alguien pensaba que ese juego vería la luz algún día? Yo nunca me lo tomé en serio y es obvio que Blizzard tampoco lo tenía entre sus prioridades.

Llevábamos siete años oyendo rumores sobre el proyecto, pero nunca llegamos a ver nada (la imagen con naves que incluyo aquí es un concept art de Nicolas Bouvier no relacionado con el proyecto). La compañía nunca negó su existencia pero tampoco lo anunció jamás de manera oficial. ¿El MMORPG destinado a suceder a World of Warcraft? No creo que jamás lo pensaran en serio. Estoy convencido de que, a lo largo de estos años, Titan les ha servido a los desarrolladores como un excelente campo de pruebas, pero el único reemplazo lógico para el WoW es World of Warcraft 2. Y así será, seguro.

blizzard_titan

Ahora mismo, con la quinta expansión del juego en camino, Warlords of Draenor, aún es pronto para pensar en un reemplazo. No les urge. Tienen Starcraft II, Diablo III, Hearthstone y Heroes of the Storm. A la compañía no le hacen falta más frentes.  Pero cuando llegue el momento de hacer un nuevo MMO, no creo que se lancen con una nueva IP. Haciendo eso desaprovecharían la inmensa mitología creada y dejarían a millones de jugadores un poco desamparados.

Blizzard hará WoW 2, no me cabe la menor duda. Lo único que tienen que hacer antes es encontrar algún modo de que los jugadores de su veterano y exitoso juego online reciban una gratificación por los cientos de horas invertidas, una recompensa que les enganche a la secuela pero que al mismo tiempo no sea una ventaja tan desproporcionada que desanime a los potenciales nuevos jugadores.

WarlordsofDraenor1

Con Titan los desarrolladores estaban perdidos. Las palabras de Mike Morhaime, cofundador de Blizzard. así lo demustran: “No lo encontrábamos divertido. No encontramos la pasión. […] La disciplina de saber cuándo parar es importante. Estábamos perdiendo perspectiva. Teníamos que permitirnos dar ese paso atrás para preguntarnos por qué demonios estábamos haciendo todo esto en primer lugar”.

Aunque insisto, no creo que haya sido tiempo perdido ni trabajo tirado a la basura. Primero, dudo que hubiese un gran equipo permanente trabajando en el juego durante siete años de manera incansable. En segundo lugar, es muy probable que Blizzard pueda aprovechar buena parte del trabajo elaborado en este tiempo: diseños, conceptos, innovaciones técnicas…

Es más, puestos a elucubrar, ¿llegó a existir Titan realmente? Tal vez Blizzard nos ha gastado la broma más larga de la historia (The Last Guardian le pisa los talones). Tendría su gracia.

‘Sombras de Mordor’, los orcos se montan un fiestón en la Tierra Media

Pocos, muy pocos juegos me han llamado la atención en este primer año de vida de Xbox One y PlayStation 4. La Tierra Media: Sombras de Mordor es uno de ellos, un juego que no es un título de PS2 con maquillaje, que no basa su atractivo en su potencial gráfico (que lo tiene) y que busca ofrecer una experiencia con mucha personalidad propia.

Vale, no se puede negar que aquí hay mucho de Batman Arkham y de Assassin’s Creedsigilo, escáner, estilo de combate, gran habilidad para trepar– pero es que las buenas ideas están para tomarlas y, si es posible, mejorarlas. Aún no me atrevo a decir que Sombras de Mordor las mejore, pero desde luego les da un toque único.

shadow m

Se trata de una aventura de acción en tercera persona en mundo abierto que narra una historia acaecida entre El Hobbit y El Señor de los Anillos, la del desdichado Talion, un explorador que fue asesinado junto a su familia por los ejércitos de Sauron y que ahora, como espectro, busca su venganza.

Es un placer descubrir aquí el respeto de los desarrolladores por la obra de Tolkien, que han construido una trama que no sólo respeta la obra del escritor sino que le rinde tributo con detalles y referencias a sus escritos. No, el argumento no es un pegote insertado en la cronología oficial de manera oportunista. Encaja. Si Marvel tuviera los derechos de ESDLA, haría que Sombras de Mordor formara parte de la línea canónica del universo tolkiano.

Shadowofmordor

Para rematar el conjunto, se ha recurrido a la estética popularizada por Peter Jackson en sus películas sobre la Tierra Media. Se aprecia en el diseño de los orcos, en cómo se muestra a los espectros… ¿Para qué cambiar eso con la tercera parte de El Hobbit a punto de llegar a los cines?

Pero la gracia del asunto, lo que hace que de verdad este título tenga un interés especial, es la mecánica del juego, sobre todo su denominado sistema Némesis. Este nos permite observar la jerarquía de los ejércitos orcos e influir en ella. Si un soldado raso logra derrotarnos es promocionado, los de alto rango reclutan secuaces, si eliminamos a uno dejamos un vacío de poder… Esta mecánica adquiere especial importancia cuando nos aliamos con una de estas desagradables criaturas y le ayudamos a llegar alto. De este modo conseguimos un aliado infiltrado en las líneas enemigas.

Puede que al final resulte ser mucho menos de lo que parece, puede, pero lo que he visto hasta el momento resulta de lo más que prometedor. A partir del 3 de octubre saldremos de dudas.

Los incombustibles Sims

¿Cuánto tiempo llevamos conviviendo con Los Sims? Mis primeros recuerdos con este juego son muy, muy lejanos, aunque en realidad todo comenzó en el año 2000. Sin embargo, Electronic Arts ha logrado (sobre todo a base de expansiones) que parezca un juego que lleva con nosotros toda la vida. Ahora, llegan Los Sims 4 para seguir manteniendo esa sensación de perpetuidad.

El nuevo juego de revolucionario tiene poco, pero es que nadie esperaba eso. En realidad, se trata de una evolución del concepto, un paso más allá de Los Sims 3 que busca ofrecer una experiencia más perfecta. Y el objetivo se ha cumplido, aunque para ello haya habido que realizar algunos sacrificios.

sims 4 gym

Todas las interfaces han ganado gracias a un estilo minimalista que hace que el juego sea sencillo e intuitivo. El editor de personajes y el de parcelas son fantásticos, muy completos. Eso es algo que se agradece. ¿Quién no se ha pasado horas construyendo y luego retocando su casa ideal? Conozco a gente que juega a los Sims sólo para satisfacer sus sueños de arquitecto y/o dec.

Para los que prefieren el toque social, la gran novedad son las emociones, que determinan de forma muy significativa las interrelaciones y abren un gran abanico de situaciones posibles. En cuanto al nivel técnico, Los Sims 4 también está por encima de su predecesor.

sims 4 crazy

Pero sí, como comentaba antes, ha habido recortes. Los vecindarios son ahora más reducidos, algunas zonas parecen algo vacías (con pocos objetos y detalles) y han desaparecido algunas opciones (por ejemplo, ya no hay piscinas ni sótanos y se ha eliminado la etapa de niños pequeños).

En realidad, es un problema temporal, ya que es obvio que a lo largo de los próximos años lloverán expansiones que ampliarán el universo de Los Sims 4 hasta el infinito, pero es que además esta merma (que tampoco es escandalosa) tiene un contrapunto positivo: el juego ha ganado muchísimo en rendimiento. A diferencia de los que sucedía en la tercera entrega, lastrada por cargas exasperantes, en este nuevo título todo va como la seda.

Además, no puede haber Sims malo mientras esté el gran Pancake Bob promocionándolo, un personaje que comenzó como una broma interna de los desarrolladores pero que se ha convertido en todo un símbolo adorado por los mayores fans del juego. Se trata de un tipo con cara de hastío, vestido con albornoz y casi siempre comiendo tortitas, que EA utiliza ahora para casi todas sus imágenes y vídeos promocionales.

¿Puede mejorar? Sí, y está claro que EA lo hará, pero no hacen falta actualizaciones para disfrutar de un título tremendamente entretenido que igual sirve para estar horas enganchado como para pasar los pequeños ratos muertos de un día cualquiera.

Desde los primeros Sims, no le había dedicado tanto tiempo a esta franquicia. Espero no engancharme demasiado.

¿Qué consola ganó la batalla de la pasada generación?

Hace mucho, mucho tiempo, casi parece que fue en otra vida, escribí literalmente que PlayStation 3 ganaría la batalla de la pasada generación. A la consola de Sony le había costado arrancar, Xbox 360 estaba haciendo un buen papel y Wii se había convertido en un fenómeno arrasador.

Aun así, la fuerza de la marca PlayStation ya había mostrado su gran poder en las dos generaciones previas, especialmente en España, y yo estaba convencido de que el efecto volvería a repetirse. Al final, con el paso de los años, así fue, más o menos, con mucho empuje en nuestro país aunque con salvedades a nivel global.

Paul W

Paul W

¿Qué se salió de mis previsiones? Por un lado, el torbellino Wii duró mucho más tiempo de lo que esperaba. La consola de Nintendo llegó a su límite y se quedó estancada, pero durante los años que vendió, lo hizo a lo grande. Por otro lado, Microsoft hizo un trabajo excelente y convirtió su máquina en la rival perfecta de PS3.

Pero, ¿qué nos encontramos a día de hoy? Observando datos muy recientes, del pasado mes de agosto, vemos que Wii arrasó en la pasada generación. Se vendieron ni más ni menos que 100 millones de unidades. Sin embargo, el frenazo se notó. Mientras que, durante mucho tiempo, la consola de Nintendo tenía colocadas en todo el mundo más consolas que sus dos rivales juntas, al final, PS3 y Xbox 360 (que aún hoy se siguen vendiendo) han logrado recortar las distancias para quedarse a “sólo” unos 20 millones de distancia.

La batalla entre esas dos máquinas, que siempre ha estado muy ajustada (durante bastante tiempo con una ligera ventaja para Xbox 360) se ha saldado con un increíble empate técnico, 83,1 millones de unidades para Microsoft y 83,2 millones para Sony.

No se puede negar, Nintendo fue devastadora en la pasada generación, sobre todo si además tenemos en cuenta las ventas de Nintendo DS, con diferencia la consola más vendida (158,8 millones), siempre muy por encima de PSP.

Aunque, poniéndolo todo en contexto, ¿se pueden sacar las mismas conclusiones? A largo plazo, a Nintendo no le hizo ningún bien su estrategia centrada en el público ocasional. Eso le ha pasado factura durante los últimos años y se ha convertido en un lastre también para Wii U (que al final parece que está remontando gracias a un nuevo giro hacia la audiencia hardcore). Por otro lado, Microsoft no ha sabido trasladar las bondades de 360 a One. Unos cuantos errores de libro, han hecho que la compañía pierda gran parte de lo que ya tenía ganado.

En este orden de cosas, es nuevamente Sony la que ha cogido ventaja. Ha aprovechado la buena imagen de la marca PlayStation, ha creado una máquina que es la sucesora perfecta de la anterior y ya es con diferencia la favorita de la actual generación. Entiendo la táctica y quiero entender por qué ha funcionado, pero me cuesta asimilarlo viendo los pobres catálogos que hay actualmente para las nuevas consolas.

Es más, si atendemos a juegos, creo que mi alma nintendera está resurgiendo. El catálogo de Wii U me parece, por mucho, el más atractivo de los tres. Veremos cuando termine 2014. Supongo que en el próximo E3 ya empezarán a verse productos verdaderamente rompedores para PS4 y Xbox One (y no sólo escasas excepciones reseñables tipo Destiny). Habrá que ser pacientes, ya sabemos que los lanzamientos del primer año de una máquina casi nunca son para tirar cohetes.

En mi opinión, teniendo todos estos factores en cuenta, Wii ganó la batalla de la pasada generación, pero Sony fue la que consiguió una base más sólida sobre la que seguir construyendo su imperio.

¿Qué opináis vosotros?

Este no es mi ‘Breath of Fire’

En julio, poco antes de comenzar mis vacaciones, casi me dio un vuelco el corazón cuando de repente vi que una famosa web de videojuegos proclamaba en Twitter que Capcom había anunciado Breath of Fire VI. ¿Sería posible?, ¿al fin se habían decidido a cumplir mi sueño?

Nada más lejos de la realidad. Fue pinchar el enlace y sentir una frustración tremenda. Primero porque se trata de un RPG para dispositivos móviles y no para consolas y segundo porque la noticia no es nueva. Hace ya un año que se anunció Breath of Fire VI… y yo lo sabía, pero mi mente tomó la sabia decisión de eliminar ese infausto recuerdo.

bofvi

Entiendo que el auge de los smartphones y tabletas ha hecho que los videojuegos móviles evolucionen y que algunos tienen poco que envidiar a los de consola (al menos a los de consolas portátiles), entiendo que se hagan adaptaciones e incluso versiones exclusivas de grandes sagas, ¿pero es necesario continuar oficialmente una franquicia clásica de este modo?

Podrían haberlo llamado Breath of Fire Mobile, Super Breath of FireBreath of Fire Ultra… Capcom es una experta en alargar los títulos con coletillas, ¿por qué mancillar el número seis? Vale, conozco la respuesta. Hace mucho, mucho tiempo que la compañía nipona dejó en el olvido buena parte de sus en otro tiempo famosas sagas. Ya no hay Onimusha, ya no hay Ghost’n Goblins ni Demons Crest y, como todos lloramos a menudo, ya no hay Mega Man.

Capcom ya no valora a sus viejas glorias, incluso Nintendo en su nuevo Smash Bros. le hará al robot azul un homenaje mucho mayor del que jamás le ha hecho su propia compañía. ¿Qué se puede esperar entonces de una franquicia menor a nivel de historia y ventas?

En cuanto al Breath of Fire VI en sí, puede que esté bien. Parece más cercano a las primeras entregas que al extrañísimo y experimental BoF V. Sin embargo, ya de primeras no me gustan esos diseños anime cabezones. Ya veremos.

Seguiré esperando, no pierdo la esperanza.