Entradas etiquetadas como ‘Dancing with the stars’

La que tiene liada Aaron Carter, el hermano pequeño del Bakcstreet Boy Nick Carter

Madre mía, la que tiene montada aquí el chicuelo es de las gordas. Con lo dulce e inocente que parecía de chiquitín.

aaron-carter-crush-on-you

A mí no me gusta hacer los post de más de 500 palabras, por aquello de que los tochos no los lee nadie, y yo no sé si yo voy a ser capaz de condensar tanto. A ver, por el principio:

A Aaron Carter lo conocimos en los ’90 porque era el monérrimo hermano pequeño de Nick Carter, componente de los Backstreet Boys. A algún iluminado de la indrustria musical se le ocurrió que si su hermano podía cantar, a ver por qué no iba a poder el niño, y ahí lo pusieron, a hacer cash con diez añitos. En el ’97 vio la luz su primer álbum de estudio, Aaron Carter, y su single Crush on you dio la vuelta al mundo porque, a ver, era el hermano pequeño de Nick Carter. Y os voy a confesar que a mí siempre me dio repelús verlo en los pósters de la Súper Pop. Era un poco como «¿Qué hace un niño de póster en esta revista? ¿Estamos enfermos o qué?».


Y luego la gente rajando del pobre Justin Bieberm, maemía.

Bueno, total que os podéis hacer una imagen de la infancia de este chiquillo (que, por si no sois unos linces de las matemáticas, os digo que nació en el ’87). Un cuadro. En los cinco años siguientes a su debut publicó tres álbumes más, además del EP Surfin’ USA.

aaron-carter-surfin-usa

Ahora dime si se parece o no a Yael, el del Colacao.

Esto hizo que con quince años se publicara ya su primer recopilatorio, Most Requested Hits, seguido por otros dos: Come Get It: The Very Best of Aaron Carter2 Good 2 B True, en 2006.

Ese mismo año, se emitía el reality House of Carters, que pretendiendo ser un docu de telerrealidad centrado en Nick, exponía a todos los hermanos: Nick, Aaron, Leslie, B.J. y Angel. Fueron en total 8 episodios y, recordemos, aquí Aaron tenía ya casi 20 años.

house-of-carters

De izquierda a derecha: Aaron, B.J., Nick, Angel y Leslie

En 2009, después de algunas colaboraciones para cine y televisión (como Supercross, Big Al o la serie de Grand Strand), Aaron se hacía su pequeño y personal huequito en los corazones de la audiencia con su paso por Dancing with the stars, en su  novena temporada. Fue eliminado en el octavo programa, cuando le tocó el Foxtrot y una Samba 90’s.


Yo no sabría bailar con esos tacones, os lo digo. Con los de Aaron. Bueno, ni con los otros tampoco.

Poco después, en 2011, Aaron hacía público (bueno, en realidad fue su mánager, Johnny Wright) que ingresaba de manera voluntaria en el centro Betty Ford para “superar algunos problemas emocionales”, y meses después compartía en twitter que había superado el programa con éxito y que “lo más importante es no tener miedo de ser humano”. Sin embargo, lo más duro estaba por venir: en 2012 (ubiquémonos: Aaron iba a cumplir 25 años) la familia Carter sufrió uno de sus más importantes golpes, cuando Leslie, solo un año mayor que Aaron, falleció en el mes de enero de una sobredosis, dejando una hija de solo un año, Alyssa Jane.

A partir de ahí, ha sido un cuesta abajo y sin frenos, que ha venido culminando este año con una serie de noticias que no limpian precisamente la imagen del pequeño de los Carter. La publicación el año pasado de su último álbum (no editaba uno desde 2002), Love, no ha contribuido a mejorar la situación.

Si antes parecía Yael el del Colacao, ahora parece Jessie el de Breaking Bad.

Este año le ha venido marcado por una serie de historias extrañas, como intentar vender a su perro (un bulldog inglés) por unos 3000€ a través de su cuenta de instagram, cortar con su novia -Lina Valentina- el pasado mes de agosto o tatuarse a la cantante Rihanna en la cara.

Muy recientemente, se ha hecho público que su hermano Nick interpuso contra él una denuncia por agresión y amenazas que ha terminado con una orden de alejamiento. Nick ha contado en su twitter que no ha tenido más remedio (junto a su hermana Angel) que “tomar todas las medidas posibles”, dado que, al parecer, Aaron llegó a amenazar de muerte a su cuñada Lauren Kitt, la mujer de Nick, que recientemente ha dado a luz a la hija pequeña de ambos mientras aún estaba embarazada.

Una situación que viene dada por los problemas de salud mental de Aaron, que este pasado mes de septiembre contó sin ningún tipo de tapujo en el programa The Doctors que ha sido diagnosticado de esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión maníaca y ansiedad.

Las palabras de Nick son realmente muy duras:

 

 

Los últimos años de Malcolm: Carreras, música y amnesia

Preguntaba mi compañera Madre Reciente hace poco si ya no se hacen series para ver en familia como las de antes, y en twitter apareció como recomendación (que comparto al 100%) la serie Malcolm in the Middle. Lo cierto es que es una serie absolutamente completa: la madre intenta hacerlo todo súper bien y al final es un completo desastre (cosa con la que, como madre, me siento más que identificada), el padre es un feliz de la vida que pasa de todo y, aun así, es un padrazo, el mayor no da pie con bola y dice que todo es culpa de su madre, el segundo tiene más mala idea que Patán con un kilo de azúcar y el cuarto, que para mí que era en realidad el más listo, se limitaba a manejarlo todo sin que nadie pareciera darse cuenta. Y, entre todo ello, el pequeño Malcolm, genio incomprendido, solo intentaba tener una vida medianamente normal. Pero, claro, si fuera una vida normal, pues nos habríamos quedado sin esta maravilla serie 🙂

frankie-muniz-malcolm-in-the-middle

 

A todo ello hay que sumar, como valor añadido, que el padre era el genial Bryan Cranston, que luego nos dejó boquiabiertos en Breaking Bad y que, no sé si lo sabéis, empezó su carrera anunciando antihemorroidales.

 

Muchos nos preguntamos qué fue de Frankie Muñiz Muniz Muñiz después de ser Malcolm durante 6 años (del 2000 al 2006). Ha hecho algún trabajo interpretativo más, por supuesto, especialmente cameos en pelis y series varias (muchos interpretándose a sí mismo) entre los que voy a destacar Sharknado 3: Oh, hell, no! Es que estos tipos están en todas partes, oye.

Pero, esencialmente, se pueden resumir estos últimos años en tres palabras: fórmula, música y amnesia. Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Carlton Banks (Alfonso Ribeiro) de ‘El Príncipe de Bel-Air’?

Bueno, antes de pensar en qué fue de Alfonso Ribeiro… ¿De dónde salió Alfonso Ribeiro? Os dejo, para vuestro deleite, con este anuncio de Pepsi:

¿Lo has visto? A ver, stop:

¿Verdad? Una vez que sabes que es el niño de la chaqueta roja (que no tiene nada que envidiarle a Michael Jackson) ya no puedes dejar de ver a Carlton. Esa sonrisa es lo que tiene.

Alfonso, nacido en 1971, empezó su formación de bailarín a muy temprana edad. Para cuando lo eligieron para protagonizar este anuncio, en el ’84, tenía sólo doce años y ya había actuado en Broadway. Durante los años siguientes intervino en algunas películas, pero fue en 1990 cuando saltó a la fama encarnando al personaje de Carlton Banks, hijo del tío Phill y de la tía Bibian, hermano de Ashley y Hillary (por cierto, ¿qué fue de Ashley?) y, por supuesto, el primo pijo y petulante de Will Smith al que, ve tú a saber por qué, acabamos cogiendo tremendo cariño. Muchos lloramos como magdalenas y acompañamos a Will en el sentimiento de la frase que cerró la serie tras seis (¿sólo seis?) temporadas: “Maldita sea, cómo te voy a echar de menos, Carlton”.

Y qué gran verdad: se les ha echado de menos… ¿Qué ha sido de Alfonso desde entonces? Lee el resto de la entrada »

¿Qué fue de Baby (Jennifer Grey), de ‘Dirty Dancing’?

Jennifer gray en dirty dancing

“Baby, no permitiré que nadie te arrincone.”

Patrick Swayze pudo salvar a Baby (Jennifer Grey) de su padre pero, al parecer, no de su cirujano plástico. ¿Qué fue de Baby?

Bueno, contexto: Dirty Dancing fue mucho más que un éxito de taquilla. Rodada con un presupuesto mínimo, se convirtió en la primera película en alcanzar el millón de copias vendidas en vídeo, y fue –y es- una de esas historias atemporales (amorcillo de campamento) a las que le añades un poco de potencia creativa (baile Fama style) y triunfan siempre.

Cuando la película se estrenó, en 1987, Jennifer Grey, nacida en Nueva York e hija de actores, estaba consolidando e impulsando su entonces corta carrera como actriz, y el estrellato le vino de sopetón. De repente, millones de personas alrededor del mundo reconocían su rostro: sus ojillos de mapache, sus labios finos, su nariz peculiar… ¿Qué pasó después?

Pues después, por lo que se ve, se operó la nariz y se fue todo a la mierda porra. Lee el resto de la entrada »