Entradas etiquetadas como ‘backstreet boys’

La que tiene liada Aaron Carter, el hermano pequeño del Bakcstreet Boy Nick Carter

Madre mía, la que tiene montada aquí el chicuelo es de las gordas. Con lo dulce e inocente que parecía de chiquitín.

aaron-carter-crush-on-you

A mí no me gusta hacer los post de más de 500 palabras, por aquello de que los tochos no los lee nadie, y yo no sé si yo voy a ser capaz de condensar tanto. A ver, por el principio:

A Aaron Carter lo conocimos en los ’90 porque era el monérrimo hermano pequeño de Nick Carter, componente de los Backstreet Boys. A algún iluminado de la indrustria musical se le ocurrió que si su hermano podía cantar, a ver por qué no iba a poder el niño, y ahí lo pusieron, a hacer cash con diez añitos. En el ’97 vio la luz su primer álbum de estudio, Aaron Carter, y su single Crush on you dio la vuelta al mundo porque, a ver, era el hermano pequeño de Nick Carter. Y os voy a confesar que a mí siempre me dio repelús verlo en los pósters de la Súper Pop. Era un poco como «¿Qué hace un niño de póster en esta revista? ¿Estamos enfermos o qué?».


Y luego la gente rajando del pobre Justin Bieberm, maemía.

Bueno, total que os podéis hacer una imagen de la infancia de este chiquillo (que, por si no sois unos linces de las matemáticas, os digo que nació en el ’87). Un cuadro. En los cinco años siguientes a su debut publicó tres álbumes más, además del EP Surfin’ USA.

aaron-carter-surfin-usa

Ahora dime si se parece o no a Yael, el del Colacao.

Esto hizo que con quince años se publicara ya su primer recopilatorio, Most Requested Hits, seguido por otros dos: Come Get It: The Very Best of Aaron Carter2 Good 2 B True, en 2006.

Ese mismo año, se emitía el reality House of Carters, que pretendiendo ser un docu de telerrealidad centrado en Nick, exponía a todos los hermanos: Nick, Aaron, Leslie, B.J. y Angel. Fueron en total 8 episodios y, recordemos, aquí Aaron tenía ya casi 20 años.

house-of-carters

De izquierda a derecha: Aaron, B.J., Nick, Angel y Leslie

En 2009, después de algunas colaboraciones para cine y televisión (como Supercross, Big Al o la serie de Grand Strand), Aaron se hacía su pequeño y personal huequito en los corazones de la audiencia con su paso por Dancing with the stars, en su  novena temporada. Fue eliminado en el octavo programa, cuando le tocó el Foxtrot y una Samba 90’s.


Yo no sabría bailar con esos tacones, os lo digo. Con los de Aaron. Bueno, ni con los otros tampoco.

Poco después, en 2011, Aaron hacía público (bueno, en realidad fue su mánager, Johnny Wright) que ingresaba de manera voluntaria en el centro Betty Ford para “superar algunos problemas emocionales”, y meses después compartía en twitter que había superado el programa con éxito y que “lo más importante es no tener miedo de ser humano”. Sin embargo, lo más duro estaba por venir: en 2012 (ubiquémonos: Aaron iba a cumplir 25 años) la familia Carter sufrió uno de sus más importantes golpes, cuando Leslie, solo un año mayor que Aaron, falleció en el mes de enero de una sobredosis, dejando una hija de solo un año, Alyssa Jane.

A partir de ahí, ha sido un cuesta abajo y sin frenos, que ha venido culminando este año con una serie de noticias que no limpian precisamente la imagen del pequeño de los Carter. La publicación el año pasado de su último álbum (no editaba uno desde 2002), Love, no ha contribuido a mejorar la situación.

Si antes parecía Yael el del Colacao, ahora parece Jessie el de Breaking Bad.

Este año le ha venido marcado por una serie de historias extrañas, como intentar vender a su perro (un bulldog inglés) por unos 3000€ a través de su cuenta de instagram, cortar con su novia -Lina Valentina- el pasado mes de agosto o tatuarse a la cantante Rihanna en la cara.

Muy recientemente, se ha hecho público que su hermano Nick interpuso contra él una denuncia por agresión y amenazas que ha terminado con una orden de alejamiento. Nick ha contado en su twitter que no ha tenido más remedio (junto a su hermana Angel) que “tomar todas las medidas posibles”, dado que, al parecer, Aaron llegó a amenazar de muerte a su cuñada Lauren Kitt, la mujer de Nick, que recientemente ha dado a luz a la hija pequeña de ambos mientras aún estaba embarazada.

Una situación que viene dada por los problemas de salud mental de Aaron, que este pasado mes de septiembre contó sin ningún tipo de tapujo en el programa The Doctors que ha sido diagnosticado de esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión maníaca y ansiedad.

Las palabras de Nick son realmente muy duras:

 

 

¿Qué fue de los Backstreet Boys?

Yo lloré. Y no  me avergüenza decirlo. Lloré desde la tercera fila de público del hipódromo de Las Mestas en Gijón, en aquel caluroso julio del ’99, cuando sonó la música y sobre el escenario aparecieron ellos: los Backstreet Boys. Lloré, sí, qué pasa. Dieciséis añines tenía. Los he buscado para escribirles un post, y me ha apetecido llorar otra vez. Aunque creo que no por las mismas razones que en el ’99.

Contexto: Boys Band. Un concepto que apareció de repente en la mente de algún lumbreras que dijo “¡Ey! ¡Si ponemos a cinco majetes en el escenario dando botes igual da lo mismo que las letras sean un truño!”. Jolín, ¡y funcionó! Es así: NKOTB, Take That, BSB… Dime qué boys band te gustaba y te diré cuántos años tienes. Música puramente comercial, con una cara bonita y la esperanza para todas y cada una -y todos y cada uno- de los millones de fans adolescentes del planeta de que su cantante favorito se casaría con él/ella algún día. Yo me iba a casar con Brian. Pero luego me fueron surgiendo otras cosas…

Los BSB nació en 1993 con el número mágico de cinco integrantes, a los que el departamento de márketing dotó de la consabida historia “somos famosos de casualidad porque nosotros éramos normales como tú”. En el ’96 lanzaron su primer sencillo, We’ve got it goin’ on, y de ahí a la gloria.

Esta canción aún la escucho por la radio de vez en cuando mientras conduzco, y ya no es que me arranque a cantar: es que me sale hasta la coreo. Elsa, maja, esto sí que es to LET IT GO.

La banda estuvo completamente en activo hasta 2002, cuando se separaron (ah, no, que sólo se estaban dando un tiempo) y volvieron en 2005 con el single Incomplete y el álbum Never gone. Desde entonces, no han vuelto a descansar. ¿Cómo han cambiado estos cinco chavales de la calle de atrás? Lee el resto de la entrada »