10 curiosidades que -probablemente- no sabías de ‘El imperio contraataca’

Voy a empezar este post pidiéndoos que hagáis un ejercicio de perspectiva: ¿Os acordáis cuando, de críos, allá por los ’80, llegaba Semana Santa y vuestros padres os hacían comer por enésima vez Los diez mandamientos de Charlton Heston? Que vosotros pensábais «Madre mía vaya truño, menuda antigualla, pero cómo puede gustarles esto parfavá». Pues Los diez mandamientos tenía por entonces 30 años. El imperio contraataca tiene ahora MÁS DE CUARENTA. De nada.

el-imperio-contraataca

Pues sí, en octubre de 1980 veía la luz El imperio contraataca, segunda película y quinto episodio de la saga Star Wars. Hace unos meses os conté 10 curiosidades sobre Una nueva esperanza (que por entonces se conocía solo como La guerra de las galaxias, os recuerdo/informo) y prometí que haría uno de curiosidades sobre cada peli, y lo prometido es deuda. Sin más, os dejo con 10 de mis curiosidades favoritas de Star Wars, Episodio V: El imperio contraataca.

1. Mark Hamill pasó MUCHO frío

Si hay una escena mítica en esta peli, es la travesía de Luke por la nieve cuando escapa de la cueva Wampa. Esta escena fue un regalo de Noruega: estaban fimando los exteriores en Finse cuando una tormenta de nieve sorprendió a todo el equipo. En lugar de detener el rodaje, Kershner (el director) decidió aprovechar y mandar a Hamill a la nieve, justo enfrente del hotel, mientras él (Kershner) y el cámara se quedaban calentitos grabando desde el vestíbulo.

2. La “pequeña” Carrie

Carrie Fisher era como treinta centímetros más baja que Harrison Ford. Eso hizo que, en muchas escenas, estuviera subida a una caja de fruta para compensar la altura y que entrara en el mismo cuadro que su coprotagonista.

carrie-fisher-y-harrison-ford-el-imperio-contraataca

3. Hamill hizo todas sus escenas de acción menos una

Sí: Mark hizo todas sus acrobacias y escenas de riesgo. Todas menos una: la escena en la que es succionado por una ventana en Cloud City.

4. El marionetista de Yoda era el mágico Oz

Vale, me he venido arriba con el juego de palabras 🙂 Yo os cuento: para gestionar la marioneta de Yoda (que os recuerdo que lo de los CGI como que todavía no), querían de marionetista a Jim Henson, amigo por cierto de Lucas, pero en ese momento Henson estaba liado con El gran golpe de los Teleñecos y recomendó a Frank Oz. Que lo mismo su nombre no os suena, pero DEBÉIS saber que sus manos fueron las que movieron, no solo a Yoda, sino también a otros personajes inolvidables y tan emblemáticos como Peggy en Los Muppets o Coco en Barrio Sésamo. Si queréis ponerle cara, sabed que también lo vimos en 2019 en Puñales por la espalda en el papel de Alan, y es una peli que tenéis que ver.

frank-oz-puñales-por-la-espalda

 

5. El lío de los créditos

Tal vez recordéis que, ANTIGUAMENTE, se ponían todos los créditos al principio de la película, en aquellas intros eternas. Lucas quiso dar un giro a esto y pasó absolutamente todos los créditos al final de la cinta, para poder poner las famosas letras del principio. En la primera entrega, los gremios de escritores y directores no pusieron demasiadas pegas porque no esperaban que la película fuera a tener el más mínimo éxito. Pero en la segunda, viendo lo que había pasado con la primera, se negaron fuertemente e intentaron impedirlo de todas las formas posibles, incluida una multa de 250.000 dólares a Lucas y a Kershner que Lucas pagó de su bolsillo. Las letras se quedaron donde estaban, los créditos pasaron al final, Lucas abandonó su membresía en el Gremio de Escritores, el Gremio de Directores y la Asociación Cinematográfica de EEUU y todo ello le hizo tener muchas dificultades para contrataciones posteriores.

 

6. Los riesgos económicos de Lucas

Cuando en la primera entrega Lucas decidió “bajarse el sueldo” a cambio de quedarse con el 100% de los derechos de comercialización, en una época en la que el merchandising era poco más que una anécdota, muchos dijeron que estaba loco. Seguramente se callaron cuando, para esta segunda película, Lucas decidió correr el riesgo de pagar él mismo la producción, para no tener que compartir los derechos creativos con ningún gran estudio. Sumando el dinero que había ganado con Una nueva esperanza y unos cuantos créditos bancarios, Lucas puso de su bolsillo la friolera de 18 millones de dólares. Después de estrenarse la película, los recuperó en tres meses. Repartió otros 5 millones con sus empleados.

7. Los poderes jedi de Luke estaban en reverse

Esto es un secreto a voces, pero no por ello es menos interesante (aunque sea por esencial): el efecto de Luke atrayendo hacia sí su sable láser con sus poderes jedi se consiguió con algo tan simple como grabarlo lanzándolo y poniendo luego la película a la inversa.

luke-el-imperio-contraataca

 

8. Luke y el techo de la cabaña de Yoda

En una secuencia, Luke se da un golpe en la cabeza contra el techo de la cabaña de Yoda. Kershner le hizo repetir la escena DIECISÉIS VECES antes de quedar satisfecho con el resultado.

 

9. Los asteroides

¿Recordáis (os lo dije antes) que lo de los efectos especiales, en los ’80, eran manualidades, verdad? Pues un clásico de El imperio contraataca son los asteroides que se interponen en la trayectoria del Halcón Milenario. Os dejo el fotograma. Hay dos asteroides volando: el de atrás es un zapato; el de delante, una patata.

asteroides-halcón-milenario-el-imperio-contraataca

10. La liada de Solo/Harrison

Diálogo mítico donde los haya:

-Te quiero.

-Lo sé.

Pues este diálogo no iba a ser así, y hay una leyenda urbana que dice que Ford improvisó esa respuesta, pero tampoco es cierto. Lo que sucedió en realidad es que, en el guion original, Solo tenía que responderle a Leia: «Solo recuerda eso, Leia, porque volveré», pero Ford no estaba seguro de querer participar en una tercera parte, si es que la había, de manera que no quería pronunciarla. Alan Arnold (uno de los publicistas de la película) escribió el libro del making of de la peli, y en él contó que Ford y Kershner tuvieron una fuerte discusión sobre este punto (que él transcribe en el libro) y la frase, si bien es cierto que fue idea del actor, no fue fruto de la improvisación, sino que estaba negociada.

Diez es el número mágico, pero siempre me saben a poco 🙂

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Ana Belén Ruiz

    Me ha gustado mucho las curiosidades dadas en el reportaje. Gracias

    10 febrero 2021 | 9:50 am

  2. Dice ser Antonio el de León

    Sigue siendo de las películas que cuando se cuela zapeando, no puedes dejar de verla hasta el final….

    10 febrero 2021 | 6:35 pm

  3. Dice ser Quam Curiosi

    Muy curioso, habrá que ver la peli de nuevo para fijarse en esos detalles jeje

    28 abril 2021 | 10:53 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.