BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

¿Qué caray le pasó a Jean-Claude Van Damme?

Que te pego, leches.

En 1960, nacía en Bélgica un retoñito al que sus padres pusieron de nombre Jean-Claude Camile François. Que debía ser que andaban reñidos, los padres, madre mía. Pero los amigos siempre lo llamaron Jean-Claude. Jean-Claudín, si había confianza.

Jean-Claude, experto en karate y full contact, comenzó a competir en artes marciales a los 10 años. Siendo adolescente alcanzó su primer cinturón negro y con sólo 19 años abrió su propio gimnasio, California Gym, en Bruselas. Ese mismo año, tuvo su primer papel en el cine, en la producción francesa Mujer entre perro y lobo. No penséis que fue un gran papel: era solo un extra en un jardín. Pero él tenía claro que quería ser actor. Tan claro que sólo tres años después de abrir el gimnasio, mientras en España concentrábamos todos nuestros esfuerzos en celebrar un mundial de fútbol, un joven Van Damme cogió los bártulos y emigró a los Estados Unidos persiguiendo un sueño. A estas alturas, ya sabemos todos que le salió bien 🙂

No debió ser fácil, porque entre el ’82 (cuando llegó a USA) y el ’88 (año en que consiguió el papel que lo lanzó a la fama) sólo tuvo cuatro papeles: en el ’84 tuvo un par de papeles de extra (espectador en Breakdance y soldado en Desaparecido en combate, de Chuck Norris) y el mismo año fue su “debut” oficial en la cinta cómica (de 48 minutos) Monaco forever.

 

van-damme-debut-monaco-forever

“And introducing Jean Claude Van Damme as The Homosexual”. Gloriosos, los ’80, eh?

 

Dos años después, fue Ivan Kraschinsky “the Russian” en Retroceder nunca, rendirse jamás. Y, en el 88, llegó al fin…  Contacto sangriento, donde fue Frank Dux, el papel que lo colocó en la posición que ocupó durante más de una década. Lo que tienen las pelis de Hollywood es que interpretar el papel del bueno para ganarse la simpatía del público podía ser la diferencia entre la gloria y el anonimato eterno… Por suerte para Jean-Claude, le tocó ser el bueno.

van-damme-contacto-sangriento

Posicionado desde entonces como una de las nuevas estrellas del cine de acción y de las artes marciales, durante los años siguientes se dedicó a coleccionar títulos de éxito: la segunda parte de Contacto sangriento, Doble impacto, Lionheart, Soldado universal, Blanco humano, Timecop… Todos bombas de taquilla, donde millones de fieles seguidores hacían cola para ver lo último del gran Van Damme. Pero, casi de la noche a la mañana, Van Damme dejó de molar. ¿Por qué? ¿Qué pasó?

Pasaron varias cosas, pero sobre todo pasó que Hollywood no perdona un fracaso. Y Jean-Claude tuvo varios seguidos.

En el 94, cuando se estrenó su mayor éxito en taquilla, Timecop, Van Damme se convirtió en el actor de artes marciales mejor pagado del mundo, cobrando más de 6 millones de dólares por su papel en Street Fighter: la última batalla. Pero Street Fighter, seguro que muchos lo recordáis, no fue exactamente lo que se esperaba de ella. Defraudó a los fans (de Van Damme y del juego) en los cines y a los productores en las taquillas. Hay quien marca esta película como el principio del declive de Van Damme.

En el 96, después de haber colaborado en el guión de varios de sus éxitos, se lanzó al papel de dirección (además de protagonista) en The Quest (en busca de la ciudad perdida), junto a Roger Moore. Fue un estrepitoso fracaso de público y de crítica. Sensacine, por ejemplo, dice de ella:

The Quest (En busca de la ciudad perdida) adolece de un guión bastante pobre y de una débil escritura de personajes. Se construye básicamente sobre aquello que uno espera de un filme con Jean-Claude Van Damme, pero a menos que uno sea entusiasta del actor belga y de este tipo de películas de acción, la cinta resulta una propuesta muy pobre. (…) La presencia costante de tópicos (el combatiente español lucha “a lo flamenco”…) y un argumento bastante superficial y anecdótico para simplemente conducir a las escenas en las que Van Damme se “luce” como experto en artes marciales.

Parte de la culpa del fracaso, dicen, fue que Van Damme, embriagado del éxito que estaba teniendo, se atrevió a cantar a los cuatro vientos, antes de haber siquiera empezado a filmar, que “The Quest sería la mejor película de artes marciales desde Operación Dragón” (ehem…) y que “sería el Ben-Hur de las artes marciales”. Vamos, que The Quest fue su Titanic. Pero no su Titanic-peli: su Titanic-barco. Alzó las expectativas a un nivel que luego no consiguió cumplir. Y se hundió con todo el equipo. Muchos coinciden en que lo mejor de la película era arrancar con él disfrazado de payaso.

van-damme-payaso

Su momento dramático

 

Sus dos siguientes películas, Double Team y En el ojo del huracán (del 97 y el 98 respectivamente), repitieron fracaso, a lo que se seguía sumando la actitud generalmente chulesca y engreída de Van Damme. La gente dejó de querer a Jean-Claude 🙁

Aunque continuó sacando películas, ninguna fue especialmente sonada. Ni siquiera la secuela de Soldado universal (El retorno), del 99, llegó a tener buena aceptación y, a principios de los 2000, empezó a rumorearse que se planeaba una macro-película reuniendo a todas las glorias del cine de acción de los 80 que iba a ser la caña: Mercenarios, de Sylvester Stallone. Los cinéfilos nos retorcíamos los dedos pensando en que aquello podía ser apoteósico, pero Van Damme rechazó participar. Oficialmente, por diferencias creativas. Pero se extendió un rumor que decía que una de las condiciones del papel era que había que salir sin maquillar y que Van Damme se negaba a aparecer en cámara sin maquillaje… Rumores, pero extendidos, que tampoco contribuyeron a recuperar la simpatía del público. Distinto fue cuando sí se dejó ver en Mercenarios 2, en 2012.

Un poco antes de eso, en 2008, había recibido grandes elogios de la crítica internacional por una cinta que, sin embargo, pasó desapercibida para el público general: JCVD, en la que se interpreta a sí mismo envuelto en un atraco con rehenes, y hace un reflexivo repaso de su vida. La revista TIME dijo de él entonces que “no se merecía un cinturón negro, sino un Óscar”.

jvcd

Además, se ha metido en alguna cosa divertida, como prestar la voz al personaje del Maestro Cocodrilo en las películas de Kung Fu Panda.

maestro-cocodrilo

Poco a poco, parece que Van Damme va recuperando (a base de mucho trabajo, todo hay que decirlo) la simpatía del público y de la crítica, aunque sus últimos trabajos siguen sin funcionar demasiado bien. Su última película, por ejemplo, Kill’em all, estrenada este año, ni siquiera llega al aprobado en la mayoría de portales de cine, al igual que la secuela de uno de sus grandes éxitos de los 80: Kickboxer, venganza, estrenada en 2016. Ahora mismo está en post-producción la tercera cinta de este hilo: Kickboxer, represalias. Habrá que esperar a ver qué tal aunque, no me digáis por qué, me parece que tampoco va a ser su gran vuelta al estrellato. Pero bueno, que si Jean-Claude ya consiguió una gran oportunidad, pues nunca es tarde para la segunda.

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Que mítico !!!! Quien no recuerda su spagat jajajaja, tío duro allá donde los haya.

    01 octubre 2017 | 9:57 pm

  2. Dice ser Carlos

    yo creci con el y me meti en las artes marciales gracias y gracias a mi ansias de ser tan bueno como el gane varias competiciones y llegue a ser subcampeon de mi pais…Que Muchas Gracias JCVD.

    02 octubre 2017 | 3:29 am

  3. Dice ser Ximo

    Qué caray? Qué mierda de expresión es “Qué caray” ?

    02 octubre 2017 | 5:31 am

  4. Dice ser ninguna novedad paravariar

    Van Damme hace décadas que esta quemado del exceso de fama, al igual que Steven Seagal se encasillaron en un papel muy especifico y después de hacer el mismo papel docenas de veces la gente se cansa de ellos.

    Quizás tenga que reinventarse y abrirse a mas posibilidades con otro tipo de papeles sobretodo en el cine europeo o mirar hacia Stallone y ver como han evolucionado sus papeles, cierto que es un actor muy distinto que hasta se ha puesto a dirigir, pero el dar patadas y volteretas lo hace mucho mejor Jackie Chan con el que ademas te ríes con sus escenas filmadas por el mismo.

    02 octubre 2017 | 9:54 am

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.