Tu futuro en una cesta

Por Carmen Suárez

Moina Sardar tiene 35 años y vive junto a su marido, Lucas, y el menor de sus dos hijos, Munna, de 15, en Manikhar, una pequeña población de 370 habitantes rodeada de estanques, palmeras y arrozales en el sudoeste de Bangladesh. Su hijo mayor Mikhal, de 20 años, estudia en la ciudad de Dhaka.

Junto a un grupo de mujeres de la comunidad, Moina produce cestas con hoja de palma. Esta ocupación les permite obtener sus propios ingresos y aportar dinero a la economía familiar. Todas ellas trabajan para BaSE, una organización de comercio justo creada en Bangladesh, que coordina y promueve los productos de artesanía de varios grupos de mujeres de ese país.  Nació en 1977 y actualmente la integran más de 10.000 productoras (el 99% son mujeres), organizadas en 17 grupos, uno de ellos compuesto por personas que sufren alguna discapacidad.

Puspo Biswas muestra una de las cestas elaboradas por ella en la comunidad de Kamarali, en Bangladesh. Imagen de Pablo Tosco/Oxfam Intermón

Puspo Biswas muestra una de las cestas elaboradas por ella en la comunidad de Kamarali, en Bangladesh. Imagen de Pablo Tosco/Oxfam Intermón

En BaSE se busca esencialmente dar una oportunidad a las mujeres que, como Moina, tienen el acceso limitado al de trabajo.  Tener ingresos les permite contribuir económicamente con los gastos de la familia, la situación cambia, se las considera de otra manera. Gracias al comercio justo, tienen la oportunidad de salir de la pobreza y recuperar la dignidad en su entorno social.

Moina es muy consciente de que conseguir la tranquilidad y la estabilidad económica que tiene ahora no le resultó nada fácil.

“Cuando me casé– explica-  tenía muchos problemas, uno de ellos era la economía. Mi marido era obrero, no llegábamos a fin de mes. Había días que comíamos sólo una vez, en vez tres como es lo normal. Sufríamos mucho.  Cuando me di cuenta de que sabía hacer tareas manuales, empecé a buscar trabajo y contacté con BaSE. Entre lo que ganábamos mi marido y yo, ahorramos algo y compramos gallinas, patos, corderos para criar. Con el dinero ahorrado hemos construido la casa Mi hijo mayor está en bachillerato y el menor en la escuela.”

Por eso ahora, después de lo dura y difícil que ha sido su vida, Moina está orgullosa de haber sido capaz de superarse y demostrar lo que es capaz de hacer por ella y por su familia. Eso le hace ser optimista y, cuando le preguntan cuáles son sus sueños, que espera de la vida, responde

“¿Qué puedo soñar para el futuro? Estar bien de salud, seguir trabajando y manteniéndome por mí misma. Que mis hijos sean educados, buenas personas. Que cuando sean mayores tengan un buen trabajo, que puedan vivir felices y no tengan que pasar lo que pasamos mi marido y yo”

Puspo es otra mujer que, como Moina, ha encontrado un medio de vida en la fabricación de cestas.

“Nací en  Kamarali.- explica- y de pequeña quería ir al colegio. Estudié hasta 1º o 2º de primaria, pero no pude terminar porque mi padre no tenía dinero. A los 16 años me casé. Como había pobreza en la familia debía trabajar para sobrevivir y con lo que ganaba haciendo las cestas comprábamos comida. Este trabajo es muy importante para mí. Me gusta lo que hago, es el único ingreso que tenemos. Cuando recibo la paga, me llena de felicidad. Mantengo mi familia con lo que gano”.

Oxfam Intermón lleva más de 20 años vinculada a BaSE, comprándoles sus originales cestas artesanales, en las que se colocan los productos de los lotes navideños que se venden en la organización.

Todos los años elaboramos cestas diferentes, – explica Shourove Ansari, director de BaSe- Es un producto tradicional nuestro, porque estos cestos se hacen con hierbas que crecen en las orillas de los ríos y con las hojas que se recogen de los árboles del pueblo. La compra de estas cestas ayuda a muchas mujeres y por eso estamos muy agradecidos a Oxfam Intermón que, de esta forma, ayuda a cambiar vidas en las zonas rurales de nuestro país.”

Carmen Suarez es periodista y colabora con el equipo de comunicación de Oxfam Intermón. Las cestas de comercio justo de la cooperativa BaSe pueden encontrarse en las tiendas de comercio justo de Oxfam Intermón y en su tienda online.

Los comentarios están cerrados.