BLOGS

Un sábado con Julie Cissé

Por Nuria Martínez Moreno 

El sábado no fue para mí un día más. Una carambola me ha llevado a vivir una de las mejores experiencias personales de los últimos meses: he conocido a Julie. ¿Qué quién es Julie?, una mujer senegalesa fuerte, de una sonrisa limpia, vestida de un amarillo intenso que ha iluminado la lluviosa mañana, y que con tan solo un abrazo me ha hecho sentirme de su familia.

Julie Cissé, durante su reciente visita a España. Imagen de Laura Martínez Valero / Oxfam Intermón.

Julie ha venido a España a recoger el Premio Mujeres Avenir 2018, concedido por la Embajada de Francia en colaboración con la Asociación de Amistad Hispano -Francesa Mujeres Avenir. Un premio que le emociona porque reconoce en ella y en sus compañeras la capacidad de emprendimiento e influencia, al crear desde hace 15 años grupos de mujeres rurales con acceso a la tierra que trabajan, y buscar la colaboración de líderes políticos, religiosos y sociales. Dos días intensos entre Madrid y Sevilla, y de nuevo a su hogar, Thiés, una ciudad situada a cuarenta kilómetros de Dakar, donde Julie ha liderado el acceso a la tierra para seis mil mujeres, lo que les permite tener dignidad,  trabajo, seguridad, formación  y comida para todas sus familias.

La vida de Julie no ha sido fácil. Mientras tomábamos una tortilla de patatas y un pisto improvisado, Julie me ha contado que ser mujer en un país africano y musulmán es sinónimo de sufrimiento, de trabajos y de escasos reconocimientos. Siendo la cuarta de ocho hermanas, Julie vio sufrir a su madre para sacarlas adelante, y al morir su padre asumió el papel del hombre de su familia. Julie se propuso no sufrir como su madre, que acaba de cumplir 82 años y vive con ella.

“El Islam permite a los hombres tener hasta cuatro esposas siempre y cuando pueda mantenerlas”, me explica Julie. “Pero esta última parte parece habérseles olvidado. Es más, en muchos casos, los hombres promueven la confrontación entre sus esposas para obtener sus favores, las cargan de hijos y las abandonan a su suerte”.  Separada y con dos hijos, uno de ellos ingeniero, y el otro a punto de finalizar sus estudios universitarios de Relaciones Internacionales, a sus 55 años puede decir que ha logrado una vida plena.

África es de las mujeres, son el motor que mueve la economía doméstica, las que emprenden para sacar a sus hijos adelante, las que toman la iniciativa para crear unas mejores condiciones de vida, las verdaderas heroínas de un continente donde aún hay mucho por hacer. Junto con varias de sus compañeras de distintos lugares de África ha viajado a las faldas del monte Kilimanjaro para hacer llegar a la Unión Africana la voz de las mujeres rurales de todo el continente.

Mientras hablo con ella no puedo olvidar que lo que dicen sus ojos, la determinación al hablar y sus gestos, es algo que ha quedado demostrado: su fuerza, su valentía de asumir el liderazgo en una sociedad donde no está bien visto, y su capacidad para unir y acompañar a 6.000 mujeres en la difícil tarea de sacar a sus familias adelante.

Julie se ha emocionado cuando hemos hablado de las manifestaciones celebradas en España, el pasado jueves 8 de marzo, “porque el futuro es nuestro y nosotras somos las que hemos de construirlo”.

Hoy he conocido a Julie. Para ella probablemente he sido una europea más de las que ha conocido en este viaje. Sin embargo, cuando la he dejado en el control de acceso del aeropuerto, y mientras veía como prácticamente la desnudaban para comprobar que no portaba nada peligroso, me ha emocionado sentir que hoy no ha sido uno de mis sábados habituales. Julie me ha sacudido por dentro, me ha imbuido de su fuerza y me ha hecho sentirme más orgullosa si cabe de ser mujer, aunque aún me queda mucho para alcanzar el valor y el empoderamiento de las seis mil mujeres que ahora mismo trabajan el campo en Thiés, en Senegal, para conseguir una vida mejor.

Nuria Martínez Moreno es socia directora de Taller Activo de Comunicación y colabora con la comunicación estratégica de numerosas organizaciones y empresas.

Los comentarios están cerrados.