Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘guardiola’

Vamos razonablemente mal

“Ya hemos tocado fondo, pero seguimos escarbando”, me dijo un colega pesimista de la prensa de pago.

El optimista le replicó:

“Yo voy bien, sin entrar en detalles”.

Y el presidente de un gran agencia de publicidad cerró el debate con esta sentencia:

“Nosostros vamos razonablemente mal”.

Desde luego, cada uno habla de la feria según le va en ella. Y hay que tener mucho cuidado con lo que nos dice la competencia. A menudo oímos decir:

A mi me va bien, pero el sector va fatal”.

Como es habitual, El Roto nos ilumina con su sarcarmo, ácido y lúcido, para que no nos creamos las noticias; sólo las profecías.

Y mucho ojo con los economistas: son muy buenos para predecir el pasado.

Ahora que está remitiendo el pánico por la nueva gripe A , porcina o mexicana, la crisis económica vuelve a ser el centro de las conversaciones de ascensor, superando incluso al tiempo.

También ha vuelto la crisis a la primera página de El Mundo, a cuatro columnas, con este gran titular:

Salgado ve “brotes verdes” en la economía española

Elena Salgado recurrió a las bellas metáforas primaverales de Bernanke, presidente de la Reserva Federal de EE.UU, en su anuncio/profecía de los “brotes verdes” y en su indumentaria, pues vestía un estampado llamativamente florido.

Me ha sorprendido el silencio de El País en su portada sobre el Consejo de Ministros extraordinario de ayer y la posterior rueda de prensa de las dos vicepresidentas insuflando prudente optimismo sobre la marcha de la economía.

El País ha preferido una gran imagen del machego Iniesta con este pie de foto:

El Barça llega a la gran final en el último suspiro

Entre Elena Salgado y Andrés Iniesta, no se quién de los dos contribuirá más a animar la actividad económica. Me dicen que el fútbol es corazón. O sea, como la economía. Quizás, por eso, anoche más de media España estalló de júbilo, espontáneamente, al ver o escuchar el excelente golazo de Iniesta.

Han sido dos días fantást¡cos para el buen humor (y, por supuesto, para la economía) de los españoles, gracias al lehendakari Patxi López y al Barça extraordinario de Guardiola.

A la hora del partido, estaba con unos amigos en Madrid , sin televisión ni radio. Me enteré de gol al instante (¡digo en Madrid!) por el inmenso grito de júbilo que salió de las ventanas de las casas que nos rodeaban. Aunque, desde niño, soy del Atletic de Bilbao, me alegré enormemente de ese gol del Barça que lo llevó de golpe a la final de Roma. Soprendido por el ruido, los gritos y la fiesta de los vecinos me pregunté:

¿Acaso puede haber tantos seguidores del Barça en este barrio madrileño tan castizo?

La mayoría serían del Real Madrid o del Atlético de Madrid. Sin embargo, la alegría era extraordinaria. Así somos en Madrid, en Barcelona o en Bilbao.

Luego, de pronto, me preocupó la idea de que un Barça tan crecido podría caer en la tentación de querer acaparar los tres grandes trofeos del año: la Liga, la Copa de Europa y (hasta ahí podíamos llegar) la Copa del Rey. Para conseguir esta última tendría que ganar la final contra el Atletic de Bilbao el próximo 27 de mayo. Eso ya me parece demasiado. Lo digo por darle otra alegría al nuevo lehendakari López y un disgusto al honorable president Montilla y al presidente Zapatero.

Al final, el fútbol -derrochando júbilo- va a reaminar más a la economía española que las profecías de la vicepresidenta económica.

Como dice El Roto, el virus del miedo sí que es contagioso. Tanto como el de la felicidad. Yo llevo ya dos días razonablemente felices, sin entrar en detalles. Gracias a Patxi López y al gol de Iniesta.

Mañana será otro día.