BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

¡Viva el calor, muera el frío!

¿Es responsable el hombre del frío que hoy padecemos? ¿Y del calor, tan benéfico para la prosperidad? Los enemigos del calentamiento global ya no saben qué inventar para extender la creencia de que el ser humano –esa hormiguita en el universo- es el responsable principal del cambio climático. ¡Qué soberbia!

La diosa Cibeles adornada con carámbanos. ¡Qué frío!

El frío que estamos pasando estos días me ha llevado a repasar el estado de la ya vieja polémica científica (a veces, seudocientífica, casi religiosa) sobre el papel dominante o irrelevante del hombre (frente a los factores solares, espaciales, orbitales, cosmológicos, físicos, meteorológicos, astronómicos, etc.) en el calentamiento global.

Claro que ahora –con el frío que hace – ya no lo llaman “calentamiento global” sino “cambio climático” y atribuyen estas olas de frío a “los extremos climáticos” producidos precisamente -¿lo adivinan?- por el “calentamiento global”.
¿Por qué se empeñan tanto en combatir el calentamiento minúsculo del planeta (que nadie niega) si, en épocas anteriores, el calor -mucho mayor- ha ido siempre asociado a la prosperidad y al bienestar?

¿Será por dinero?

Lo caliente es bueno, lo frío es malo.

En el frío siglo XIV la brujas eran quemadas acusadas, entre otras cosas, de causar el mal tiempo. O sea, el frío.

Un nuevo estudio europeo de anillos de árboles, publicado por P. Gosselin, el pasado 14 de enero, confirma que las épocas mas calientes conducen a la prosperidad y las frías a la muerte y a la miseria.

Los extremos climáticos, según este estudio, eran mayores en el pasado.

A medida que se van quedando sin argumentos científicos –tras el escándalo del “Climagate”, las deserciones, etc.- los enemigos del calentamiento se agarran ahora al actual deshielo del Ártico como a un clavo ardiendo.

Sobre esto, he encontrado otra joya de la hemeroteca. Se trata del alarmismo generado en 1922 por el diario The Washington Post al publicar una noticia de AP sobre la desaparición del hielo en el Ártico.

La desaparición del hielo ártico en 1922 fue más grave que ahora. El artículo, desde luego, no tiene desperdicio.

Según el Washington Post del 2 de noviembre de 1922:

“El  océano ártico se está calentando, los icebergs se hacen más escasos y  en algunos lugares las focas encuentran con que el agua está demasiado  caliente, según un informe del Departamento de Comercio de Consulafft, en  Bergen, Noruega.

Los informes de pescadores, cazadores de focas y exploradores todos señalan un cambio radical en las condiciones  climáticos y temperaturas sin precedentes, jamás conocidos en la zona  ártica. Las expediciones de exploración informan de que no se ha encontrado  casi nada de hielo en zonas tan al norte como 81 grados y 29 minutos.

Los  sondeos a una profundidad de 3.100 metros muestran que la corriente del Golfo aún está muy caliente. Grandes masas de hielo han sido sustituidas  por restos acumulados de tierra y piedras [de glaciales derretidos], según este informe, mientras en muchos puntos glaciales muy  conocidos han desaparecido por completo.

Nevó ayer en Abla (Almería) cerca de Nacimiento, el pueblo de mi madre.

Muy  pocas focas y ningunos peces blancos se encuentran en el Ärtico del  este, mientras grandes bancos de anchoas y “smelts” (un pescado azul  pequeño) que nunca han llegado tan al norte, se encuentran en los  viejos campos de pesca de las focas.  Dentro de unos años se predice que,  debido a la desaparición del hielo el nivel del mar subirá, haciendo  inhabitable la mayoría de las ciudades costeras.”

Esto se publicó el 2 de noviembre de 1922, a partir de una noticia redactada por la agencia Associated Press.  Esta fue la última vez que  tuvimos una alarma del calentamiento global.  Desde entonces, hemos  tenido una alarma de enfriamiento global, que tambien se desvaneció de los  periódicos, y ahora hemos vuelto de nuevo a la alarma del calentamiento global.  Y no  es que la hipérbole haya cambiado mucho en 88 años…

Hoy  en día, cada acontecimientoo natural notable, cada fluctuación del termómetro, cada inundación o sequía se atribuye al calentamiento  global. Un invierno seco y suave –es el cambio clímatico.  Un invierno nevado y gélido – es el cambio climático.  Calentamientos o enfriamientos históricos, sequías o lluvias,  de todo ello podemos echarle la culpa con confianza al cambio climático.”

(Recogido de The Resilient Earth).

¡Vivir -o leer- para ver! La hipérbole mediática o científica (a veces, seudocientífica, casi religiosa) se repite de manera tan cíclica como los cambios climáticos. No se cómo puedo creerme lo que dicen los periódicos si -como decía mi suegro- los hace gente como yo.


Mirando los gráficos de períodos largos -las temperaturas en los últimos 10.000 años- vemos las distintas épocas de calentamiento todas ellas, por supuesto, con pequeños altibajos.

Si las comparamos con la época actual, observamos que la tendencia general es a la baja.

Hace 2.500 años hacía mucho frío y abundaban las catástrofes. Durante el Imperio Romano hizo calor y hubo prosperidad.

¿Alguien ha visto estatuas de romanos con abrigos y bufandas? Las que yo he visto en Roma o en Mérida van con faldilla corta y sandalias. Hacia el siglo IV volvió el frío. Los bárbaros del norte huyeron espantados hacia al sur de Europa en busca de comida y de …calor.

Cayó Roma y se inició un período altomedieval frío, oscuro y lleno de miseria que se prolongó hasta el siglo IX. Con el nuevo milenio se equivocaron los catastrófistas de milenarismo.

En el siglo X cambió de nuevo el ciclo climático y volvió el magnífico calentamiento global. Los vikingos se extendieron por Groenlandia o Greenland (que significa precisamente Tierra Verde), los británicos tuvieron viñas y ¡vino!, floreció el Camino de Santiago y Europa se llenó de bellísimasa iglesias romáticas y, ya en el siglo XII y XIII, de espectaculares catedrales góticas. A ese periodo se refieren los sabios del clima y los historiadores como el “óptimo medieval”. Llaman “óptimo”, naturalmente, al calentamiento global.

El frío glacial volvió a Europa, desde 1300 hasta 1850, aproximadamente, acompañado de miseria, hambre, peste, caza de brujas, etc.. Este largo y triste periodo se conoce como “pequeña edad galcial“. Hay multitud de pinturas de paisajes europeos del norte que lo atestiguan.  Y los británicos se quedaron, otra vez, sin viñas y sin vino propio.

¿Qué gran experto en marketing -además del hábil predicador Al Gore– ha conseguido convencer a media humanidad -incluso a la ONU- de que el calentamiento global es malo para el ser humano y que debemos combatirlo? Para mí que ese tipo ha superado, en marketing, al mismísimo San Pablo.

Lawrence Solomon

En mi búsqueda de argumentos contra el frío, encontré una joya divertida (o triste, según se mire) en un diario conservador canadiense. Se trata de un artículo sarcástico de Lawrence Solomon, del 30 de diciembre de 2010, titulado así:

75 científicos del clima piensan que los humanos contibuyen al calentamiento global

Intentaré resumir el artículo.

Los resultados dudosos de una encuesta sobre el “consenso científico” burdamente manipulada, y publicada como creíble por grandes diarios como The New York Times y The Washingotn Post, muestran que el 97% de los científicos están de acuerdo en que los humanos hemos causado el calentamiento global.

¿Y el frío? Dicen que se debe a los cambios extremos consecuencia también del calentamiento global: más frío en invierno y más calor en verano.

¿Cómo han obtenido este consenso abrumador de la comunidad científica con un procentaje del 97 %?

Dos jóvenes entusiastas de Illinois sin credenciales hicieron una encuesta de dos minutos on line, nada científica a 10.257 científicos. Decidieron que los méritos no eran un factor importante y optaron por preguntar a empleados públicos y de universidades, no de empresas privadas.

Excluyeron de su lista a quienes eran propensos a dar importancia al Sol, al espacio, a los cosmólogos, físicos, meteorólogos y astrónomos. Dejaron fuera de la encuesta a la Geología, Oceanografía, Paleontología y Geoquímica. Tampoco tuvieron en cuenta el grado académico de los encuestados: preguntaron a 1.000 sin doctorado y a otros muchos sin master especializado.

La mayoría no contestó a la encuesta. Respondieron 3.146, o sea, el 30,7%. Estas fueron las dos preguntas, a minuto cada una.

1.- ¿Piensa que, desde 1.800, las temperaturas medias has subido, han caido o se mantienes iguales?

2.- ¿Piensa que la actividad humana es un factor importante en el cambio de las temperaturas globales medias?

Practicamente todos -hasta los más escèpticos del calentamiento- piensan que, desde mediados del siglo XIX, la Tierra se está calentado un poco -es un hecho medido y bastante irrelevante, si lo comparamos con series largas de ciclos climáticos. También están de acuerdo en que la actividad humana ha podido tener alguna influencia menor e irrelevante en los altibajos  de las temperaturaas locales o regionales por la desforestación, la agricultura, etc. pero cada vez más científicos niegan que el ser humano juegue un papel importante en el cambio climático.

Pues bien, el 82% de los encuestados respondieron que sí a la 2ª pregunta. Uno de cada 5 no le echa la culpa a los humanos. A los autores de la encuesta les pareció poco y buscaron subgrupos distintos. Eligieron solo a los expertos climáticos que había entre los 3.000 que habían respondido y eliminaron a los demás. Así llegaron a la cifra mágica de 75 de 77 (de cualificaciones desconocidas) apoyaron la ortodoxia.

Si dividimos 75 por 77 nos sale la cifra mágica del 97% a favor de la ortodoxia (¡el consenso!) que se publicó, sin rubor, en la prensa seria de pago. Y se quedaron tan panchos en el New Yok Times y el el Washington Post. Así se escribe la historia. Aceptamos como buenos los datos (manipulados o no) que encajan en nuestro esquema ideológico o religioso y rechamos los que no convienen (sean ciertos o falsos) a nuestros intereres.

——-

PS.1

Para quien quiera profundizar en el debate, ahí va este enlace:

http://www.climatedebatedaily.com/

Se trata de una página web que publica diariamente una larga lista de todo lo que sale en Internet (prensa, revistas, blogs, etc.) en los dos lados del debate climático.  A la izquierda, bajo el título de “Llamadas a la acción”, están los artículos del consenso.  A la derecha, bajo el título de “Voces disidentes”, está la lista de articulos que disienten.  Todos vienen con una linea descriptiva del tema y un link al artículo.

P.S. 2:

Sobre el Cabo de Gata

He visto con retraso algunos comentarios al post de anteayer, refridos al Cabo de Gata, a los que me veo obligado a replicar. Ahí va mi respuesta:

Para Rosa, Antoñico, Pelayo, etc.:
Me gusta polemizar, pero no suelo hacerlo con comentaristas de alquiler. Sin embargo, esta vez, lo hago solo para corregir un error de bulto.
Mi post sobre el libro de Antonio Orejudo “Almería, Crónica personal” ha recibido varios comentarios en los que sus autores coinciden con las mismas palabras -espontáneamente o por encargo de alguien- en que disfruto de “la poltrona del Cabo de Gata”, “un cargo tranquilo y bien remunerado”, mientras hay “más de 4 millones de parados”, etc.
No se si lo hacen por mala fe –“mala gente que va apestando la tierra”, diría Machado- o, simplemente, porque “piensa el ladrón que todos son de su condición”.
Me explico:
El “cargo” de presidente de la Junta Rectora del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar –que recibí como una carga, aunque con entusiasmo y por amor a mi tierra- es todo lo contrario a una “poltrona tranquila y bien retribuida”. Ni es poltrona ni es tranquila ni está bien ni mal retribuida.
Esa carga no me proporciona ni un duro. Todo lo contrario. No me importa, ya que tengo la casa pagada y mis tres hijos criados. Si se refieren a dinero, ese cargo me cuesta dinero, pero me da muchas satisfacciones no materiales.
De mi bolsillo pago los viajes a Almería en avión desde Madrid, la gasolina desde Cuevas, las cañas en El Quinto Toro con los colegas de la Junta Rectora y hasta el sombrero de paja que llevo habitualmente con el nombre del Parque Natural en la cinta y que compré en nuestra tienda de Rodalquilar por 3 euros.
O sea, el cargo/carga no está remunerado para nada. Solo percibo la felicidad que me produce poder ser útil a mi tierra después de haber pasado tantos años fuera de ella.
Presumo que estos comentaristas coincidentes con lo de la “poltrona” no lo entenderán pero así es. Es más, la Junta Rectora que presido es un órganos asesor y no tiene ni un duro de Presupuesto. Por tanto, lo hago gratis, por amor al arte y a la belleza del Parque Natural, porque me apetece y porque me siento en deuda con mi tierra desde que partí como emigrante en los años 60.
De niños, en la Calle Juan del Olmo, solíamos decir: “El que lo huele, debajo lo tiene”.
Y en cuanto a los 4 millones de parados, bien que lo siento. Pero he dedicado muchos años de mi vida (vease mi CV en “de qué va y quien soy”) a crear cientos de empleos muchos de los cuales aún siguen dando trabajo y bienestar a muchos colegas. Y estoy orgulloso de mi lucha personal contra el paro y de crear -como Dios, desde la nada- empresas, diarios, semanarios, programas de televisión, etc, -algunos desgraciadamente sin éxito.
También estoy muy orgulloso de mis clases de Economía Aplicada en la Universidad de Almería a las que nunca falté (aunque tuviera que volar desde muy lejos) y donde los alumnos -el tribunal más exigente que pueda imaginarse- me situaron entre los diez mejores profesores de la UAL. Ese es mi mejor título.
Tampoco fue una poltrona tranquila ni bien retribuida mi plaza de profesor titular de la UAL, a la que, por cierto, ya he renunciado por razones personales qeu no vienen al caso.

Saludos

JAMS

24 Enero 2011 | 14:19


11 comentarios

  1. Dice ser GCP

    JAMS, ¿viste el ineludible documental “The great global warming swindle”?
    Lo puedes ver, completo y con subtítulos, en: http://www.tu.tv/videos/el-gran-timo-del-calientamiento-global

    Pena que el de la página haya escrito cal-i-entamiento…

    También lo puedes comprar y tal, por intenné.

    Es un docu imprescindible, donde se desvelan los intereses detrás de la propaganda.

    Un saludo con boina:

    { 😉

    24 Enero 2011 | 20:42

  2. Dice ser psocrates

    Si claro: Viva el calor pq si continua tanto frio no tendran excusa para el calentamiento global, ni para gastar tanto dinero que les dan a Greepeace y al Panel del Calentamiento Global.
    Que pandilla de falaces a cuesta nuestra!!!!!

    24 Enero 2011 | 21:17

  3. Dice ser MARA

    Que post mas largo….. media hora de mi vida para leermelo.

    Pero estoy de acuerdo contigo. Es más estoy harta de todo esos que patalean porque una especie se extingue…. es ley de Naturaleza que las especies se extingasn por diferentes motivos, así mismo nacen otras nuevas formas de vida.

    Pesaos con el cambio climático y el calentamiento… anda que lleva en España haciendo unos inviernos de los de cuando mi padre era un crio.

    Desde mi nombre puedes ir a mi blog de cachorros en adopción.

    24 Enero 2011 | 21:59

  4. Dice ser Carla

    También puedes encontrar muchos argumentos en contra de la evolución. Hay muchos pseudocientíficos o incluso científicos que utilizando datos (posiblemente sesgados) que manejandolos de forma habilidosa (posiblemente amañada) ponen en duda una y otra vez la teoria de la evolución. Me parece que con el cambio climático ocurre igual. Es una teoría incómoda para ciertas formas de pensar y el debate se manipula más alla de las refutaciones científicas para ajustarlo a los modelos de pensamiento político, económico o incluso religioso.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    24 Enero 2011 | 22:10

  5. Dice ser enfin

    resumiendo, es cierto que el planeta alterna de epocas frías a calidas. Sin embargo también es cierto que diversos estudios científicos afirman que la velocidad actual de calentamiento no se ha dado NUNCA en la historia del planeta y que parece que va ha seguir creciendo e incluso puede desestabilizar el funcionamiento “natural” del mundo.

    Tengo la suerte de tener como amigos a biologos y estudiosos del tema que os aseguro no trabajan para ninguna empresa que afirman apoyandose en sus propias investigaciones el mal que le estamos haciendo al mundo.

    Es más, algunos de ellos sabe de cierto famoso hombre del tiempo que hace años que está subvencionado por responsables del petroleo para que desacredite a los que defienden el cambio climático…como lo lees.

    Y por cierto, la tal mara esa escribiendo que es “ley de la naturaleza” que se estingan especies.. no se que tal le parecería si esos cachorritos que dice ayudar se muriesen porque su querido vecino dejó encendido el gas y se asfixiaron…siempre jode más cuando ns afecta directamente, pero que se extingan especies animales por nuestra culpa, ya sea por el cambio climatico o por granjeo excesivo, no me parece Ley de la Naturaleza

    24 Enero 2011 | 23:52

  6. Dice ser enfin

    por lo cual siempre miro con recelo cuando se escribe con tanta intención como en este articulo sobre el cambio climatico.

    y no, señor Martinez Soler me fío menos de usted que de Al Gore. En los tiempos que corren los periodistas creen tener la verdad absoluta consultando en internet y bueno, eso lo sabe hacer cualquiera.

    24 Enero 2011 | 23:56

  7. Dice ser YUi

    Es el post más ridículo que he leído en 20 minutos, y mira que he leído noticias y blogs de becarios (bueno hay un argentino por ahí escribiendo cosas surrealistas), pero ni si quiera te acercas a él.
    Porque hoy hace frío, (en invierno), y hay olas polares (del polo, es que me veo en la necesidad de especificar, según lo que leo), no hay calentamiento global. Ole tus cojones, hombre. Ole tus cojones. Lo que me ha hecho más gracia ha sido lo de las estátuas sin bufanda…madre mía.

    25 Enero 2011 | 00:00

  8. Dice ser Los feeds

    Joder, JAMS, sigues igual que el primo de Rajoy.

    A ver si ahora que tienes más tiempo te informas un poquito mejor. Coincido con YUi, con este post te dejas a ti mismo a la altura del betún.

    25 Enero 2011 | 01:50

  9. Dice ser Jaimito.

    Este artículo no es que no sea científico, es que no es ni periodístico.

    25 Enero 2011 | 11:00

  10. Dice ser dietas shock

    Creo sinceramente que no se dispone ni de datos ni de conocimiento suficiente para intentar adivinar el tiempo.

    Lo que sí me ha llamado la atención es la gráfica: según parece, vamos a pasar frío de lo lindo en los próximos lustros.

    25 Enero 2011 | 15:18

  11. Dice ser morade

    Yo no se si será verdad o no que se está fraguando un calentamiento terrible de la tierra causado por el ser humano.
    Ahora bien, sí que se que hace tres años se estuvo durante meses literalmente sembrando el pánico desde medios de comunicación supuestamente serios advirtiendo de que el calentamiento global nos traería un verano torrido que batiría todos los records de temperatura y que iba a convertir la península en una caldera.Yo mismo estaba espantado. Recuerdo perfectamente decenas de titulares del tipo “Expertos alertan que este será el verano más caluroso de los ultimos 100 años”, etc. etc. etc. …Y luego resultó ser el verano más suave, templado, agradable y soportable de los que un servidor recuerda.
    Conclusión: Dennos previsiones y datos reales y verídicos sobre el cambio climático. No por tratar de ganar conciencias para el ecologismo vayan a decirnos barbaridades que luego no se cumplen, porque producirán en la ciudadania el efecto contrario. Ninguna buena causa justifica mentiras. ¿Recuerdan lo de “que viene el lobo”?. A ver si va a ocurrir que cuando de verdad venga el lobo la gente esté tan escarmentada de alarmismos y previsiones que no se cumplen que ya no se crea nada de nada.

    25 Enero 2011 | 16:33

Los comentarios están cerrados.