De la nueva sociedad 3.0 organizada horizontalmente en red que ha enterrado la edad contemporánea. ¡Bienvenidos a la edad digital!

Entradas etiquetadas como ‘You Tube’

Tiranos Temblad, el vídeo remix semanal que está agitando Uruguay

Capítulo 17 de Tiranos Temblad

Tiranos temblad. Resumen semanal de acontecimientos uruguayos. Bajo este extraño nombre se esconde una verdadera joyita de la era de la remezcla colectiva. Una prueba más de que la dirección de los mensajes – antes verticales y centralizados – adopta nuevos rumbos. Tiranos temblad es una pieza de vídeo que apenas dura unos minutos donde Agustín Ferrando, un profesional del medio audiovisual de 32 años, empezó a mezclar los vídeos se suben a You Tube en los que de una manera u otra Uruguay. El canal Tiranos Temblad, que nació a finales del año 2012, se ha convertido en una auténtica sensación.8.236 subscritos, 351.308 visitas y una etiqueta de Twitter (#TiranosTemblad), una nueva y dinámica plaza digital de diálogo. Cada semana, Agustín prepara un vídeo nuevo. Y ya van 18 entregas.

En Tiranos temblad cabe todo. Un perro que baila cumbia. Un encuentro de moteros.  Un popurri de músicos bizarros. Un vídeo político del pasado. Un programa extranjero que habla de Uruguay. Una boda. Músicos que tocan en un parque. Una manifestación. Todo sirve. La voz en off de Agustín Ferrando, siempre irónica, redondea una entrega audiovisual irónica, entrañable y ácida. Tiranos Temblad deja en evidencia el llamado formato broadcast, el modelo televisión donde un emisor llegar a múltiples receptores a través de un canal centralizado. Aunque You Tube es una plataforma bastante centralizada y no es mi modelo preferido, un detalle nos revela el cambio de paradigma. No es la descarga (download), el hecho de que cualquier usuario pueda descargar o ver en streaming un vídeo. La clave está en el upload, en que cualquier persona pueda subir contenido. La remezcla de la inteligencia colectiva, incentivada por You Tube desde que incluyó las licencias Creative Commons a mediados del año pasado y practicada por los usuarios desde la noche de los tiempos, hace el resto.

Cada minuto se suben a You Tube 60 horas. 3.600 horas cada hora. El día, en el planeta en red, tiene 86.400 horas. Las horas de todas las emisoras de televisión del planeta son un porcentaje mínimo del total. En nuestros días, las historias mínimas son historias máximas. El altavoz atronador del sistema es un murmullo, todavía audible, en un bosque de ecos. Los mensajes del poder, de las marcas, de los emisores clásicos, se diluyen en un océano. We, the media (Dan Gillmor) o la ‘autocomunicación de masas’ (Manuel Castells) ya no son nombres de libros o conceptos sociológicos. Son la columna vertebral del nuevo mundo. Cualquier puede gritar. Cualquiera puede amplificar o remezclar otros gritos. Tiranos Temblad es mucho más que el título de un programa de un remixer recontrauruguayo. Tiranos temblad es un grito global, bastardo y sexy. La banda sonora de la tragicomedia de nuestros tiempos.

No habría sabido de la existencia de ‘Tiranos Temblad’ sin haber leído el post Hay un sábado de común denominadores de SurSiendo.  Espectacular trabajo de SurSiendo, sin duda. Su blog, cocinado desde Chiapas (México),  ya es una referencia.

Kutiman, el remezclador de You Tube

 

Vídeo 1. “Lo que estás a punto de ver es una serie de vídeosclips de You Tube sin relación alguna entre sí, editados juntos para crear ThruYou (a través de ti). En otras palabras: lo que ves es lo que escuchas”. Mira los créditos de cada vídeo, tal vez aparezcas”. Así arrancaba el celebrado proyecto Thru You: Kutiman mixes You Tube, del músico, animador, compositor y productor israelí Kutiman. 2009 fue su año. La revista Time le incluyó entre los 50 creadores del año. Su fórmula: mezclar. (Re) hacer. (Re) componer. Sin permisos. Sin miedos. Sin pensar si está usando copyright de alguien. Pero Kutiman es honesto, como casi todo el mundo que comparte en red y (Re) crea. Cita sus fuentes, el link exacto de todos los vídeos que usa en cada canción, en sus créditos.

 

Vídeo 2. Kutiman mixes craftsman. El chaval sigue su fórmula: (Re) mezcla de vídeos sin relación alguna entre sí. Copy. Paste. Corta. Pega. (Re) crea. Remezcla el significado. Crea uno nuevo. (Re) Apropiación de imaginarios.

 

Vídeo 3. This is real democracy. Y el chico cool, el Dj de moda del amiguete Israel, de repente, se mosquea con los dueños del mundo. Y lanza en septiembre de 2011, el año de las Revoluciones 2.0, un vídeo inquietante, duro, inspirador. La plaza Tahrir de El Cairo, revueltas, Mubarak, violencia, Netanyahu, Cameron, piedras, mangueras, Sarkozy. Y un detallito, amigos, en el segundo 46. Lula defendiendo a Julian Assange en 2010: “al chico le detienen y no veo manifestaciones en contra de la libertad de expresión”. Pero luego llegó el coqueteo de Assange con Brasil (una portada de TRIP pidiendo el asilo de forma sutil). Y llegó el silencio brasileño, el país que podía haber ahorrado el estrafalario proceso persecutorio al fundador de Wikileaks. Is this real democracy?  Cómo seguimos remezclando el hit?

(Esta entrada no la habría escrito si Mono, Dj sin fronteras y fundador del incipiente Parlamento Nómada, no hubiera pasado por mi casa. Sin nuestros intercambio P2P de música-ideas no existiría esta entrada).  

 

Las dos caras de la operación #Kony2012

Lo confieso: me enteré tarde del fenómeno #Kony2012. Cuando vi el vídeo en You Tube ya tenía más de setenta millones de visitas. Una ventaja: he podido leer pros y contras, informaciones variadas, sin estar borracho de emoción. Luchar por causas sociales siempre me pareció loable. Detener a Joseph Kony, un tipo que recluta a niños para su ejército privado, parece una buena idea. Pero suelo cuestionar todo antes de opinar (deformación periodística). He buceado con calma en las Sospechas sobre una campaña masiva en Uganda de Iñigo Saez de Ugarte o en el gran análisis de Juanlu Sánchez, entre otros textos. También he estudiado los detalles de la estrategia para convertir el vídeo / campaña en un viral en Internet. A continuación, ofrezco dos versiones, dos caras, del fenómeno #kony2012. Como no creo en verdades absolutas ni en los maniqueísmos, os toca a vosotros escoger la versión que más os guste. Es válido quedarse con un pedacito de la versión happy romance+un trozo de versión thriller. O viceversa. Puedes tomártelo como dos pildoritas de ficción. O como la vida misma. Quien me conozca hace un tiempo o lea este blog creo que sabrá qué versión es mi predilecta.

#KONY2012 (versión ´romance feliz´). #Kony2012 es una genial campaña de activismo. Cuando la sociedad en red actúa, cualquier cosa es posible. La estrategia de la ONG Invisible Children ha sido redonda: ha implicado a personalidades de la cultura pop, a políticos influyentes y a internautas de todo el mundo. Construyendo un viral en las redes, la ONG llega a los medios de una forma mucho más espectacular. El hecho de que por primera vez el Gobierno de Estados Unidos haya decidido enviar soldados a un país (Uganda) por la presión ciudadana marca un antes y un después en la historia. Los ciudadanos somos un lobby de presión que cotiza al alza. Pronto substituiremos a los lobbies empresariales. Gracias a las redes sociales la sociedad tiene un poder nunca visto en la historia. #Kony2012 prueba, además, como demostraron los movimientos indignados de 2011, que es posible que el ciberactivismo de sofá se convierta en algo tangible en las calles. Los internautas pueden empapelar muros, colgar pancartas y luchar en el mundo físico. #Konny2012 demuestra que el monopolio vertical de los mass media y Gobiernos está cada vez más en entredicho. Cualquier persona puede ser un changemaker. Hemos llegado, por fin, a la tan esperada era del emprendedorismo social.

#KONY2012 (versión thriller). #Konny2012 es una siniestra campaña orquestada por el eje del mal formado por Hollywood, el Gobierno estadounidense, el fundamentalismo cristiano y el 1% que rige los hilos económicos del mundo. Por un lado, Invisible Children es una ONG tapadera que gira en torno a un principio: ” todo está alrededor de “Jesús y la evangelización (gran texto)”. Todo apunta a que reciben ingentes cantidad de recursos del ala más dura de la iglesia evangélica, del lobby armamentístico y de donantes anónimos que enchufan millones desde paraísos fiscales. Por eso, su transparencia es más que cuestionable: sus finanzas apenas son controladas por el privado Better Business Bureau (pagas para que den su bendición de transparencia). Su informe de gastos (pdf) indica que a Invisible Children le importa un carajo la cooperación y solidaridad: apenas el 30% de su presupuestos va destinado a estos programas. El resto lo invierten en efectistas campañas con aroma de anuncio de Coca Cola, en viajecitos y en unas oficinotas cool en San Francisco. La foto de los los tres fundadores de Invisible Children posando como Rambos salvadores  junto al Ejército de Liberación Popular de Sudán (foto que abre el post), muestra que el discurso anti bélico de la ONG es una estudiada pose. Sus fundadores son los clásicos pijo-que-van-de-guays. Uno de ellos se emborracha con frecuencia, destroza coches y se masturba en la vía pública. Lo peor de todo peor es que Kony2012 es una estratagema para justificar una intervención militar estadounidense en África, cuyo petróleo oculto puede sustituir la dependencia del oro negro de los árabes.

Hollywood, por su parte, bendijo la campaña por un motivo claro: #kony2012 es una nueva forma de lanzar una película. La campaña en realidad es un viral para que la mega producción Machine Gun Preacher, melodrama edulcorado sobre los niños soldado de África, se convierta en un verdadero éxito de taquilla. Y hay más, mucho más. #konny2012 está llena de errores, incorrecciones y simplicicaciones. Joseph Konny hace mucho que no está en Uganda. Da igual, es parte del plan. Uno de los objetivos de las donaciones recibidas del 1% es esconder la causa de los problemas de África y la venta de armas del primer mundo a Gobiernos y guerrillas del continente. #konny2012 es sensiblería barata. Directa al corazón. Simplista. Reduccionista. El tufillo neocolonialista, eso sí, no ha pasado desapercibido para algunos africanos. Pero el principal objetivo del 1% – con beneplácito de Washington – es crear una gigantesca cortina de humo para que la sociedad se olvide de los verdaderos culpables de la crisis. La estrategia de perseguir a Irán para esconder la crisis, publicada por Wikileaks, fue insuficiente. El 1% necesitaba algo más redondo, más impactante, más naïf. El 1% necesita algo que insinue que el ciberactivismo puede cambiar el mundo, pero allá lejos. Los enemigos son los señores de la guerra de África, no los encorbatados de Goldman Sachs.

Actuar sí, but not in back yard.  Además, tras la primavera árabe, el 15M español y Occupy Wall Street, el 1% que saquea el planeta y los pensadores príncipes de la  SOPA que aspiran a controlar Internet querían probar una cosa: que todavía consiguen imponer los mensajes desde arriba. Que una estrategia de marketing se pasa por los huevos a la sociedad en red y a la inteligencia colectiva. De momento, #kony2012 (ya con 80 millones de visitas) ha dado un buen sopapo al popular vídeo de Susan Boyle cantando que reinó en You Tube en 2009 (a #konny2012 apenas le faltan seis millones de visitas para superar al hit de Susan). Pero eso también se la sopla a la orquesta del 1%. El plan funciona. La sed de  venganza está saciada. Casi nadie habla durante estos días de las escandalosos bonus de los banqueros de JP Morgan.  Pan, You Tube y circo.

Pero el 1% no contaba con que el 99% no era idiota y…

Mi web: bernardogutierrez.es Dirijo la consultora futuramedia.net En Twitter soy @bernardosampa