BLOGS

¿Para qué sirve un premio?

Por Belén de la Band@bdelabanda

Creo que es mal día para este título, en la resaca de los Oscar y mientras todo el mundo comenta los modelitos de la alfombra roja y lo que pasó por fin con Leonardo. La cosa no va de eso, aunque podría formar parte de la reflexión. Desde hace un par de años, gracias a mi trabajo, estoy descubriendo por la vía de los hechos lo importantísimo que es el reconocimiento.

Mariam nana tierra

Mariam Nana mostrando la tierra en sus manos, durante el encuentro de mujeres en Madrid en 2013. Imagen: Laura Martínez Valero / Oxfam Intermón

Lo que no se encomia no existe, podríamos decir. Y especialmente en el caso de las mujeres, cuyos logros se minimizan con preocupante frecuencia, y a las que que se les adjudican de forma sistemática determinadas tareas, propias de ‘la mano invisible’, a las que no se da valor ni reconocimiento alguno, nunca.

Tengo la oportunidad de estar en contacto con muchas mujeres de distintos lugares del mundo cuyas actividades merece la pena conocer y difundir. Y creo que para ellas, como para cualquier persona comprometida en una causa, la mera posibilidad de que sus luchas se conozcan fuera de sus países es una forma de avanzar en sus logros.

Durante las últimas semanas mi mente y mi memoria están con Mariam, que desgraciadamente ya no está entre nosotros. Mariam es una de las más emocionantes avanzadoras que hemos conocido. Formaba parte de una familia agricultora humilde de Bagré, en Burkina Faso, y su gran angustia durante muchos años era que el arroz, su medio de vida, no daba para salir adelante, por una serie de motivos complejos en los que el comercio internacional tenía una importante responsabilidad. Su idea fue organizarse con otras mujeres para vaporizar el arroz que cultivaban añadiéndole valor nutricional al aportarle los minerales de su cáscara. Esto les permitía vender el arroz a mejor precio y con esa ganancia hacer mejoras en su comunidad. Por eso al arroz de Mariam lo llamamos el arroz que enseña a leer, en una metáfora de todo lo que este pequeño cambio vital hace posible.

Pero además de ingresos, lo que ha producido esta idea es la posibilidad de que las mujeres tengan una vida propia y puedan reunirse, trabajar juntas, aprender, evolucionar y ayudarse unas a otras. Mariam vino por primera vez a España en el otoño de 2013, y volvimos a recibirla el año pasado, con motivo del Día de la Mujer, para celebrar la salida de nuestro disco Avanzadoras -en cuyo libro se contaba su historia- y aportar su experiencia a los medios de comunicación y a las otras lideresas de diferentes países. En cada viaje, Mariam iba creciendo en confianza, y a la vuelta, el revuelo mediático hacía que su nivel de interlocución con el Gobierno burkinabé subiera. Y su proyecto se fue convirtiendo en algo conocido, querido y replicado en otros lugares de su país, como merecía.

Mariam falleció hace unas semanas por las consecuencias de un accidente de tráfico, en el que también murió su marido. Pienso mucho en sus niños, y también en la orfandad de las mujeres de su organización. Lo que más deseo es que su ejemplo y sus valores sigan vivos entre todos nosotros, porque eso es lo justo y lo bueno.

Reconocer las causas, los valores y los ejemplos de muchas mujeres en nuestro país es lo que se busca con el concurso Avanzadoras. Buscamos también en nuestro país el ejemplo de las mujeres que avanzan y que hacen avanzar, como Mariam. A nosotros, este premio nos sirve para conocer y reconocer el talento de personas valiosas. Pero la experiencia es que a ellas, a mujeres como Sagrario Mateo, luchadora contra la violencia hacia las mujeres o Mabel Lozano, activista cinematográfica contra la trata y la explotación sexual, que han sido las ganadoras de las ediciones anteriores, les sirve para impulsar sus causas y para que más personas las conozcan y apoyen.

Con este concurso queremos encontrar a nuestra avanzadora en España y darle un pequeño homenaje por el Día Internacional de la Mujer. Todos conocemos a personas que lo merecen. Puedes enviarnos su historia a través nuestra web. El concurso estará abierto hasta las 00:00h del 2 de marzo de 2016 y el día 08 de marzo anunciaremos la ganadora.

Y ya que no será fácil hacerlo con Leonardo di Caprio, quizá el día 9 de marzo podamos preguntare a ella, a nuestra avanzadora de 2016, para qué sirve un premio.

 

Belén de la Banda es periodista y trabaja en el equipo de comunicación de Oxfam Intermón.

Los comentarios están cerrados.