BLOGS

La capitana, el ministro y el Instituto fantasma

Por Mariana Vidal Mariana Vidal

Ha ocurrido todo en apenas unas horas. Quizá las relaciones directas no sean evidentes, más allá del ‘estado de las cosas’ en que vivimos. Hace 48 horas, en las portadas de los medios refulgían los llamativos comentarios machistas tras el nombramiento de la nueva capitana de la Copa Davis. Algunas personas del gremio deportivo, sorprendentemente, prefieren recurrir a argumentos que vetan a todas las mujeres en general, en lugar de comentar el acierto o desacierto de una decisión concreta.

Un día más tarde, el ministro de Justicia se ve obligado a dimitir ante su incapacidad para sacar adelante una ley innecesaria, al margen de todo apoyo y consenso, tras meses de desprecio a la preocupación de las principales afectadas por la ley. La amenaza electoral ha logrado frenarlo, pero la agonía de viernes tras viernes esperando la caída de la ley en el Consejo de Ministros ha sido algo que difícilmente le perdonarán muchas personas.

Dimite el Ministro de Justicia. Imagen de TrasTando.

Dimite el Ministro de Justicia. Imagen de TrasTando.

Ante episodios como estos, se echa en falta una voz, la del Instituto de la Mujer,  que en muchos otros momentos de la historia pasada de nuestro país tuvo iniciativas con gran repercusión social. No sólo se ha perdido gran parte de esa fuerza, sino que la semana pasada, a golpe de boletín oficial y con la excusa de la ‘racionalización administrativa’, se ha realizado una renovación que pone en riesgo el objetivo de la defensa institucional de los derechos de las mujeres. La nueva formulación engloba en el rebautizado ‘Instituto de la Mujer y para la igualdad de oportunidades’ la responsabilidad de impulsar políticas ‘contra la discriminación de las personas por razón de nacimiento, sexo, origen racial o étnico, religión o ideología, orientación o identidad sexual, edad, discapacidad o cualquier otra circunstancia personal o social‘.

Podría sonar bien, si no fuera porque en todos los casos planteados las acciones ya eran insuficientes a pesar de existir instituciones especializadas. Unir todas estas realidades en un solo Instituto con la excusa del ahorro es más bien una devaluación de esas políticas. Quien mucho abarca poco aprieta. En lugar de leyes, instituciones, y políticas específicas para graves problemas que afectan a muchas personas, parece que sólo se tratará de medidas cosméticas y superficiales. Cajones de sastre para poder decir que se hace lo que en realidad no se hace bien. Si algo resulta sospechoso en este cambio es el intento de tratar a una mayoría como si fuera una de tantas minorías. Una apuesta por abandonar lo específico en manos de lo genérico. Cabe también pensar que hubiera detrás una intención de desmantelar el Instituto, limitada por las obligaciones que nos hemos impuesto en el marco de la Unión Europea.

Ya se han alzado algunas voces contra este cambio, pero en general, con la que está cayendo, parece que muchas personas no se han dado cuenta. Quizá ya no esperamos que una institución pública tenga una voz fuerte contra los distintos tipos de violencias y discriminaciones que dificultan la igualdad en estos tiempos difíciles para las mujeres.

 

Mariana Vidal es comunicadora y especialista en América Latina.

9 comentarios

  1. Dice ser albitaguapa2

    no hace falta ningún instituto para la mujer en este país. Son tiempos difíciles para hombres y mujeres ya que tanto os gusta la igualdad. Cierto es que ciertos comentarios sobre la capitana sobran, pero también es cierto que no parece tener la suficiente experiencia para un puesto así, pero como es mujer os mola.
    De acuerdo en la dimisión de Gallardón, pero pelín exagerado esa frase de la agonía

    25 septiembre 2014 | 08:19

  2. Dice ser jaime

    esta señora que ha escrito el artículo desvaría, por culpa de personas como tú estamos en España así, hecha una birria, que nada más que decís tonterías, lo que hace falta es gente trabajadora, no gentuza que nada más que se dedica a hablar y decir tonterías y quieren vivir de puta madre diciendo si hay machismo o feminismo, si la señora esta del tenis no tiene experiencia o se duda de su capacidad profesional, ¿qué tendrá que ver eso con la ideología???? si es una mujer, y tiene que dirigir a unos hombres que prefieren a otro hombre por las características del trabajo, ¿qué tendrá que ver eso con la discriminación?
    si mañana uno tiene un incendio en su casa y necesita que le saquen a cuestas, ¿qué prefiere que venga a rescatarle, un bombero o una bombera? un bombero, ¿no? ¿porque es machista o porque piensa que lo puede hacer mejor porque es más fuerte? ¿porque prefieras un hombre que a una mujer, eso significa que las bomberas lo hagan peor que los bomberos? no, pero es que hay necesitas una cosa muy concreta. y si finalmente viene la bombera y te rescata de puta madre, ¿seguirías pensando igual? no, pero es lógico que de entrada tengas tus dudas. ¿y qué tendrá que ver esto con la ideología, con el machismo? nada, sólo tiene que ver con las personas que quieren hacer una polémica de todo y vivir del cuento

    25 septiembre 2014 | 09:22

  3. Dice ser Jose

    Perdona pero las principales afectadas por esa ley del aborto no son las mujeres, son esos pequeños no-nacidos que no pueden defenderse. Nos hemos vuelto locos o qué? Lo peor es que no nos damos cuenta de lo despiadada, macabra, y desalmada que se está volviendo nuestra sociedad. Gallardón es el único político con un poco de cordura en este país y tiene que salir por patas. Esto es un sindios

    25 septiembre 2014 | 09:31

  4. Dice ser Carlos

    Me parece algo curioso lo de la igualdad. Porque ya no existe dicha igualdad. Ahora ocurre al revés, porque somos los hombres los discriminados. Una mujer puede hablar mal de un hombre, pero si es al reves, ya tenemos el lio montado. Estamos claramente en indefensión. La captiana de la copa davis, esta siendo manejada por el presidente de la federación, el cuál tiene un conflicto con los jugadores. Ha puesto a esta mujer, por eso, por ser mujer y fastidiar a los jugadores. No esta cualificada y sobre todo, no gusta a Nadal y compañía, porque creen que hay mejores candidatos. Al final, todo guerra de sexos, pero los jugadores no irán, sencillamente porque la próxima convocatoría coincide con la mayor actividad del circuito, si a eso le unimos el lio montado, no irá nadie. Y como se ha visto, un ejemplo más de la dictadura feminista, ya que si es mujer todo vale.

    25 septiembre 2014 | 09:56

  5. Dice ser Alicante Gusta

    En los comentarios a habido de todo, desde algunos comentarios sacados de contexto a otros machistas ó simplemente estupidos…

    salu2

    http://alicantegusta.com/guia-de-ocio/10-guia-de-ocio/1211-cruceros-en-alicante-.html

    25 septiembre 2014 | 10:07

  6. Dice ser Sierra_1

    Vamos a ver hay cosas que caen por su propio peso y que haya una entrenadora en un equipo masculino (o un entrenador en una equipo femenino) de ALTA COMPETICION es raro y bastante desacertado.

    Se han dado muchos argumentos que obviamente el frente feminista no ha querido escuchar, pero es muy claro, yo he tenido entrenadoras en amateur y semiprofesional y nunca he tenido la menor queja con ellas al contrario les debo tanto que os llenaría este blog con todo lo que me han enseñado y aprendido de ellas, pero es que el ambiente profesional es otro mundo completamente distinto que solo entienden los que lo hemos vivido.

    Y no hablo de alta competición (lo he puesto en mayúsculas) os hablo de que ya en competiciones regionales el entrenador esta contigo hasta en la ducha y debe entender lo que piensas incluyendo muchas veces lo que te dicen tus hormonas y lo que tienes en tu cabeza de hombre (y no hombres y mujeres no piensan igual las cosas, ni peor ni mejor, solo distinto), yo jamás entrenaría a una deportista profesional pero si que he entrenado a equipos amateur femeninos sin problemas.

    25 septiembre 2014 | 11:36

  7. Dice ser Antonio

    Respecto Gallardo, los cambios que proponía, no los pedía mas que un pequeño sector de la población.

    En mi opinión, si que hace falta algún cambio o ajuste en el tema del aborto o no, que no tiene que ver con el derecho de aborto, sino con la responsabilidad de la decisión.

    El problema es que ningún partido propone lo que me gustaría, lo que al final, hace que o te decides por la ley demasiado restrictiva o por una ley que mira solo por una parte de la sociedad.

    Casi nadie queria lo que Gallardon proponia, pero si que hay gente que quiere que se modifique/incluya cambios en la ley de aborto.

    25 septiembre 2014 | 12:00

  8. Dice ser Almudena FEr

    Jaime. Desconozco la situación en otros sitios, pero si en Madrid te rescata una bombera puedes estar muy tranquilo, las pruebas físicas que tienen que pasar hombres y mujeres para pertenecer al cuerpo son las mismas. Así que va a ser igual de fuerte.
    Sierra 1 me cuesta creer que siendo entrenador deportivo, aunque sea de equipos aficionados, no sepas que la mayoría (desconozco si la totalidad) de las selecciones nacionales femeninas tienen entrenadores masculinos: fútbol, baloncesto, balonmano, waterpolo, tenis de mesa, etc.

    25 septiembre 2014 | 14:02

  9. Dice ser Sierra_1

    Para Almudena:

    No es la mayoría, pero si que es bastante frecuente es algo con lo que no estoy de acuerdo en absoluto, con los mismos argumentos que he puesto.

    Es simple lógica, no hay nada de sexismo en ello.

    25 septiembre 2014 | 15:33

Los comentarios están cerrados.