BLOGS

Ni una más

Por Susana Martínez Novo SusanaMartinezNovo70

La sociedad vive atónita los nuevos casos de violencia machista que azotan a las mujeres de nuestro entorno. Cuatro casos de mujeres muertas en los últimos días, son cifras alarmantes e  intolerables.

Creo que es hora de dejar de alimentar la sensación de poder e impunidad que subyace  detrás de cada una de estas muertes y de buscar soluciones efectivas.

Servicios de atención y ayuda a la mujer maltratada. Imagen: www.malostratos.org

Servicios de atención y ayuda a la mujer maltratada. Imagen: www.malostratos.org

Si analizamos los casos de mujeres presuntamente asesinadas en los últimos días, comprobamos que existen características en común. Se trata de mujeres que por sus circunstancias son especialmente vulnerables.

Una de ellas inmigrante, con hijos a su cargo que quedan en situación de absoluto abandono, constituye un claro ejemplo de la vulnerabilidad en que se encuentran las mujeres migrantes en nuestro país. La falta de apoyos económicos y familiares las convierte en victimas propicias de este tipo de abuso.

Otra de ellas constituye un claro ejemplo del sometimiento a que están sujetas muchas mujeres que por su avanzada edad y por la asunción del rol que han desempeñado durante muchos años, nunca llegan a denunciar su situación.

Circunstancias como estas, unidas al azote económico que impide a muchas parejas separarse en unas condiciones mínimas de subsistencia, y obligan a la mujer a aguantar situaciones intolerables, sostienen y alimentan la violencia machista que en determinados periodos alcanzan sus cuotas más elevadas y extremas.

Desde el punto de vista de profesionales y expertos, considero que debemos extremar las alertas ante casos potenciales y reales de mujeres en situación de especial vulnerabilidad.

Asimismo es necesario poner en marcha, tanto desde la Administración pública como desde el ámbito empresarial privado- haciendo un llamamiento de solidaridad, políticas reales y efectivas de inserción laboral que faciliten la independencia personal y económica de las víctimas. La ley de medidas integrales contra la Violencia de Género se debe aplicar no solo por parte de los juzgados y tribunales, sino a través de políticas de empleo sólidas y permanentes.

Las campañas de sensibilización deben dar un giro de tuerca y fomentar el rechazo absoluto al maltratador.

Por último debemos continuar apoyando a la víctima desde su autoestima y empoderamiento personal, pues solo su propia visión de la realidad, de su dignidad como persona y de su valía, la harán reaccionar cuando todavía está a tiempo.  Crear redes de apoyo entre mujeres, talleres de autoestima mediante musicoterapia, arte y movimiento, son uno de los métodos que más éxito está teniendo en organizaciones como la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, que lleva años trabajando en ello.

De esta forma potenciaremos asimismo una relación sana de pareja, que será el valor más preciado que los padres y madres podrán transmitir a sus hijas e hijos para evitar que en un futuro que persista cualquier forma de violencia y abuso contra la mujer.

 

Susana Martínez Novo. Abogada y activista. Presidenta de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres, participa también en la Asociación Española de Abogados de Familia

9 comentarios

  1. Dice ser Luis

    “Asimismo es necesario poner en marcha, tanto desde la Administración pública como desde el ámbito empresarial privado- haciendo un llamamiento de solidaridad, políticas reales y efectivas de inserción laboral que faciliten la independencia personal y económica de las víctimas.”

    O sea ahora buscáis otra discriminación para las mujeres a la hora de ser contratadas. ¿Es que los hombres no tenemos derecho a buscarnos la vida para poder comer?

    No estoy de acuerdo y NO APOYO más discriminaciones contra los hombres.

    Que aquí lo arregláis todo quitandole a unos para luego dividirlo en 3 partes de las que ustedes os llevais 2 y a la “supuesta” mujer maltratada al final solo les dais migajas que a la falsa maltratada le viene genial porque es un extra más y a la verdadera maltratada no le sirve para nada y lo peor de todos vais dejando a los hombres cada vez más en el último vagón de la sociedad seas o no seas un maltratador.

    24 marzo 2014 | 11:42

  2. Dice ser albitaguapa2

    muy de acuerdo con luis

    24 marzo 2014 | 17:07

  3. Dice ser Salvo

    Pues yo no estoy de acuerdo con Luis. Una persona que sufre maltrato tiene muchas dificultades para salir de la violencia, especialmente si no consigue un medio de vida digno para ser independiente. Habláis sin conocimiento y con la teoría por delante, sin entender que cada caso es un mundo pero los factores de dignidad son diferentes para cada persona.
    Precisamente uno de los casos recientes era una mujer que mantenía a su expareja por pena, y como él vio que había conocido a otra persona y se le acababa el chollo, la mató. Él vivía de ella, no iba a buscar trabajo y le cobraba por pasear al perro, aparte de vivir en su casa y a su costa. De esa mujer no habláis, ¿verdad?

    Todo está muy difícil, pero nadie está pidiendo discriminación, sino apoyo a las víctimas de un gravísimo problema social, que lo necesitan para vivir dignamente.

    24 marzo 2014 | 17:42

  4. Dice ser DeVera

    Uy sí ¡pobres hombres blancos heterosexuales. Ya sólo ganan un 26% más que nosotras por el mismo trabajo y si acosan, agreden o violan a una mujer, pueden hasta ir a la cárcel en más del 10% de los casos!
    Pobrecito el estado, que lleva toda su existencia nutriéndose de trabajo femenino gratuito y ahora esas perras pretenden que se les pague por trabajar.

    Pobres maltratadores que tienen que ir a la cárcel cuando antes bastaba un “estaba loca” para que devolvieran a una mujer que creían que era suya a la casa de los horrores que los machirulos hacéis de los hogares. Pobres violadores que ya no pueden ni violar a su esposa porque también cuenta como violación…

    Sí, no sabéis la pena que me dais…

    24 marzo 2014 | 18:06

  5. Dice ser Rosa Monteserín

    Si una mujer sufre malos tratos y cuenta con ingresos propios porque tiene un trabajo digno, tiene más posibilidades de dejar esa relación y salir adelante sin estar atrapada en una situación que cada vez la debilita más. Desgraciadamente no siempre es así y algunas están tan bloqueadas que no le permite ver que su vida y la de sus hijos/as corre un grave peligro. Pero si además de la violencia que sufren son “dependientes” en su totalidad del maltratador, entonces las posibilidades de salida son aún mucho más reducidas. Cuantas veces a lo largo de estos años he escuchado a muchas mujeres decir, “aguanto por mis hijos” “porque aunque me pegue mis hijos tienen para comer”. Y yo les he dicho y les diré siempre que esta visión es un terrible error: ni por ella -lo primero- ni por sus hijos/as lo segundo consienta/tolere esa violencia.
    Luis, esto es muy serio y no tiene nada que ver con que las mujeres vayan a quitar trabajo a los hombres. No es eso lo que plantea Susana y no es lo que planteamos las profesionales que trabajamos con mujeres en situación de violencia.
    La vida la construimos hombres y mujeres que se reconocen y se respetan y se valoran y se apoyan, pero no desde un sometimiento en la pareja donde sólo se impone, se doblega, se somete a la mujer a quién se maltrata y desgraciadamente como ha pasado estos días y está pasando, se mata. Ese es la cuestión.

    24 marzo 2014 | 19:16

  6. Dice ser Luis

    “Una persona que sufre maltrato tiene muchas dificultades para salir de la violencia, especialmente si no consigue un medio de vida digno para ser independiente. ”

    Pues un hombre que de con una mujer desalmada y caradura y con las leyes que hay ahora ni te cuento.

    “Precisamente uno de los casos recientes era una mujer que mantenía a su expareja por pena, y como él vio que había conocido a otra persona y se le acababa el chollo, la mató. Él vivía de ella, no iba a buscar trabajo y le cobraba por pasear al perro, aparte de vivir en su casa y a su costa. De esa mujer no habláis, ¿verdad?”

    Si te fijas bien en mi comentario yo sí hago una observación sobre las mujeres que necesitan ayudas pero a las que estas cantamañanas no ayudan porque vete tú a saber dónde se gastan ese dinero.

    “Todo está muy difícil, pero nadie está pidiendo discriminación, sino apoyo a las víctimas de un gravísimo problema social, que lo necesitan para vivir dignamente.”

    Si estáis pidiendo discriminación, lo hacéis una y otra vez. De hecho vuestra ley se llama de discriminación positiva pero discriminación al fin y al cabo. De hecho en mi primer comentario pegue algo de la noticia que dice que se les de ventaja para ser contratadas a las mujeres maltratadas. Lo que faltaba ya que ahora le quitaran la posibilidad a los hombres de obtener un trabajo.

    Esto es injusto pero nunca lo entenderás hasta que no te lo hagan a ti.

    24 marzo 2014 | 19:57

  7. Dice ser Salvo

    Francamente, Luis, si la sociedad no apoya a las víctimas de delitos graves y continuados como estos, no sé por qué deberíamos llamarla democracia. Y atacar a quienes ayudan y protegen a las víctimas como mínimo es falta de respeto y conocimiento. El tomo de tus comentarios es muy discriminatorio, pero además es incomprensible que vivas como competencia discriminatoria el acceso al empleo de cualquier otra persona. Por apoyar a alguien cuya salud física y mental está deteriorada por el sufrimiento a todos los que no tenemos ese problema no nos están discriminando. Al contrario, hoy por ti, mañana por mí, si lo necesito, que ojalá no. Pe expresiones como las tuyas desacreditan a los hombres de bien, que somos la mayoría.

    24 marzo 2014 | 20:39

  8. Dice ser Luis

    Si si claro, igual que todos nos ocupamos de esos hombres a los que tiran a la calle y los dejan con una mano delante y otra detrás. ¿Que se busquen la vida que para eso son hombres no?

    Y la que dice que si las mujeres cobran un 26% menos pues en mi trabajo todos cobramos lo mismo y en el de todos mis compañeros igual. Si puedes demostrarlo estás tardando, vete a la justicia y exponlo pero que no nos vengan aquí que si las mujeres cobran menos que los hombres sin pruebas, así es muy fácil quejarse. Puede que sí trabajen menos porque en minas, obras y demás no veo mujeres trabajando… Y más de una me ha dicho literalmente que es porque eso son trabajos basura… No sé como le construyeron la casa dónde vive.

    Y Salvo o mejor dicho auproclamado “hombre de bien” otra vez vuelves a no leer mis palabras. El hoy por ti, mañana por mi no lo veo aplicado a los hombres que se quedan sin su casa, sin ver a sus hijos, sin ayuda psicológica para superar un divorcio traumático, sin ayuda legal para defenderse de su expareja si se diera el caso, sin ayuda para encontrar un trabajo si tienes de 30 a 45 años, sin poder tomar decisiones con respecto a sus hijos, sin poder expresar su opinión libremente… Podría seguir pero voy a ver pesadilla en la cocina.

    Así que concluyo, NO APOYO NINGUNA DISCRIMINACIÓN MÁS CONTRA LOS HOMBRES y tu apoya lo que quieras que para eso esto es un país libre.

    Además que de esto se ha quejado ya demasiada gente (una juez de barcelona, un juez de sevilla, etc, etc, etc…)

    24 marzo 2014 | 21:29

  9. Dice ser Torles

    Y nosotros discutiendo si son galgos o son podencos sin caer en la cuenta de lo que se nos viene encima con las nuevas medidas gubernamentales en esta materia en particular y en general en el campo de la cooperacion y ayuda a las organizaciones que defienden la necesidad de hacer efectivas y reales las politicas relacionadas con los derechos humanos pasando de las declaraciones retoricas a los hechos como se afirma en el articulo comentado.

    Cuando ya es notorio que se deben aumentar las inversiones en estos sectores tan importantes como delicados no solo se hace lo contrario, sino que se proyecta la aprobacion de una ley de justicia gratuita mediante la cual se deja de considerar de “utilidad publica” a estas organizaciones eliminando las subvenciones asi como la posibilidad de acogerse a la declaracion de entidades sin animo de lucro, impidiendo, de esta forma, el acceso a los tribunales de justicia en defensa de la victima del maltrato.

    Mientras que sigan matando, asi no quitaran puestos de trabajo a los que tienen preferencia por derecho divino y la gracia de dios.

    25 marzo 2014 | 21:00

Los comentarios están cerrados.