BLOGS

Cuesta abajo en camioneta: la experiencia de Becky Blanton

Por Gema Castilla Gema Castilla

Quería compartir con vosotros la experiencia de vida de una escritora y periodista estadounidense, Becky Blanton. La he conocido gracias a una charla TED donde cuenta su experiencia cuando se convirtió en una persona trabajadora pero sin hogar en EE.UU., eso le mostró como alguien puede convertirse en invisible para la sociedad y sentir su vida fuera de control.

Becky planeó ilusionada vivir en su camioneta durante un año, recorriendo su país para conocerlo a fondo, pero tras el fallecimiento de su padre, sufrió una terrible depresión y vio como su trabajo como periodista tocó su fin. Su roadtrip  se convirtió en una situación extrema, donde todas las fichas de dominó iban cayendo.

La sociedad, explica Becky, cree que vivir en una estructura de hogar permanente (da igual la calidad de la misma) representa tu valor como persona, pero no debería ser así. Lo que ella quiere decir es que juzgamos a alguien por el lugar donde vive, ya sea un apartamento o una cabaña. Seguimos estigmatizando a las personas que viven en sus coches, en casas de materiales de baja calidad o en la calle.

Porque desgraciadamente podemos ver con frecuencia en los medios de comunicación, los acontecimiento de odio y rechazo que sufren estas personas cada año. Pero  no deberíamos criminalizar el sinhogarismo, porque aunque estas personas no tengan hogar, tienen una vida.

Becky Blanton con su furgoneta, su perro y su gato. Imagen publicada en writersdigest.com

Becky Blanton con su furgoneta, su perro y su gato. Imagen publicada en writersdigest.com

Me quedo con dos frases clave de Becky: ‘el sinhogarismo es una actitud, no un estilo de vida’. Y con ‘las personas no son donde viven, donde duermen o cuál es su situación de vida en un momento dado’.

Os invito a invertir siete minutos de vuestro tiempo y escuchar la emotiva historia de esta mujer que luchó por volver a ser lo que era, conseguir un empleo de nuevo y devolver a su vida ilusión por vivir.

 

Todos deberíamos luchar contra la exclusión, la discriminación y ante todo, contra los prejuicios. Construyamos en común una sociedad para todas las personas, sin juzgar a nadie.

Gema Castilla trabaja en RAIS Fundación, entidad que trabaja por la integración sociolaboral de personas sin hogar.

1 comentario

  1. Dice ser Sonia

    Cada uno que viva como quiera si respeta a los demás. Yo tengo un vecino que se ha comprado una furgoneta igual que esa y se puede vivir dentro. Es una buena solución en tiempo de crisis

    03 septiembre 2013 | 12:20

Los comentarios están cerrados.