BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Las últimas imágenes del fotógrafo João Silva

El fotógrafo portugués João Silva es uno de esos profesionales que ha mantenido constante a lo largo de los años su presencia en las zonas de guerra.

Alcanzó fama mundial al formar parte de aquel grupo de jóvenes periodistas al que se conoció como el Bang Bang Club (que, como ya contamos en estas páginas en más de una ocasión, retrataron con crudeza los últimos y violentos espasmos del régimen del apartheid en Sudáfrica).

Estuvo junto a Kevin Carter el día en que este sacó la fotografía del buitre y la niña en Sudán por la que ganaría el premio Pullitzer. De hecho, Silva capturó instantáneas similares.

Afirmar que la polémica en torno a esta foto siempre me ha parecido absurda, fruto de la mente ociosa de opinadores que nunca han pisado el terreno, es decir poco.

Pero por si quedan dudas, Silva, testigo directo de lo sucedido, termina con ellas en el libro del Bang Bang Club. Curioso quizás el destino de haber estado allí también y que la fortuna eligiera a su compañero para ser premiado.

De Soweto al mundo

Desde su base en Sudáfrica, Silva, que hoy tiene 44 años, cubrió la guerra de los Balcanes, Chechenia, Oriente Próximo y buena parte de África. En los años de mayor violencia en Irak sus imágenes no dejaban de aparecer en The New York Times.

Otro extraordinario fotógrafo luso, João Pina, me lo describía hace un año como un hombre “tranquilo y generoso”. Greg Marinovich, integrante del Bang Bang Club, escribía acerca de él: “Es un humanista, con una tranquila y callada empatía hacia cada persona que conoce, que fotografía. Generoso y divertido, hace fotografías cargadas de gracia, que son a su vez una elegía y un importante documento de vidas aventuradas, vidas atesoradas y vidas perdidas”.

“Es el único con el que puede caminar por una calle en la que todo puede suceder mientras te hace reír”, sostiene Franco Pagetti.

Tragedia afgana

El pasado 23 de octubre, Silva perdió las dos piernas al pisar una mina en Afganistán. Estaba realizando un reportaje junto a la Cuarta División de Infantería – parte del contingente de 30 mil soldados enviados por la administración de Obama – en el distrito de Arghandab, provincia de Kandahar. Lo acompañaba Carlota Gall, que salió indemne y que escribió un artículo en el NYT en el que describe el complejo escenario que el uso masivo de explosivos caseros está generando en el sur del país del Hindu Kush.

Si bien el NYT se ha hecho cargo de los costes de la rehabilitación de Silva en el hospital Walter Reed Army Medical Center de Washington- donde fue visitado recientemente por el fotógrafo andaluz Emilio Morenatti, que perdió la pierna izquierda en Afganistán-, Greg Marinovich y su mujer Leonie han creado un fondo para recaudar dinero para ayudarlo. Silva es padre de dos hijos: Gabriel e Isabel.

El periódico neoyorkino publicó recientemente en el blog Lens las imágenes que se encontraban en la tarjeta de Silva en el momento del accidente, además de un vídeo de cuando el propio fotógrafo hizo la selección en el hospital junto a Carlota Gall.

Sorprende que después de herido, ya en el suelo, siguiera tomando fotos. Pero para artisbar la filosofía de Silva, quizás lo más enriquecedor sea leer la entrevista que Michael Kamber le realizó hace un año. “Actuar a pesar del miedo”, se titula.

Fotografía: AP/Jerome Delay.

7 comentarios

  1. Dice ser Carla

    Estos tios están hechos de una pasta especial. Gracias a que existen nos enteramos de la realidad del mundo.

    Carla
    http://www.lasbolaschinas.com

    14 diciembre 2010 | 15:55

  2. Dice ser volar

    Que las piernas no importen demasiado si se siguen teniendo las alas.

    14 diciembre 2010 | 17:25

  3. un buen periodista ve una buena perspectiva de foto aunque esté herido. Lo que jode, es que tambien se llame periodista a quienes parlotean sobre famosos en la tele.
    Por un lado engrandece a personas como Joao, y por otro, menosprecian la profesion

    clica mi nombre para conocer el nuevo blog de denuncia de lo cotidiano

    14 diciembre 2010 | 17:52

  4. Dice ser steficool

    Gracias por mostrarnos la realidad. Bss

    15 diciembre 2010 | 14:31

  5. Dice ser lucho

    mierda se quedo sin las 2 gambas….vi el video en el que el tipo esta en hostipal es para pensarlo largo y tendido a donde te lleva esta laburo….

    16 diciembre 2010 | 00:41

  6. Dice ser j.m.

    Igor, ¿Por qué no te marchas tú a la mierda con tu falta de respecto???
    No creo que sea molestar a los pobres tratar de que el mundo conozca su drama y su miseria con toda la dignidad que hay en ellos y a nlos que estos artistas de la cámara dotan de luz y voz.
    Seguramente Hernán haga también fotos maravillosas de su familia..
    Me han gustado mucho las fotos de J. Silva, Hernán, particularmente me gusta más una buena fotografía que cualquier documental.
    Un abrazo. J.M.

    17 diciembre 2010 | 09:37

Los comentarios están cerrados.