BLOGS
Viaje a la guerra Viaje a la guerra

Hernán Zin está de viaje por los lugares más violentos del siglo XXI.El horror de la guerra a través del testimonio de sus víctimas.

Kenia y la Corte Penal Internacional: un avance hacia el final de la impunidad en África

Fueron los eventos más trágicos y sangrientos de la historia keniana desde la independencia de Gran Bretaña en 1963. El 28 de diciembre de 2008, un día después de las elecciones, el candidato Raila Odinga (perteneciente a la etnia lúo), encabezaba los recuentos. Dos jornadas más tarde, la Comisión Electoral daba la victoria a Mwai Kibaki (etnia kikuyu), presidente el país. Las acusaciones de fraude, que ya estaban el prensa, se intensificaron. La violencia se extendió por buena parte de la geografía de Kenia.

En Viaje a la guerra nos desplazamos para contar lo que sucedía desde la propia Kenia (en tantas ocasiones escala de este blog hacia destinos como Etiopía, Congo, Ruanda, Uganda, Sudán o Somalia). Más de 1.300 personas perdieron la vida, y más de 350 mil se vieron obligadas a abandonar sus casas.

El mapa étnico de este país, que se dividía en 42 grupos tribales antes de la aprobación de la nueva Constitución el pasado mes de julio, fue redibujado en base a machetes, linchamientos, arcos y flechas. En la ciudad de Karicho, mayoritariamente kalenjin, fuimos testigos del éxodo masivo de kikuyus, kissi, luhya y lúo. En el barrio de chabolas de Kibera, en Nairobi, de los acciones violentas de la secta mungiki (kikuyu) contra lúos y luhya, que se refugiaron en iglesias y parques.

El camino hacia la paz

No pocos líderes internacionales pasaron por el país en aquellos días. Ban Ki-moon, Condolezza Rice, Jakaya Kikwete… El peso de las negociaciones entre los partidos de Railda Odinga y Mwai Kibaki lo llevó Kofi Annan. Tras numerosas acusaciones cruzadas y postergaciones, el 28 de febrero decidieron crear un gobierno de coalición – Kibaki seguiría de presidente y Odinga ocuparía el cargo creado expresamente de primer ministro – a través de la National Accord and Reconciliation Act.

Guatemala, Argentina, Sudáfrica, España, Ruanda, Bosnia-Herzegovina… son diversas las estrategias que han seguido los países que sufrieron conflictos internos: desde la negación, pasando por la reconciliación y el juzgamiento de los culpables. Una vez superada la violencia, las sociedades deben elegir.

En el caso de Kenia, el parlamento decidió que no fuera un tribunal local el encargado de impartir justicia, abriendo así las puertas a la Corte Penal Internacional (que por primera vez actúa contra políticos y sin responder a un pedido del país o del Consejo de Seguridad de la ONU). Desde entonces, las especulaciones en los periódicos y en las calles han sido constantes. Se hablaba de cuatro miembros del gobierno que serían procesados por Moreno Ocampo.

Nuestro último paso por Kenia, camino a Somalia, coincidió con un hecho que copó la portada de todos los periódicos: en un acto desafiante, William Ruto – una de las figuras más controvertidas del país, ex ministro de Educación Superior apartado de su puesto por corrupción y mencionado siempre en las quinielas de la CPI – viajó a La Haya para preguntar qué cargos había en su contra.

Los acusados

Este miércoles, finalmente, la CPI dio los nombres de los seis principales procesados por la violencia postelectoral. Entre los acusados está el mencionado William Ruto. Moreno Ocampo sostiene que Ruto, junto a otros destacados miembros de la oposición como el actual ministro de Industria Henry Kosgey y el famoso periodista Joshua arap Sang, “comenzaron a planear los ataques a los partidarios del gobierno un año antes de las elecciones”.

Ruto es considerado uno de los instigadores de las matanzas perpetradas por miembros de la tribu kalenjin (22% de la población del país), entre las que destaca el que quizás fuera el hecho más atroz de aquellos días: la quema de una iglesia en El Doret que terminó con la vida de más de 50 personas, entre las que se contaban mujeres y niños. Un ataque que recordó a la prensa internacional lo sucedido en Ruanda en 1994.

Del bando contrario, la CPI acusa a Uhuru Kenyatta (hijo del primer presidente del país y actual ministro de Finanzas), a Hussein Ali y a Francis Muthaura de haber organizado “acciones de respuesta contra civiles”. Su principal instrumento fue la secta mungiki, sobre la que tanto escribimos en este blog.

Un mensaje de cambio

Como bien señala Eduardo Molano en ABC, seis nombres saben a poco ya que “la Comisión de Derechos Humanos de Kenia (KNCHR) acusó a cerca de 200 figuras influyentes del país de haber tomado parte en los disturbios”.

Pero esto no dejar de significar un importante avance para Kenia de cara a las elecciones presidenciales de 2012 – en las que no participará Kibaki y que la ONU declaró que podrían despertar una nueva ola de violencia –, si bien gestionar acusaciones tan serias contra dos ministros del Gobierno no será sencillo (algunos parlamentarios están tratando de que Kenia salga del Estatuto de Roma, que el país firmó en 2005).

Y también para todo el continente. Recordemos no sólo el fraude y el matonismo de Robert Mugabe en Zimbabue, sino los recientes conflictos provocados por los comicios en Nigeria, Etiopía y ahora mismo en Costa de Marfil. Al menos existiría un recurso contra la impunidad de los políticos africanos que no dudan en apelar al fraude y la muerte para perpetuarse en el poder.

Foto: Peter Andrew/Reuters

10 comentarios

  1. En aquella cobertura recuerdo que estaba Joao Silva, de quien hablamos en el anterior post… Saludos, HZ

    https://www.facebook.com/pages/Hernan-Zin/144053645612680

    17 diciembre 2010 | 15:43

  2. Dice ser Mª Mercè

    Esperemos que, después de la intervención de la CPI, el resto de los mandatarios del continente africano tome conciencia de que no pueden seguir abusando de su poder.

    Gracias por tus crónicas, Hernán.

    Un abrazo!!

    17 diciembre 2010 | 16:11

  3. Dice ser Mercedes

    No sé si habrá condenas. Me congratula, al menos, el mundo tenga noticias de lo que ha pasado en realidad.

    17 diciembre 2010 | 17:45

  4. Dice ser manel perez.

    y,¿porque si hay 42 grupos tribales ,no dividen kenia en 42 estados?,se acabarian los problemas,serian mucho mas ricos y poderosos,podrian enfrentarse a las amenazas exteriores mucho mejor,podrian hacer frente a las imposiciones de los poderosos con mas eficacia,etc,etc.

    17 diciembre 2010 | 18:41

  5. Dice ser Ivi_Vk

    Menudos salvajes estos africanos…

    17 diciembre 2010 | 19:07

  6. Dice ser asmodeo

    Impunidad en Africa? Para impunidad la de España. Gal, guerra de Irak, Couso, Anguita, la casa real, el saqueo del pais a cargo de PP y Psoe (con la connivencia de Ciu y Pnv). Eso es impunidad!

    17 diciembre 2010 | 19:20

  7. Dice ser es lo que hay.

    jo,jo,toda la vida matandose entre ellos y todavia echan la culpa de su subdesarrollo a los europeos y norteamericanos,ja,ja,tendrian que darles las gracias de que les civilizasen un poco,…perdon,…¿estan algo civilizados?,creo que es inutil intentarlo

    17 diciembre 2010 | 19:30

  8. Dice ser jose luis

    para racistas los negros no solo agreden a los blancos sino que incluso entre ellos se matan por una simple variedad etnica o cultural, son salvajes y violentos, son un intermedio de la evolucion entre el gorila y el ser humano.

    no tienen remedio, un negro solo puede prosperar si vive con blancos en estados unidos o europa y siempre y cuando su reproduccion conejera no deje en minoria etnica a los blancos.

    17 diciembre 2010 | 22:07

  9. Dice ser Mario Escobar

    Han quedado atrás las esperanzas de que el mundo disponga de organismos judiciales que apliquen real Justicia Universal: En serie se ha ido desmontando el ejercicio de el principio de Jurisdicción Universal que cortes nacionales, mayoritariamente europeas, aplicaban en caso de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad, independiente del país en que estos hubieran sido cometidos. Y subsiguientemente las potencias determinaron quitarle la independencia y politizar la Corte Penal Internacional al definir que la persecución al crimen de Agresión Internacional, el principal crimen a que han recurrido las potencias afectando la paz mundial, sea asumido en primera instancia no por esta sino por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Se reafirma que bajo el Nuevo Orden Mundial en construcción se ha retornado a situaciones de vulneración sistemática de los derechos humanos, prevalece la negación del Derecho Internacional, y se vive bajo un Estado de excepción Global orientado a persiguir y castigar implacablemente la rebeld de los pueblos víctimas de la desigualdad, la pobreza, el abuso y la opresión impuestas por los países ricos.

    18 diciembre 2010 | 10:49

  10. Dice ser sonrisa radiante

    Esperemos que no se queden impunes por sus atrocidades cometidas,Ya se que es un poco pronto 19 de diciembre pero queria felicitarles las fiestas que esten llenas de solidaridad y amor al prójimo.Gracias por tus cronicas Hernán mucha fuerza para el año que viene.Abrazos:
    S.R.:)
    PD:NO HE PODIDO PARTICIPAR ESTOS AÑOS ÚLTIMOS CON EL CALENDARIO SOLIDARIO POR MOTIVOS ECONÓMICOS,NO PUEDE SER…YA PRONTO LLEGARA LA ABUNDANCIA 🙂

    19 diciembre 2010 | 17:34

Los comentarios están cerrados.