BLOGS
El Blog Solidario El Blog Solidario

Un blog desde el terreno de la mano de Ayuda en Acción, Cruz Roja, Ingeniería Sin Fronteras, Unicef, Médicos del Mundo, HelpAge, Fundación Vicente Ferrer, Médicos Sin Fronteras, PLAN Internacional y Farmamundi.

Los ataques contra escuelas amenazan la vuelta a las clases de miles de niños en la República Centroafricana

Por Ye Ra Kim, gestor de información en el equipo de educación de UNICEF, desde Bangui.

Una clase en la República Centroafricana abandonada debido a la inseguridad. © UNICECAR / 2014 / Kim

Una clase en la República Centroafricana abandonada debido a la inseguridad. © UNICECAR / 2014 / Kim

Cada vez más escuelas en la República Centroafricana (RCA) reabren sus puertas desde que el gobierno del país declaró el pasado 20 de noviembre como el inicio oficial del nuevo año escolar. Sin embargo, los ataques a los colegios siguen robando a miles de niños su derecho a la educación.

La reapertura de escuelas de este año no está siendo fácil para ninguna de las personas que trabajamos en el ámbito de la educación en la República Centroafricana  está siendo especialmente complicada para los maestros de la violencia sigue siendo omnipresente. El nuevo año escolar tuvo que ser pospuesto tras graves incidentes en Bangui en octubre, que mantuvieron la capital aislada durante casi tres semanas. Algo más tarde, mientras celebrábamos la inauguración oficial de las escuelas a finales de noviembre, empezaron a denunciarse un creciente número de nuevos ataques. Estos ataques incluían amenazas o violencia física contra docentes y estudiantes; y la ocupación o saqueo de edificios escolares por parte de grupos armados.

Desde entonces, se han registrado ataques en 109 escuelas. En uno de los más recientes, hombres armados asaltaron una escuela en Bangui y encerraron a profesores y estudiantes para robar los útiles escolares. Recientemente, también, hombres armados saquearon el comedor escolar en otra escuela y un director de colegio en la provincia noroccidental fue golpeado por un grupo armado por la única razón de haber autorizado la reapertura de su centro. Además, varias escuelas han sido ocupadas por fuerzas militares. Todos estos ataques a escuelas se consideran graves violaciones contra los derechos de los niños, en virtud del derecho internacional.

Un solo ataque puede tener múltiples y graves consecuencias a largo plazo. Los estudiantes y sus familias perciben ahora las escuelas como lugares a evitar, en vez de espacios a los que ir para aprender y jugar. Todos los esfuerzos para volver a abrir una escuela se pueden perder cuando el miedo causado por un ataque se propaga rápidamente entre la comunidad.

Los niños son los más afectados. Henri , de 11 años, de la República Centroafricana occidental, caminaba para ir a la escuela cuando hombres armados comenzaron a disparar al aire a su alrededor.

“Ya no quiero ir más a la escuela. No quiero morir”, cuenta ahora.

Grace, también vio cómo hombres armados mataban a un niño cuando salía de la escuela una tarde. Igual que Henri, nos explica que le da miedo volver a clase.

Uno de los primeros pasos para reducir los ataques contra escuelas es informar sobre ellos. Desde el Cluster de Educación de República Centroafricana, un foro que reúne a organizaciones educativas, liderado por UNICEF y Cordaid, estamos registrando sistemáticamente todos estos ataques. También estamos verificando, analizando y compartiendo esta información con la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), la Misión de Paz de la ONU, y el grupo de trabajo dirigido por UNICEF para lograr una mayor protección de las escuelas de República Centroafricana.

Estamos en un período crucial para República Centroafricana después de dos años de conflicto. La educación puede ayudar a reconstruir una sociedad mediante la promoción de la tolerancia y la cohesión social. Dejar a las escuelas vulnerables ante los ataques es abandonar el futuro de las generaciones jóvenes. Muchos niños ya han perdido dos años de la escuela, y otros nunca han tenido la oportunidad de ir al colegio. Incluso antes de la crisis, no había suficientes escuelas y maestros para todos los niños.

He podido visitar escuelas abandonadas después de los ataques, y es desgarrador: ventanas rotas, restos de bancos de escuela robados, marcas de bala en el techo y paredes destruidas. Miras las pizarras polvorientas con restos de tiza, con retazos de palabras en francés, y te puedes imaginar a los niños que un día llenaron esa sala.

Tú o tus hijos probablemente no tenéis que arriesgar vuestras vidas para ir a la escuela o recibir una clase en presencia de hombres armados. Lamentablemente, esa es la realidad para muchos niños y niñas en la República Centroafricana.

Nuestro trabajo continuará hasta que todos los niños en República Centroafricana puedan asistir a las escuelas de manera segura, descubrir la alegría de aprender y prepararse para un futuro mejor.

* El Cluster de Educación en la República Centroafricana es una plataforma de organizaciones de educación que trabajan en todo el país, incluyendo el Ministerio de Educación, agencias de la ONU, organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, y donantes. El Cluster es responsable de asegurar una respuesta coherente, coordinada y eficaz a la actual crisis humanitaria.

 

1 comentario

  1. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Esta claro como el agua cristalina que ni los niños van al colegio por la situación tan inestable que estamos atravesando mundialmentey que parece terminará muy mal, ojalá me equivoque.

    Clica sobre mi nombre

    28 Enero 2015 | 11:42

Los comentarios están cerrados.