Pedro Gargantilla: “Uno de los principales errores de nuestra educación es separar a los estudiantes en cajones estancos: ciencias y letras”

Anatomía del corazón; ¡Y tenía corazón! La autopsia (1890). Enrique SImonet

Pedro Gargantilla (Madrid, 1972), jefe de Medicina Interna del Hospital de El Escorial y profesor de Historia de la Medicina en la Universidad Francisco de Vitoria, es un divulgador habitual (en radio, prensa o en sus libros, ya tiene cinco) de historia de la medicina. Este año ha vuelto a las librerías con Historia curiosa de la Medicina (Esfera de los Libros, 2019), donde realiza un interesante recorrido por la historia de la medicina, llena de jugosas historias y anécdotas y contado con un tono didáctico y ameno.

Arranca el libro con una breve introducción que me ha llamado la atención, primero por su definición de éxito y, segundo, por su canto a la curiosidad… ¿En esta sociedad tan absolutamente llena de información y estímulos, se ha convertido en algo mucho más difícil llevar esa curiosidad a buen puerto?

En mi opinión ocurre lo contrario, es precisamente las infinitas fuentes de información la que nos permiten llevar hasta sus últimas consecuencias la curiosidad. Hace treinta años había que recurrir a enormes enciclopedias ahora un teclado y un buen motor de búsqueda permiten abrir la ventana al conocimiento en cuestión de minutos.

En esta Historia curiosa de la medicina comienza hablando de religión y acaba con el sexo, ¿no se ha dejado ningún tema fuera del que le apetecía hablar?

La intención de este libro ha sido abordar la Historia de la Medicina desde una visión transversal, analizando las conexiones entre diferentes disciplinas, aparentemente muy distantes, pero en ocasiones muy próximas. Hay que tener presente que el tejido de la medicina es muy amplio y tiene muchas ramificaciones.

[TRIVIAL | ¿Cuánto sabes de la historia de la medicina?]

Después de haber repasado la historia de la medicina, ¿cree que ha habido una época de los descubrimientos médicos a la que hoy deberíamos estar agradecidos?

Cada época ha tenido su avance científico. El Renacimiento fue Anatomía, el Barroco fue fisiología, el siglo XVIII fue el de los cirujanos, en el siglo XIX se desarrolló la microbiología y en el siglo XX se produjeron más avances científicos que en todos estos siglos juntos. Cada uno aportó su granito de arena a la Historia de la medicina.

Como profesional, ¿alguna de las anécdotas e historias que cuenta en el libro le han tocado o le han conectado con su experiencia?

Desde luego. Parece que la medicina del siglo XXI no tiene nada que aportar y esto es falso, es más, todavía seguimos recurriendo a muchos de los avances de siglos anteriores. Por ejemplo, en mi hospital no dejamos de hacer sesiones y talleres para mejorar el lavado de manos, la invención que, a mi juicio, más vidas ha salvado de toda la Historia.

Esta sociedad ha establecido educativamente una separación un tanto artificial entre ciencias y letras. Este libro es buena prueba de que, en la vida, ambas van de la mano,…

Esta es una de las principales equivocaciones de nuestros planes educativos, separar a los estudiantes en dos cajones estancos: ciencias y letras. Cuando un historiador lee un periódico, ¿se salta la parte de ciencia? A pesar de todo, y como sucede en otras facetas de la vida, estamos en un proceso de viraje y cada vez más tenemos estudiantes que demandan una formación completa, no únicamente centrada en su carrera.

Cómo médico en ejercicio, ¿no le parece sorprendente que en esta sociedad tan tecnológica y aparentemente científica, todavía muchas personas, algunas con educación, todavía den valor a credibilidad a las terapias milagro, a los antivacunas…?

Lamentablemente sucede así, cada vez son más los adeptos de las llamadas medicinas alternativas. Por esta razón el papel de los médicos en la divulgación del conocimiento es básico y únicamente puede haber un empoderamiento real de los pacientes si existe una buena formación y criterio para tomar decisiones.

¿No habría que dedicar más atención a los conocimientos médicos y sobre salud en la educación y en el mundo de los medios de comunicación?

La medicina del siglo XX estaba encaminada al paciente enfermo, la del siglo XXI está enfocada a la persona sana, a mantener durante más tiempo la salud. Para que esto suceda es necesario la participación de varios actores sociales, entre ellos los periodistas. Es necesario formar a nuestros conciudadanos en unos estándares mínimos sobre salud.

Internet, en relación a la salud de un paciente, ¿es útil o una herramienta de desinformación?

Internet es una herramienta maravillosa pero también tiene su contrapartida y en medicina puede ser muy peligrosa. El doctor Google no puede en ningún caso sustituir a un profesional que ha pasado seis años en la universidad y cinco formándose como especialista. Autodiagnosticarse y automedicarse pueden ser dos consecuencias peligrosas derivadas de una navegación inadecuada por el turbulento océano de internet.

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

 

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser deww

    En el Bachillerato me acuerdo que las chicas que eran de ciencias eran muy altivas, sólo se relacionaban entre ellas, y te decian que eran muy inteligentes y tal. Te miraban por encima del hombro, creidas , antipaticas y altaneras…. La profesora de Matematicas era una persona fria , nulo empatica , que le encantaba suspender a la gente, y que sólo daba clases para las alumnas que eran buenas en matematicas. Hablo de niños de 14 años¡¡¡¡¡¡¡ La profesora de Ciencias naturales pues lo mismo…. hablaba dificil , daba clases y si lo pillas bien y si no tambien¡¡¡¡ Repito en crios de 14 años…. Vaya verguenza de profesores, los de letras eran mas empaticos y simpaticos…..

    07 octubre 2019 | 15:16

  2. Dice ser Quién sabe

    No me ha convencido lo de NO separar a los alumnos por ciencias y letras. Hasta bachiller estamos haciendo lo mismo y aprendiendo lo mismo unos y otros, es decir, no hay separación. Más tarde creo que es necesaria porque claramente hay cosas que no se te Dan nada bien y no deben influir en tu futuro en forma de notas bajas.
    P. D. Yo si me salto las secciones que no me interesan, como la mayoría.

    07 octubre 2019 | 17:49

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.