Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘luis de guindos’

Ni el déficit, ni la deuda

Por Enrique Chicote Serna

El ministro de Economía, Luis de Guindos (Europa Press).

El ministro de Economía, Luis de Guindos (Emilio Naranjo/EFE).

Durante estos últimos años de gobierno conservador hemos venido escuchando machaconamente que si se quería salir de la crisis era fundamental reducir la deuda pública y controlar el déficit presupuestario.

Para conseguir estos dos objetivos, se recortaron los gastos en sanidad, educación, servicios sociales, investigación y desarrollo y se subieron los impuestos, particularmente el IVA. Ahora, cuando ha finalizado con creces la legislatura, vemos cuáles han sido los resultados: España es uno de los países más endeudados del mundo (1,8 billones de euros; casi el 100 % del PIB), con un déficit en las cuentas públicas que supera casi en un punto porcentual el comprometido con Bruselas.

Para salir de esta situación, Luis de Guindos deposita sus esperanzas en el crecimiento económico. ¿Cuál? ¿El basado en salarios muy bajos que impiden tirar con fuerza de la demanda interna, a la vez que aportan cotizaciones  mucho menores a la Seguridad Social provocando un aumento del déficit?

 

La caridad mal entendida

Por Luis Fernando Crespo Zorita

Caja Madrid.A mediados del siglo XV, los Franciscanos crearon en Italia los Montes de Piedad para combatir la prepotencia y los abusos de los usureros de toda laya, que acumulaban los excedentes económicos y expoliaban a los más pobres, prestando a señores y siervos con precios próximos al cien por cien anual. El padre Francisco Piquer fundó en 1702 el primer Monte de Piedad español, germen de la que sería la Caja de Ahorros de Madrid (1838) que, como el resto de cajas de ahorro, nació sin ánimo de lucro, por lo que no podía tener un gobierno profesional, sino un Consejo de Administración compuesto por “organismos representativos de la sociedad”. Su objetivo era aliviar a los menesterosos con préstamos a bajo precio, incluso gratuitos, y proporcionar financiación para iniciativas económicas de menor cuantía. De hecho inventaron ya entonces los famosos “microcréditos”.

Las cajas de ahorro llegaron a representar más de la mitad del sistema financiero español. A partir de 1977, con la reforma bancaria de Enrique F. Quintana, se fueron convirtiendo en un instrumento muy útil para las Haciendas autonómicas y para sus gestores políticos, que creyeron que todo el Monte era orégano y, en consecuencia, procedieron a expoliarlas sistemáticamente, entendiendo que la caridad empieza por uno mismo, todo ello con el aplauso interesado de sus hermanos mayores los bancos privados, que esperaban fagocitarlas cuando declinasen inanes, como efectivamente ha ocurrido. De Guindos lo certifica en la cadena SER: “El rescate (por la UE) de España solo afectaba al sector bancario, pero había una condicionalidad: que desaparecieran las cajas de ahorros“.

Problema práctico para el señor De Guindos

Por Ana Jiménez

142159Un pensionista de 90 años cobra la pensión mínima, 778,90 €. Como tiene a su esposa con Alzheimer, la tiene ingresada en una residencia con plaza de la Comunidad de Madrid, con “financiación completa”, por lo que le cobran el 86% del 50% de la pensión de jubilación, es decir, 335€ al mes. Si se suman 45€ más de medicinas de los dos, más los gastos de su casa: comida, luz, agua, teléfono, gas, comunidad, etc., y a eso le añadimos los 9-12 € que va a empezar a pagar de la Teleasistencia. Resolver:

1º ¿Cómo se puede vivir así?

2º ¿Está esta persona viviendo en el umbral de la pobreza?

3º Definir: “Somos cuidadosos a la hora de repartir cargas”.

4º ¿Duerme usted bien?

Por cierto, el pensionista al que me refiero es mi padre.

Por la arquitectura, no a la LSP

Por Alejandro López Parejo

ArquitecturaLa futura Ley de Servicios Profesionales (LSP), impulsada por el Ministerio de Economía y que pretende “liberalizar” la actividad de distintas profesiones, supone un verdadero despropósito para con la razón.

Aquellos que a día de hoy cursamos los estudios de arquitectura, asistimos con estupor al fin de nuestro futuro. Según el borrador filtrado, podrán proyectar y dirigir obras de edificios residenciales, culturales, docentes o religiosos, arquitectos e ingenieros con competencias en edificación. Dicho de otra manera, un ingeniero industrial, de caminos o de minas, podrá proyectar y firmar su futura vivienda.

Hasta el momento, cada ingeniero tenía la posibilidad de proyectar edificaciones dentro de su ámbito. Sin embargo, la LSP plantea acabar con esto, tirando por la borda el futuro de miles de arquitectos y lo que es peor, la historia, el valor público y el servicio social de la arquitectura. Ya lo decía Octavio Paz: “La arquitectura es el testigo insobornable de la historia, porque no se puede hablar de un gran edificio sin reconocer en él el testigo de una época, su cultura, su sociedad, sus intenciones…” Ciudades vacías y edificios sin corazón para un país que parece empeñado en acabar consigo mismo.